Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
a B C. MARTES 10 DE SEPTIEMBRE DE 1946. EDÍCXON DE LA MAÑANA. PAG. 19. siempre y nunca embestió. Lo trasteó en tablas y tuvo la fortuna de cazarlo, pero en el sexto halló compensación. Ramiro había quedado solo en el ruedo. Toreó muy lucidamente al bravo ejemplar de Arranz y arrancó ovaciones, consiguiendo que la gente se fijara en é! Dio unos lances templadísimos, con hondura torera. Se aplaudió mucho cuanto realizó con la muleta. Hubo pases con la izquierda y derechazos. Por el lado izquierdo estaba muy bien el novillo. Animó el público a Guardiola y le despidió con cariño cuando mató de un pinchazo, media y un descabello. Y, ahora, a las corridas de toros. ¡Dios nos las depare buenas! -G. Fuentes fue asistido de un puntazo en la cara externa de la pierna derecha, y el banderillero Juan Fernández Currito de erosiones múltiples en distintas partes de la cara y contusiones en la cadera izquierda y en la región costal del lado derecho, lesiones que el doctor Jiménez Guinea calificó de pronóstico reservado. E N M A D R I D Ivert 3 ad u n P a s e d e lento dibujo. Todo esto es I lo bueno, lo superior, lo que hizo que MaNOVILLADA i TIO O Navarro se retirara en triunfo. Pero De Hoyo de la Gitana -o sea, de hijos de i tiene un defecto considerable: el fallo con la don Alipio Pérez Tabernero, aunque seria mu- espada. Aquel pellizco en la piel del toro cho mejor decir simplemente de Alipio para cuarto le quitó una oreja pedida antes de evitar confusiones, y: i que bastantes hay en que entrase a matar, Perfeccione la suerte. esto de las divisiones y subdivisiones de las ganaderías- -eran los novillos qua se anunciaban para el domingo. Tres de ellos fueron desechados por mo de eso que llaman tipo zootécnico en el Reglamento, y sustituidos por tres de D. Manuel Arranz. algo más zootécnico, y tanto, como que el quinto se metía en la zootecnia del toro. Ya está explicado lo que se refiere al tip- b. En cuanto a condiciones de lidia, los de Alipio embistieron en manso y aun con cierto nervio. Los de Arranz- -los últimos serán los primeros- -dieron mejor juego. El sexto salió al ruedo ofreciendo sus orejas al matador. ¡Noble, suavísimo novillo! Toreable el de Manolo Navarro, y un toro con detalles de jaquí te espero! el que correspondió a Fuentes. Hubo buena entrada. ¡Veremos si queda afición para las corridas de toros que ya coimienzan! Ramón Arasa Fuentes se halló con un torillo barroso, que le buscaba con el pitón derecho y que embestía tardo. Lo llevó con la muleta desde el tercio al centro y luego lo toreó en tablas. Ello quiere decir que el muchacho, muy enterado de su oficio, lo tanteó en todos los terrenos, aunque en ninguno lograra fijarlo, pues la tendencia era tablas, como a su específica mansedumbre correspon- Un molinete de Manolo Navarro en sn segando día. Fuentes trasteó con desahogo, sin aflitoro. girse por los achuchones que sufrió. Mató de dos medias estocadas y el descabello. El es un muchacho tranquilo ante el toro. Pues bien, tenga tranquilidad a la hora (Hubo palmas. suprema, que mayor riesgo hay en pinchar Cedió su turno a Manolo Navarro, que salía la piel llegando a ella con la mano- -Manolo para la estación, con objeto de torear en pro- er; tró decidido- que en clavar el acero en vincias, y mató el quinto. En este toro- -toro las agujas. No obstante el defecto señalado, fue, ¡claro, que toro de hoy! -realizó un qui- le ovacionaron largamente, con muestras de te de ayer. Un señor quite, o sea, Elevarse sostenido y unánime entusiasmo, y le hicieal toro quitando un peligro inminente al pi- ron dar la vuelta al ruedo cuando se descador caído. Esto no es lo que se lleva. Si pidió. hoy lo realiza alguien, hay que salir de los Madrid, tuescalafones novilleriles y remontarse nada voRamiro Guardiola, elnuevo en que derrotó indecisiones en tercero, menos que a Domingo Ortega. Hoy, quite- ¡qué poco hay que quitar! -es sinónimo de pirueta. Y como vi lo que he dicho, tan bueno, tan torero, lo pongo en el haber de este muchacho muy por encima de las pacotillas que le aplaudieron. Aquel quite no era una preciosidad, era algo mejor. Era un detalle Son y por de que Fuentes sabe para qué están los ma- causas azote de la humanidad doliente, tribxito no pague tadores en el ruedo. A la hora de matar, la a estos varias no hay quien inicia la madurez. males en cuanto se cosa no pasó de unos tironazos, con muerte Es, por lo general, el resultado de un vivir hábil. desordenado en materia de alimentación, cada Había deseos de ver nuevamente a Manolo día más complicada y artificiosa, no tan sólo Navarro. No hace este muchacho muchas con- desproporcionada, sí que también inadaptable cesiones al gusto del tendido. Tiene un con- a nuestras necesidades. En consecuencia, se va cepto serio de la profesión y lo que realiza produciendo indefectiblemente la lenta intoxiresponde a una concepción honda del toreo cación del organismo, de donde dimanan la y no a una expresión superficial, hueca y serie de enfermedades que nos afligen. El bullidora. No compone artificiosamente la artristismo, la gota, reuma mal de piedra, figura, pero asienta la planta cargando la arterioesclerosis, la hipertensión arterial, aposuerte en posición torera y juega los brazos plejía, etc. son la consecuencia del sistema cen soltura. Nos gustó mucho el quite a 5 a alimenticio moderno. verónica que realizó en el primero de la tarPara prevenir los efectos deletéreos que lo de, acogido con una ovación. Era el saludo antedicho determina, la farmacopea ofrece hoy de Madrid al buen cartel de que goza. Le a quienes se sometan a su consejo un producto embistió su primer novillo con la cara alta que combate en la sangre y arterias aquellas y empujando por el lado derecho. Empleó toxinas. Tal es el Uromil, cuyas virtudes terauna faena sobria. El público esperaba más péuticas vienen proclamadas por los médicos y se disgustó. Pero salió el cuarto, y al re- más eminentes de Europa y América. Tomado cibirlo con tres magníficos lances a la veró- en diferentes períodos del aro, arrastra de la nic. sin trampa surgió la ovación de un pú- manera más normal hacia la orina los detritus blico complacido, c ¿ue ya se sostuvo durante venenosos, germen en las enfermedades menla soberbia faena de muleta, abierta con tres tadas, y mayores beneficios se conseguirán abspases por alto, muy quieto, muy natural el teniéndose de bebidas alcohólicas, siguiendo torero, sin gesto forzado. Vimos luego tres además un régimen nutritivo sobrio, que vuesnaturales, cerrando Ja fase uno de pecho ex- tro doctor podrá indicar. traordinario, que si el novillo hubiera emSólo los médicos pueden dar valor a un esbestido con más celo, hubiera llegado aún pecífico. Someted a su sanción el UROMIL. más, porque la faena de Manolo fue meterle (C. S. núm. 498. la muleta al toro, no dejar que el toro pasara me; ¡do inocentemente en el engaño. Y así templó otros pases, y así se enardeció la gente. Un molinete con las dos rodillas en tierra y otros en pie, adornos arrodillados ante a cara quebraron la línea seria que caIÍSCB ai toreo de Navarro. Bueno, bueno de EN OTRAS PLAZAS CORRIDAS DE TOROS Murcia 8. La plaza, llena. Pepe Anastasio, fue ovacionado y dio la vuelta al ruedo por su labor con un novillo de D. Amador Santos. Luego, en lidia ordinaria, se corrieron seis toros de Miura. Domingo Ortega saludó al primero con seis verónicas, con suavidad y temple admirables, rematando con media. Comenzó la faena de muleta con dos pases por alto, magistrales. Muy valiente, toda su faena es como corresponde a su categoría. Aguanta y domina, tan cerca siempre, que el toro le rompe la taleguilla. Toda la faena es ovacionada. Entrando superiormente, clava una estocada en lo alto que tumba al toro patas arriba. (Ovación imponente, vuelta al ruedo, las dos orejas y el rabo. Ortega tiene que salir a los medios para saludar. Recogió al toro cuarto con unas verónicas modelo de temple. (Ovación. Brindó el maestro su faena al público, y la comenzó con ambas rodillas en tierra. Solo y en el centro de la plaza, continuó la gran faena, a los acordes de la música. En un adorno, se arrodilla, y cogiendo los cuernos al toro, le hace dar una vuelta en torno a éi. El toro está gazapón, pero Domingo le obliga a embestir. Media estocada superior y descabella. (Ovación grande y salida a los medios. Pitos al toro. Niño del Barrio ovacionado al torear de capa al segundo. Luego, faena valiente y adornada, algunos de cuyos pases fueron con las rodillas en tierra. Estocada hasta el puño. (Gran ovación, las dos orejas y el rabo. En el quinto, hincó en tierra ambas rodillas al salir el toro y dio dos largas preciosas. (Ovación. Luego hay unos muletazos, muy valiente, con las rodillas en tierra. Aunque el toro derrota mucho, el matador está muy cerca y valeroso. Pinchazo y estocada hasta el puño, saliendo empitonado. (Ovación grande y salida a los medios. Luis Miguel Dominguín puso dos pares alsegundo. Hace una faena variada, con desolantes de todas clases, que entusiasman al público. Dos estocadas. (Dos orejas, rabn y pata. En el último, volvió a banderillear. Faena ovacionada. Media estocada superior. (Dos orejas, rabo y vuelta. Barcelona 8. La plaza Monumental está totalmente llena. Ganado de Villamarta. Carlos Arruza es aplaudido en los lances de salida. E n quites, sobresale uno por faroles, con las rodillas en tierra. (Ovación. Toma las banderillas y clava dos pares al cuarteo y uno al sesgo. (Ovación. Faena variada, ovacionándose unos naturales. (Ovaciones. Estocada hasta el puño. (Ovación y petición de oreja. En el cuarto, que se caía, Arruza estuvo bien, y tuvo el gesto de brindarse a despachar otro toro más para complacer al público. Salió en séptimo lugar el toro brindado por Arruza. Pertenecía a la vacada de Garrido. Carlos le colocó tres pares superiores. (Ovaciones. Luego logró una faena, a fuerza de consentir. Pinchazo, estocada y descabello (Ovación. Andaluz muy buena faena en el segundo. (Aplausos. Estocada, entrando con ganas. Descabella. (Ovación y salida. En el cuinto, verónicas emocionante Faena grande, que se ovaciona. Pinchazo y estocada a volapié, (Ovación, las dos orejas, vuelta al ruedo y. salida para saludar. Antonio Bienvenida toreó de capa con artística suavidad. De muleta, toreó quieto, con gracia y arte. Media en lo alto. (Ovación y salida. En el sexto, uci 6 nuevamente el aríe, s,