Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUESTRA VECJNA VISION DE JADE vecina Visión de Jade (j cuál de sus hermanas madrileñas lleva apellido más poético? me recibe con un vestido verde pálido, enteramente bordado a mano, representando un estanque con hojas y flores de loto y peces chinos de ojos gordos. Así aparece, realmente, como una visión, en medio de cortinas de brocado amarillo, procedentes del Palacio Imperial de Pekín, pinturas chinas antiguas, alfombras, porcelanas y bibelots El lector habrá adivinado: la madrileña honoraria, viuda de un caballero granadino, es china. En su país se llama Hwang Masé, y eñ cristiano Marcela de Juan, que ea la transcripción fonética más cercana. Si no d: go que ie quedé asombrado ante ella, su finura, su delicadeza, su inteligencia, su formidable talento para idiomas, es porque hace varios años que. al tomar contacto con ella, se efectuó en mí ese fenómeno psíquico. Por un periódico húngaro, que había reproducido una información de otro inglés, me enteré de que en el lejana Pekín vivían dos hermanas prodigio Nadíne, que era coronel honorario de Aviación en el Ejército del Norte, y Marcela, -que. a la edad de veintidós años, era directora de un Banco enteramente femenino! el Chinese Womens Saving Bank Escribí sobre su caso fantástico en A B C, les envié el. recorte a Pekín, sin conocer su dirección exacta, pero la carta llegó a sus manos, y unos meses después recibí al par una carta de Nadine, con una foto dedicada, y la visita personal de Marcela. Desde entonces vive entre nosotros; se ha convertido en nuestra vbciria, aunque con frecuentes escapadas hacia otros cielos; -da conferencias en países extraños, en cualquier idioma que se las pidan, conferencias bien retribuidas y de gran éxito de público. Visión de Jade es espiritual, ingeniosa, amena, chispeante y muy culta. -Usted, Marcela, ha aprendido a la perfección las principales lenguas europeas. ¿Cree que nosotros podríamos hacer otro tanto con la china? -Sí y no. La gramática es muy sencilla, pero para el extranjero se presenta la dificultad de las cuatro entonaciones. Según el acento y el canto que les acompaña, las palabras cambian enteramente de sentido. Si usted tiene buen oído, aprenderá fácilmente el chino; en el, caso contrario, se expone a decir tonterías. Así, oor ejemplo, yo me llamo Masé que se pronuncia con a larga, una u imperceptible después de la s, luego una e alargada que sube. Pronunciada de este modo, la palabra quiere decir Visión de Jade Pero si lo hace de otro modo, con una e breve que baja, significa... exposición de Con mantilla, la señora Marcela de Juan, chin y tn caballos. Podría darle miles de drilefia honoraria. N UESTRA ejemplos convincentes y curiosos. Figúrese el efecto que habría de producirme si un admirador extranjero, desprovisto de un oído que capte los matices, me llamara, en vez de querida Visión de Jade querida... exposición de caballos Nos reimos los dos. Y en esa breve pausa, miro sus bellas manos, tan especialmente chinas. Se nota en su delicadeza la raza: Marcela desciende de una dinastía que reinaba en la Edad Media; su bisabuelo era tu- chung o sea. virrey de ¡a importante provincia oriental y marítima de Chekiang, dueño de unos veinte millones de subditos. Cuando Visión de Jade sólo contaba tres años, el príncipe Sheng pidió su mano para su hijo, pero su padre, que, como diplomático, h a b í a vivido ya largos años en el Oeste, no quiso comprometerla tan chica. El señor Hwang fue de l o s primeros chinos convertidos al catolicismo, con no poca influencia de sus visitas al Pilar de 1 Zaragoza. -Bueno- -prosigue nuestra interlocutora- en el fondo no es difícil aprender el chino del uso cotidiano. Pero el idioma literario es poco menos que inasequible al extranjero la poesía china está llena de sutilezas, de matices inefables, de imágenes y metáforas, de alusiones, sugestiones, de imponderables en suma, que sólo comprenden los espíritus cultos y refinados de iuie trtt propio país, Y de la escritura, ni hablar. Un niño occidental sabe leer y escribir- eu cuanto haya aprendido la figura de una treinta letras. El dibujo de mamá poco se diferencia del de ama Pero en chino cada palabra es un dibujo diferente, o la combinación ingeniosa, y a veces arbitraria, de dos ideogramas. Los niños chiuorpierden la mitad de su vida aprendiendo tantos signos, y aunque sean muy inteligentes, llegan a la edad de catorce años isin saber todavía leer y escribir por completo. ¿Y no podrían servirse ustedes de lo. caracteres de nuestra escritura? Hwang Masé 8 su nombre chino. -No, porque, como le digo, las mismas palabras tienen diferentes significados. Si escribiésemos wang ¿cómo sabríamos su sentido? ¿Cómo adivinaríamos de qué entonación es: de la primera, de la segunda, la tercera o la cuarta? Podría significar emperador y otras tres o cuatro cosas distintas. Es inevitable que ead; significación de la misma palabra esté es crita con un dibujo o ideograma diferente. Si adoptásemos el alfabeto europeo, nos haríamos un lío, como se dice vulgarmente, además de no poder leer a nuestros clásicos. 1 Le basta para hoy? -Sí; las páginas de A B C no admiten mucho texto... ANDRÉS REVESZ