Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B 0. MARTES 19 DE FEBRERO DE 1946. EDICIÓN DE LA AIAÑANA. PAG. 25. del Sr. Pérez Pardo fue acogida con una grarí ovación. EL DOCTOR ZAPATERO Después fueron leídos unos resultados sobré casos tratados en el Dispensario Antituberculoso del distrito de la Universidad, llegando a las siguientes conclusiones: primera, que el preparado no puede considerarse actualmente como un agente específico en el tratamiento de segunda, que no hay Tomaron parte en ella los doctores Alís, González Martín, Pérez Par- la tuberculosis, y el medicamento haya motivo para admitir que provocado influencias en las vicisitudes do, Zapatero, Torres Gosí, Vidal, García Triviño y Vega, que habla- evolutivas de los favorables son susceptibles de casos que la espontánea modificación que caracteriza ron de su ineficacia. esta enfermedad El doctor Zapatero se levanta a hablar y maLa Academia Oficial de Tisiología Espa- d e l y el resultado fue nulo. La aplicación autor, ñola, en debate público, se manifestó ayer i de deo s 19 2 fermentos- -agrega- -venía haciéndose nifiesta que la comunicación no contiene pro gg r tocolo experimental ni clínico alguno ni les hostil al tratamiento antituberculoso por los a lf s f P el doctor Roncal, quien no veía o químicas fermentos del fíUtsus. de nue es autor el doc enfermos, imitándose a analizar la san- características biológicas o fermentos del Blatsus, de que es autor el dar. -I gre que le enviaban. El doctor González Mar- pretendidas. Estima que la físicas y presentamemoria tor Roncal. Más abajo publicamos una refe- tín pone de manifiesto lo ineficaz en tres ca- da no ha sido merecedora de llegar al desrencia fiel de la sesión acalorada. Merece en- sos, y analiza después, con acopio de datos, lo cubrimiento de un medicamento eficaz, sobra carecimiento el entusiasmo con que los médicos realizado hasta ahora, demostrando lo ineficaz todo por falta de datos clínicos. jóvenes sostuvieron, briosamente, la argumen- de la teoría roncaliana y la nulidad del pro- LOS DOCTORES TORRES GOST, VIDAL, tación, mientras que los prestigios máximos de ducto, firmada por los doctores Crespo Alvarez, GARCÍA TRIVIÑO Y VEGA González Martín, después de comprola especialidad, o no estuvieron presentes, o Bilbao ycasos tratados en el Dispensario AntiSeguidamente comenzó su intervención el bar los prefirieron el silencio. Nos inclinaremos ante tuberculoso del distrito ds la Universidad. La doctor Torres Gost, quien comenzó diciendo el fallo que se dicte, porqiie nuestro propósi- intervención del doctor González Martín fue que no era de los que creían que los inventos e investigaciones de los españoles tenían menos to de promover una polémica que fuera- fruc- muy aplaudida. valor que los del Extranjero y por ello quetífera se ha cumplido. No nos queda nada por ría rendir un homenaje al autor de la comuEL DOCTOR PÉREZ PARDO decir; éramos meros espectadores imparcianicación, que ha dedicado su vida a vencer Concedida la palabra Pérez les. Y, en adelante, y a título informativo, se- bla de la simpatía con al Sr. recibió Pardo, ha- muchísimos obstáculos para llegar a unas conque el encargo guiremos dando cabida en nuestras columnas de estudiar un nuevo producto para curar la clusiones, por desgracia, total y absolutamente a cualquier testimonio que, procedente de mé- tuberculosis, sobre todo porque sus autores ve- equivocadas, aunque estimo personalmente tuberculosis muy pródicos o de enfermos, merezca llegar al cono- nían a someterse voluntariamente a una críti- que ela bacilo de lasu antibiótico estála Naturaximo encontrar en cimiento del gran público, como ilustración y ca. Leímos con sumo cuidado- -dice- -la volu- leza Refuta la teoría del doctor Roncal, y minosa memoria del doctor Roncal, tan con- dice que ahora se ha planteado un problema complemento de la- controversia promovida. densada en conceptos y orientaciones nuevos de Medicina social, que en estos momentos que para comprobar sus teorías y experien- está produciendo una auténtica psicosis colecLa sesión (cias harían falta numerosísimos investigado- tiva en los enfermos tuberculosos y sugiere PRESIDE EL DOCTOR CRESPO ALVAKEZ res durante una vida entera. Se refiere des- la conducta a seguir, resumida ten este párrafo: Ayer, a las once y media de la mañana, se pués a la reserva absoluta observada por los Nuestro ilustre director general dio una contelebró en el salón de actos de la Asociación autores en algunos extremos, concretándonos ferencia, en la que se reüirió a un caso simiOficial de Tisiología la anunciada sesión en entonces- -afirma- -a realizar algunas experien- lar, ocurrido con motivo de la reflexoterapia torno al comunicado de los doctores Roncal y cias en un lote de cuarenta y ocho cobayas, y que le costó el puesto al que entonces lo deslacy sobre su descubrimiento curativo de la tratadas con antifermentos aquellas que fueron empeñaba, por no haber detenido a tiempo la tuberculosis. Presidióla Asamblea el ilustre doc- inoculadas con bacilos de Koch, eligiendo los psicosis colectiva que se estaba haciendo Fue tor D. Antonio Crespo Alvarez, con los direc- autores la dosis y el momento de comenzar la muy aplaudido. experiencia. El resultado negativo comenzó a tivos de la entidad. El doctor Vidal hizo una refutación objetiva los tres meses. Revisamos- -prosigue- -las coEl salón se hallaba totalmente lleno de tisió- bayas, y con gran sorpresa se nos aseguró por y mesurada, expresando su reconocimiento al logos en casi su totalidad, entre los que se ha- lo autores del procedimiento que algunos de doctor Roncal por su gigantesca labor, que na llaban los doctores Partearroyo, Codina y Ló- los animales estaban curados o en vías de ser- ha tenido resultados positivos. El doctor Garpez Duran. io. Como quiera que las experiencias ee alar- cía Triviño, en su intervención, expresó sorgaban, los doctores Roncal y Lacy nos propu- presa ante la ausencia de datos clínicos y exINTERVENCIÓN DEL DOCTOR ALIS perimentales que avalasen la Memoria, así sieron de los cobayas para Abierta la sesión, hizo uso de la palabra el men, a el sacrificio negamos. Entonces, elsu exa- como datos de laboratorio, radiografías serialo que nos doctor das de los casos tratados, etc. y aplaude el doctor Alis, quien centró su impugnación dirogó que extendiésemos un ciendo que las deseadas experiencias no habían Roncal de la inocuidad del producto, certificado acuerdo de la Junta Central del Patronato Nadocumensido llevadas a ninguna Asociación de carác- acerca le fue enviado referente e un lote de cional Antituberculoso en lo que respecta a lá to que ter científico, razón por la cual él debía de abs- cobayas que, sin haber sido inoculados de tu- creación de una Comisión de dos tisiólogos tenerse de tomar parte en el debate, pero que berculosis, recibieron el medicamento. En los, para estudiar perfectamente el problema. Por, no lo hace para evitar que pueda ocurrir como demás grupos de cobayas inoculados, el trata- último, intervino el doctor Vega, quien tamahora que se pierdan irremediablemente enfer- miento se mostró ineficaz contra la tuberculo- bien refutó la comunicación. mos susceptibles de curación, si se eligiese el sis experimental del cobaya e hice constar que EL DOCTOR LACY momento oportuno para un tratamiento adecua- en varios casos hubo disparidad de criterio encomunicación con do y eficaz. Sobre este punto de importancia tre los autores y los comisionados. Varios da- el El doctor Lacy, autor de la al final para decir! doctor Roncal, fundamental deben intervenir con energía las dos de alta por Roncal murieron de tubercu- que se sometía alse levantó que en su día se veredicto autoridades sanitarias. Carezco- -añade- -de ex- losis pulmonar, y después de año y medio de dictase. periencia clínica del asunto y esperaba que los estas experiencies sentimos que el optimismo La sesión se levantó a la una y veinticinco. autores las traerían. Sería vanal enzarzarse de los comienzos fuera infundado. La réplica Es digno de destacar el excelente tacto del en una discusión menuda, ya que las cuartillas presidente, don Antonio Crespo Alvarez, quien del doctor Lacy son desordenadas. Vamos a condujo la discusión con magnífico criterio, limitarnos a algunos comentarios elegidos al cortando cuantas alusiones extracientíficas sa azar. El doctor Alis desmenuza en varios punprodujeron, perfectamente disculpables, dada tos la comunicación, deteniéndose en distintos la gran tensión espiritual que reinó en ella. aspectos de orden científico para demostrar la El Sr. Crespo Alvarez dijo que la Asociación; ineficacia del producto de los doctores Roncalse reunirá inmediatamente para dictar las con- Lacy. Fue muy aplaudido. clusiones. EL DOCTOR GONZÁLEZ MARTIN La encuesta de A B C A continuación, el doctor González Martín TESTIMONIO INEQUÍVOCO DE UNA CU TITULO OFICIAL ESPECIALISTA dice que, rechazada la Memoria por la Real RACIÓN Academia de Medicina, sin duda por consideRADIO Y TELEFONÍA En el día de ayer recibimos la siguiente carrarla anticientífica, los doctores Roncal y Lacy BOLETÍN OFICIAL DEL 10 DE FEBRERO) ta, desde Palma de Mallorca, del superior gela entregaron en el Instituto Nacional de Inneral de los Padres Misioneros de los Sagras vestigaciones Científicas, organismo que le didos Corazones rigió una carta rogándole examinase el estudio Misioneros de los SS. Corazones. Paz, 3- presentado por los mencionados doctores acerca Palma de Mallorca. del valor y eficacia del tratamiento DocuPalma, 15 febrero de 1946. mentado teóricamente, solicité los trabajos puComenzó 3 a preparación el l.o de febrero. Señor director de A B C. -Madrid. -Muy seblicados sobre la cuestión, facilitándoseme una ñor mío: En el número del periódico de 6 U Memoria escrita a máquina y algunas historias digna dirección de 13 de los corrientes he yis clínicas, a las que di preferencia. Estas primeto con mucho gusto la campaña iniciada; las historias clínicas me decepcionaron doloro- Infórmese sobre inmediata convocatoria para usted en favor del descubrimiento del d. samente, porque se reducían a media docena esta interesantísima carrera. Teléfono 30564. Roncal y de su discípulo el doctor Lacy, enea de gráficas térmicas mensuales, sin otros documinado a librar o al menos aliviar a la Humentos de más crédito. Traspasé- -añade- -la manidad del gran azote de la tuberculosis. Memoria al doctor Pérez Pardo, quien inmeNosotros estamos en deuda de gratitud con diatamente procedió a aplicar el tratamiento a Nicolaus Amadas (Cremomen) año 1660. el doctor Roncal, pues, hace cosa de unos die -Saripg fipftayaf iguienc o las instrucciones del Escribid: 1. W 6, ALAS. Alcalá, 33, cfcéis años, cuajido aun se hallaba, en pleno; EN LA ASOCIACIÓN OFICIAL DE TISIOLOGIA REPLICA CIENTÍFICA AL DESCUBRIMIENTO ESPAÑOL SOBRE CURACIÓN DE LA TUBERCULOSIS AYUDANTES DE INGENIEROS DE TELECOMUNICACIÓN