Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABO. MIÉRCOLES 8 DE NOVIEMBRE DE 1946. DB ttA MAÑANA. PAG. 19. los. déjechas soberanos dé. la Asamblea Constituyente italiana, respecto a la aceptación del. Tratado en su forma final. -EFE. EL ESTATUTO SOBRE TRIESTE Y LAS REPARACIONES A YUGOSLAVIA, GRECIA Y ETIOPIA Nueva York 5. En la reunión celebrada anoche por los ministros de Asuntos Exteriores de los cuatro grandes James F; Byrnes afirmó e la recomendación hecha én. u la: Conferencia de: París de que. se invitase a Yugoslavia; y a Italia a comparecer ante la- Junta de Ministros, se refería úñicamen ta al Estado- propuesto paira Trieste. Molotof, dijo que debía invitarse a las dos naciones, én efecto, para que diesen a. conocer sus opiniones respectivas sobria Trieste y que rio se opondría, a que cualquiera de, las dos vuelvan á tratar, si lo deseán, de la cuestión fronteriza. La Junja de Ministros dio traslado de éiste asunto a sus suplentes y pasó a considerar la cuestión referiente a las reparaciones que Italia debe pagar a Yugoslavia, -a Grecia y a Etiopía... Molotqf insistió, como ya lo hizo en París, en que es injusto adjudicara Grecia la misma cantidad que a. Yugoslavia, puesto que éste país es más grande y durante la guerra sufrió pérdidas más importantes La Conf enemcia de París dispuso que cada uno de estos dos países debía recibir de Italia Cieh millohes de dólares. Seguidamente, Byrnes recordó aMólotof que e. n París la Delegaciófl norteamericana se había opuesto a Jíjue se aprobasen reparaciones iguales para Yugoslavia f Grecia, por consi de rár que ello era injusto para esta última. nación, y afiadió; que Yugoslavia recibirá ejti Venecia Julia construcciones y material italianos por valor. de doscientos millones de dólares. Todo lo cuál puede considerarse epmo reparaciones. e- CÜ STIONES APLAZADAS Bevin y ¿1 francés Murville apoyaron- a Bynies en la cuestión, y, por n. b llegarse a un acuerdó el asunto; quedó aplazado Por 1 mismo motivo quedó tambiéni aplazada la propuesta hecha en Parte, por las potencias, occidentales para que se reconozca ej Acuerdo entre Italia y. Austria sobre el Tiról meridional, Acuerdo qu presta- ciertas garantías a las personas de habla alemana, residentes en las provincias. italianas. Molotof. se (f uso a que se hiciera referencia a dicho Convenio en el Tratado itáliario y a que se incluyera en el mismo conio anejo, fundándose en. que había sido firmado sin consultar previamente con la Juatá x! fe ministros tíe ASUHÍXDS Exteriores. Byrnes replkó que sé. trata de un excelente Acuerdo, que debe ser incluido, y mani festo que el p nci; pal ¡objetivo para dar realidad a la Paz es acelerar, él establecimiento de buenas relaciones, efinrhiand? la fricción entre las nac. ior. fis. La propuesta antes njencionada oDligaría a Yugoslavia a garantizar los derechos huma nos. fundamentales a las minorías en las zonas cedidas ppr Italia a aquel país, especialmente Vénecia Julia. Por último, Molotoí dijo que. podría aceptar en principio la propuesta siétnprerqüe se hiciejra referencia- a la. Gonstítución de Yugoslavia que, según afirmó, resuelve es- tos problemas de las minorías. La reunión que duró cuatro horas, fue secreta, y a terminar, los suplentes derlos miuist rosv informaron a la Prensa, spbrg Jo tratadb. -EFE. raente la larga, ludia sostenida contra él fascismo por los propios italianos, ni el importante papel desempeñado efl la guara p, or Ita lia, después de la caída de Mussolini. LA CUESTIÓN DE FRONTERAS Tercero. ¿4 solución propuesta para la frontera ítalo- yugoslava- se basa en consideraciones estratégicas y políticas, en contraste abierto con las aspiraciones nacionales de los pueblos interesados. Cuarto. La solución fronteriza propuesta no garantizaba protección de las minorías, Quinto. -Debe celebrarse un plebiscito para adjudicar las zonas en disputa, de acuerdó con la población de las mismas. Sexto. -La zona internacional: dé- Trieste debe incluir el distrito incuestionablemente italiano de Parenta y Pola Séptimo. La disposición, de que Italia renuncie a todas sus colonias no reconoce 1 a- labor realizada por Italia én el desarrollo de esos tentónos. Octavo. Las cláusulas militares del Tra; tado, inclusive la desmilitarización dá sus fronteras, deja a Italia indefensa y en estado de sujeción, que pone en. peligro su misma independencia En la solución de los problemas referentes, a la frontera oriental entre Italia y Yugostevia, y la frontera occidental entre Italia y Francia, el Tratado se basa en consideraciones estratégicas y políticas, que está en. abierta contradicción congas aspiraciones de las naciones y. los pueblos afectados, y no ofreete gararitíappára la protección de las minorías. En particular, el Gobierno italiano insiste que, al determinar la frontera, oriental, se siga el principio déla línea étnica establecido- por el Consejo- de ministros de Relaciones Exteriores, en Londres, recurriendo al plebiscito en las zonas en dis- puta de acuerdo con la población de Istria y la propuesta presentada en la Conferencia de París por la Delegación italiana, LA SOBERANÍA ITALIANA SOBRE SUS C O L O N I A S Tambiénl el verde es un color que priva en la hora actual y en la popularidad de í este tono coinciden los más famosos artífices de la moda femenina. Comprende esta orientación toda la gama del color verde. Desde el tono, fuerte, brillante: verde botella, verde esmeralda, verde olí. va, etc. hasta el suavísimo tono verdemar, verde turquesa, verde reseda pasando por d verde musgo y el verde veronés De todos estos tonos y otros muchos, también en farde, le frecemos una exquisita variedad en lanas especiales para abrigos femeninos. Véalas en nuestra sec eión; de tejidos, ENVIAMOS MUESTRAS A PROVINCIAS ORl DEL COLOR La renuncia total de la soberanía italiana sobre sus colonias qué determina el proyectó del Tratado es contrario a toda apreciación objetiva de contribución del trabajo fjalianp al progreso y, futuro desarrollo de eisos territorios. i Todas las cargas financieras, reparaciones, derecho a la incautación de bienes italianos en ¿i extranjero, dejada a la discreción de cada país, y la libre incautación de las inversiones del Estado y particulares en favor dé ciertos países excede a todos los límites razonables de capacidad efectiva de pago p Or parte dé Italia; y amenaza a la independencia económica. del país. ¿t itmpit a- tüa ¿idetuá Preciados, esq. a Tetuán. Madrid. ESUID ÍÜIÍES DE MEDICINA CARTERAS SURTIDAS PARA DISECCIÓN; DEL EXTRANJERO HIJDS DE D. QÜERALTO Otros factores que contribuyen a agravar la situación son las cargas de los, gestos de Fuencarral, 39. -MADRID- -Carretas, 25. ocupación y de los servicios prestados durante toes años de armisticio. A esto debe agregarse qtie. se ha obligado a Italia a reniuiu ciar completamente a toda reparación de Alemania, por el período durante ej cual las tro- (Importación) le ofrece: SAHERMAÑ LTD. Avenida, José Antonio, 65. Madrid. pas de Hiiler saquearon las provincias italianas. ALIVIO DE LAS CARGAS ECONÓMICAS El Gobierno italiano pone de relieve que es absolutamente necesario que se alivian sus. cargas económicas para evitar el peligrOi de derrumBamiento de la economía italiana y empeoramiento de la condición de vida de las clases trabajadoras hasta un nivel insoPlaza Santa Ana 8 -Teléfono 2746 a. portable. E l Gobierno italiano- ya ha protestado conLANAS ÉL BORREGO tra las disposiciones del proyecto del Tratapara labores a máquina y do, que carece de toda base de justicia. El Únicasnuefros- inalteratílés... Pídalas mano. Colores mercerías; Gobierno italiano renueva su ruego a los r y 5 especialmente, ministros de Relaciones- Exteriores- de FranPardiñas, 80, y Cardenal Cisneros, 65. cia; Reino Unido, Estados Unidos, y U. -R. S. S. para que, vuelvtan a considerar las propues- ALFOMBRAS DE NUDO tas formuladas par lafDelegación italiana en la Conferencia de París, dentro de los lí- O k A N LIQUIDACIÓN mites del procedimiento consultivo á que está Pr- ecroTos dibujos- Precios Record linjitada su intervención y; con 1 í gFva -d e ANETHOl LA LANERA MADRILEÑA LOS DUQUES DE WINDSOR HAN EMBARCADO fARA NUEVA YORK Soutlja mpton 5 Los duques de Windsor han embarcado esta riochea bordo del Queen Elisabeth, -que les- conducirá a Nueva Yorkl Desde Nueva, York los duques marcharán al rancho que poseen en Alberta (Canadá) Poco antes de subif al navio, -el duque dijo a los; periodistas: Hemos disfrutado de nuestra corta estancia en Gran Bretaña, salvo, claro está, por lo del incidente desgraciado que- ustedes ya conocen. Esto ocurrió en el sitio, dónde, menos me figuraba que podía, suceder, v Después de esa alusión al robo de joyas, et duque de mauifestó que pensaba permanecer upa breve temporada- en Nueva York, dona e, dijo, tenemos alguti s compromisos con amigos que íiost han invitado Negó luego que hubiese venido a Gran Bretaña en busca de algún cargo, y aclaró que sú visita aí rimer ministro había sido una visita de pura cortesía Como manifesté en mi mensaje de despedida en el año 1936, he aband ado totalmente, los asuntos públicos, pero ¿iempro estaré a disposición de mi país si- hay algo que yo pueda hacer por él Finalmente afir- mó que tanto él como su esposa pensaba volver, a Gran Bretaña en la pnmavera; próxinia, p? rq cqmo un paf ejia particulaít -EFE,