Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, DÍA 14 D A B R I L DE 1 9 4 8 NUMERO SUELTO GENTS. T R A D O DE Í N FO R MAG IO N G E N ER A L a. A PU N T E S PA R A U N A G U I A visitador del preso D y El visitador- del, pobre obras las dos del más noble pro- unas líneas para, un homenaje, la firnia pósito humanitario. Alguien debiera ha- en un álbum, escriben las caYtas más ber escrito, y no serjg menos humanitario, -largas y con peor letra para alguna c iel propósito, del- visitador, en general o sulta impertinente, todo para interrum guía de visitantes, púas nada más igno- pir, erítorpecef y perturbar nuestro tra. rado que él arte de visitar, y myy espe- bajc Para ellos, toda mí- indulgencia, cialmente a los escritores, cuyo tiempo y porque he conocido personas muy sim trabajo suelen ser los menos respetados páticas, que llegarían a haxérserios odiosas- si no comprendiéramos; que nadie por los visitantes. Hay- quien: sé. presehta a cualquier hora elige este don funesto de. la inoportunisin previo aviso y se ofende, o por lo me- dad, aunque no sería difícil, con razonanos 1 se disgusta, si no sé le recibe en él ble discrécción, utilizarlo con la menor acto o si la. sirviente le dejaren ía ante- frecuencia posible. Y vamos con los encueStadores. j Bosala. Ignoran o fingen ignora los ofen. didos, por esto que ellos estiman. corno nita palabra! desatención, que, cuajtdo la siryi ente frán- No es de buen guato al. describir el quea el despachólo la íals de visitas a mobiliaí- io de la ha; bitacióh en que se, le un desconocido, que alfinde cuentas si- recibe, ridiculizarlo. Cada cual tiene los gue, siéndolo rara es la vez que al de -mUsbles qué buenamente puede o los pedirle, rió se- echa de menos un libro cfe que ir. alamente quierp; cualquiera de los la estantería, un éeniceró o cualquier ot a- dos raotivos es muy respetable. Es avenbaratija de fácil transporte. Cierto, es, qué turado 1 juzgar de los gustos de. nadie J or pagan justos por pecadores, -pero los jus- las cosas. que le rodean. Muchos puéSen p a s o s tos no- d ben modestarse por uri exceso ser. heredados y estimarse. como recuer Pe vuestro recato de precaución de la sirviente, que de los dos de famitia, ostros puede -ser. regaseñora, a mi voluntad, escarmentados, nacen... los descotifiados. los de buenos amigos, y no es cosa de y gupuosto que sería v que, al visitarnos, no los vean en lugar De diez veces que se tiene la condesno seguiros cortesía, cendencia de avistarse con un descono- preferente o que algún día se encontratambién setó necpdad. cido, nueve es para oírle contar una lar- ran cOn su regalito en. una exposición dé Necio o descortés, mirad regalos de boda, o lo que sería peor, en ga historia, que eá Cómo faena dévtaule- cuál mayor defecto es, t- a para dejarle a uno en suerte para el un puesto del Rastro. Por los mismos veréis que él do necio, pues no se enmienda, y así, a precio sablazo, final obligado de ¡estas- visitas. motivos no se debe reparar en la indu, de no ser, señora, necio, -Estos visitantes, desconocidos, ya ilüsíq- mentaria del interpelado, menos en estos tengo de ser diescorté? nistas, si piensan engañarnos; ya prestidi- tiempos, en que nadie viste como puede: gitadores, si piensan llevarse. algo, se y si alguien viste, como se debe, es por El peligro es que. la necedad se junta anuncian siempre al amparo de- un npm- eso mismo, poiqué se debe. bre prestigioso; todos son hijps, por lp Se tendrá en el mejor concepto al in- con: la descortesía. Yo no sé lo que bétimenos sobrinos; de alguien de nuestra terpelante y nos- predispcfidrá, favorable- áaría la dama. de Calderón, yo, por mi particular amistad y apreció. -Éri cierta- mente, si la encuesta no. pfopieza por- la parte, disculpó, mejor la necedad que la ocasión, uno de ellos tuvo la osadía de inevitable pregunta: ¿Qué opina usted descortesía. Y. si lo que puede parecer de lá crisis del teatro? necedad és sólo respeto y comedimiento, anunciarse sin dar el nombre, como anti ¿qué. mayor cortesía? guo amigo mío, del qué t a l vez yo ha- Procúrese no hactr preguntas capciosas, A nadie sé le ocurriría preguntar en Hemos llegado á -un punto en las rebría olvidado el nombre, pero en cuanto tejiera. ¡Oh! en Cuanto le viera; Ter- cualquier reunión de sociedad: ¿Qué se- laciones sociales, (en que. no estaría mal ñora dé las que se h, allán aquí le patéce nia yó otra visita e aquel nrámento, y a usted rriás hermosa? ¿Cuál la mejor difundir raías cuantas máximas de buena al presentarse mi secretario a pregun- vestida? ¿Qué señor le parece á usted crianza, aunque fuera como aquellas del tarle lo que deseaba, casi se: echó en susj m, ás- inteligente? Y anunciar después la báróii de Andillá, tan populares en su bracos: ¿Como, está usted, don Ja- contestación en voz alta. Pues Ib. mismo t i e m p o- 1 cinto. Sólo le faitó añadir: Por usted no. viene a ser preguntar para publicarlo: Niña, en la iglesia, la cabeza fop pasan 1 los años. Este era el que m e coSan Lino lo ordenó, segundo papa. ¡nocíí. muy. bien y de qué yo era muy Cuando a una dama el brazo se le ofrece, i amigo. Con estos precedentes y escar. debe decirse: Usíed me favorece. EDITORIAL En toSa íiiesa priaéipsí, ya esuso i mientos, ¿habrá alguien todavía tan pun servir trinchado ya, sistema ruso. tilloso que se moleste si se le recibe con 1 desconfianza, hasta saber quién es y él Y otras por el estilo, que dieron lugar objetó de su- visita? Searnos indulgentes con IOÍÍ- poseedores S e r r o n b Ó K a innumerables parodias más- o meno 9 picarescas y desvergonzadas. Pero 1 en del funesto don de la inoportunidad, que, i. RBAi! ZA TRABAJOS tre: burlas y veras en e, l trato social pressin mala intención, de su parte, nos ha v. D; É Í M P R E S I O N sidía ¡la buena crianza, que es para rni cen víctimas de. su funesto don. Y pue (tari, importante, que ella, poV sí, sola, en de assKurarse qué, cuando más- preocupa O r ERCUAPERNAC! ONi; pueblos y- en personas, basta a cuitar do se está con un trabajo urgente, es todos los defectos y. casi sustituye a to cuari. dq los inoportunos, pues como- agra- F O T O G R A B A D O v nte- y como, si e hubieran conjurado, í- PlOftN... PRESUPUESTOS das las virtude s. Jacmta BENÁ VENTE nunca es uno solo, solicitan un prólogo, ¿Qué, actriz y qué actor le. parecen, á usted los mejores? Dé los autores, ¿cuál v, le parece a usted eí. mejor? D e las obras estrenadas- en esta temporada, ¿cuál es la mejor, en opinión de usted? Siempre lo mejor, lo mejor; esto es. Jo definitivo, lo absoluto, que en lo Jiúmáno no puede existir nunca. Capcioso es también pretender- sonsa- carnos declaraciones políticas, con pretexto- dV- la censura o. de los excesivos impuestos que gravan al teatro. Tam- poco, es juego iíriipió interpretar el- silencio coma xoníbrmida í; Por ejemplo: Al preguntarle feto, lo oti o lo de más- allá, al insigne escritor, nada responde, pero sü silencio es la! más expresiva respuesta. Expresiva, sí; en el sentido de que la pregunta nos ha parecido una impertinencia, Yo comprendo y disculpo que el encargado dfe una encuesta prefiera- pasarjse de listo a quedarse cortó. Conio dios un galán de Calderón a una dama que le ruega n o la importune siguiendo sus PRENSA: fSPAÑQLA