Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DEL CONGRESO LUSO- HISPANO DE D E R M A T O LOGÍA Y SU VISITA A FONTILLES C con la llegada del buen tiempo, se ha celebrado en Valencia un Congreso Internacional, que ha servido para demostrar ¡a laboriosidad y alto nivel y compenetración científica de los dermatólogos portugueses y españoles. Las tareas han sido considerables: tres ponencias oficiales sobre lepra, enfermedad que actualmente alarma al mundo, porque las guerras determinan un indudable incremento en su morbilidad. Cuatro ponencias sobre psoriasis. Una sobre la penicilina en la especialidad. Por último, otra sobre dermatosis profesionales. Todas ellas sirvieron para que destacaran sus conocimientos y pudieran lucirse los nueve ponentes oficiales. Además de estas ponencias, fueron discutidas más de 150 comunicaciones; algunas muy notables de los dermatólogos portugueses; otras de médicos de diferentes especialiOINCIDIENDO Vista del leprocomio modelo de FontiUes. fermos. Sólo la iglesia y el teatro son comunes, aun cuando subsiste en ellos la separación, destinada siempre para los enfermos lá parte principa y las acceso; rias, para el personal sano. A los enfermos, bien atendidos, cuidadosamente vestidos y sin uniformar, se les ve bien alimentados, contentos y olvidando, en lo que cabe, su terrible enfermedad, Todo el personal que les cuida, trabaja con ostensible entusiasmo, como si a todos alcanzase el ejemplo de la actuación admirable de las Ordenes religiosas. Los dermatólogos portugueses, impresionados con la visita al leprocomio de Levante, hicieron multitud de elogios, con frases muy sentidas, destacando los diferentes aspectos en que Fontilles llama la atención, y muy principalmente ¡o bien atendidos que encontraron a los enfermos y la perfecta organización de todos los servicios sanitarios, estimando que podrían servir de modelo. Actualmente en Portugal, como en todos los países de destacada cultura, se ocupan con extraordinario interés de este mismo problema y estárA construyendo un magnifico leprocomio en Corrobra, parte central de la nación hermana, en la que principalmente existe la enfermedad en estado endémico. Simultáneamente van a crear la organización para la vigilancia de los leprosos y de los que con ellos convivieron, que están ya censados por los dermatólogos portugueses. Buen final del Congreso esta visita a Fontilles, institución sanitaria modelo, que. con modesta subvención estatal, con la ayuda principal de la caridad española, gracias a la abnegación de las Ordenes religiosas y merced al impulso de algunos hombres de corazón, continúan dando ejemplo de cómo se debe atender a estos enfermos que, aun cuando no son lo contagiosos que laf gente se figura, deben ser separados en algunas ocasiones, y cuando es precisa esta determinación, son pocas todas las consideraciones para aquellos que, al aislarles de la sociedad, se hacen acreedores a las mayores comodidades. DR. B. DEL REY S í, Una de sus instalaciones sanitarias. dad. es que plantearon asuntos relacionafolklore levantino e incluso presenciar dos con la Dermatología. alardes pirotécnicos que nos recordaron las típicas fallas. Aun cuando nos proponemos no destacar nombre alguno, estimando como lo Después del banquete oficial de claumás relevante el mérito total del Congresura, tras muy pocas horas de descanso, so, creemos justo mencionar como sobre- gran parte de los congresistas salieron salientes: el estilo y la dialéctica del dismuy de mañana con dirección a Fonticurso inaugural, la profundidad científica lles, deseando conocer nuestro leprocomio de conferencias, como la referente a la modelo, el cual produjo gran sorpresa a fisiología de la piel, y otra sobre aplicalos que no lo conocíamos. Todas sus inscaciones de la electroforesis de los sueros talaciones son perfectas, lo mismo las de para el diagnóstico de diferentes enfermemedicina, las típicamente sanitarias, las dades: y algunas de las ponencias de le- auxiliares, etc. No conocernos otro labopra, en las que se ha estudiado a fondo ratorio mejor, y de la cocina y sus decuanto con esta enfermedad se relaciona. pendencias podríamos decir que constituyen otro laboratorio. Si lográsemos suTan documentadas y numerosos trabaprimir ele la vista general estas depenjos científicos se hicieron más amenos al dencias sanitarias, podríamos convencerintercalar entre los mismos algunos de medicina social y otros, escasos pero se- nos de que se trataba de una villa modelo, con su magnífica iglesia y su teatro lectos, en los que algún congresista hizo alarde de sólida cultura y fino humoris- próximo, enclavados en la parte central, mo, al tratar con originalidad y acierto y con la curiosidad de tener sus huertas, aígún problema dermatológico, apartán- sus granjas, talleres de oficios varios, en la parte destinada a los enfermos; que. dose de las normas corrientes. Alternandespués, un poco distanciado, vuelve a redo con todas estas tareas, asistieron los congresistas a fiestas perfectamente orga- -petírse, como si en vez de un pueblo fuenizadas, en las que pudieron disfrutar de! sen dos, uno para- sanos y otro para en-