Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MODAS DÉ OTOÑO AMERICANAS PARA MONTAR BIEN UN TRICOT j EVA JOHNSON. NUEVA YORK Lo sencillez, algún toc- aecilíd caprichoso y la vuelta a los ale. gre coloridos en que la fantasía se muestra en! todo su esplendor, son el leit motif de las colecciones presentadas este año ea Amériritía por los: modistos. La moda ha evolucionado completamente, y en su propósito de, abandonar a todo costa ei estilo da sobriedad de los tiempos de guerra, se líaes algunas veces un poco, detonante y raya en la extravagancia al trate de reflejar en sus modelos, por ejemplo, las respianúecientes toilettes de las bellezas del Folies Bergei- es. Al teatro debe su insistencia en los temas medievolea. La reciente obra inglesa de Enrique V presentada en Nueva York por ¡a Oíd Vie Company, e inspirada en la novela de Shakespeare, ha influido sobremanera ea loa modistos para sus creacionesi Se usan de nuevo las ricas telas, terciopelos, rasos, brocados, er. tajes, reminiscencias de tiempos pasados que vuelven a eslar de actualidad. RIVALIDAD EN LOS ESTILOS Tantos estilos diversos: m e d i e v a l siglo XVIII, directorio, luchan entre sí por adquirir la supremacía. De la moda francesa viene la línea redondeada que señala las caderas en los trajea sastre y hace resaltar la delgadez de la cintura. Nos Inspiramos en él dandismo del siglo 1 XVIII en las chaquetas en formo de chalecos, en los cuellos de chalina yt, en las amplias mangas de puños vueltosHay algo de influencia eclesiástica en los trajes largos y ceñidos, de mangas voluminosas hasta la muñeca, y foldas dragadas con: la silueta de la mitra de un obispo. Vemos también grandes novedades en. los escotes, de- de los corpinos fruncidos, ampliamente escotados, a los altos cuellos Directorio. El más nuevo de todosyes el estilo Madonna, un escote oval que enseña ligeramente la línea del hombro. El interés de las mangas va concentrado casi siempre en los adornes de los hombros, or ejemplo, una manga larga y sencilla, cuyo único detalle consiste en unos bordados que lleva en la parte del hombro. Anthony Blotta presenta unas de estilo medie- vol, q u e s e llaman mangas halconeras? y que toman este nombre por llevar unos bordados iguales a los que llevaban los cazadores reales para brillar al sol y con esto atraer a los halcones. Unas mangas largas y severas, que llegan hasta la muñeca, se vuelven en unos amplios puños, y hemos visto otro modelo, que consiste en una especie de capitas ique eubren ios hombros y de las que salen las mangas rectas y estrechas hasta la muñeca. BLUSAS AMPLIAS í Los blusones stoplios para llevar encima de una falda, bien en forma de blusa abiertos, en la espalda o como sweathers son de un estilo puramente americano. Algunos son sueltos, y los que van ceñidos a la cintura Consiguen el entallado por medio de pinfcas muy juntas. Nettie Rosestein hA lanzada uno de estos blusones cortado en forma de tulipán con cuatro grandes panele. que hacen las veces de pétalos da la flor; presenta también unos trajes sencillos y completomente rectos. Para adornar estos últimos, les añade uno túnica no mucho más ancha que la falda del vestido y adornada con bordados de azabache y lentejuelas. Los modelos de trajes- da noche sin, cinturón, ique hicieron su aparición la temporada pasada, han alcanzado este- otoño la popularidad con una serie de vestidos ceñidos y sencillos. La suntuosidad y lo pintoresco se encuentran por todas partes como en el caso de un modelo de Samuel Kass, realizado en tafetán de rayas multicolores, en el cual la nota original la constituyen sus mangas de nylon. RICOS COLORIDOS Lo adornos son también ricos y recargados; siguen estando de moda los bordados en oro y pedrería; un traje de noche nre ¡senfdo por Bruno, en Spectator Sports, lleva unos tirantes de lentejuelas doradas, que dan un aspecto resplandeciente al corpino. d Los e collares, r tanto een oro d e v e s ten perlas, realzan Ja ecomo i r L eÍ a 6 a ne r Paro que un trabajo terminado tenga un aspecto prolijo y evitar que se deforme, ciertos precauciones son necesarias. Cada pieza debe repasarse antes de unirlas; para repasarla bier. proceder de ls forma siguiente: sobre la tabla de planchar colocar con alfileres el patrón (hecho en tela de algodón) del modelo tejidoColocar encima con alfileres la parte correspondiente del tricot con una plancha tibia, sobre un lienzo húmedo, planchar, dándole exactamente las dimensiones de la tela: se comprende que ei revés del tricot que queda junto a la plancha, se repasa, respetando el sentido del tricot Si se trata de un punto muy en relieve, es necesario forrar la plancha con un muletón muy grueso y en el medio dejor pasar el calor, planchar soiamente de tanto en taato para no aplastar con la punta de la plancha el punto- Debe siempre dejarse el tejido pinchado sobre la tablo de planchar hasta que esté perfectamente frío. Unión: pasar un hilván sobre los bordes de las diferentes piezas entre sí y probar. Rectificar como si e tratara de uno tela ordi aria. Hacer las pinzas. Cortar el tricot si es necesario. Para evitar que se deshile, bordear los interiores de las costuras con una cinta extrafort, o doblando y pasando una bastilla en el borde del tricot Las costuras se hacen a máquina, abrirlas y apretólas, bien con la plancha. En el bajo de las blusas, polleras, chaquetas, colocar una cinta extrafort por medio de dos hileras de pespuntes para vit r ique el borde se deforme. Sostener, igualmente, las costuras de los para evitar que la bocamanga se caiga. 1 Una pollera de tricot forrada de crépe de Chine, queda siempre impecable. Colocar en el alto una cinta gros- graín y fobre los costados, en las costuras, dejar los dobladillos libres. Si es necesario, se. pueden colocar pequeñas hombreras. Los adornos y botones deben ser. sobrios, pues en el tricot no queda elegante con demasiados detalles de fantasía. n ü 3 RECETAS DE COCINA Torrijas de pan con crema de batatas Preparar cuatro o cinco panes chicos, con preferencia de dos o tres días, cortarlos en rebanaditas finas y socarles la corteza dura. Poner en un recipiente hondo medio litro de lecha, 50 gramos de azúcar molida y unas gotas de esencia de vainilla; mezclar y pasar por ellos las rebanados de pan y exprimirlas. Preparar 100 gramos de dulce de batata (crema) cortar en rodajitas finas y- coico: sobre una rodaja de pan una dé dulce, tapar con otra rodaja de pan como si fuera un sandwich dejando el dulce en el medio, apretar un poquito, pasar por huevo batido y freirías en aceite a fuego regular. Una vez doradas de un lado, se les da la vuelta, se dejan dorar del otro y se retiraría colocándolas sobre una fuente. Pasteles de huevo y jamón Preparar ur. a patata duquesa cociendo un kilo de patatos peladas, pero pesadas con cascar Una vez cocidas, pasarlas por un cedazo o por una maquinita de pasar puré, y hacer con ellas un puré, agregándoles entonces 50 gramos de manteca sin derretir (pues con el calor de las patatas recién cocidas ¿e derrite sola) dos yemas, sal, pimienta, nuez moscado y mezclar bien. Preparar seis moldecitos, que pueden ser de vidrio para horno o de latón; se enmantecan, se les coloca un poco de patata duquesa y otro poco los costados, forrando bien con ellos el moldecito. Se rompe un huevo adentro, se tapa con un poco de puré, se colocan sobre chapa o tapadera y se introduce en el horno a temperatura regular durante quince minutosFreír ligeramente rodajas de jamón crudo (unos 50 gramos) desmoldar los pastelitos fobra una fuente, dando vueltas a los moldes, colocar entre uno y otro el jamón y rociarlos por encima con una salsita dé tomate liviana. La sp- lsita se prepara dorando una cebolla finamente picada en media tacita de aceite; se le agrega después una cucharadita de extracto de tomate o dos tomates pelsdos y L l? TM Í Jl A f colores, de moda T 1 Barboté i (Continuará.