Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
El estudio científico de los daños producidos por ei afeitado fue la base de la creación de Tarr. Aun afeitándose con el mayor cuidado siempre se irrita y a veces se infecta la piel. Estos inconvenientes, así como la tirantez, picores y granos, se evitan aplicándose Tarr después de afeitarse, que deja la piel tersa, limpia y varonilmente perfumada. Tarr, por su composición científica, no irrita los ojos, acción siempre molesta y nunca, necesaria. TARSIA m oD R iD f 79 APROBADO POR LA CENSURA SANITAA 1 AN. 2897 GOVA BJIRCELd GONG HOY, INAUGURACIÓN DE LA TEMPORADA DE PRIMEROS REESTRENOS ¡DISPARATE! ¡RISA! i (Bta. ¡CARCAJADAS! ¡SUSTOS! ¡CARRERAS! TOLERADA MENORES Publicidad LOS TIROLESES