Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
I B O. MIÉRCOLES 32 B E MATO D E 1 M EDICIÓN DE E A MAÑANA. PAG. 15. BYRNES DENUNCIA LA MALA FE DE RUSIA, OUE TORPEDEA TODO ESFUERZO DÉ PAZ Detenciones en Fersia. Frank morirá hoy ahorcado Si se prescindiera del estilo diplomático y semente en un número fundamental de puntos, resumiera el discurso de James Byrnes en p -pero sabíamos lo que esos puntos fundamencas líneas, la traducción de sus frases vendría tales eran y significaban. a ser la siguiente: Rusia no nos deja actuar; El orador añadió que si no se convoca en pretende imponernos su voluntad; sabotea este verano la Conferencia de la Paz, los Esnuestra labor; y por culpa suya no hemos fir- tados Unidos pedirán a la Asamblea General mado ningún Tratado de Pas ni se vislumbra da la O. N. U. que se encargue de los asuntos siquiera la posibilidad de hacerlo. Cuando nos relacionados con el establecimiento de la misreunimos en París, no pensábamos en ocupar- ma. Añadió que Stalin, personalmente, en el nos de Alemania, pero en cambioi sin la mala pasado diciembre, le había dado el apoyo a su voluntad de Moscú hubiéramos podido llegar a propuesta para el Tratado de las cuatro potenun acuerdo con respecto a Italia y los países cias con Alemania poruña duración de veinvencidos del Sureste. La Unión Soviética no ticinco años, al que el ministro de Asuntos Ejc, quien, por lo visto, qu e se consolide la situa- teriores soviético, Molotof, en la Conferencia ción, ni que haya tranquilidad en Europa: cuan- de París, hizo algunas objeciones de impo. rdo nos acercamos a un acuerdo, lanza al de- tancia. bate un detalle imprevisto, que desvía nuesRUSIA Y LAS REPARACIONES ITAtra atención e imposibilita la armonía. InsisLIANAS te en jque Trieste sea adjudicado a Yugosla El orador declaró a continuación que el Govia; quiere imponer una línea fronteriza me diante Ja cual el país de Tito se anexionaría bierno soviético, mientras que insiste en comedio millón de italianos. Lo mismo que en brar las cantidades que ha lijado como repara 11919 fue un error entregar a Italia la totalidad de la Venecia Julia, lo sería hoy hacerlo en sentido inverso. Lo que quiere Moscú es ensanchar constantemente su zona de influencia hacia el Oeste, y, francamente, ya no sabemos qué hacer con tal aliado. Si no nos deja actuar la próxima ves, entregaremos todos los asuntos a la nueva Organización internacional porque es lógico que el Consejo de los ministros de Negocios Extranjeros debiera facilitar y no obstruir el camino de la pas. Esto es lo que ha dicho el secretario de Estado norteamericano, aunque, naturalmente, con palabras menos tajantes, si bien siempre suficientemente claras para que Moscú se dé por aludido y comprenda que está abusando de la paciencia de las democracias occidentales. Abusa, porque sabe que en todos los países cuenta con un partido ciegamente adteto, fue la gente está cansada tras una contienda de cerca de seis años, y que las democracias, por naturaleza, no proyectan guerras preventivas. Se dice izquierdista y democrática, y hay quienes lo creen- ¿cómo iría, un buen demócrata contra un país tan antifascista como Rusia? Millones de personas no han comprendido todavía que no se trata ya de una lucha ideológica, sino de uña resistencia necesaria contra el imperialismo ruso y paneslavista, aunque se efectúe con otro lema. Las amargas palabras de Byrnes abrirán los ojos a parte del numeroso grupo que hasta ahora no ha sabido o no ha querido ver la realidad. BENEDICTO ciones que Italia ha de abonar por tal concepto, se niega a considerar como botín de guerra tales reparaciones. Por ejemplo, insiste en que algunas de las unidades navales italianas que se rindieron a la Marina de los Estados Unidos y Gran Bretaña sean repartidas con la Unión Soviética, declarando que dichas naves eran botín de guerra; pero el botín de gue- rra pertenece a la nación que lo ha capturado, y la Unión Soviética nunca ha repartido con sus naciones aliadas el botín de guerra capturado por ella. Nosotros deseamos darle como reparaciones algunas unidades navales de las que se rindieron a nuestras fuerzas, y ella pide los buques, pero se niega a considerarlos como sustitutos de las reparaciones pedidas a Italia. LA SEGURIDAD DEPENDE DE TODAS LAS NACIONES Aunque no mencionó a Rusia directamente, Byrnes no dejó duda alguna acerca de a quién se dirigía cuando declare: La seguridad depende de todas las naciones. El esfuerzo de una spla nación para ajimentar su segundad puede amenazar la seguridad de otras naciones y motivar que ellas hagan lo propio para mantener stt seguridad. De este modo, en vez de persistir la seguridad, ocurrirá lp contrario. Byrnes habla, a continuación, de la situación creada ipor las Colonias italianas, y dice que no ha sido resuelta por la posición del Gobierno soviético, primero al exigir un fideicomiso sobre Tripolitania, de carácter mixtoitalo- ruso, y más tarde en favor de un fidei- edmíso italiano como propusieron én principio los franceses. Nuestro criterio- -dice- -ha- sido siempre que las Colonias deben ser prestas bajo fideicomiso de las Naciones Unidas, teniendo como objetivo el bienestar dt sus habitantes y su independencia, dentro del plazo más breve aconsejable. El Consejo dft Fideicomisos, designará un administrador neutral, si Italia está en situación económica de asumir la. responsabilidad de un fideicomiso, y si la devolución de las colonias a dicha na ción implica que ha, de tenerse en cuenta los deseos de sus habitantes. Por estas razones indiqué mi disposición a ceder ante la sugestión francesa de un fideicomiso italiano si con ello se producía acuerdo en el Consejo, y si se acordaba que debía fijarse una fecha definitiva para la independencia de Libia y Eritrea. Pero el Gobierno francés no se mostró dispuesto a abordar la fijación del plazo, para la concesión; de Ja. independencia a estas dos colonias. Los británipos consideraron que, debido a sus promesas hechas durante la guerra, no podrían respaldar el fideicomiso italiano para los territorios ocupados por las tribus Senussi. Al no llegarse a un acuerdo, recurrimos nuevamente a la proposición inicial norteamericana del fideicomiso de las Naciones Unidas. POSIBLE ACUERDO SI SE ENCONTRASE UNA SOLUCIÓN AL PROBLEMA DE TRIESTE El secretario de Estado norteamericano dijo a continuación: Los peritos designados para investigar la cuestión fronteriza italo- yugoslaya no estuvieron en desacuerdo en cuanto a los hechos; pero el representante soviético difirió de los demás miembros del Consejo sobre las conclusiones a deducir de los hechos mismos. Su posición era que la Venecia Julia debe ser tratada corno una totalidad inseparable. Los demás representantes creyeron que por razones de buen gobierno y por decisión tomada por el Consejo en Londres, se requiere una línea divisoria que deje la menor cantidad de personas bajo un Gobierno extranjero. Fue equivocado dar a Italia toda la Venecia Julia después de la primera guerra mundial, y esría igualmente equivocado, dársela ahora a Yugoslavia, pues que se transferirían 000 esta aa nación, aproximadamente, unos 500 ít. líanos. La Delegación norteamenoanáN- suglnó ur. plebiscito sobre 3 a propuesta de los Estados DISCURSO DE BYRNES NO INTENTAREMOS IMPONER NUESTRO DESEO, PERO TAMPOCO NOS DEJA 1 REMOS IMPONER EL DE LOS DEMÁS Washington 21, 3 tarde. Nosotros no debemos intentar imponer nuestro, deseo sobre los demás, pero debemos hacer constar jue no dejaremos que los demás tengan la impresión de que pueden imponer el suyo sobre nosotros. Con esta frase inició el secretario de Estado norteamericano, James F. Byrnes, su discurso pronunciado anoche, en el que ha dado cuenta asu país del resultado de la Conferencia de ministros de Asuntos Exteriores de las cuatro grandes potencias, recientemente celebrada en ¡París. El progreso hacia la paz- -añadió- -ha sido Infinitamente mayor de lo que yo esperaba jcuando sugerí qué el Consejo se reuniese en París, en preparación de unn pronta convocatoria para la Conferen- ta de la Paz. Los mihistros fueron a París cort el propósito de encontrar la manera de dar comienzo a, la Cot; jferencia. de la Paz. Diferimos considerable- 1 BENEDICTINE DEPOSITO PASAJES (GUiPOZCOA) N CABELLO EN PEINÉ CUIDADO... USE PETROLGHEMA