Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. tiÓMINGQ 24 BE OCTUBRE DE 1948. EDICIÓN DE h MAÑANA. PAG. adecuados juicios, n- cs CRITICA Y N O T I C Í A S DE LJ BROS yactual- -del archipiélago train. sínite la pulsación. filipinp. -r- M. F E R NANDEZ ALMAGRO. i Bernia -V -I Cuentos por Manuel Halcón, Viaje a Nueva CasíiHa por Juan Catálogo de los Jagos de España por pués. -En Larga vida de un beso, jpor ejemplo, alienta un personaje susceptible, cié centrar una amplia novela, pero tal como, el autor Jó presenta, en furición de deterníinada anécdota sentimental- y de su doble crisis de. conciencia y clase, nos i riteresa- como criattita -humana -y. representación, fluidamente jograda, de un probltíha 4 e nuestro tiempo. Esta 1 gravitación 1 histórica sé hace sentir también con análoga, suavidad en I a figura del pue Z -baj o formas de bien traída preocupación política- social; más netamente, en Amores de vanguardia y cari un patetismo v tari- puro que üiace olvidar la looalización del ca soy én El amigo enemigo. Pero hay por debajo, o ppr encima de ese or- den de sugestiones, una intención de exquisito valor psicológico, que se realiza plenamente e n Cristina constituyendo. tina vena que corre, con delicadeza- y vigor, a la- vez, por todos, lo s cuentos, incluso por alg- unos pomo El padre- o Por un íu de méno en que el propósito del autor sé cifra gn la sátira de las costumbres; Y es que Manuel Halcón cala hondo, en el Espíritu de. sus: personajes. y acierta a colocarlos en situación que baste a definirlos: una, y no íiiás, coíno las buenas estocadas. ¿No estriba én. eso él secretó de la técnica del cuento. Á esta Mz, Tres petwtuijes enbitsca de tma Wd, por su original planteamiento y rápido desarrollo, (es un dechado. Como es modelo tí. mbién de. victoria; sóbrenlas dificultadas cte composición que todo cuentoimplica, Las pal- avias de madre Hsnedina, señalado. ade n ¡ás 1 por una dJííciJ conjunción de- moderna- ironía y lírico perfume de fias sanctófum. Lilis F á r ¿o Editado p r el- Instituto Forestal de Inves; El libro que Manuel Halcón. acaba. de, publi- sa- de clásico señorío y mucha casta, enrique- tigácipries y Experiencias del ministerio áé car sé titula sencillamente, Cuentos, Sencilla cida, por gracias nuevas de exísresión, que lle- AgriouUura, se ha publica- do este docüjn- enlatí- a- y exactamente, porque cuentos, en efecto, son g- an en los rasgos descriptivos, sobre todo, a trabajo, debido a la competente pluma del hi- ¿robíólogo- D, Luis Pardo; qijjien certefamenta la s piezas literarias que componen laJ sutil rña -extraordinario primor. apunta el importante p apel económico S O- ciai quinaria narrativa dé- este Volumen: nada meque debieran llenar bastantes de nuestras ma- nos que cuen os- de veras. El tiento es una es- Bajo él pseudónimo Jivan Bernia, un doc- ess de ¡sguas. cerrad- as, merced a su. apro- vechapecie d muy arduo cultivo, porque sus dificulmiento piscícola. En la tades. d e elaboración, to diíifíBtnático noX cuenta, en -libro de rata lrjtroduccióh de la- obra lectura, el viaje que hiciera a Filipinas hace ee expone el prepósito contra o que- pudíei dos- años. Llevóle noble misión, y lo que pudo y alcance de la miscreerse, no -son inferió- ser informé más- o menos técnico, resulta una ma, que se divide én res a la de. la novela, tres partes, compirenya que el cuento ha de literaria narración que no prescinde cierta- diend- o la primera- la 1 mente del dató concreto y útil, antes bien, lo relación alfabética de someterse a, todas las disciplinas de invención busca e incorpora pero la fluida corriente de. autores, libros, folletos V factura que aquélla, personales impresiones j o arrastra con posi- y artículos que esfu- impon? riitás las reque- tiva amenidad. Libro, pues, bello e instructivo Üian algún lago b lala eeridas por el de úiTmodo que nos sitúa en, Manila en tiempo inmedia- guna. Constituye masas gund a pafte las específicos Sólo por un to i a la bárbara dominación japonesa. Juan lacustres, expresando c r 11 e. r; i o meramente B. ernki recorre la- ciudad e ruinas bajo el BU clase o rango (lago, cu ntitativp cabr- ía sjtuar patrocinio de proceres memorias y realidades albufera, laguna, é s- al cuento entre las for- hispánicas, estimulado por la curiosidad que, tanca, etc) oc- n los oo- v mas de un arte menor: naturalmente, suscita un cruce del- mundo tan rrespondieñtes d a t o s dotado de antiguas resonancias cotno vislum- característicos, morfo- Don- Luis Pardo Manuel Halcón Estos Cuentos de Ma- bres de porvenir: lo indíggna, lo. español, lo nuel H a 1 c ón- lo son metríáj biología, pés- ea, caza acuática y oíros repetimos, de veras, porque- en el- desarrollo norteamericano. Este Viaje a Nueva Castilla aprovechamientos. Forma la tercera parte Ja vde su asunto lo redondean y cierran con lí- es un reportaje de ¡altura. Juan Bernia nos numeración por- provincias de todos los lagos y lagunas que nea impecable, bastándose a s í mismos. Un h, acé, ver entre llumeiantes ruinas, tan reales ran, coin objetó en cada una de aquéllas- aflo- buscuento no es ciertamente úná novela rnalo- como- simbólicas, la huella ls España, y en- queda al leotar. de simplificarla labor de grada; -ni siquiera un germen de nóvela- sino tre. eyoeación ¿sliis 0 ricas, referencias políticas Constituye la obra del Sr. Pajdo -ilustrada u n i creación qije se explica por, sí propia, c sh grabados- -una bien- orientada iniciación so- V E tinqué contribuyan a realzarla lo que hay bre limnología espartóla, rama hidarobiológici detrás del tasado tema -y lo que habría desde pos- itivo interés. La religión al alcance de todos por Justo Hernández Ruiz Antes de adquirir sus alfombras orién- tese de PRECIOS, DIBUJOS Y CALIDADES visitando la grandiosa Exposición que en sus establecimientos de CARRERA SAN JERÓNIMO, 32 PELIGROS, 5 le ofrece Advierte el autor al comenzar BKC obra, qúa ha 1 dado a ésta, el mismo título de un- libro. qua apareció hace años, el eual envenenó muchos espía- ifufi, amparado del intencionado equívoco del anunciado, y desarrollando teorías oscure- oedoras de la verdad oristismá. Én- el actual volumen, el presbítejro D. Justo Hernández Ruiz. w exponiendo: F fundamentando los te mas Dios íElh ftnbre La religión La re- velación etc. a lo- to- rgo: de capítulos, ehjundiosos- escritos con pr- ofundo conocimiento f coa Ha giáñ- interés expositivo. -Don JWanuel Rodríguez. Pascual; que ha escrito para el tomo unas palabras tíe preám- bulo, subraya que las páginas del: autor logran ía, máxima claridady ofrecen ai í e c t o u n manaatial inago- tstole de consuelo. i fO. l G A! i -Por favor, lea esfo... -d e recompensa le ofrecen lO.OOO PESETAS! EÍ penúltimo Mendífea por JosqMa, v- ría Vergés Con la publicación de esta, novela, el joven poeta José María Vergés. perfila másjjsu: Jiereonalidád dé finó, observador de las pasibnes humanas y acusa un estilo- elegante y capaz dé clasificsrie- enfe e los buerios novelistas. El penúltimo Meijdoza reúne, todas las cualidades y calidades precisas para despertait el interés- de los lectores. El relato, es 1 muy ameno. y cautiva por él embeilecimiento. de la forma y el fondo del problema que José María Vergés, plantea con indudable alteza de miras y ee- n. un fondo moral exquí íto y, por tanto, pausible. THELMA WíLLiAMS si les liacé fracasar en sus experiencias. HOY, TÉ SEtECTO coñ lasy mejores atracciones y or questas. (Bajos del Palacio dé la Prensa. Las alas blancas por José María Recoge, el poeta en es- í. e breve ybro eus com- posiciones íde 1343 a 1945, y en ellas sigue 10- 9 Én el tornasol de emociones qué estos cuendictados que reclaman, ante todo, musicalidad tos significan, el matiz del humorismo se acu erj los versos. Pone, pues, especiial cuidado, y sa- en El zapato de Ale jo, y A color de Anvigilancia- en el ritmo y. la rima. Su vena es dalucía- -que en una. obra de Manuel Halcón, Selecta Boite (Hermosilla, esquina Velázquez) fluida, y sus temas, los eternos en la. poesía: tan acendradamente andaluz, -fio podía 1 fal, Todas los días canciones. al alma, a la inspiración, a la notar- -se entona con buen gusto, en El señor- dv, presenta las origiiiales creaciones che, ¿1 día... No cultiva José María Portugués Gandul llega tardé a tina cita. Muy ppndera- musicales, de sus sensacionales conjuntos. e! poema- largo; Prefieréxel escuetismo, Ja pincelada rápida, pero que se resuelve ea pintu, do. n la combinación do elementos. -e: s Métf ra expresiva. Los concentrados poemas de este oo a caballo; y entre e! scherzo y la, -estani ca. ntor- son especialmente líricos, de un lirispá fluctúan Gitanos en. Bilbao y Un bolón en mo descriptivo, las más de- las veces. el ílámstro Otro cuento, -Siervo, merece atención. especial por; las variantes de estilo qué en Diego dé Santiago por Sergio Cabaél se advierten como si el autor hubiese quellero Villaidea EN BARRIO SALAMANCA rido dar u n giro niás rápido e impensado a Diego ép. Santiago, alquimista. boticario y su prosa, habitual, -de señoril aplomo, de na 7 habitaciones más servicios. Pisos: 230.000 a romaricista del siglo XVI, como l e califica, pun- 325; 000. Tiendas, 14 í íOO a 175; dOO. i nó aprendida En todo caso, una protualizando en sus, actividades, el autor de este III HIT II1I S VERLOS: LAGASCA, S (esanina a Padilla) O