Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, PtA 14 DE NO VBRE 0 1946. Di AR 10 ILÜST- R A DO. jf DIARIQ ILUSTRA- SUSCKiPCÍON: MADRlí) UN MES, 10,50. JRESKTAS. PitOVItíCIASt TRES MESES, 81,50: AM 12 R 10 A S J StXOOÁ 3 Ut TStMa, fiMSB. S, 34. C ISXXBANJgltO: XKJflS MJSSESi Si PÉSIMAS. REDACCIÓN X ÁDbÚmSTRÁOlpN: SERRANO, 61. MADRID. APARCADO! J TEXTO INTEGRO DE LAS DEC POR EL GAUQ 1 LLO AL REPRESENTANTE EN MADRID DE LA AGENCIA ASOeiATEDPR La actitud de España ante la Organización de las Naciones Unidas. El complot para aislar a España. Los métodos de Rusia no admiten la posibilidad de hablar de relaciones comerciales. líos censos electorales, base íde elecciones y, referéndum, en momentooportuno; v Londres 13. La, Agencia A sociated; Fress ha distribuido a Ja Prensa, unas declaraciones exclusivas hechas por el Generalísimo Franco, al, representante de ja Agéncia- en Madrid, A 1 bura West, en relación con un cuestionario que: le sometió el, citado periodista de una serie de cinco preguntas relativas ar la, actitud: del Gobierno español con respecto a la: O, jN. U; al, posible aislamiento económico y político: que se pretende ejercer sobre: España; -á ¿la responsabilidad de esta campaña, a las, relaciones con Rusia y ¿obre él alcanc e de los cenosos electorales que se ham: ultimado, en; España durante este 1 año. Son las síguienitesr T. Pregunta primera: ¿Cuál es la actitud delGobierno español acerca de poder formar parte ófe la Organización de Jas Naciones. Unidas? ¿Intenta- España ser miembro de dicha organización? -Hasta qué la Sociedad de las Naciones no alcance el grado de serenidad que haga posibles sus tareas en favor de la paz y sé hayan extinguido las pasiones que la guerra ha producido, nU pueden ser eficaces su labor, ni los momentos propicios para que el pueblo español sienta el menor deseo de figurar én ella; mientras dures estas circunstancias y no se varié hondamente el sistema, es asunto que España no puede, ni quiere, ni debe consideran es que está íntimamente ligada la intención de los que quieren la guerra como instrumento para su dominio y la maniobra contra España en la Organización de las Naciones. J Pregunta tercera: ¿Cuál, es la responsabilidad de este esfuerzo para aislar a. Espartí? ¿Qu p medidas cree. V. E. deben tomarse, para, remediar esta situación? -Una de las principales responsabilidades que contraen las Naciones Unidas es la de ía letra; el espíritu y los fiües de la soctedad. El artículo segundo, cifra 7, de la Carta de las Naciones Unidas, establece expresamente que las Naciones Unidas not están autorizadas por ninguna disposición del: Tratado a inmiscuirse- en las cuestiones esenciales interiores de cualquier Estado o a exigir a sus miembros que sometan tales cuestiones a una solución de acuerdo con este Tratado Por lo tanto, si, las propias naciones miembros xto tienen obligación ¡de someterse a Jos acuerdosN que afectan a sus cuestiones esenciales Interiores, mucho menos se sóífiéiérá, quien no está bajo su jurisdicción ni siquiera lo ha solicitado. Y no puede, argiürse sin burla del propio texto, que ipuiede: alcanzarle la eiscepción de las medidas i coercitivas del capítulo 7, que cojnprende las medidas en caso de amenaza o quebrantamiento de la paz pues quedó des una manera palmaria demostrado en el Consejo de Seguridad quexn España había qu brantado lá pazv ni por sú demografía, preparación industrial y potencia bélica, podía constituir, en ningún caso, una amenaza real par ¿ia paz frente al poder y los riiedibisdjB las Naciones Unidas. Aceptar otra interpre- tación es despojar de toda garantía a los miembros de la Organización y sentar el precedente funesto: dé dejarlos a merced d los manejos o ambiciones de los poderosos. La libertad de las naciones medias y pequeñas habría fenecido en ese día. Es tan claro todo esto y tan monstruoso lo que se presenta, y tanta la fortaleza de las razones que le asisten a España; qué la situación no puede tener, otra salida sino que el buen sentido se imponga en un sector apreciable de la Asamblea España no aceptará en ningún caso ninguna clase de censuras, Primero, por carecer de jurisdición sobre ella íá Asamblea de las Naciones Unidas; segundo, por inmiscuirse en hechos: de su exclusiva competencia; tercero, por representar un abuso de poderes que ni siquiera la Carta de la Sociedad permite, y cuarto, por tratarse de un complot política p? rá hacer caer a España en el estado anáiv quieoy de comunismo en que otros países europeos se debaten. Pregunta cuarta. ¿Si han dado algunos pasos- paíia. poófer abrir las. relaciones comercia- fes con Rusia? Si; no, ¿hay alguna posibilidad de- hacerlo? y r- -España lleva unos treinta años sin- jfelar, clones conla- Rusia! 4 eHos soviet? Ni la íonarquía, ni la- República, ni el régimen actraal ha mantenido relaciones con Rusia. v Sólo en los tristes años del; dominio rojo, precisamente el Gobierno comuriisía instalado, en Madrid y luego en Valencia, establo una relación con Rusia, que fue más de absoluta dependencia a su embajador, el jorobado; Rosenberg, y a sus agentes y comisarios con sus chekas y sus brigadas Internacionales, que no una relación diplomática comercial. En tiempos de la Dictadura, se llevaron a cabo algueas operaciones comerciales a través de Franela, y. en. toda; época, Rusia. adquirió en terceros países algunos productos españoles necesarios a su economía, Pero mientras subsistan los métodos que Rusia emplea contra quien no se le somete, no cabe ni siquiera la posibilidad deK hablar de relaciones comerciales. Pregunta segunda: ¿Qué actitud adopta España ante los actuales esfuerzos de las Naciones Unidas, j ara aislarla económica y poBítácamente? ¿Cuáles serían las consecuencias, se- gún la opinión de V. E. si dicho propósito se llegaira a realizar? ¿Podría llegarse a una situación que condujera a la guerra? -Existe un divorcio absoluto entré la actitud serena de los pueblos representados en las Naciones Unidas y la actitud que tomen algunos fie sus representantes eñ el complot que, para aislar a España, intenta el comunismo soviético. España sabe establecer una diferencia entre el sentimiento noble y generoso de los pue. blos y la malicia y pasiones de quienes abusan Ge su representación. España sabe que tiene toda la razón y no se deja impresionar por las calumnias con que se engaña a los pueblos, de que, naturalmente, éstos se van dando cuen- EL PROFESOR SR. SÁNCHEZ APELLANIZ ta. Cualesquiera que fuesen los acuerdos qué la Organización de Jas Naciones pudiese tomar REFIERE SUS IMPRESIONES DURANTE en Un momento de pasión y de cobardía, colec- EL RECIENTE VIAJE- A INGLATERRA E tiva, tendrían que ser interpretados por cada IRLANDA uno de los pueblos; según la tendencia política de cada Gobierno y la importancia de los Sevilla 13. En el Ateneo ha pronunciado intereses perjudicados, así obrarán éstos. Lo esta noche una conferencia el profesor unique puede asegurarse es que estarán siempre con España las conciencias honradas, el versitario Sr. Sánchez Apellániz que, con mundo espiritual y católico. Lo estarían tam- un grupo de profesores y ahílanos universitabién las oposiciones de üqueüos Gobiernos que rios españoles, visitaron Inglaterra Irlanda. tomasen una medida de ruptura por la base que Refirió sus impresiones: En las Islas Britáles daría la monstruosidad del hecho, para ga- nicas, las clases humildes gozan- de un nivel narse a la opinión y combatir a sus adversarios. de vida más alto y compensador que en otros Puede asegurarse que por la enorme monsla con truosidad del caso, so produciría precisamen- pueblos europeos. Cuenta, De ntfevista. q ien Valpa, te la desunión entre las naciones y la divi- el presidente de Llanda, Sr. sión en el seno de muchas. Toda acción de les dijo: Si yo fuese ahora fstudianté, iría violencia y de injusticia acerca siempre más a España a estudiar, porque eñ España están a la guerra que a la paz; por ello, una acción las verdaderas fuentes de la cultura univerarbitraria e injusta dé la Organización: de sal. Terminó el Sr. Sánchez Apellániz halas Naciones, l eva en sí el desprestigio más ciendo una semblanza del presidente De Vagrande para la Organización, y minada y des- lera, afirmando que es un fervoroso hispanóunida ésta son mucho más grandes las posibilidades de ura guerra. Lo que eí puede! filo y un católico convencido. -CIFRA. r EN ESPAÑA ESTAÑ LAS FUENTES DE LA CULTURA OCCIDENTAL DIJO DE VÁLERA Quinta pregunta Durante, el. pasado ano, seharí llevado a cabp dos, censos electorales ¿en, España; ¿Tiene y. E. plaiíes definitivos. para r- éalizar urias. etecciones municipales o: p- rovineiales? j- -Efectivamente, han quedado ya terminados los dos censos electorales: el que ha de ser base de las- elecciones municipales y provinciales y el cenWo general, que es indispensable para toda consulta pública de referéndum. En, momento oportuno se llevarán a cabo las con sultas populares y la renovación de las énti- dades locales y provinciales. Ahora bien, hetiios de reconocer que no son los momentos más oportunos liara estas operaciones aquellos en que la excitación a la rebeldía! desde el extranjero y las maniobras y ataques a España en los medios internacionales exigen a resta conio en los casos de hostilidad exterior, la uBióa mas estrecha dé todos los españoles, sip dar; ocasión á que se. aprovechen de nuestras libertades los activistas del comunismo internacional. España es un país serio; pacífico y en or- den, que rio pierde en ningún momento la serenidad, sabe a dónde va y realiza cada cosa a la debida hora.