Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID DÍA 17 DE 1 U LIO D E 9 46 i (ARI 0 T L U ST R AD O CAMPAÑA TORPE Y CONTRAPRODUCENTE m TT DIARIO ILUSTRADO AÑO TRICE? SIMÓN OVEN O N D ÍO iQQ Ü 8 M ON MfiS, 10.50 PESETAS. PROVINOASs TRES MESES, 31,50: AMERICA Y I URTIHÍAI. TKÍ S MJ SEü a ISXTKANJEKO: TRES MESES: 51 PESETAS. REDACCIÓN Sí ADMINISTRACIÓN; SERRANO, 61. MADRlli. APARTADO N. 42, componer nuestro frente interior. Provocan el regocijo y contribuyen a la alegría veraniega de los españoles. Los cuales saben mejor que nadie que en España gozamos hoy de más orden y tranquilidad, de más bienestar económico, de una mayor consistencia política y de más segura paz que en la mayoría de esos países extranjeros que nos combaten y que nuestros perpetuos enemigos utilizan de bocina para eomibatirnos. V 99 li 1 IM f? v h J T A í 1 lT i n FQEMI? ¡T í T A T O -LN l W C O r ií l iUfti, CON FILIPINAS Hemos denunciado y razonado en los últi España, que no escatimó su sangre civi. mos días las palmariascontradicciones en iue lizadora en los puntos más distantes de la incurren los autores de la campaña antiespaTierra, recoge hoy, en algunos de éstos la ñola. A aquellas contradicciones apuntadas tesiembra de amor esparcida, y dijérase qua nemos que añadir hoy la torpeza con que esahora corre aquella misma sangre, renovada tán urdidas las noticias injuriosas, y los efecy vivificada, por venas nuevas, en las que el tos contraproducentes que en algunas nacioardiente fluir canta la esperanza. Así en la nes extranjeras ocasionan. Argentina y así en Filipinas. Pues torpeza inconsolable y desdichada para PROMESA Y ENSEÑANZA A Filipinas ha ido nuestro Plus Ultra, con nuestros enemigos es el empeño descomunal lo que pudimos allegar para mitigación del que ponen en dar en los países extranjeros la interminable agotamiento de- una guerra inDE UNÍ DISCURSO sensación de que en España vivimos hoy, como m ericorde, y han ido hombres de España, hace diez años, como en la época del. Frente Varias veces, en el transcurro de los últi- en Embajada extraordinaria, a decir hasta Popular, como en los tiempos de la República mos meses hemos teñid? que referirnos al qué punto nuestro corazón está con las dilecazañista, socialista, sindicalista, comunista y hondo sentida social que inspira la política tas hijas, que, con toda justicia, merecen la democrática en plena efervescencia de agi- el señor ministro de Agricultura, comple- estimación de adultas, y se han ganado la intaciones. Un día hablan de la ola de deten- mento de una preparación técnica, que su dependencia, a la que tenían derecho. ciones que se ha desencadenado por Andalu- profesional dedicación p e r m i t í a descontar. Nadie como España, nadie como cada uno cía, como un huracán inusitado en esa región, Ahora, otra vez, en el discurso con que ha de los españoles, en lo más hondo de sus aly añaden, a modo de prueba convincente, que afianzado en las Cortes su proyecto de dota- mas, podía sentir este júbilo de los días diálas mujeres y los hijos de los enemigos del ción y mecanismo del Crédito, Agrícola, el fanos- que se abren al porvenir de las querégimen son guardados como rehenes, y ex- ideólogo ha rayado a la misma; altura que el ridas islas. Hay una Patria grande para noscusado es decir que zaheridos, maltratados y ingeniero, dando a la letra fría de unas dis- otros los españoles, y para los que están en ultrajados, Dios sabe en qué mazmorras y co, posiciones bien articuladas, concisas, eminen- nuestros corazones, que abarca, todos lp s luqué garfios de tortura... Otro tdía inventat temente técnicas el calor de- unos conceptos gares que se habla el idioma, que tiene raíuna huelga en las obras del aeropuerto de Ba- generosos, en los que la hermandad de los ces, que está íntimamente unido a la Historia rajas, originada en la retención ilícita por par- españoles ha sido esgrimida con fe y entu- del suelo en su despertar a la civilización, pop te de. los Sindicatos de L- mitad justa del jo, rna siasmo ejemplares. La solidaridad eme su pa- muchos avatares que ese suelo haya sufrido; a de los obreros, Abundan, los atentados, se re labra reclamaba- -y que la nueva ley ya por muchos otros idiomas que a él se hagistran movimientos de tropa, de Norte a Sui acercar a, la meta ideal del político -para los yan hablado o se hablen. y de diestro a siniestro; escaramuzas cotí gue- destinos y los avatares del campesinado con Hay un hecho cierto, que ríos llega en tesrrilleros cubiertos de gloria... los del hombre de la ciudad; con los del in- timonios fidedignos, de la máxima autoridad, Y ahora nos preguntamos- ¿Qué pretenden dustrial y el cuentacorrentista, constituye, en y es que en Filipinas el castellano no se descon tanta fábula patosa? Porque es lo cierto efecto, una concepción generosa de síntesis arraiga y hay un ansia ilusionada dé conocen que a nosotros más nos regocija que nos daña, española, más agrícola que industrializada, nuestras corrientes espirituales por medio, da pero a los franceses, por ejemplo, país dond pero que no puede descansar en la incertjdum- nuestros libros, de nuestras publicaciones de se publican todos esos bulos, debe la cosa di bre inherente a un. suelo no demasiado rico n toda índole, de nuestros periódicos. empezar a preocuparles, despertando su con- fecundado en su ¡mayor extensión por el reExiste en Manila un periódico, La Voz da, ciencia a cuanto ocurre a su alrededor. Lo; gadío. Manila, exclusivamente filipino, que sostiene ¡franceses saben, sin duda, a qué atenerse en Aquellas palabras del punto a ln. suavidad de, los modales rojos. Los que dibujaban el id- eal de Sr. Rein, como las con entusiasmo y tesón lá gran causa tradiun crédito suicidios como eí que ha originado la muer- personal, sin hipotecas y sin prenda, agrícola cional del castellano, y en él se refleja un sonaban te del periodista D. Fernando Ortiz Eoha- en el recinto de las Cortes como la voz espe- amor y una afición- a la cultura hispánica, que, güe, son allí tan frecuentes en estos días, que ranzada de una nueva política, ajejia a mez- no puede sino conmovernos muy profundapueden reputarse de síntesis y compendio de la quindades y regateos, y en la que la suerte mente y asegurarnos que nuestro deber es ha- vida azarosa que arrastra Francia ahora. Y de los españoles fuera unánime, fundida en cer llegar con la mayor profusión todas las se nos ocurre, por mera comparación, recor- el aglutinante supremo de un ideal 1 superior y obras de índole editorial que podamos proporcionar. dar que en la noche de San Juan se reunie- COmun. la Universidad y Colegios del archiron én las callefe de Barcelona más de 80.000 En espera de esa posibilidad! el concepto piélago se. estudia el castellano, y las nuevas personas, festejando alegremente esa solemnidad tradicional, y no hubo una, sola. reyerta, de la Hermandad Campesina, qué el ministro generaciones han de iniciarse y alimentarse ofrece, con la subsidiaria responsabilidad del de información cultural un solo incidente, ni una sola disputa. Las Estado como garantía del capitalista cuyo con- con las fuentesser posible, más perfectas, más recientes, y, -á sa- Comisarías de aquella ciudad acusan el hecho, curso se requiere para la dotación del crédito lidas de nuestra Patria. sin registrar un grito, una protesta ni una agrícola, revive el viejo fundamento gremial La contienda destruyó casi totalmente actitud ajena a la sana alegría popular. de a mejor época española. A través de una Hablan también del hambre nuestros. ene- solidaridad semejante, la forzosa aportación nuestra obra, la que los elementos oficiales, migos, y llegan, por. cierto, un ptoco tarde, por- del cuentacorrentista sé aparece respaldada en la colonia española y una calificada parte de que, si los españoles hemos sufrido escase- el vigor y la perseverancia del agro español, lo mejor del pueblo filipino mantenían con ces, que nunca han sido tan angustiosas como primer interesado siempre, de modo conjun- entusiasmo. Era una obra de sostenimiento por el extranjero, hoy, en que empiezan a re- to, con orgulloso espíritu clasista, en la con- de intercambio espiritual. Pero he aquí que cogerse las cosechas, -la amenaza se desvane- secución y ¿n la permanencia de sus em- las bibliotecas con que se contaba han des aparecido, y que todo hay que emprenderlo de ce, el racionamiento va a ampliarse muy en presas. nuevo, con la fe de lograr una realidad más breve, y nuestras reservas aumentarán en Son viejos conceptos, arrumbados un día aquellos productos que más limitados estaban. por el feroz individualismo egoísta, que gentes perfecta y más eficaz, si cabe, que la an. ¡España no ha carecido nunca de pescado de nuevas sacan a luz hoy para reforzar, dándo- terior. Lo genuinamente filipino es carne de Estodas clases, de manteca, de fruta, de produc- les sentido, las construcciones especulativas de tos de cerdo, Éde caza, etc. ¿No se dan cuen- una v técn ¡camuy moderna, a la que venía fal- paña y anhela recibir, ahora más, que nunca, cuanto son a quí manifestaciones del dec. ta es os pájaros de mal agüero de que no está tando el alma- v. arrollo da nuestra cultura. No sólo son loa el mundo propicio a, recibir las noticias de españoles residentes, aquellos que. no. se 1 han! penurias extrañas? ¿No ven que esas aldabadas suenan trágicamente en la oquedad de I03 JEFES LOCALES DE t, A PREVISIÓN SOCIAL: repatriado, los únicos que necesitan esa code los organismos desnutridos que por ahí abundan No dejéis que ninguno derecho campesinos de municación tan directa por medio de ía pa uestra con a más que por España? Subsidio localidad deje de cobrarlo. percibir el labra escrita e impresa, sino también una inFamiliar Preguntad Finalmente, subrayemos, la torpeza máxima, y consultad a vnestra Delegación Provincial mensa parte de los filipinos, cuyo idioma (y, la torpeza superlativa que se resume en pen- a la del Instituto Nacional de Previsión enan- or lo tanto, -cuya alma) es, el nuestro. Aunar los esfuerzos de iodos, intensificar; -sur. que campañas de esa índole pueden des- as dudas tengáis en la aplicación fie esta ley.