Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 6 DE NOVIEMBREDE 1946. EDICIÓN DE 1 JA MAÑANA. PAG. 21. EL M U ND O A T R AVE S D E N U E S T R O S CORRESPONSALES marse de uso externo; es decir no escribe en ninguna publicación francesa, haciéndolo, en La vida de De Gatille en Colombey cambio, y casi cotidianamente en periódicos, in- Nuevos incidentes 1, en Ja capital gleses americanos. Irún 5. (Crónica telefónica dé nuestro. coEl capitán Guy que h vivido mucho tiemRoma 5. (Crómica telegráfica, de nuestro rresponsal. Nadie más apasionadamente se- po en los Estados Unidos, se halla a Jas ór- corresponsal! Ayer fue- un día franca y guido ni discutido como el general De Gaulle. denes del general por disposición del ministro decididamente movimentjilo, coincidiendo cc- u Todos los políticos se hallan pendientes, no de Armamentos. Todas las sema tos se trasla- una efemérides gloriosa para Italia. Sé conya de sus palabras, sino hasta de sus gestos. da durante, veinticuatro horas a París, hacien- memoraba ¡el aniversario de la victoria de. Estos días ha llegado al cénit de una popula- do un rapport de los asuntos que interesan a Vittorio Véneto, en aquellos, años que ya paridad que puede esfumarse el domingo pró- De; Gaulle. recen casi hundidos en la píehist qriá y que, v ximo o elevarse en grado superlativo. Un desEn cuanto a la. señorita Miribel, -lleva él sin embargo, recordamos los que aún somos tacado periodista, André Gerber, adversario mayor de los trabajos como encargada dejas jóvenes con él título general y modesto de político del general, publica hoy un reportaje relaciones CCtt: la Prensa y obligada a lina la guerra europea En signo de fiesta evoen el diario de Burdeos Reptibüque, descri- constante actividad ayudando a M. Palewski cadora, codeaban banderas en los- Centros biendo la vida del general en Colombey- les- a mantener sus relaciones, con las personali- oficiales y ante la tumba del Soldado DesDeux- Egliss. Dos kilómetros antes de llegar dades políticas. Muy inteligente y de espíritu conocido, abierta en el monumento ieo. y desa la pequeña villa, unos agentes de Policía í e vivaz, se, le confían las misiones más delica- comunal, S Víctor Manuel, 11, jíadre de la interrogan: das. El periodista, cuenta que intenta llevar la patria. Goironas de flores y dé laífrel fueron ¿Habita usted e n Cojombeyí charla con Mlle Miribel a un terreno indlscrte- depositándose durante toda la jornadal Sin to. Entoncés- -áñade- -adopta un aire, de in- erub atigoi, ésta apareció con una fuerte carga ¿Tiiene aquí familia? de electricidad política y con una pasión que, genua colegiala- y replica: 1- -Tampoco. -Ciertas malas lenguas me califican de al caer las primeras sombras de la noche, de- ¿A qué viene entonces? eminencia gris del general; pero él tiene otras generó en reyertes callejeras en Roma, mieb- ¡Yo vengo de turista. Colombey -escribe cosas qué hacer que dejarse dirigir por lina tras en llilán. y, en Trieste, los ánimas ha: tel periodista- -forma parte del territorio de la muchacha. bían estado en tensión de combate todo, el ¡República; por consiguiente, no está prohibi- El anterior repprtaje y el largo espacio que d í a da la estancia en el. departamento del Alto todos los diarios dedican a las actividades del, e r a i l menudas fti las noticias! que bro- Mame. No hay, pues, razón para que el acce- general, son la mejor demostración de la. imtaban coti voces de, fuego, juveniles, ni las ¡Bo a ese pueblo sea vedado. Pero la- Policía sigue su interrogufcrio mi- portancia que se le concede y d %l a inquietud nubes que en: el. horizonte político, negras y. huciosq para terminar diciendo: que. inspira, aunque fallen los pronósticos de ventrudas, desmentían los anunciados rosiclelas eleccíanes del domingo, -TOSE MARÍA D E res republicantoe. De Ga peri, cOiTmotíyO de- J- No ensaye usted fotografiar al. general; G Ó Y T I A la Campaña de propaganda electoral muhiciiiene verdadero horror a los periodistas. palista, acababa de pronunciar ün discurso Colombey- añade- -es u n a pequeña villa tan impensadamente enérgico, de tan duros tod e casas bajas, q u e parecen nichos. P i d o u n a nos acusadores, que su eco íodaba como ut? entrevista con el general y llego a unos veinte colosal aldáboitíazo por toda Italia. Al pro metros de su casa. A través de. las vidrieras pía tiempo, el día de ayer, orno obedecien- veo durante unos segundos la silueta del homdo. a uña co- nsigna, representó un violento bre del 18 de junio de 194. Ó. Me mira unos asalto a la. cacareada libertad de Prensa por instantes, hace como que. no rrie ha visto y regarte de los elementos social- cdmunistás, acretorna a sus ocupaciones. Intento noticias. En centado al publicar las ediciones dé. los. peColombey, todos son gaullisias, incluso los riódicos de la; tarde- que los aliados habíaoi comunistas del pueblo pertenecen en. cuerpo y detenido en. Trieste; al capitoste soviética To- alma a la devoción del general! De Gaulle se gljattii, Y para colmo, la sensibilidad palevantó pronto. A las siete y media de la mañana ya está en pie. Se hace llevar inmediatriótica- del país no podía ocuiltar el golpe retamente la Prensa del tía. y. su correó persocibido, justamente en. la fiesta de su grah nal que le envían diariamente desde Pafís dos victoria por. parte del; jefe comunista itaEspléndida colección de de sus colaboradores y, principalmente, una liano, que oste ntosamente entraba en Belseñorita que goza de t o d a su- confianza: modelos creados por grado, para ver a Tito, mientras en Trieste. Mlle. Miribel, que está encargada dé mantelos aliados reprimían las manifestaciones, de ner las relaciones con Ia- Psrensa. italianidád, que se elevaban al mundo eo la gmn conmemoración del 4 de noviembre. A las nueve y media el general comienza La oración prenunciada- por el jefe del Goa resolver los asuntos corrientes y á despabierno es la primera advertencia seria, que char su correo. Una correspondencia que, deshace a los italianos frente a la jauría que de Hace dos meses, aumenta de día en día ahora, le ladra y le enseña los dientes. Como Multitud de personalidades, muchísimos simresumen d, e su largo- discurso, vale la pena ¡ples ciudadanos k escriben pidiéndole les exlegantes abrigos de gareseñar esta frases: E l anticlericalismo maponga sus teorías políticas y sociales, así como muza y de jpaño á base sónico es el. cemento del llamado bloque del respecto de su proyecto de Constitución. A de espiga y diagonal en topueblo en Roma. Entré tú y yo, amigo T o todas estas- cartas se contesta me sudaramente. das las tallas. Corte perfecto. gliatti, hay una gran diferencia, ya que tú A las once de la mañana, si el tiempo lo perfuiste emigrado en Rusia y uno de los jefes mite, De Gaulle da un paseo que dura Una Confección e s m e r a d í s i m a del; Komintern, y yo, en cambio, era un pohora caminando muy de prisa. Le acompaña Materiales de primera calibre diablo refugiado entre cuatro libros viesu. ayudante, el capitán Guy. El almuerzo, lo dad. Cruzados rectos, cruzajos en la Biblioteea. vaticana. Frente al efectúa rápidamente. Éramenos de media hora dos con cinturón... Colores: bloque marxista tenemos que enfrentarnos y pasa de los entremeses a los postres Los megris claro, gris medio, beige, combatir, Y, p or fin, una frase lapidaria: nús de Colombey son poco variados: entre No sé salvan la libertad y la democracia meses, un plato de carne guarnecida, queso tostado, marrón, azulina... Y. si no se salva la autoridad del Estado. Eyíy otro postre, con algo de vino tinte de Borgorras de pa ñó- jockey denteménte, la lucha interna de De Gasperi goña. Desde las. dos de la tarde, De Gaulle se yise ra- -én gris, beige, azulipor ño; ser un Kerensky o un Karoly se ha consagra a sus estudios y trabajos particuna, marrón, rojo, granate... manifestado al exterior, pero también ha ad- lares. mitido en su discurso de propaga. nda que én Sección de Niños. Cuarto Los colaboradores del general, entregados, las primeras íelecciojieí polítias sea él bloque devotamente a su servicio, son tres: M. ¿Gassocial- comüñi sta: el gjje obtjen a lá- victoria. tón Palewski, el capitán Guy y- Mlle, Mirib l. Y la conclusión del. jefe del Góbiern 1 réap Palewski, judío, que fue durante la presidenmente inefable, ha Sido: jue entonces; la Decia del general el hombre más combatido por mocracia Cristiana pasaría a! la oposición los periódicos, acude una vez por semana a Este detalle dé ingenuidad ño deja de ser Colombey. Los demás días permanece en Pacurioso después dé las experiencias que se rís en contacto con jas personalidades polít i- han ppeiíjaa n- W tíi ídg t caisois f arecidas. cas. Palewski es pefio dista: pef vptídiera lla- Contrate éü sérviefo. Informes: Teléfono 37522. A B G EN LA FRONTERA A B G E N RÚ M A ABRIGOS PARA JÓVENES Y NIÑOS Galerías Preciadlos E