Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 B C SÁBADO 12 BE ENERO DE 1046. EDICIÓN DE IA MAÑANA. PAG. 9, INTERESANTÍSIMAS DECLARACIONES DEL MINISTRO DE EDUCACIÓN NACIONAL nsce de entre la destrucción y el caos con uií impulso cada vez mayor. ¿Qué criterio- -preguntamos, teniendo en cuenta estas realidades, ha aconsejado, al Gobierno la elaboración del plan general anunciado? -Las razones son muy claras. Sin perjuicio de atender y perfeccionar cada día más estas grandes líneas de una política nacional, el Gobierno considera urgente llegar con su inquietud a todas las provincias de España, planteando y poniendo en camino de resolución todos los problemas pendientes de atención desde hace muchos años. Para ello el Gobierno comienza por afirmar que es preciso que los pueblos de España dejen dé pensar siempre a ol Estado providencia y qúc todos se decidan a estudiar sus necesidades con el gesto decidido, y seguro de poder remediar, sus necesidades con el gestó decidido y seguro de poder remediarlas. El Estado llegará para completar, suplir e incluso realizar por sí lo que ellos no puedan; pero ea modo alguno en función de único promotor y realizador de todas las obras. El Gobierno quiere estimular todas las iniciativas y aspira a que sus grandes ilusiones de transformar España no sean otra cosa que la suma de las nobles ambiciones de todos los españoles. Dos clases de problemas- -continúa el ministro- -se presentan a esta ordenación: el de las capitales de provincias que, más próximas a las autoridades, se encuentran en gran parte atendidos, aunque no solucionados, y los que ofrecen los pueblos y aldeas que hasta hoy han escapado, en una mayor proporción, a la atención de las autoridades o han superado sus posibilidades de actuación. Por cuanto respseta a los pueblos y ciudades de las distintas provincias, existen problemas comunes a la mayoría. La solución de muchos de estos problemas tendrá un inmediato efacío para absorber la mano de obra perteneciente al sector de la construcción, que sufre periódicamente las sacudidas que le imprimen las crisis o coyunturas en las iniciativas privadas y que requiere la existencia de unos programas y la redacción de proyectos qué permitan desarrollarse en aquellas etapas con los estímulos o mediosque el Estado a estos efectos habilite. Si al campo nos referimos, el problema tiene mayor envergadura, y por esta razón se trata dé ordenar la obra en marcha, pero dispersa, y establecer planes generales amplios tíe ordenación económico- social en cada provincia que logren resolver de una manera definitiva loa problemas de la dotación de servicios, de la colonización de nuevos regadíos, de la distribución de tierras y parcelación de fincas a los labradores con capacidad pai a regirlas, de la creación de huertos familiares para los arrendatarios de secano y braceros, de la constitución, de nuevos pueblos en las zonas despobladas, de la realización de los planes de repoblación forestal que absorban los brazos de los agricultores en las épocas periódicas e n que las faenas del campo no los emplean, y de sujetar, por otra parte, el ritmo de las obras públicas a las dos condiciones principales que hsa de llenar: realizarse en los plazos fijados y absorber la mano de obra disponible. Otra medida ante la carestía y especulación sobre los principales productos es la intensificación da las cooperativas de carácter sindical que regulen el comercio en las zonas rurales. -Y para esta empresa, de imponente envergadura, ¿con qué elementos, señor ministro, cuenta actualmente el Estado? -Para realizar esta ordenación poseemos ya realmente los medios apropiados: leyes de carácter eminentemente social que permiten la expropiación por utilidad pública de fincas y terrenos enclavados en zonas declaradas ó interés nacional; otras que hacen obligativa la intensificación de siembras y cultivos, que aunque falseadas en muchos casos por la parcialidad de las Juntas Agrícolas, pueden hacerse, con algunas- variaciones, verdaderamente eíicaces; el Instituto de Colonización, con capacidad económica y jurídica para enfrentarla con estos problemas y que puede comprar fincas, parcelarlas, construir pueblos, crear granjas, llevar a efecto pequeños regadíos, mtütl, pliear y repartir huertos y, en conjunto, llevar a cabo todas las medidas que requiere una colonización; el Instituto de la Vivienda y Regiones E. evastadas, otros dos organismos que en los pocos años que llevan de vida han acreditado su capacidad para la con íxucción de nuevos pueblos y de caseríos que hagan factible la puesta en producción de las zonas hoy EL PLAN GENERAL DEL ESTADO PARA LA ORDENACIÓN ECONOM 1 CO- SOC 1 AUDJE LAS PROVINCIAS ESPAÑOLAS ESTA EN VIAS DE REALIZACIÓN Este plan es el paso más importante de la Revolución nacional que propugna nuestro Movimiento. El ministro de Educación Nacional ha he- dos sus aspectos; ha dotado a las Corporaciocho al director de nuestro colega Arriba las nes provinciales y locales de los medios necesarios para atender a sus finalidades esensiguientes interesantes declaraciones: ¿Cuál es- -preguntamos al ministro- -el sig- ciales; ha ordenado nuestra justicia para que nificado de esta ordenación económica en el pueda llegaj a los más apartados rincones de desarrollo político que se Inició en el año 1936 España; ha aumentado y mejorado los sanatorios antituberculosos, elevando extraordinariacon el Movimiento? -El Estado español que surgió con la gue- mente nuestro nivel sanitario, ha hecho una rra de liberación- -nos responde el Sr. Ibáñez obra ingente en materia de restauración de Martín- -ha estudiado y llevado a cabo duran- pueblos devastados; ha sentado las bases para te estos últimos años, con gran amplitud y efi- mejorar nuestras relaciones culturales con todo cacia, planes de carácter nacional ceñidos a el mundo y ha trabajado afanosamente en atenlas cincunstancias concretas del país. Quiero der las múltiples necesidades del país, que redecir con esto que las realizaciones llevadas a cabo desde 1936, tajo el mando y la inspiración del Caudillo, han estado sometidas a las contingencias inexorables de nuestra realidad política- y social. Primero, al hecho doloroso y esencial de la guerra, durante cuyos años todos los esfuerzos debieron converger al supremo objetivo de liberar a España y de vencer á las fuerzas marxistes que intentaban doblegar nuestra soberanía y arruinar nuestra MODAS libertad. Después, a la urgencia de reconstruir los cimientos de un edificio que había sido liquida su colección de Otoñomaterialmente aniquilado por la anarquía, fíInvierno y trajes de noche. sicamente despojado de sus riquezas, devastado, deshecho hasta en sus bases más elemenJOSÉ ANTONIO, 12, pral. tales. Nadie padía pensar m los horizontes leTeléfono 20702 janos cuando los más próximos y reducidcs estaban ante nosotros clamando con el dramático lenguaje de la desolación, del hambre y de la miseria. La tarea de alzar día a día ífna Patria en cenizas ha consumido estos años dua ros y penosos, en los que con tenacidad y obstinación ejemplares el Jefe del Estado ha inMUEBLES- REGALOS- EEINA, 31 fundido a sus gobernantes un espíritu de servicio, de abnegación y de entusiasmo capaces dé levantar sobre los escombros una esperanza nxitsva, una nueva ilusión nacional. IEX 8 A y C. Este gran tema del milagro espa. iol, que. ha significado la recuperación de nuestras fuerzas morales y materiales, al costado mismo de la gigantesca hoguera europea, en la más difícil ocasión que pudiera habernos deparado el Destino, apasiona el espíritu vivo y despierto d i Sr. Ibáñez Martín. Nuestro propósito concreto nos obliga a ceñir las ideas sobre el problema inmediato. ¿Qué realidades- -Interrogamos de nuevo- -pueden señalarse como antecedentes de este gran, plan nacional. que ahora se anuncia? -A través de diversos departamentos- -responde el ministro con la palabra pausada de quien medita las cosas y rehuye los conceptos ociosos- -se ha hecho una labor que ni al más ciego ni al peor enemigo le es dado ignorar. La construcción de pantanos, conversión de tierras de sae no en regadío, apertura de nuevas carreteras, normalización, de los transportes por carreteras, normalización de los transportes por ferrocarril y otras de inestimable alcance y provecho, en lo referente a Obras Públicas; la mejora de los cultivos, la repoblación forestal, que abarca ya hoy zonas muy extensas, y, sobre todo, la obra incesante de teolonización, en cuanto a Agricultura; la creación de innumerables nuevas industrias que liberan a España de su servidumbre importadora y la ampliación de otras ya existentes, w, notablemente mejoradas, así como el desenvol vimiento eficaz de las relaciones mercantiles interiores y exteriores, respecto a Industria y Comercio. Y en el plano general de la política, durante estos años tan ásperos y difíciles, España ha perfeccionado su legislación social en términos de generosa justicia para todos los implicados en las tareas laborales; ha transformado completamente sus instrumentos de cultura, desda la investigación hasta la escuela; ha reforzado sus recursos y ordenado sus presupuestos; ha atendido como merece cuanto concierne a la defensa nacional en to- La historia del movimiento de ciudadanía, defendido con este grito, puede leerla en Yo füí un ¡mm maniista por JOSÉ CUTIERREZ- RAVE Prólogo de A. Goicoeehea y epílogo de Prudencio Revira, Secretario particular que fue del insigne estadista don Antonio Maura. AGOTADA LA PRIMERA EDICIÓN EN POCOS DÍAS, SE HA PUESTO A LA VENTA LA SEGUNDA Documentos históricos inéditos hasta ahora. Anécdotas. Fotografías, entre ellas, en la portada, SS. MM. los Reyes con don Antonio Maura y señora. Graciosas caricaturas de la época. Cabeceras de los periódicos mauristas. Precio: 20 PESETAS Don desea recibir un ejemplar de YO FUI UN JOVEN MAURISTA, contra reembolso o remitiendo por giro postal la suma de veinte pesetas. Diríjanse los pedidos a Libros y Revistas. Apartado 17O. Madrid. MUEBLES AUXILIARES OBJETOS PARA REGALO MUEBLES D E TUBO MUEBLES- BAR Mesonero Romanos. 3 enírp Cccrmsn Y