Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, DÍA 28 DE A B R I L DE 1 9 4 9 NUMERO SUELTO 50 C E N T S f f f LOPE DE VEGA NO SE DISGUSTA que yo, que estoy muñéndome toda la vida? D I A R I O IL- US T R A D O D E INF O R M A CI O N G E N E R A L aja dos objetos principales: labrar el bien propio y el mal ajeno. En él siglo de los Día llegará en que las obras de Lope se cotillones, la diplomacia desplegaba sus representen en el teatro de su nombre. zalemas por los boudoirs En el simuchos, que si fuéramos a exami- Y si se representan y se presentan como glo XIX, por las cocinas. narles, no podrían citar el título de deben representarse y presentarse las ¿Quién no recuerda a Augusto Escofuna comedia de Lope, y no diga- obras clásicas, de las qué puede decirse fier, rey de los chefs y chef de los mos de otras obras suyas, les ha parecido como de las castañuelas: Como no hay reyes, inventor del helado Melba escri. mal que el nuevo teatro que lleva su nom- obligación de tocarlas, o tocarlas bien o tor, con sus piqués de poeta, como Bribre no se haya inaugurado con una obra no tocarlas. Y. bien tocadas, lo mismo llat- Savarin, y artista de todas las grandel Fénix de los Ingenios. Yo estoy se- las fastañúelas qué las obras clásicas, has- des cocinas de clubs y palacios del Longuro de que si el mismo Lope en espíritu ta pueden dar dinero. ¡Dinero! La razón dres del Rey Eduardo y de la Entente sé hubiera hallado en Madrid el Sábado suprema del éxito para empresarios y co- cordialé Gracias a Escoffier, la sabia de Gloria, y por natural amor al teatro mediantes. tercería de los guisos y él buen vino adehubiera, consultado la cartelera para deciY qué el teatro clásico no da dipero es rezó la amistad oficial asidua del Quai dir a qué teatro asistiría, aun sin saber una dé tantas vulgaridades de cómicos d Orsay y del Foréign Office. Escoffier que el: teatro llevaba su nombre, al leer que ni saben leerlo ni sabrían represen- anduvo en Londres a la greña con Tonadilla- -Conchita Piquer él, tan 1 tarlo, y como aquel! desdichado actor a las aficiones mostrencas de la clase apasionado de comediantas, tan vividor, quien el público silbaba en La vida es media puritana, y ponderando una vez tan comprensivo, del que puede decirse, i sueño y al hacer mutis decía muy con- el delicado paladar del Rey llegó a como de Napoleón dijo Manzoni: Tut- j vencido Está visto, a este público no le decir que era el único británico que to il provó, no hubiera podido por me- gusta Calderón. podía saborear unas ancas de rana bien nos que decirse: Esto es lo mío. Y en su Don Rafael Calvo hizo muchas tempo- aderezadas. El, Rey solía regalarle con teatro se hubiera entrado sin pararse en e sin estre- palabras cariñosas y se gloriaba de su el nombre para, admirar a la sin par to- radassólo Madrid y en provinciasdel teatro amistad. Napoleón III había empleanar, con obras clásicas y nadillera española, tan popular y tan aris- romántico y ganó mucho dinero. Su hijo do también los servicios culinarios de tocrática al mismo tiempo; resumen y Ricardo, con las mismas obras, ha hecho Escoiíier para él reajusté a algunas criscompendio de l o que fue el teatro de Lope también brillantes temporadas, y él sabe paturas peligrosas en sus tratos con Inen su tiempo. Y saldría más complacido glaterra, antes de la guerra de Crimea. No que en la Argentina y en d e 1 espectáculo que si hubiera asistido muy bien América, cuando fracasan otros de otro modo que monsieur de Voltaide a la representación de alguna obra suya, paísesobras nuevas, alguna obra delmu- re embozado en sus galas de poeta, reteaen una representación de esas que se lla- chas caló en la Corte de Federico el Grande, man de homenaje y más parecen de ul- tro clásico consigue salvar la temporada. como embajador secreto, cuando el Rey Las recientes representaciones de El de Francia quería saber si podría contar trajé, muchas veces. Representada poir los más eminentes actores, sin haberla en- vergonzoso en Palacio en el teatro Ma- con los prusianos en caso dé pelotera con sayado, naturalmente, porque para una ría Guerrero; han demostrado, con el fa- los austríacos y los ingleses. Escoffier noche y por una vez, ¿quién va a moles- vor del público, que el teatro clásico, si pertenecía a un linaje encumbrado de, tarse? repartida por categorías y no por es siempre honra, también puede ser di- chefs plenipotenciarios. Como Francacondiciones artísticas; Una de tantas bi- nero. telli, como los Udes... Como Soyer ¡oh rrias como hemos visto en distintas y pa- En París, cualquier provinciano o ex- manes dorados de Alexis Sojger! digno tranjero que visite- la capital, con sólo de haber sido cordón bleu dé la Dubarecidas ocasiones. pasar unos días en ella puede asistir a rry y que derrochó tanto ingenio No; no creo qué los manes del gran representaciones de obras clásicas en la chachara de los salones cortesanos en la como Lope, más grande cuantas mas. pequene- Comedia Francesa o en el Odeón. en el vol- au- vent y la fricassé de ces hubo en su arte y en su vida, por ser Es vergonzoso que al venir a España granen todo como la vida misma, sé hayan un extranjero, amante y admirador b si- volaille Escoffier, como, todos lossedendes chefs de Francia, viajeros o ofendido por la omisión de su nombre en quiera curioso de nuestro teatro, pueda tarios, tenía la Legión dé Honor. Poco el cartel de su teatro. Más podía ofender- marcharse sin haber podido ver una obra antes de morir én Montecarlo dejó esta se Calderón, al ver todos los días sentado de Lope, de Calderón, de cualquier otro mensaje a sus herederos: He triunfado al pie de su estatua, a falta dé una verja de nuestros grandes autores. Juzgará, sin en Inglaterra, pero no he logrado impoque la proteja, a chicos y a viejas partién- duda, que nos tienen sin cuidado y pen- ner al pueblo inglés mis ancas de rana. do cacahuetes o avellanas y arrojando las sará que en Alemania y en otros países cascaras sobre el pedestal, a guisa de lau- ha tenido mejor ocasión de ver represenLe sucedió Francois Latry, a quien he reles. Y no creo qué se ofenda tampoco. tada alguna obra de un teatro que debiey de quien he las La inmortalidad y la gloria sólo pueden ra ser nuestro orgullo, por lo menos tan- conocidode la rosa Latry saboreado esta, ninfas inventó ser una eterna sonrisa. to como nuestras naranjas y nuestros metáfora pagana para engañar a los inEl nuevo teatro, según me dicen, es tomates. gleses y ser fiel al mensaje de Escoffiér; Jacinto BENAVENTE Esas ninfas eran precisamente las rasuntuoso. Como todo teatro moderno con hechuras de cine Hay que tenerlo tonas de su maestro. En 1934, cuando Bardo previsto. Como él éatro y el cine thou estuvo negociando en Londres un tienen sus días de agonía y sus días de Pacto Oriental, empleó a Monsieur de convalecencia, vaya usted a saber quién Latry como echadizo, y le colocó eq! a morirá antes. A lo mejor el. que parece solapa, con fausto publicitario, la Legión más fuerte y sano, como sucede en dé Honor. Latry ha dejado al mundo un muchos matrimonios, en que uno de los plato exquisito: La Matelotte de HaICE Informaciones qué él chef reñgs Sávoy Lo estrenó en una comida cónyuges está siempre delicado y todos Jean Rigal ha sido condecorado en diplomática n que se jugaba él Quai en la familia son a cuidarle, y el otro, París con la Legión de Honor por d Orsay una grave partida internacional. sano y fuerte como un roble, del que na- die se preocupa; pues no falla, el viudo sus servicios a la causa del turismo fran- La arenqué humilde ascendió entonces, es siempre el delicado y enfermo, y el sa- cés: causa lucrativa de pecunia y de hon- por obra del glorioso ministerio de la no, como dicen en Don Alvaro: ra, prez y blasón en todo el ancho inundo. cocinería, a un rango principesco. ¿Qué Rigal tiene algo de diplomático añade carne es ésta? se decían. los comensales. el corresponsal. Siempre hubo en Francia Y había, que verlo y gustarlo para creer- Cuando es más fuerte y brioso, la muerte sus dichas huella, un juego sutil dé baratería de adobos de lo. Latry. fue sustituido por el maestro sus venturas atropella; cocina y de composturas diplomáticas. El Simón. artificio, execrado por San Inocencio, de Y el maestro Simón cambió en seguida Y queda un viudo o una viuda- -son salsillas, guisados, botillerías, despensas, más las viudas- -inconsolable por muchos golosinas y otras monstruosas invencio- de hemisferio, y se fue a conquistar para años, pero en el fondo muy consolado o nes estuvo allí siempre engranado en Francia los Estados Unidos, que es donconsolada- son más las consoladas- -con las artes quebradizas, que hacen quiebros de más activamente trabajan hoy los repetir un día y otro: Quién iba a de- y pueden fácilmente quebrar, dé la diplo- grandes chefs fastidious -dé París. cfrivürlo, que él o ella, r. z mciiría antes macia. Las cuales tienen, gún he leído, Luis CALVO A C OC I N E R O S D I P LO M A T I C O S D