Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID DÍA 10 DE A B R I L DE 19 4 6 D í ARI O 1 LU S T R A D O EL GOBIERNO DE VARSOVIA NO ES POLONIA Rusia no se sentiría vencedora, si después de la guerra su influencia no fuese preponderante 1 en Polonia. Esta frase de José Stalin basta para resumir la situación en el desgraciado país católico. Para Moscú, la cuenca del Vístula ha de ser coto cerrado de la tJnión Soviética, cdn ausencia de influencias extrañas, y, por consiguiente, coa exclusión ds todos los partidos que miran, hacia el Oeste y que no están disouestos a someterse ciegamente al dictado ruso. El Gobierno de Varsovia no es la auténtica Polonia. Lo diríamos, aunque no hubiese sido planteado por él el llamado problema español. Lo diríamos porque responde a la realidad de los hechos. En el Gabinete de Osobka- Morawski rio hay ni un solo representante de los dos partidos más antiguos y más numerosos del país: el nacional- demócrata y el socialista. No encontramos tampoco en él liingúii miembro del partido de la Democracia cristiana. Los defensores del Gobierno 1 de ¡Varsovia- -el antiguo Comité de ¡Lublin- -puejdén decir que el partido campesino, el cuarto 1 en importancia, sí está en Cambio representado por Mikolajczyk. En efecto, después de haber sido jefe del Gobierno polaco en exilio, en Londres, Mikolajczyk aceptó la resolución de Yalta, y un poco por ambición y otro poco por patriotismo, decidió ensanchar ík base del Ministerio en Varsovia, ingresando en él con algunos de sus partidarios. El grupo del prohombre campesino goza, justo es. reconocerlo, de cierto grado de autonomía dentro de la coalición gubernamental; pero se halla en minoría, y en til llamado Consejo Nacional, designado y no elegido, tiene que contentarse con la décima parte de los pués bs. El resto, el 90 por 100, lo componen los comunistas y los partidos afines, que siguen iin rechistar las indicaciones de Moscú. Oficialmente, ningún partido se denomina comunista, porque el que sé titula así, sólo obtenía en las elecciones legislativas y las municipales el 2 por 100 de los sufragios. Hubo, pues- que adoptar otro nombre: el de partido de los obreros polacos. Pero tal camuflaje no modifica el hecho de hallarnos en presencia del partido comunista. El jefe del Estado es Eugenio Bokslaw Bierut, polaco de nacimiento, pero que muy joven, en 1921, se nacionalizó ciudadano soviético, cursó en Moscú estudios de propaganda bolchevique, y fue agregado a la sección polaca del Komintern. Fue también jefe de la propaganda comunista en Viena y en Praga, y del Departamento polaco de la Policía secreta O. G. P. U. llamado ahora N. K. V. D. En Pelonía no se le conocía, pjír haber pasado casi toda la vida en el extranjero, pero los servicios que. habia prestado a) a causa soviética k valieron la presidencia del Poder ejecutivo. En septiembre de 1944, apenas las tropas rusas cruzaron el tío Bug, filé nombrado presidente provisional de Polonia por el Comité de Lublin, designado por los Sovifts. Tampoco e. ra más conocido el actual presiente del Consejo, Eduardo, Osobka- Morawski, un m i e m b r o Oscuro del partido socialista, del cual se separó para fundar un insignificante grupo llamado partido de los obreros socialistos polacos. El jefe del Estado y el presidente del Consejo son, pues, hechura de Moscú, y los igualmente per personas enteramente incondicionales suyas: Gomulka es primer vicepresidente del Consejo; Rzymowski, ministro de Negocios Extranjeros; Radkiewicz, ministro de Seguridad; el- mariscal Rola- Zyrnierski, de Defensa Nacional, etc. En fin, que en Varsovia reina, apoyado por las tropas rusas, el antiguo Comité de Lublin, ligeramente ensanchado, pero sin perder sus rasgos característicos. Naturalmente, no se procede a elecciones, pues el partido campesino sa niega a aceptar el sistema de la lista única, y se teme que pueda pasar lo mismo que en Hungría, donde el partido de los pequeños agricultores consiguió mayoría absoluta frente a la coalición marxista. Sería injusto- -volvamos a decir- -hablar de Polonia o de nación polaca en relación con los gestos del régimen que impera en el país ocupado por los rusos. La verdadera Polonia está en el campamanto del general Anders, y su Gobierno en Londres, presidido por el socialista patriota Arciszewski. Los que gobiernan entre el Bug y el Oder han creado una Polonia intervenida y falsificada, desprovista de sus característicos rasgos nacionales, tan caros para los españoles. DIARIO ILUSTRADO AÑO TRi G. S I M O N O VE N O N. 12.516 í N. Í 3 lí t; l IIH. JONi aiAÜHlU: t JN ftlI- S. 10.51) l KSISTAS. I Í OVLNCL S: TRES MESES 31,50: AMUtilCA i l UltTUOAL: XtitüS IA ICXrKAA JKUqs iUlaS MESES! 51 PESETAS. KEDA 0 U 10 M K ADMINISTRACIÓN: SKKIIANO. 81, MAURÍl AÍ AICT I I O COMENTARIOS A UNA VISITA RECIENTE LA CUESTIÓN DE ESPAÑA Y LA O. N. U. POLONIA NO CONTARA CON VOTOS SUFICIENTES Nueva York 9, 10 noche. Si la cuestión española llega a ser planteada en el Consejo de Seguridad d: la O. N. U. lo probable es que Rusia, Polonia y Francia aboguen por que se profundice el tema, apoyadas tal vez por Méjico, dice la agencia United Press. Pero cuatro votos no resultan suficientes para que prospere la pretensión y, además, es seguro que Inglaterra y los Estados Unidos log rarán un mínimo de cinco votos a favor de su criterio. -EFE. EN ESPERA DE DATOS POLACOS Washington 9, 10 noche. El secretario de Estado norteamericano, Byrncs, declaró en la Conferencia de. Prensa que la actitud de los Estados Unidos en relación con España, en el Consejo de Seguridad de la O. N. U. dependerá de los datos aportados por Polonia, al efecto de considerar el problema. -EFE; DECLARACIONES DEL DELEGADO BRASILEÑO Nueva York g, i o noche. El delegado brasileño en el C o n s e j o de Seguridad de la O. N. U. Pedro Leao Velloso, declaró a los periodistas que ha pedido instrucciones a su Gobierno en relación coa la propuesta polaca de ruptura de relaciones- diplomáticas con España por parte de tedas las Naciones Unidas, aña aendo que tiene la segundad de que la respuesta pe opondrá a la citada propuesta de ruptura. Velloso declaró que la iniciativa polaca es contraria a nuestra, política internacional, tradicional de no intervención en los asuntos de otros plises -EFE. DECLARACIONES MENSUALES DE OBREROS perceptores del Subsidio Familiar. Todas ellas deberán ser presentadas en los correspondientes modelos debidamente cumplimentados, no olvidando consignar el número patronal, el número que corresponde a cada subsidiado $4 íniféíos de- importancia están ocupados Puede afirmarse quj el acontecimiento más destacado del mundo social español en stes últimas semanas lo ha constituido la grata visita con que hace pocos días nos obsequió el profesor británico sir William Bevcridge. La personalidad de este ilustre sociólogo de- spertó un justificado interés, que se vio compensado, con creces, a través de las distintas conferencias que pronunció en Madrid, Conocidas eran sus famosas concepciones que tsn tos comentarios habían suscitado entre núes tros eruditos. De ahí la curiosidad por escuchar sus disertaciones que han marcado una fecha señalada para todos aquellos que nos dedicamos a los- problemas laborales. No vamos a hacer una reseña de las actos celebrados, porque estas noticias las han prodigado con minuciosa escrupulosidad todos los periódicos. Pero sí nos interesa aclarar una observación, hecha con relativa timidez, por uno de los periodistas a quienes recibió, antes de su regreso, en el hotel donde se hospedaba. Exponía mister Beveridge que en Inglaterra existe la costumbre de que los diputados dediquen gran parfe de su tiempo a contestar las cartas que de íoda: partes del Imperio- I 9 llegan a diferentes personas que no están satisfechas de. las pensiones que reciben. Esto -dijo sir William- -lo considero muy interesante para controlar Ja. equidad de estas pensiones. (A B C del 31 de marzo) En. esto estamos de acuerdo con mister Beveridge. Lo que no aceptamos es su opinión -autorizadísima per todos conceptos- -sobre la advertencia hecha por un informador, quien le indicó la circunstancia de que en España existe ya en los Sindicatos ur sistema de comunicación en el. sentido por él señalado contestándole sir Willia- m que le parecía más perfecto el sistema, inglés, puesto que, como los diputadas necesitan de los votos de las personas que les escriben, para tenerlos más contentos y obtener en su dia un voto favorable; estudiaban con gran cariño cada caso personal Parece deducirse que estas actuaciones de los diputados no se realizan basándose en un justo espíritu social; no por el derecho que pueda asistirle al productor- -célula vital del Estado- sino con un fin simplemente político, que lleva aparejado toda una serie de ambiciones e intereses personales. E n España, en cambio, la política es hoy secundaria. Los intereses de la clase productora no se dejan al capricho arbitrario de unos diputados que juegan con ellos al azar de sus conquistas políticas. En España, los derechos de los trabajadores merecen una protección más eficaz. Con tal cbjeto se han creado las Secciones sojiales y asistenciales de los Sindicatos, a través de los cuales se recogen todas las actividades que integran d ciclo productivo. El 6 de diciembre de 1940 se señalaron los fines programáticos que servirían como normativa a la Obra Sindical Previsión Social, que quedó vinculada a la vida laboral el n de agosto de, 1941, como compendio y síntesis de la nueva Organización del E. do. para colaborar en los fines sociales, que se perdían dentro de su propia naturaleza, específica. Su labor consiste en colabora? dentro del plano sindical, a la realización electiva y justa- de las amplias manifestaciones que abarcan el total centcnido t! c I05 Seguros Sociales. Para ello cuenta con una ied. de- 7.500 x 9.