Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MASCOTAS -ir La cotorras son viejas mascotas, que aprenden incluso a dialogar, como en los dramas. Sus dueños, dos soldados amigos, les enseñan el difícil arte de representar comedias de costumbres y de lanzarse improperios. En el curso de unas maniobras en el valle de Shenandoah. de Virginia, un soldado yanqui se hito con dos mandriles, que le han acampanado durante la guerra, domesticados y alegres. Ahora viven n el Parque Zoológico de Bronx y, echan de menos a su ¡primitivo dueño. D o s huérfanos de la guerra! r OFI SAILOR ¿i p i r e v Osesna, mascota de un g r u p o de bombarderos norteamericanos que operaba en Gran Bretaña. Ana -que asf la llaman- -ha aprendido guardar municiones. En ios años de la guerra acompañaba a los pilotos hasta el campo de aviación y allí les esperaba hasta que volvían. Una noche de holgorio para la marinería, en Bahía (Brasil) esta gata salvaje? e introdujo en la cama de Paul Arnold. Tenía dos semanas de edad, y ya sacaba a relucir sus Instintos montaraces y sus garras afiladas. Al poco tiempo se domesticó y tomó la costumbre de acompañar a su dueño por toda la nave. Hoy ha vuelto a su estado natural de salvajismo, y es muy difícil gobernarla. üiSfclérwand can seldom be tamed. te; certaln y wild no iÉÜt