Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID DÍA 20 DE OCTUBRE DE 1946. NUMERO SUELTO 60 C E N T S Jg ESPAÑA MISIONERA 1 1 DIARIO ¡I U S T R, AI O DE IN F O R M A CI O N G E N ER AL I de mis hábitos es la Santa Religión- -puen- o estrellas con la sensibilidad afilada para te divino entre cielos y tierras- lai de registrar el más trivial de los desfiles ante L providente misionero fray Juan Pé- mi corazón es- la propia sangre de España, sus ojos, entonces puede asegurarse que en rez, franciscano de La Rábida, es un tan vuestra como nuestra. También aña- una tí otra jornada les saldrán la revelación verdadero precursor de la gesta de dió el cardenal Benlloch. En Hispano- y el milagro al paso. ultramar, al prestar oídos atentos y coad- américa deposité un sagrado heso en cuanLos hechos cantan: en el año 1945, un nueIjutores al gran navegante. El es quien le tas banderas hermanas s cruzaron a mi vo astro, cien millones de yece- s más brillanacompaña hasta la misma tienda de campa- paso. pues tedas ellas me parecían el ros- te que el sol, queda catalogado en 5 a consteña de la Soberana, en Santa Fe. Más tar- tro augusto de la Patria. Antes lo habíai lación Canes Venatici; el examen de los rade, tenían que venir las múltiples genera- depositado en los venerados huesos del hé- yos infrarrojos del espectro da la magnitud ciones de Santos, mártires y evangeliza- roe de Vivar, como un día lo hiciera el absoluta de las estrellas tipo M, hasta enton- ídores. gran Cisne- rus. Le llama Benedicto XV ees desconocida; Marte surge ante: los telesComo es sabido, as misiones nacen en Tribuno Idel Pontificado y Pío XI, Se -copies gigantes con unas coniferas de un verla Española. Fernando el Católico obtiene ñor magnífico de la palabra. de perenne, como un dandy con su flor en de Julio II, en 1508, el patronato sobre la Acabaos celebrarse el solemne XXV ani- el ojal; se construyen aparatos para registrar Iglesia del Nuevo Mundo. Los avances son versario de la Unicia Misional del Ctero y el latido del corazón de ciertos pájaros muvertiginosos y han hecho consignar a un del Seminario Nacional Misionero. Son chas veces más veloz que el del hombre, y escritor extranjero cómo allí España, obidos trascendentes fundaciones benlloquia- en unas películas de oro sé registra el proceos tiene más resultado en cincuenta años que r. as, inspiradas por Benedicto XV, cuyo es- patológico de ciertas plantas submarinas. Se líos varios siglos de cruzadas en Europa. píritu ha revivido una notable Pastoral del cambia la ley biológica de las ostras y se las (Pronto alcanzan sus diócesis una extensión arzobispo doctor Pérez Platero. La ¡Expo- induce a poner huevos en invierno. ¡Abajo de cuarenta veces mayor que España, co. n sición Misional Iha sido visitada por el la añeja limitación de los meses sin erre! iseis arzobispos, treinta y seis obispos y un Jefe del Estado. Han participado en la Un micrcmetro eléctrico se atreve a darnos, ¡abad. Hoy es el benemérito episcopado bis- conmemoración el cardenal Ría y Deniel y. sin contacto directo con el objeto, la medida jpanoamencano- -si más vasto de la Cris- el nuncio apostólico, monseñor Gaetano de sus movimientos, a razón de la décima tiandad- -quien rige sabiamente aquellas Ciccgnani, con otros prelados. Hubo delepart. e de la millonésima parte, de una pulga (históricas sedes, El fomenta, pues, en for- gados de Roma y de Portugal y asistieron da. el radar tamborilea en el gran barrigón ma, ejemplar, nuestras misiones, con la los ministros de Asuntos Exteriores, Justide la luna una- -copita- -de ojén, e inaugural Carid a d de Ditos invocada por la insip i- y Ejército. mente, sobre un volcán en erupción, bajairada pastoral de nuestro prelado, doctor Con gran fervor embarcan de continuo como una araña, audaz el helicóptero para Eijo y Garay, patriarca de aquellas Indias. registrar sus terribles hervores; surgen l ó nuestros evangelizadores, siguiendo la fraLas Ordenes religiosas rivalizan en celo terna ruta de ultramar. Así las quillas his- streptomicina, el antídoto del dengue, de la apostólico y en santo heroísmo, cubriéndopanas, una vez más, evocan la nave d a malaria y de la enfermedad del sueño; el cose de gloria, como recuerdan los- libros del razón, la vís. cer a sagrada, se transpira nta Pedro según frase de Pío X I I ipadre Constantino Bayle y el verbo de Ro- por vez primera de unos a otros animales; dolfo Reyes; franciscanos, dominicos- merLuis FULLANA, O. F. M. el thioruaci! salva, de diez atacados dje ancedarios, jesuítas, entre) tantas. Surge un te la Real Academia Españolá ¡gina de pecho, siete; gracias a una prepa ¡frondoso martirologio en lo? altares: Rosa ración de trombina, en la apelillada pid de de Lima, Francisco Solanio, Toribio de Moun hemefílicü, se afianza un injerto, y, en 1 Igrovejo, Pedro Claver, Luis Bertrán, Fe suma, con el fraccionamiento del átomo, el Jipe de Jesús, Antonio Margil, Diego de hombre llega, en frase del lejano y admiL fenómeno de mayor emoción que se Porras. Hay misioneros de estirpe real como rable Foxá, al barro mismo de Adán... está produciendo actualmente en los ¡Pedro de Gante, fundador de! a Pedagogía No seremos tan pueriles como para supoEstados Unidcs es el de ver al país en América; Ricki, Wible, Daciaho. Los prelados sem allí también afamados virre- entero movilizado a la busca, en todo, de. un ner que todo eso y mucho más sí, casi íntegramente y por el jus soli, pertenece a los yes y capitanes generales. Los Concilios del más allá. La medicina, la física, la química. Estados Unidos, le corresponde, también, ¡Perú y de México, eco de Trento, rigen al se detienen un punto para hacer el acopio de por fuero de la inteligencia y del trabaje. De pueblo americano. Una legión de escuelas sus últimas conquistas, para, inventariarlas, ¡modela el alma de los nativos, que pronto para temar conocimiento de ellas, e inmedia- ninguna manera. El ingenio europeo ha sido descubren una despierta comprensión cris- tamente, sin reposo, se lanzan; a deducir sus partero de muchos de esos avances, pero la tiana. Más tarde, aparecen las Universida- consecuencias a un ritmo, trepidante, con la organización, la riqueza y el fervor de los Estados Unidos los han hecho posibles Aundes, con el fuer de su alma water, la de asistencia de un potencial investigador sin que L contribución autóctona no tuviera a Salamanca. floreciendo 1 esplendorosas e n parigual en el mundo, animadas de un fervor Lima, Méjico, Santo Domingo. Charcas, y de una noble e ilusionada ambición real- también su importancia, la seguridad que Cuzco, Huamanga, Quito, Santa Fe, Chile, mente conmovedora. Todos los laboratorios brinda al mundo de procurar en su seno un clima universal de ensayo, bastaría ya para Guatemala, Córdoba, Caracas, Manila. Hoy de les Estados Unidos tienen, sus luces pe en día, multiplicadas en méritos, son un rennemente encendidas; todos sus micros- su gloria cierta. Lo importante es; eso: colocarse en estado de gracia. En una expectatiflorón ejemplar del orbe cristiano. copios clavan los mínimos gérmenes vitava de 10 maravilloso. Porque nada más a los les en sus pupilas mágicas; sin tregua, el Con Pío X I I alcanza la merecida pleniespíritus en ese trance ¿aja, feeundadoratud de los tiemples la Iglesia hispanoameri- tejido, el plasma, el. órgano son a cada día, mente, la palabra nueva, nunca antes procana. E n el memorable Consistorio del 24 a cada hora, sometidos a pruebas, a análi- nunciada. En 1 infinito y riquísimo arsenal de diciembre de 1945, crea los cardenales sis, a estudios; y merced a- es a continua ba- norteamericano no faltarán, como es lógN ¡nativos, herederos es- pirituaJes de la ipúrpu- talla dada al misterio, la nueva- aurora ras- co, ni la pirueta del loco ni la amarga cosira augusta de Cisneros: Antonio Caggia- ga el velo antiguo y un resplandor inédito talada del fracasado. Qué importa eso! ¡Pe- Ino, de Argentina; José Caro, de C h i l e sucede a las tinieblas. quena moneda de cambio para la larga cose Juan Guevara, del Perú; Manuel de ArNo sabemos cuándo ni por qué la Natura- cha esperada... teaga, de Cuba. Ellos y el cardenal Cope- leza cede sus secretos. A mí, hubiera podido Así corrían los días españoles cuando un lloj de- Argentina nombrado anteriormente, caerme entero el manzano de Newton y yo fcomiparten con sus hermanos peninsulares no hubiera enunciado jamás la. ley de la gra- oscuro navegante genovés, desairado en las la gloria hispana del Sacflo Colegio, de la vedad. O los hongos de la penicilina forman cortes europeas, se presentó a hablar de un que surgieron Pontífices como San Dáma- sus colonias ante mis narices sin que me hu- mundo ignoto. Nadie, sino la núest -a (le creyó. Y es que acaso la fe, sin más, no es suso, Calixto III y Alejandro VI. biera percatado de ello. Pero cuando centeficiente. Pero nada cierto ni -grande nos El prim aro y último carldenal peninsular nares y millares de técnicos especialmente viene que no nos lo haya anunciado ella. que visitó aquellas tierras fraterna? dijo, p g u j p 3; disponen cotidianamente sus apap p TOAQUÍÍÍ CALVO- SOTELQ a s 5 respectivos puebles: Si lia ¡púrpura ratos y se lanzan a buscar bacilos, reactivos MAS ALLÁ E