Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID DÍA 33 PE NUMERO SUELTO 40 CENÍTS- W DOM JUAN VÁLELA HERCULES; PIANISTA DIAÍ? I Q i L J J S T R, A í 3 0 F O R M A G 1 G E N ER A L UN EL SENTIDO DRAMÁTICO ON Juan Va ler a- siempre es de, aótúarN sabio extranjero ha descubierto unas T T L Drama s la; clave delATéatro. Si lid ad: siempre es d e actualidad Cer; -rM. quitáis -al teatio el sentido dramático, van- tes; siempre es de actualidad tismo y la música. Renunció, a estain- i ¿que nos qú- éá dice Osear Wilde. Lope deWega; siempre es de actualidad parjiel nombre: de. este profesor: tietie algú- i Y ciértamciute, ¡tragedia griega; Shai Jovellajicis. Nace Va- lera en i827- í: imü re nasíefes, muchas equis y demasiadas uves k- espeár los clásicas españoles y los franen ioos Aní todos, hay en Valera un fon- dobles. Esto de que ni por. casualidfe 1 un 1 ceses. la misma C. onaedieta italiataa- antifaz do só ido, ijiiborraWe, de. bondad. Podemos sabio se llame ¡Rodríguez, nos crea graves riente y- faz doliente- -todo el repertorio dtfinir a. Válerá diciííldá quéíes un f et ropeb conflictos de pronunciación... moá? rno, desde Ibse, n, a. Pirandello, desde Be. que se ha formado en un pueblo español Hasta. ahora yo. había creído que la mú- naverite a E geniírO Ne ¡lí, ¿qué cifran sino más concre- tarrie iiíe, en determinado; pueblo sica era un arte, del espíritu. Pue- s resulta sentido dramático ¿Y qués as el sentido andaluz; todavía corf más precisión venítin dramático sino el puénféi entre laTrealidad pueblo de la provincia de Córdóbav; Noí; to qúe es un proü ueto; elaborado a brazo, co- y la fantasea, entre el mundo sixteriorí de los. 5 mo el buen chocolate. El aludido sabio ha das las regiones de. Andalucía tienen el riiissentidos y el mundo interior de los ideales? encontrado la manera de pesar la música La Realidad- -áegún Goethe- -es el- ideal fno carácter. Wo ha perdido nunca Valera con toja exactitud. Muchas, personas hael contacto- con lá realidad... el pueblof íi bían presentido este, fenómerío- en algunas venido a míanos. Él sentido dratrjático según: Wilde, el ideal llegado a mis El que ha nacido. Ha. viajado íntreho por. Eurp- zarzuelas. El libro es bascante idiota y ípa y América Valera; ha representadora la partitura es. de plomo decíamos. Eicac- vulgo de las calles y él de las letras rtonia efc España eíl diversas ñacione s de EUropavy ta definición, según ha dorniprobadó el sa- rábano por las hojas y asigna al Diaria- una versión, espeluznante, deprimente. América; conoce ojatro o seis lenguas, vivas; bio mencicaiado. E l idi sabe tres o cuatj- p lenguas muertas; íhaiSloEmpero el msnc ¡adt simplie en sus chaAhora lo más interesante es el mecanisgrado formarse un gusto seguro y delicada. bacanas, apariencias; perp completo de infeY siempre, sobre 1 a, haz de éuTOpeísmó mo para comprobar tí peso bruto de un rioridad en sus realidades profundas- advertiremos el abor del pueblo nativo; j cuplé por ejemplo. Para producir un torofrece. singularida 4. es asombrosas en laij reel matiz de la tierra andaluza nativa. Sóii tísimo. en un piano es ¡preciso aplastar las presentaciones de Emma Gramática y vSu adteclas con u- h a pesa de tires kilos. Y, ésta mirable Compañía. -El arte soberano dé la o ¿ho, si np erramc jlasítaoyclasAdeíqueies. autor Vátóra r! cinco, pór fo menos, p oa emQS g exactaniinté la fuerza que necesita em- so beráíta actriz funde lo perspnal y 5 o uniplear el virtuoso. Para tocar, la partitura versal én un a misión- genuina del más puro decir- aue están, firmadas- por. aventuras i én de, Una zarzuela en tres actos, el pianista sentido dramático- Zodíaco temperamental, -un pueblo, por complicaciones en un pueblo: v- complicaciones sentimeíitale s, s. aci v ¡gasta la. niisma fuerza muscular que bastaría. coi sais obras diversas de ambieritó yíestüo, 1 í nes, mejor que sentimentales, intelectuales. V- pSráTléyariíar ocho toneladas a ¡veinticinco encarna- s s. müj 8 r es. disti ntás dé pensamiento; y sentimiento, en una, sola, actriz, Sibila La primera novela es Pepita- Jiménez; se pu- centímetros del suelo. En consecuencia, está resuelto jque el entrenamiento mejor para b ica en 1874; la, segunda, Las ilusiones del doder Faustino; se publica en revista las lucha! s- tocar 1 piano, té dtei La Jiámiña sacra, doñdS transmite senen 1874 y en libro en 1875. En la primera, y viceversa. Para. el traskab de piario de saciones maternales en un complejo de Ja protagonista es una- jovén. simpática, cor- -cok y otros muebles de peso, se requerirá ternura y astucia, d incertidufhbrí s y. terror; en lo sucesivo la cólábcíración ée los: alum- ahora en- eí: clima; suave y templado v, a La dial, ingenua; en. la; segunda, la. heroína es nos del Conservatorio. otra jove n; pero calculadora, -fría, ilusiva: señorita dé Bard, dé Salyator próttay donde. Nosotros tóbíamos acaricraíiS festá ahora un, romanticismo á. media ¡voz. recorre, en Constainzau, Bobadilla. Pepita, Jiriiéne 2 xz novela sencilla, con pocos lances, con pocos láfistampa romántica da una. frag. il iseñorita, esicala de. g avota, laí niá. s. graciosa y nobie jXpñfrfinas manosí áeí Sa -ntá; Cecilia; tocando melodía, entre sentimental y ristífiñójia sala, itíái Líáíüiiifñé diUdSMíFá tin e s, par el contrario, no vela eómplrea da, de en su piaria J ÓÍ oscuras gblondrínns. Era puesta en pie, cómo- é un resúrr exitjdz alun error. La frágil, señorita, fina como un mas estremecidas y corazones traspasados, muchos y pintorescos personajes. En Pepita tallo de, lirio, hace niás gasto de bíceps- que lejos de la. amargura y del. sufrimiento, se Jiménez el embrión espiritual, intelectual, un boxeador en cinco rounds. Y- lo mismo manifiesta gozósajy dichosa en la. genuina son los Desengaños nósticos del franciscano pa- sa, con. ¡los virtuosos del violín iy cpn los plenitud dinl sentido dramático autentico, Arbiol; en Las ilusioiies del doctor Faustino l1 el embrión espiritual, intelectual, es l a floc- que sopían en los iínstir: umeniftcs ¡di 3i vi e: n 1) 0 k E 4 riendo entre lágrimas, llorando entre, riías, aire que expulsa. el caballero del saxofón, ou- proclamando. el milagro del dolor que place tirina espiritista. En Pepita Jiménez- ¡hay una, parte de. Va- rante media, liara alcanza los miímos metros y- del placer- que duele, con una letanía férlera, parte esencial eri; aí ütíSfonés del dbc- cúbicos de uñ, tifóni j el mar; ie la China. vida exclamando: 4 ¡Qué hermosura de ratqr Faustino encontramos a tó Valera: Éstaícalculadoal centíjnetró. -Condensaiido: ma! ¡Qué maravilla de versión! las aventuras que en esta novela se nos todo el airé que lanzan los- músicos del metal Al salir, no sombríos ni deprimidos; sitio cuentan 1 son un repertorio en que se; mues- en uña banda interpretaliícIoATi Wagner, sa risueñqs y alentados. 1- todo el milagro se atritra todo é espíritu, tpdo él carácter de Va- produciría ua. terremoto en Saín. Francisco buye a Emma Grámatipa, mágica predigio- lera. No retrocede en esta novela Valera dé GaliforBia. Después d e stas- interpreta- ta de la Naturalioiad Splc que eji la Natuante ninguna expresión, ante ningún hecho: ciones científicas, j a. nó puede sorprenderralidad de, Emma está oculta íá Paradoja más Revilla reprocha a Valera la escena- re pug- nos que se- hundieranfe smuraillas o- e Jericó sutil. Tan lejos dé la realidad callejera como nante del capítulo X X n 0 nos alarmemos. porque ¿tesafinasen tin as trompetas. de la fantasía idealizada, ninguno din sus en. ese capítulo lo que aparece es 4 a riña E n algunas. lesicúelas da niúsica se piensa gestos copia gestos habituales con. la vivencia ya. en. -implaritar un curso, de gimnasia, a violenta de un hombre, Faustino, y, una muexterior; en ninguno- de sus silen. cios- se adcóthpás delcürso preliminar de solfeo. H ay jer. Qu no ha perdido nunca Valera el convierte emoción de la convivencia interior. tacto con la realidad española, concretada que hacer músicos fuertes, aptos para le- La Naturalidad r d e Emma Gramática no en un pueblo, es la delectación, con que. vantar las ocha toneladas de peso que reprees natural, en el slíintido- físico, sino: socontinuamente nos está hablando. de- los consenta; la partitura de una. zarzuela. brenatural, en el sentido dramático Puendumios andaluces: en Las ilusiones hay un Mientras creíamos que- la música era te entre la r ealidádícalléjera y la fantasía sepasaje en que el doctor Faustino, llegado; v co S a- -del alma, pedíamas tolerar a un Chopini cóndita, es una Naturalidad qué. asciende de a la ciudad en que ha devco. 0 cer a unps tuberculoso, y a un hipocondríaco, la tierra a las alturas, erí. alas deí Actc. Su parientes, para los que -lleva unos regalos, Pero y a n loe conciertos, lo primero que clave cifra uña p sptíalidadí prodigiosa de se siente vacilante, perplejo, ante, la idea debe hacen Un, pianista para demostrar al Sibila, inspirada ppr los avisos del Oráculo; d e tener ciue entregar esos regalos: el arro- público qüe tiene fuerzas para: tocar Parsifal, pero al par de mujer, arrebatada a impulsos pe, el piñonate, los gajwros, -las gachas, esbvantar ¡el piano. a ptilsol de su temperamento, ¿enhotal. y absoluta ende mosto, las empanadas de boquerones, Yo: ijp ojearía nilnca llevarle ía contraria 1 excdentes coa el chocolate. Y forrnán un- a ün saíbip sin du. d está en lo cierto- cuando trega de su ser. sensible; nosfeéítri la Naturalidad ípíjaidapor el artificip- de Diderot en contraste singular la índole de tales golosi- aiima qué. pl- áí lé. tisinio s indispensable la manida Paradoja, sino conforme ai sumó ñas y la sutilidad, la agudeza, la trascendenpara, ¡ser, un buenipianista. Pero me entriste- precepto artísticp de Horacio en. el Si vis ma cia en el. razonar que. tales golosinas susci- ce mucho q. ué me digan que la emoción que tan. Ese contraste éntrela realidad y! o me produce un- concierto de piano no es jlere. Si quieres; hacerme llorar, llora iú antes... Las; lágrimas de Émmaí Grárnat: ca, más sutil c el espíiitu s. da a lo 5 argo de per el divino soplo de la inspiración, sino como las db Angélica, tienen virtud de crisla cbra de Valera y es lo que p esta encanto por unas cuantas toneladas do energía ma en el Arte, JordáiO depurador. a la labor del noYeJi -ta: animal. y EMILIO CARRERE CRISTÓBA ¿DE CASTRO. D