Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 B O. BOMING 2 ft BE, DICIEMBRE BE 1946, EDICIÓN DE LA MASANAV PJIQ, 29. segando, de la. clase conANOCHE. FAÍLLECIQ, EN sagrado especialmente media y eXúltimo, aristo- EL ÁVíON- PARÍS- NUEVA a observar a la y MADRID M NOVELIS- cracia los aínbicníes del. -mundo social V- ele- YORK- SE ESTRELLA vado. Era una vena realista la de Pedro Mata. TA PEDRO MATA CONTRA UNA ISLA; Cuando él empezó a escribir, novelas, Zola LLEVABA Á BORDO 23 PERSONAS LA ENFERMEDAD Y LA MUERTE era- todavía un reciente modelo, porque, las iiiSliannon irlanda) 28. El aparato ConsJla. ee ya bastantes días dimos, la noticia, de ifiu encias literarias- i cuando soii profundas y bailarse enfermo de gravedad el famoso, no- trascendentes, dura inás que los hombres, yd tellation Estrella de El Cairo, que llevaba pa velista D. Pedro Mata. Tras aquellos- ins- que, a veces, marcan huella siglos enteros. En saje de París a Nueva York, se ha estrellado tantes, su dolencia inició una leve mejoría, ese cauce, -Pedro Mata buscó la sencillez: det en una isla del río Fergus, a unos cinco kilo- que, sin embargo, no se confirmó ¿a. el de- estilo y la limpieza en los vocablos. Trató- -y metros; del aeropuerto de Shajmon, a primera s e a d o restablecimiento. lo conseguía- -de presentar dignamente las hora de esta mañana. El aparato llevaba afborDe todos modos, el enásperas o, acres escehas, si el asunto de sus re- do 14- pasajeros y nueye tripulantes. fermo pareció recuperar, laciones se la pedían. Y, ante todo; supo conUa camarera del aparató, miss Zina Ferguse; mas en las últimas fetar, que es el gran secreto de los novelistas; son, lia. fasnifé atado que la- catástrofe- se pro chas volvi- ó a agudizarse contar de una manera llana, llegando en línea dujo cuando el aparato se aproximaba al aeró. la gravedad, y anoche, a recta al corazón del lector y suscitando sí- aromó para aterrizar, hasta el punto de que las ocho y treinta y cinemoción de una mañera noble, honrada y hn- ella acaba- ba de advertir a los pasajeros que co, el, escritor! dejó de nta na, en definitiva. fueron soltándose los cintürones de Bsgurídad, existir, a consecuencia de la agudización del ataque Hubo novela de Pedro Mata, Corazones en vista de que iba a realizarse un aterrizaje de uremia Ue padecía, sin rumbo por ejemplo, en la que el público, normal; pero que, de, pronto, sobrevino el chbdespués de tres días- que trató, de- -identificar a los protagonistas con que del avión en una pequeña isla a unos 30 b hacían prever, el triste personas- muy conocidas del mundo madrile- m eiros- de la orilla. EFE fin, ño, de la sociedad, de Madrid- -como sucedie- DOCE MUERTOS; ONCE HOSPIÍALI- ra en otros- días coa Pe, q: ieñeces del padre El novelista, uno de I03 i Colonia- -31 ello, más- elindudable interés; más x Z A D 0 S más populares de su épola- intriga apasionante, que las páginas ence- Shannon (Irlanda) 28. Db las 23 perso- ca, en España, ha muerto, a los. setenta- y dos ñas que 5 hallaban én é. avión Estrella, del años, tras tina larga carrera de éxitos que ja- rraban, -ítiso que se. vendiesen vnllares y mi- Cairo, 12. han muerto. Los 11 restantíes liaa llares de ejemplares. no sucedió esa extra- lonan su vasta obra. Era- casado y no deja hi ido hospitalizados. Los muertos son tres tri- jos. Habitaba en Chamartín de la Rosa, en la ordinaria venta con el solo, título- recordado, I puíantes y nueve- pasajero. sv colonia Los Pinares, calle de AlfoasoR. San- sino con otros muchos del novelista. ¿1 Durante una etapa, puede afirmarse, Pedro El avió se estrelló é incendió a las dos y tamaría, 29, desdé donde s. e. verificará l3- la íiana, lunes, día: 30, a las once de la mañana, Mata filé el autor de tiovelas, qu e más vendía qúincie de 1 madrugada, hora local, cuaado la conducción de sti cadáver ál cementerio en nuestro país, el más solicitado; por. empre- sie disponía a- aterrizar en el- aeródromo de. sas editoriales... Shannon, en la ruta París a, Nueva York. de Nuestra Señera de la lmudena. Recihari. nuestro más sentido pésame lavitf- Hoy, a Un enjüiciádor escrupuloso acaso te Entre Jos superviyiejites figuran un. niño da da y el hermano del novelista, nuestro anti- pareciesen las- nóvelas dé Pedro Mata de un, cuatro Hiieísjss y miedtto y un estudiante fran: guo compañero D. Juan M. Mata realismo; por. Éernasiado buscado, pueril; y su cas de, doce años de edad: También ha e. U técnica, iin juego- excesivamente a la vista- de vado la vida la camarera del avión- que; ha DATOS BIOGRÁFICOS contrapesar, un sentiinentalisino muy a flor de recibido- múítíples ejlogios par sir comporta- Pedro Mata- -y Domínguez ¿lie segundo piel cou una audacia: de- planteamiento de si- miento. -EFE. i V apellido- reacio el 17 de enero de 1875 y era tuaciones mainiftestamente extremo. sa. Mas, nieto deH médica íamioisid dsj milstnio- apellido. quizá, esos defectos para el supuesto enjui- EL AVIÓN SE INCENDIO TOTALMENTE Empezó a tíansie a ccnoeelr al resulta gaínr- -iiador, fuesen los aHcientes- que él público en- L ondres 28. Los periódicos de e; sta capi dongdo en varios concursos literarítos, y abor- contrara- m sus obras, ya qne. es. indudable tal. rf- jíroQucen las declaraciones del. capitán dó diversip s géneros como escritor, ícigriandio que él supo hallar la inclinación, sentimental Hárringtcn, Uno de los participantes en los diestacar en sus empeñio- s; Alas su iñiejor y de ufia- inayoría, y supo dar 1 con asuntos, con trabajos de salvattianfo del, avión Estrella de, más vasta signifkatión la tuvo; cerno norve- temas, que arrastraron sii. inierépel- interés de. El Cairo. Harringtón ha manifestado! ó siguiente: Nos, ha costado un enorme trabajo lista y es autor de Íilbrisi 9 de eis: ta orden, como muchísimos, lectores. t llegar al avión inoendia- üo. í) espués de arras. La catorce, Ni amp? pv arle, Cuesta abajo, trarnos por el- barro y de salvar las zanjas que. La celada de Alonsa Quijáúo, -El misterio de obstaculizaban, nuestro camino, nes encontralos ojos claros. Aítíanzaron aún, mayor, éxi nos con que había que vencer la dificultad to- Corazones sin rmnb y, Un- grito en la, que preseintaban ciertos canales, y tuvimos que noche. i buscar barqueros locales para llegar a la isla, Al teatro tanifoién dedicó atención miuy que se hallaba en el río. El aspecto de los particular, y pulenta entre sus obras Él de riestos. clel aparato era horrible. El avión se ber, Tosca; La otfa, En la boca del lobo, etc. había incendiada Casi totalmente y se echaba; Se destacó asimistoo comió cuentista y arPara una de las casa más importantes de Esr de ver fácilmente que a, la explosión producida ticuK sta y figuró e n- f e cuádrois de colafeopaña, -se. precisa empfeado inteligente, de agra- por í. choque había seguido un incendio. He- raeión de A B C y Blanco fyWégro, mofe saicado, oino hemos podido, a los superdielescritior qu! e de sapa- dable trato y coa conocimientos comerciales, vivientes de entre los calcinados restos, pero Esta es la. para relacionarse con distinguida clientela de rece, alta costura y venta de tejidos de gran nove- la mayoría tienen, graves heridas, Por su parte, el doctor James O! Boy! e, na édad. Imprescindible presentar referencias sa Creo en Id juventud, en el amor y en el dico det aeropuerto- de Shamion, ha declarado: bien... Bellas palabras para dichas por un tisfactorias. Bien retribuido. Brillante porve- Cuando llegamos al lugar db la, catástrofe nir. Ofertas por escrito, hasta fin. de mes: novelista. A través de los tipos que observa. eíicontramos al avión completamente destroPalaCe- Hotel, habitación nújn. 113. ba, para hacerles alentar con más fuerza y con zado, con vivos y muertos- dispersos en tedas. más acusados rasgos en sus páginas, así como direcciones, én una- superficie de unos 5 a me en las acciones, -que procuraban ser copias de, teos de extensión. La camarera, v. un niño son la misma vida, exaltadas con el r- opaje que, en. las tínicas personas ilesas. -rE FE. toda obra literaria, pane la imaginación, Ps- XAS LLAMAS SE ALZARON A ENORME dro Mata trató de mantener Id fidelidad ett aquellos credos suyos de espiritual fragancia. W f: f. 1 ALTURA- En sus primeros libros, como los de otros es Shannon (Irianda) 28. Esta nochjí contó critores de su momentoj Madrid se fe revela núart lo! s trabajos da in estiigación ¡én los res y lo requiere captar y describir descubriéntos díel avión giigántie, con- el prlapósito ds dolo; hacerlo amar, en sus múltiples aspectos pOnier en claro i a ciaiusa; de, la catástrófe qua de pintoresquismo y de señorío, de aristocráha cojsiíado la yida á doce de los cleupantesl tica finura y de desgarro. Á ese fervofmadd aparato y graves hpridíalsi á los restantes. -Wileno, se inclina entonces su predilección. Y El choque, ciqkntísimo, contra suelo, precer centra eft el alma popular, sus primeras novedio á la inflaniációin 4 ÍPS depósitos de ga ¡as de costuinbres, si bien, fin el curso de tosolina, cuyas llamas; síe ¡fizaron inmje diBtacas las que forman la larga serie salida de, su níéntie a e- npirme altura. i, Ir. fhnna se mantiene esta preponderancia del El g; rave estafo- ieni que sé enctíenírto el costumbrismo. Agudamente se han dividido capitán piloto He. rbájt xTadsie y- y su. ayudan sus- etapas de escritor, de novelista, en tres te, 01- iíford Sparrow, ha. impedido QUIO pueympós de índole marcadamente popular, el dan hasta shora dar explicación alguna acerprimero, corno ya hemos señaladp; reflejo, el ca, dé las causas- delKa- cc ¡dente. EFE.