Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID DÍA 5 DE J U L IO D E i 9 46 PJ A R I O f h U SiK DIARIO ILUSTRA DO AÑO TRIGÉSIMO N O VE N O N. 12.58.9 AD O SUSORIPO 1O N: ÜN MBS, 10.50 PESETAS. PKOVINClaS: TRES MESES, 31,50: AMERICA X PORTUGAL: TKÉS MESES, 34, EXTRAJVJÍUiO! TRES MESES: ñl PESETAS. REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN: SERRANO, 61. MADRID. APARTADO N. 43. Son de encomiar a un mismo tiempo el celo en la cooperación constructiva y de continuidad histórica, que los británicos saben, poner a contribución en todos las moEn el Boletín Oficial del Estado se ha pu En un- -debate entablado en la Alta Cáma- mentos, y en, Jos de crisis, con mayor apreblicado un importante decreto del ministerio ra, de Londres sobre la ley de Seguros S mio y entusiasmo. de Agricultura, por el que se dictan normas fciales, lord Beveridge encarecía recientemenpara el fomento de la sericicultura. te los. avances que Gran Bretaña realiza en materia de seguros, subsidios y otros soco Las labores de fomento encomendadas exrros, que tienden a eliminar un día de la clusivamente a la acción del Estado languide, vida británica la plaga de la mendicidad sola- CONTROVERSIA EN TORNO AL DERE- cen por falta de continuidad en la labor. Esta pada. Es muy meritoria la labor de los gocircunstancia ha impulsado al ministerio de CHO US VETO bernantes ingleses actuales, pero el partido Agricultura a asociar el esfuerzo de los inlaborista, no hace, en realidad, sino desarro- t Nueva York 4. Se afirma que está germi- dustriales que utilizan primeras materias agríllar Una obra que se inicia briosamente antes nando eti el Consejo ele Seguridad de la colas, para qué tomen parte activa en el indé la primera guerra europea y que- responde O. N. U. una nueva controversia en torno al. cremento de la producción de las mismas. á exigencias de la época. Acompasar el rit- derecho, de veto, esta vez con motivo del in- En ese sentido, y siguiendo la. misma polímo de las- reformas sociales con -necesidad, forme que, según la. Carta, debe dicho Orga- tica económica establecida con otras producy aun prevenir esta, sin escarceos, d- emagóffi- nismo presentar anualmente al Pleno del Con- ciones, y singularmente con tanto éxito para cos, es privilegio que los estadistas británi- sejo. Parece s r cjue en los debates prelimi- el algodón, cos han mantenido siempre desde el Poder; El nares de la Subcomisión de Técnicos, Rusia publicado elel ministerio de Agricultura ha decreto encaminado a incremenórgano no crea allí necesidades, sino que es ha expuesto el criterio de que cuanto no fuepor ellas creado. Ocurre hoy que el partido ra ún sumario escueto de las deliberaciones, y tar la producción sedera, que en estos últimos laborista responde a unos afanes perentorios, acciones del Consejo constituiría. un documen- años ha alcanzado un máximo de 450,000 kilonacidos del desconcierto fconómlco que seis to sustantivo y por tanto estaría sujeto a gramos de capullo fresco, con tendencia a que años, de guerra tenían inevitablemente- que pro- veto. La cuestión específica que comprende entre las diversas regiones españolas capaces ducir, y ese Gobierno, iaipcnLer. do al país la controversia es el informe que. debe rendir de producir seda, se llegue a 1.200.000 kilouna legislación más avanzada, apresurando, el. Consejo sobre sü actuación en la suestión gramos de capullo fresco, que supone uno 9 en realidad, los avances apufitadqs en legis- española. Nueve miembros del Consejo votaran 100.000 kilogramos de seda hilada con un ren -i laciones conservadoras o liberales preceden- el mes pasado por que sé trasladase el proble dirt) ie: i: o normal. tes, se limita a desarrollar con mayor ce- ma español al Pleno, con la recomendación Para llegar a esta meta, se consideran zoleridad, pero sin vioiíncia, teorías ya sancio- de que éste adopte las medidas pertinentes en nas aptas para elxultivo sedero, que serán obnadas. El organismo social no experimenta cuanto al Gobierno de Franco. Rusia. vetó. este jeLb ¿e concurso, al que podrán concurrir los choques traumáticos ni se descoyunta en la acuerdo y se supone reclamará el derecho de industriales sederos, bien hiladores o tejedooperación. Hay una suave y fecunda continui- veto en caso, de que el informe sugiriera, aun- res, o. empresas industriales similares, a quiedad de propósitos. La parábola trazada por que sea indirectamente, que la; Asamblea debe nes, bajo la tutela y él control del Estado, se ¡fuerzas calificadas de reaccionarias y conser- hacerse cargó del caso español. -EFE. le encomendará la labor de fomento en las revadoras sigue desenvolviéndose normalmente, giones que se les adjudique. sin quebranto de la tradición histórica. Como compensación a esta labor, el. Estado Lord Beveridge ha diseñado en la Cámara EL BRASIL DESEA ESTRE- ofrece cupos de seda de libre disposición, y, de los Lores la continuidad ininterrumpida obre todo, garantiza, el consumo de la seda de ia política social británica, iniciada en su CHA R LAS RELACIONES española producida a precios remuneradores. aspecto más humanitario, él de lds socofros La actuación de estas entidades concesioy seguros, por José Chamberlain, a. princinarias ha de estar dirigida en su parte técnipios de siglo, con la. primera le y de Compen- ECONÓMICAS CON ES- ca por, los servicios oficiales del Estado, y es saciones a tos obreros. Sigue A- squith, con la de esperar que k s ensayos recientemente realey. s de Pensiones, a la Vejez. Lloyd Geo rge, lizados en zonas distintas de la típicamente len ion, ent: a bulliciosamente e n escena con HACIA EL ESTABLECIMIENTO DE UNsedera de la vega del Segura, den pqr resullo- gran ley. de Seguros, Nacionales, que se tado alcanzar en plazos de seis a ocho años TRATADO COMERCIAL complementa en 1925 con la ley de Pensiola cantidad de seda a que se tiende. Barcelona 4. La Oficina Comercial del Gones a las viudas, huérfanos y ancianos. En IO 34 el Gobierno conservador dé Mr. Bald- bierno del Brásirhá quedado instalada en la Esta cifra de 100.000 kilogramos de seda win promulga la. ley; de Seguros contra la plaza dé Cataluña, al frente de la cuaj está es la que se estima, para el consumo, de. artícu Carencia de Trabajo, que da origen a las el agregado comercial brasileño, D. Alvaro los de lujo. Juntas de Auxilioi Estos fértiles anteceden- Trindade, prestigioso economista, hace me sés. La labor d ¿fomento de, la sericicultura que tes culminan en el famoso Informe Beve- llegado a España: se emprendió a raíz de. terminar, nuestra gueridge, publicado en el momento más sombrío En la visita que a. los nuevos locales hi- rra de liberación, ofreció resultados muy disde la historia de Inglaterra, al comenzar- la cieron los periodistas, hoy, el Sr. Trindade ipares, en parte por falta de moreras y, sobre guerra última. El plan queda articulado en todo, porque ciertos criadores se sintieron (1944, -y. consolidado, bajo el Gobierno labo; dijo que el Brasil tenía grandes Seseos de es- atraídos por otras labores y cultivos que les T trechar las relaciones económicas y culturarista actual, en una- serie, de proyectos de resultaban más lucrativos. ley, que aspiran a desvanecer de la vida bri- les con España, siendo prueba, de ello el monPara vencer apatías y para crear los contaje de estas oficinas, en, las que se hará- intánica el espectro de la inseguridad. Todos venientes estímulos económicos, se han dictalos partidos han tenido, intervención en el formación de lo que mutuamente pueden ex- do las nuevas normas en fomento de nuestra proyecto. portarse ambos países, pues los productos es- producción sedera. ¡pañoles tienen gran porvenir en el Brasil. Todos, los partidos ingleses han intervenido Destacó que una de las aspiraciones de ¡su Al mismo tiempo se otorgan ventajas y fatambién n la copiosa- y progresiva legisla- país es renovar su, utillaje para las fábricas cilidades en la reposición de moreras y otros ciófi social de aquel país La cadena de la textiles, cuya maquinaria puede proveer Es- beneficios oue podrán ser concedidos por Emcontinuidad legislativa no ha perdido ningún presas colaboradoras- a las que se adjudiquen eslabón. Liberales, conservadores y laboris- paña, y que también está interesado su Go- las nuevas zonas, complemento preciso de esta bierno en la importación de vinos españoles tas, es decir, los tres, grandes sectores políti cos de Gran Bretaña, han colaborado a su y frutos secos. Añadió que también hay gran- preciosa y loable articulación. Así utiliza el ministerio de Agricultura las tiempo respectivo, bajo la admirable conti- des posibilidades en el aspecto editorial. Anunnuidad de la Institución Monárquica, some- ció que en breve será inaugurada una línea facultades que oportunamente le fueron contidos a exigencias de tiempos y problemas- di- aérea regular entre Río de Janeiro ¿Lisboa, cedidas por las correspondientes leyes. -Pía- versos; en la obra humanitaria y social. So- que posiblemente se extenderá hasta Barce- nes de nacionalización, zonas, ritmos y canti dades a producir, m. odalidades congruentes con bre cimientos asentados- a principios dé si- lona. Terminó diciendo que es deseo de su país los lugares donde han de, aplicarse. El fomenglo se ha ido exigiendo la fábrica, cuyos últimos sillares laboristas están precisamente la- llegar pronto al establecimiento de un Tra- to de nuestra, producción sedera ha recibido brados con iniciativas de un político liberal, tado comercial con España, anulando el siste- un firme y seguro imjpujso, en el gue caj? e poMr. Beveridge mismo. i ma actual del cleaíing. -CIFRA. ner decididas esperanzss. POLÍTICA SOCIAL BRITÁNICA NUESTRA PRODUCCIÓN SEDERA ESPAÑA Y LA O. N. U. PAÑA