Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MALTES; 14. DE. mCIEMB. EE. PE. J 1948. EDICIONr; DE; LA MAÑANA. PAG. 27. pazo, cssona o palacio gallego, donc e el marqués -cuenta una aventura de sus- maye- res, la triste; Aventura- en- la que un muebachó hace ¡de verdugo de su ís- milia para c- cintinuiar su es trpp e. Asipeiro, duro y sombrío episodio, de cuando Napoleón guerreaba ed Esips- ña. Alcalá: Alegrías de juventud Alcázar: Punción- Boriienaje del Lleva la figura femenina Margarita Andrey. con. soltura. y son sus compañero actores y Instituto Cervantes; Cinco estrenos de cii te ¿fiBionados de la más variada gema teatral. -A... Ano ohe se presentó en. el! Alcalá el espec- ricanos sobre el ferrocarril, titulada Unióti GRAN VIA: D OBLE VIDA táculo 1 Alegrías de juventud colección de Páeífioo Puede decirse que este film es Ronald: cuadros y estampas de inspiración, popular, Hechas estas salvedades, -y apuntando que Colman. Hace una magistral interpretación de; original de José María Legaza: Motivos madri- la pr- opíS v. i3 á. da alSíidi 8 hfiá lí i 3 j) désv. iada ¡uü á Ct or eri quien tos papeles que representa- leños y andaluces, zambras y soleares, fandán- n: cuanto at hiló jseatirnjen tai ea, el argume. rjto! man tal íu- erza, que le ha- cen vivir- los per- gos. y buierías alternan con sones antillanos para sostener- xm- interés quéj pudiéramos lia- S- onajes que encafiia, llegándose a- borrar de y con castizos pasodobleü La música es ale- mar amoroso debe apuntarse gue la produc- su conciencia, su propio ser, la existeincia progre, garbosa y jugosa 5 y la letra graciosa y sin íción ha sido IJeva- dia a. cabo con gran dignidad ípia al margen de la escena. nada reprochable. La interpretación corrióla, Artística, y oon bastante fidelidad am- biental Así- faene un presentimfento de- infortunio, cargo. -de la compañía juvenil de Los Cháváli- por el direetoir Edgar Nevillé. Se roderón; -l- as- cüarido; le encomiendan Uos de España, dónde descuellan los cantao- escenas en los pála- cice de. la época, los se, r- el Ótelo, que marca en res en verdadera competencia jonda Na- vjiciós de misa que aparecen son verdaderos y ÍU carrera artística su l ranjito de Triana Antonio Duran y Almen- vestuario lo más aproximado, con. estiliza- éxito, supremo, pero, que qio- nes de línea. qué le dan elegongia. drita de Cádiz estrellas como Pepita Ser acaba por perturbar su villa, Mari Carmen Salas, Pepita Ortega, el Ea la interpretación soibresal? Conchita Mon- mente hasta llevarle a la tes, ajustadísima en todos los matices de su Trío Guadalupe, los. Hermanos Zarzo, dotados locura. Ese proceso és el de una vis córmca muy expresiva; Goyito Re- cometido. Sostiene 1 pap- el de mujer bells, in- que presenciamos a lo yes, Caracolillo de Cádiz y un notable, con- teligeñtey exquisita, y para ella son los prin- targo de la pe lí- cula, y junto de bailarinas y bailarines, llenos de en- cipales- laureles de esta petí euláí se mezclan en ella las tusiasmo, disciplina y buen arte. También merece especial elogio el diálogo deis persoñialidia des del Del éxito que obtuvo el espectáculo da idea llevado con gracia, con aciertos de frases opor- actoT, la real y- la 5- el Ronalct G o 1 m a n y el hecho de que se repitieron todos los nú- tunamente colocadas en las conversaciones y irama de Shakespeare, t Signe Hasso meros. Legaza salió a saludar, entre grandes parlamentos. ovaciones, en unión del director artístico José Én cuento a la fotografía, se advierte la ex- do- Gearge Cukor ra sabicaptar para García. -A. M. cesiva preocupación desque no se pierda nada am bieriita les con la pantalla todos los matices un tiníí d direccióa v- erdar LA FUNCIÓN EN HONOR DEL INSTITUTO de la autenticidad; -de lo que trata, de mos- deramen- te laiudeble. El mecanismo de un teatrarse ai público: palacios, muebles, plata, tro- por dentro, así- como, los- lugaies a loa CERVANTES EN EL ALCAZARL Después de una brillante representación. 3 e lienzos etc. Pero ífebemos tener ten cuen ta qué que puede conducir una imaginación enfeimír L: s Leandras actuaron anoche en honor de una película no es n ningún caso un museo. za, se reflejan, c- pn. gran acierto, al que c- cntri buyen jarato los decorados oom- ó la fotografía, los artistas residentes del Instituto Cérvan- DONAJJX, tes, Adrián Ortega, que narró muy graciosos y lá f íérzá: de las situaciones que, aumque- ien cuentos; Tina Gaseó, en admirable recitación Quiero- resaltar raí entrañable ternura ante la algunos 1 pasajes pesan por el exceso de teatrade un poema de Aótonio Quintero; Isabel Gar- limpia humildad de p elículas españolas; cerno lidad co dejan de menterier en terisióin. al e cés, que- dijo deliciosamente. un monólogo de es a. titujj da Ei verdugo que hq dirigido doYn p é c t a d á f Jírdiei Poncela, y Catalina Barcena, qae de- Eactque G 6 m z. t o n medios limitados y exciEra muy difícil asiumii cualquier pépei- ft ieitó al auditorio con el monólogo Sólo para taciones de cuento, dicho cerca- de las brajas eáEa producción sin- quedar borirado por él pro- Señoras Celia Gániez, organizadora de es H aldeanas- coa apoyaturas en distintas referen- tag- onista; pero Signé Hassc consigue que- sugentil velada, cantó Luna de España de cias literarias y trozos de reportajes h ábilmen- interpretación merezca el siplauso junto a la Móraleda, con eu peculiar arte y encinto, ys t f d i d en acción, la realidad, no pasa extraordinCTia de Ronald Coírnan, p el público: tributó merecidas ovaciones cuan- ds intento ly la. tragedla seJ- uin. Se entre esceÉl proceso de la- íocura del personaje cen, tos íníisrvinieron en el espectáculo. genio. pa- r- a deapertajj la REPRESENTACIÓN EXTRAORDINARIA DE nas a, les que- falta este cinematógrafo lo que tial se halla p eiffectamen- te estudiado. -D... buscada ém cióíi. Es REAf. CINESÍA: PÍJKÉR J E ASES ÉL VERGONZOSO EN PALACIO ese teatro Así como cada soldado francés lleva en la. El departamento provincial dé Prensa y Pro- no pasa- de de figuras medias, doede el drama las facultades vocales. mochila, además del thermo í, el- básíóii de paganda de la Sección. Femenina, en colaboVisto esa, El verdugo es digno de ración oo- mla dirección del teatro María Gue- c úlfi elogio. Comienza en el avance un sen- mariscal, cada ciudadano es- pañoP lleva en sil alemán cartera, entre otres, el título de director cine rrero, ha. organizado una representación para sobre el suelo de Francia j? termina en u- n matpgráfipo. Es un sino- recial. Po ¡r lo menes, ios días 15 y 17, a las seis- y cuarenta y cinco de cincu- etita años á está parte, que- son los de- a tarde, de la obra El vergonzoso en Paqué díítSaa 45 fSfl 5 r s, de nuestro einiev. J- arhiká lacio a la que púecSen asistir todas las afihtibO aí- fcáíesPíríaSíárgos. Lo decimos, porqualiadas que recojan las localidades en la Dele- íi 3 Í? Í IMM ¿l MÍÍI i MÉ tfflÍlUk lb flÍ- í jj h 1 já -t Poker d. é 5 Sés! i: i5 oJ sú ppné, ni con. muehoVuriávgación (Alberto Aguilera, 32) evasión de fese- sistematicé- ensayismo. Es linapelícula rriáSyjpór eupuesto, un director más. Estrenos en los cines Ahora, el cojiocidá humorista Rimóini. Bainfeipo. 1 1 CALLAO: EL MARQUES DE SALAMANCA ¿Y Npor qué los humoristas propenden a la L 3 Comisión- oficié! para, la conmemoración tru- culerjcia? Quizá porque la truculencia sea del primer centenario del ferrocarril en Es el hum- o- rismo vuelto de espaldas. Así debe es ía ducha interna que. ser cuando ayer, en los instantes cris- nados de España, decidió, entre otros actos- y. realizaciones! jSfitrocinar; una película que rememodrama, incluso ante la muerte de les rara el esfuerzo inicial de nuestra empresas cfombafe el artritisrfoo person- ajes, el público, que no de uno. en ei- estaba ferroviarias. M primer ferrocarril español fue tuación iromp; ió a reír. El- efectOi descubre ¿a el de Barcelo- na- Materó, pero el. artífice de las causa: que se; lacumulan en la cinta, sin nexp, líneas- férreas en su expansión primigenia fue ni razón, ni substancia humaiñía, los episodios. el marqués de Salamanca. Sobré esté personaLos impone una tiranía exterior, no un destije, -ce indiscutible relieve en- nuestra, historia no ¡interior; Por contera, el ambiente exótico PEPrrA SERKADOK del siglo XIX, existe una n. o está en el clima ni. en las almas, si- no... úniA LAS Í 1, SO DE- LA, M AÑÁNÁ, amenísima y- admirable camente en la fonética. Es poco para un ambiografía escrita, por el PÜ. EK rq. DE, ftARAJ S. biente, y es demasiado para fabricarlo por e c o n d e de Románceles, Pr. pce- deiri dé Buenos Aires, arribará a Barajas cororespondéricia. Ademas. de que nó estriba en por la cuai! el financiero la act eiz atgÉtt- tiriik PEPÍTA. ER AIÍ. ÓR el esto s. rumbos la. difusión y a raigo del ciñe) a la moderna que fue próximo viernes, aJlas- 11,30 áe. iá mañana. Con. español. Tres buenos actores redimen la tarea Salamanca ha llegado este, motivo- la señora Serrador tiene el gusto corporativa, con vel inevitable encaeillanijento: con expresivos y veradé invitar a la Prensa madrileña y a los Manuel Luna, Luis García Ortega y Manuelces rasgos al público. artistas españoles un yínó dé Honor, que será Arbó- Los demás están peor, cuando están me Pero suele suceder- r- y eervi- db n los salones: del hotel, Gran Ta el jor. -L. Ví n es nada infrecuen. misino día; viernes, a- las 13,30 horas. Al r- og ar te- que la aventura de a usted sú asistencia mediañW la invitación IMPEKIAI, LA MASCARA AZUL un hombre, con notorio recibida, le recordarrios que no se lleva a cabo Si fúéjsemqs a tomar cómo patrón o expointerés, para ser relataen el campovaéreo, tal c mo se había. anun- nente de, uri género cinematográfico, bien próda en un libro, carezca ciado, previendo que la distaricia que media Qigado en Hollywood, por cierto, -está película, de acción que pudiera- Conchita Montes, Al- -entre el aeródromo y la ciudad pueda motivar La máscara azul serviría exactamente al mos llamer plástica; que fredo Mayo y Edgar inconvenientes para algunas persósías y privar propósito. Se- trata de una revi. sta o comedia sea, er. suma, poco aiiapNeviUe a l a señora; Serrador del placer de testimoniar musical, ya que tiene asunto, donde campea faible a. sostener una, ac- -su afecto a quienes la honren cían su presencia. el donaire y el garbo, no sólo- en la ágil reálización llevada a cajo por Paul Martin, sin ción cinemato- gráfica. Y este es el caso de, también en la; vistosidad de aquellos plano nuestro personaje. Por. otra parte, los J- erroen que se. rinde culto a Terpsícore. La másear ¡riles, habiendo siáo una denlas empresas cara azul es uc- a secuela de vaquel cine que. abordó n su vida, füé una de toe. variap, alemán que- llegó a ocupar por derecho propia y como tal aparece en 3 a cuita, pasando, por ún puesto envidiable, entre los mejores d fuerza r: io que debería haber sido objetivo prinT Europa, y -así se reitera ahora en esta pr -i cip. al de la película al piea dé lo episódico. duoción, que, aun intrascendente en su temas: Sin que seamos amigos: de (las. oomparadiones, está; dotado de uña técnica impecable, no podemos por menos dé reoordjar. a- la, oca? -La- disciplina rigurosa que en las e sión, aquella, espléndida película: d los ÍÑFÓRM; A: eiO: N E 1 -Y i íL V f GUSANITO DE LUZ TEATRO INFANTA ÍSABEL