Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B O S Á B A D O SI DE AGOSTO D E 1646. EDICIÓN DB LA MACANA. JPAfl. 11, E L M irÑF 6 A TRAV ES D E NUESTROS CORRESPONSALES sinrazón, lógica a la arbitrariedad y motivos a la injusticia? En el propio Consejo de Seguridad de Nueva York, Gromyko ha dado la Locura alfabética o el túrteí de solución. Portugal, Irlanda y la TransjordaJas injeiajes nia no han sido aceptados- -tal como confesó Roma 30. (Crónica d nuestro, correspot Londres 30. (Crónica telegráfica de nuestro cínicamente, en su discurso, el delegado socorresponsal. Aunque en principio no me viético- -por no tener ni haber tenido nunca s al) Por si no- fueran pocas las. babeles naciorelaciones R. S. S. corresponde comentar en esta sección otros Albania y diplomáticas con la U. porque los nales e internacionales donde todo el mundo la Móngolia Exterior, hechos que, los que estén directamente rela- Estados Unidos, e Inglaterra no los conside- habla y discute, pero nadie logra entenderse cionados con Inglaterra, es tal el clamor de raron como Estados políticamente definidos. los periódicos y los comunicados oficiales se obstinan en meter a las gentes en un túnel d! a indignación producido en Londres por la exCalibremos todo Id fríama ente que podaclusión, de Irlanda del seno de las Naciones mos la significativa, gravedad de estos hechos letras iniciales que, en algunos momentos, sorí Unidas que no puedo pasar por alto este he- por lo claramente que hablan de la impoten- más complicadas que los crucigramas y que cho tan significativo. cia desorganizada de los miembros de las siempre terminan por fatigar la mente y por Ayer por la noche se reunió en Nueva Naciones Unidas. Se ha partido de un falso desorientar al más conspicuo de les expertos. York, como sabe el lector, el Consejo de Se- principio. Las haeioneis todas (sin excluir a Es explicable que a estas altura no se desguridad para estudiar (y aprobar o rechazar las pequeñas, a las 1 vencidas o a aquellas que c o n o z c a lo que es la U. N: R. R. A. la en su caso) las solicitudes de admisión pre- gocen de la antipatía común) pertenecen, por U R. R. S. la O. N. U. la U. S. A. y el sentadas por Irlanda, Portugal, Albania, derecho propio, por imperativo histórico, a M. R. P. pero ya va resultando angustioso en Tr. ansJordania, la Móngolia Exterior, Sue- la comunidad internacional. Esta comunidad, Italia que los autobuses se llamen A. T. A. G. cia, Islandia y Afganistán. De todas- estas na- anárquica en un principio, no tuvo nunca la radio, R. A. I. los carabineros, R. R. C. C. ciones sólo las tres últimas fueron acepta- cohesión entre sus miembros. El conseguir o C. C. R! R. y que para colmo, hoy, en un, das en la organización. esta cohesión indicaría un grado muy alto de comunicado oficial de la Presidencia del ConEs tan monstruoso, tan grave, tan depri- civilización- y cultura, de que ¡el mundo, por sejo de Ministros, se diga que es notorio qué mente lo que ocurrió ayer en Nueva York desgracia, no goza todavía. Partiendo, pues; por el D. L. y L. G. T. d e l i 5 de febrero na- -pese a los es iiérzos tan nobles como in- de esta realidad, de esta ausencia de civi- es verdad que el P. A, Laxista, -ni que tanv fructuosos del delegado británico Sir Alexan- lización suficiente tos vencedores de una poco el S. N. P I. goce de personalidad juríóer Cadogan- que las esperanzas de que la guerra, queriendo evitar que ésta se repita dica a pesar de ló que diga 1 ó r g a n o del O. N. U. pueda algún día ser la salvaguardia de mc do periódico, intentan organizar po- P. C. I. Esto, que no es una broma, sino un de la paz y la justicia internacional se han líticamente el mundo por su cuenta, creando caso estricto da locura alfabética, ha dado, lu convertido. en una quimera. La tramoya ha una especie de política o tutelaje internad o- gar a que un escritor diga que está seguro de quedado, al descubierto. Ni siquiera la falsa nal. El título que invocan no es el ele ser más que cuando las bellas amigas de los Césares ¿decoración (que, como una bella mentira, cu- sabios, ni más antiguos, ni más imparciales, en sus conversaciones fríyolas empezaron a ¡sino el de ser, sencillamente, los vencedores decir Spor en vez de pronunciar por entera bría de apariencias altruistas las rencillas y las ambiciones) se ha salvado. Descarnada- de una guerra que se ha extendido por todos el Senatus popuhisque ronwnus, maduraban, mente, cínicamente, sin caretas, ayer se sa- -los mares y todos los Continentes. El título sin querer el fin del Imperio. Claro es que si caron los tr, apos sucios sobre la mesa enman- como se ve, es poderoso. El orgullo de algu- ahora no se pierde un Imperio, hay serio riestelada del Consejó de Seguridad. La Gran nas naciones que no fueron consultadas se go de perder la lucidez mental. siente tímidamente resentido, pero estas Bretaña y los Estados Unidos usaron por pri- nes inclinan su pequeña humillación nacioAfortunadamente, ayer, De Gaseen, fuera mera vez su veto para rechazar la admisión servar los sinceros y sanos propósitos al obde la de Albania y la Móngolia Exterior, cuyo in- Organización que se, proyecta. Pero he aquí del comunicado de su Presidencia, habló en greso era defendido por Rusia, y Rusia apli- que esta Organización, que pretende regir Consejo de, Ministros con claridad bastante có por centésima vez su vetó para rechazar los destinos del mundo, se reserva el dere- diáfana, y hasta con una energía no habituaU a Portugal e Irlanda, cuyo ingreso era grato cho de admisión de l as demás naciones, como que representa un buen síntoma ée firmeza. E n a los, ojos de los Estados Unidos y la Gran si éstas pertenecieran a otro planeta y no conclusión y resumen a los gcáves acontecí- Bretaña. Dos imperialismos frente a frente. tuvieran nada que ver con los negocios de mientos que están provocando los partisanos, Eso es todo. Mientras tanto, las naciones pe- aquí abajo. Esto ya de por sí es injusto, pues- justamente los del A. N. P. I. y los del S. A. I. queñas quedan abandonadas a las distintas to que, como antes decía, cada nación perte- dijo él jefe del Gobierno que era necesario que corrientes que campean por los mares de la nece por derecho natural a esta comunidad no se repitieran los errores de igig l 1922 y arbitrariedad internacional. No quiero hacer en trance de Organización. Ahora bien: si el que, por otra parte, él no estaba dispuesto al comparaciones, siempre odiosas. Jurídica- hecho de que un grupo de potencias se reser- ser otro Facta. La carrera a las montañas con mente hablando, tanta personalidad podrá te- ve él derecha de admisión, es, a mi modes- armi S y bagajes están extendiéndose pe punner Afganistán como China o Canadá. Pero, to entender, tan injusto Y arbitrario como si tes neurálgi- cos del Norte dé Italia y las tro ¿no salta a la vista la injusticia que represen- se pretendiera negar la existencia misma de pelías han comenzado, alcanzando ayer su más ta el que una nación de tribus dispersas como la nación de que se trate, lo que es a- todas grave hecho en un golpe de mano a la cárcel el Afganistán, formada hace veinticinco años luces monstruoso es el procedimiento que se de Pallanza, donde se liberaron dos detenidos con los despojos del Imperio otomano, pueda ha establecido para regularlo. Basta una bola por, homicidio, Los ministros, por lo menos tener cabida en una Sociedad de Naciones negra, una, sola negativa de alguna de las po- oficialmente, acordaron que había que defendonde ha sido rechazada la solicitud de ingre- tencias con derecho a veto, y la nación no der la ley, la República y la lira, y De Gaspeso de Portugal, cuya existencia como nación podrá ingresar, corrió, si se tratara de un ri que retorna a París, especificó las medidas políticamente organizada es veinte veces an- individuo a cuya solicitud de ingreso se Apu- que habría que adoptar si realmente todos los terior á las potencias que hoy llevan la ba- siera uno de los socios fundadores de un partidos que forman ¡el Gobierno desean que la República italiana no se vaya por la borda. tuta del concierto universal? Se me podrá Club. objetar que no es ¡precisamente la antigüedad No es cómodo ni de sencilla resolución el el título que han de aportar los pueblos para Esto pedrá estar de acuerdo con la redacser tenidos como naciones civilizadas en la ción de las bases del Estatuto da las Nacio- momento interno de Italia, puesto que los que organización de las naciones unidas. ¿Cuál nes Unidas, pero por encima del derecho es- saben leer y entender, no con iniciales sino con es entonces? Analicemos este misterio. ¿La crito hay un derecho natural, anterior a él, palabras bien marcadas la declaración de ayer aportación a la cultura? Para nada se ha te- que no se ha tenido para nada en cuenta en del jefe del Gobierno, deducen inmediatamennido en cuenta la misión descubridora y civi- la redacción de estas bases. No se puede pre- te que en todo el movimiento partisano que lizadora de Portugal. ¿Los intereses econó- decir el resultado que, a la larga, dará- la ha surgido por minúsculos pretextos hay, no micos? Portugal tiene posesiones e intereses O. N, U, pero se puede afirmar que ha. co -la complicidad, sino la dirección de algún paren Asia, África y Oceanía. ¿La potencialidad menzado su carrera violando es e derecho inse- tido- que está dispuesto a apresurar las etjpas bélica? Tentados estaríamos de responder que parable a la existencia misma de las nacio- para la conquista del Poder. Dice hoy él ór- aquí reside parte del misterio; pero Afganis- nes al negar personalidad internacional a gano liberal que los estudiosos del voelkerptán, con sus alfanjes y cimitarras, no tiene quienes, en estricta justicia, tío necesitan de sycologie afirman que cada pueblo tiene en la propia manera de ser y de vivir un carácter o un Ejército como para hacer temblar al un reconocimiento expreso para poseerla. mundo, y, sin emb, argo, ha sido aceptado. ¿Es, La exclusión de Irlanda ha. sido un. golpe una suma de caracteres insuperablemente naentonces, necesario haber colaborado en la muy fuerte para la diplomacia británica- -que cionales. Y añade que hay que convencerse de guerra de parte de los vencedores? Tampoco, tendrá algún día consecuencias po iticas en las que la manera de ser italiana es, sin duda, la puesto que Portugal cedió durante- la guerra ya débiles relaciones entre Dublhi y Lon- fascista, y que lo único que se trata es de dislas islas Azores para que sirviesen de bases dres- pero la exclusión de Portugal es una. tinguir a los fascistas negros de los fascistas mancha y un oprobio para la civilización con- rojos, a los fascistas amarillos de los ex fasa los aliados y. de nada le ha servido. Pero, ¿para qué buscar más razones a la temporánea. -TORCUATO LUCA DE TE. NA. cistas o neofascistas, a los fascistas hasta el A B C Ehf L O N B R E S Holanda y Portugal, proscritas delaO. N- U. ABC E NR O M A