Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 30 DE O C T B R E DE 19 Í ¿EDICIÓN DE A MAÑANA. PAG. 10. esperanza. Más de tres millones de personas Senado, -al. (jué se dio 1 golpe de gracia, y, lo que es peor, el golpe inelegante de privar hacen al día una media, de quince kilómetros a tos senadores de los beneficios que tenían; de Metro, y cada viajero- -cpmo los obsesosque el más importante para los ancianos- e de la ruleta- -cree haber hallado. la fórmula padres de la patria consistía en tornar café ideal para cansarse lo menos posible subiendo- y- dejarse afeitar dentro (fe la solemnidad escaleras. La envidia comunista no ha conse del Palacio Madama, Una nostalgia más dea guido desvirtuar el civismo francés; pero ya han aparecido eñ, las aletas de los vehículos día nostálgico. -JULIÁN CORTES CAVA- fastuosos esos arañazos ipremonitórios que el NILLAS. resentimiento del suburbio deja en los, coches cómo recuerdo de su paso por zor) as Me miseria. Los autos pequeños, manejables y uniperÍ El Sajón Internacional del sonales o biplazas ganan terreno al cí che- faAutomóvil miliar. medida, que ¡os ¿jas quieran- aúiO: A tnóvil irá singularizándose ¡a uiotorizaciÓH París 27. (Crónica de ¿íúestro correspon- y llegaremos a una nueva versión de las bosal. Un- millón de visitantes- están previs- tas de siete; leguas: esotro signo de los tiemtos para, el XXXI. V Salón Internacional del pos, tra- Wé las paradojas individualistas del lAutattióvil, que presenta novecientos, expo- colectivismo. Se comprenderá el éxito de los sitores bajo las bóvedas del Gran Palais. El modelos Renault, Gregoire y Dolo. El Re. todo París de los conciertos, de las inaugu- nault 4- HP. hace hasta noventa por hora y raciones artísticas y de loe desfiles de alta ha recorrido a una media de sesenta el tra: -costura elegantiza con su displicente curiosi- yecto AlpesrParísi El conjunto transmisión- dad er asombro rmtüeco de una muchedumbre diferencial se ha simplificado a base de reextasiarla ante el modelo de coche popular i unir en una sola unidad el. sistema motriz, el esa ilusión dorada de las clases humildes. -Es de propulsión y el de transmisión, concentránel segundo certamen sin objetivo comercial dol, es tóbre las ruedas traseras. E s un cuainmediato, que ni los fabricantes aseguran la tro cilindros con válvulas en cabeza. El prs. ¿echa, de entrega dé los encargos ni. d precio cio comerciarse calcula en unos 130.000 franlijé conoce aún. Él público recorre, los stands cos. E! Gregoire lleva el nombre del ingenie- adornados con begonias. Allá e. n las alturas ro que lo ha- estudiado durante diez años de del- enorme tórax de hierro y cristal, una in- paciencia. El constructor francés ha vendida Evitable música de tango suspira en ios alta- la patente a la Kayser, en Estados Unidos, voces. La gente contempla lo inaccesible y que se dispone. a lanzar por millares el Gre. lo que la industria pone a su alcance: sobre goire; su peso no excede de 950 kilos, cinco una plataforma giratoria se; pavonea inmóvil plazas, 150 por hora: Los prodigios leí Sa un Delahaye azil- ceteste, agazapa en un ses- lón cierran una admirable etapa, de progreso go, felino, dé velocidad implícita, ágil y audaz. mecánico, qufe se- inició hace medio siglo con Lo car- rozó- Figonj, maestro italiano, y pudo aquellos Reüaults que costaban ó. poo francos, haberío redondeado y acabado- el Ucello, pín- que gaStaibari- cinco céntimos de gasolina por tor. de curvas. Vengan aquí y aprendan la kilómetro y que hacían lós. -trece jpor hora. gracia del ritmo los carroceros americanos. La morfología del automóvil en los últimos Sobre el campamento de automóviles, cu- decenios se aleja definitivamente de las priv yes aparazones rpjós, grises y verdes, de es- meras siluetas- de insecto saltarín, que deno, malte irisado, demuestran, la perfección Je taba en su infancia, cuando no era sino una los procedimientos tan en boga de la celulo sa, se columpian centenares de, carteles con nombres célebres dé! volante. El producto que denorninán se. sobrepuso a sus creadores, y nadie piensa en. ellos, como tales sujetes- que- afanaron ante Ja mesa de pruebas, nadie les atribuye, un rostro humano, suplantados que fueron por la marca de fábrica: Citroen. 1 y- Peugeot, el orondo, marqués de Dion, RoyOrganización única efa cé, que era, corto de genio, siempre tan; moEspaña, creada para desto y sonriente, y el inolvi Sable Dunlopi el que Jos estudiantes; en de la barba florida. general puedan hacer Los parisienses son escépticos en cuanto a una sólida preparación las promesas e producción en serie que anun especial de V cian las cas. ás francesas, porque sospechan MATEMÁTICAS Imprescindible para que la apetencia de divisas hará desaparecer continuar estudios suen los mercados extranjeros. el total deja pro periores. Recomendaxima temporada. De ajií ia frase de moda mos estas clases de para designar la Exposición del Gran Palais: manera especialista es el Salón de la auto- sugestión se oye, delos estudiantes de Bacir. Pero n. o faltan en él. l 03 arquetipos más tentadores, los hallazgos propios dé. la inven IDIOMAS tiva tenaz, los; adelantos que hacen agradable CAKBEAAS ESPECIALES un pinchazo. El tema de los accesorios es inDIBUJO finito -sus variaciones acreditan- -el espíritu Solicite francés de patentarlo todo. Los dibujantes de. información automóviles han ensayado el coche para el príncipe hindú; el que hace juego céíí la ve detíe- át la pantalla, el: que transporta, con aplomo y seriedad al. financiero apresurado. Fuera de la. colección de arquetipos- destina- -dos á las. diez mil familias con dinero, e l S a lón ofrece algunas salaciones interesantes al problema del automóvil barato, que gáSta i. apenas- gasolina y que casi no. ocupa espacio, I- a sociología y- a estética del automóvil- estári por sistematizarse; pero se- compiemen- tan y se explican recíprocamente. Primero je No pierda tiempo. Yd. necesita PRAKTIKON prescindía del chófer; después se evitó el- excesivo consumo de carburante; ahora se pretende teducir al mínimo el presupuesto de garaje. La novedades del Salón animan ol sintético, sinóptico e intuitivo. 48.l áminas. ¡No tambre medio y le innnúan el veneno de la sabe Vd. qué chorro de lat le proyectará! Pida reembolso 28 ptaá. Ap. 5.05 fl. MADRID berlina a la que, le habían desenganchado, los. caballos. Ijk y es carlinga ds avión sin alas, hus j áptero y vertigínós, o, batracio aerodinámico. El automóvil de mañana, sera más continuo de líneas y no opondrá ningún perfil al viento. Hasta la- victoria, que spliegaso- bre el tradicional tapón de radiador del Roils hav tenido que agacharse e hincar, una rodilla para no desentonar del bloque alabeado de ia estructura. -MIGUEL A 1O YA HUERTAS. A BC EN P A R IS A B C EN BUENOS AIRES Rusia en el teatro y en las cancillerías -Buenos Aires 22. (Crónica de nuestro corresponsal, recibida por avión. Mediante el estreno de Los endeqioniad os, adaptación: en. seis. cuadros de la novela de Dostoiewsky, promedia su. temporada porte ñia la compañía del teatro de ja Princesa, de, Madrid (así razan los carteles) sin que decaigan ia ¡novedad del repertorio, ¿el emlpaque de los intérpretes y Ia direccióa inteligente dd atuendo y e i movimiento escénicos. Loadas sean las circunstancias, qn- e, sin me- nosfcajbo de ¡a verdad y con referencia a la opi ¡nión general no menos que al juicio propio, permiten extraer de esta campaña artística, impresiones tari edificantes. Seduciendo sobremanera la. ver. sión de Luis Escobar, el cual, ha resuelto con fluidez extraordinaria el material introspectivo y ífolle- tinesco de una novela q u e e s modelo del gé ne ró en sólida y enteriza arquitectura teatral, es posible (qüe la tensa oporturtidad del temaruso haya subvertido los valores: dramáticos d Los etüleiwoniados. Mas ¿podía ocurrir, d i otra manera? El título mismo de la obra sumerge al observador en un clima. periodístico, es decir, callejero, anec ótico Milagro habría sido que primero, el públicOi y los- críticos después, hubieran desairado la sugestión del fenómeno bólcheyiqua en lo que és; e tiene de traumático y vigente. Mientras la representácicin transcurría, vendedores de periódicos (canillitas, se les llama aquí) voceaban los últimos avatares del dinamismo soviético. De tal suerte, que ien la velada del Odeóri- parecía resionar, de puertas adentro, la nocturna cacofonía urbana. Si ya a fines del siglo 1 xix solía Jul. es La- maitre iponer, en guardia a la civilización cccidental contra él presunto evangelio- éstéti- co del alma eslava, tanto y tan bien qué doade yo digo estético el autor de Les- contení- porains decía exettieo, ¿qué no cabría añadir cincuenta años después? E s ahí fine sea ejercidio peliagudo establecer- un deslindé entre las diversas propcsiciciies que trascienden de la adaptación, estrenada anoche. Unas, las quj modulan la presentación de los personajes yel planteamiento de la intriga son de calidad intrínsicamente dramática. Otras, las que campean en- ip s dos cuadros finales y colorean el clssen lace con una sola franja ideológica responden a designios ¡proselitistas. Hab iéndose despeñado así de uña vivisección de almas a una arenga anticernunista, críticos y espectadores se hacen lenguas del den profético de la obra. Psro exista ó no esta capacidad de adivinación, la dialéctica, espiritualista de Esteban Trafihqvich, especie de Kerensky, que invoca a Dios después, de haber servido al diablo, no p. srsuade. ni siquiera nfnuevie. En, la medida eij. qu intenta, aleconar del todo deja esta versión teatral, de onvencernos de algo, quizá porqu- e no se sirve 1 con eficacia el arte de hacer comedias transformando el sesnario. en pulpito, d i l mismo inodo qú- e no se quebranta al comu- nismo injertando eji la diplomacia- iriternacio naj recursos de tramoya. Ignoramos, en de- finitiva, quién, entre Ids conspiradores de Doatoiewsky es el fuerte y la razón o la raíz psicológica de su triunfo y no conocemos la explicación de que paí es que en 1944 tendieron la mano a Moscú desahucian ahora a un comensal, acusado sólo de fidc idad. a í- í mismo. -MARIANO- DARANAS; ESTUDIOS CIVILES INGLES ÍARSNÁi, 16- MADRID