Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID DÍA 2 D E E N E RO H b i 9 4 D I A K 1 i L 1 J S T R A DO 5 en poco tiempo destruía la embarcación en fico. Positivamente, de los Estados Unidos los mares más seguros, hasta que no se suelen llegar muchas, muchísimas cosas, con preservaron los fondos, forrándolos con UESTIONES gramaticales son dos voces; gestación de futuro, con preñez de fecunno necesitanic- s más que una. Gramati- planchas metálicas. La mujer española en da novedad. Hasta tal punto, que casi toqiicría es voz vejatoria; la ha usado Indias, Madrid, 1902, página 32. En el Li- dos los signos vernáculos de Europa han un antiguo para menospreciar a otro antibro de his Fundaciones, capítulo XIV, dice sido paulatinamente absorbidos por otros guo. Gramaticalia puede abarcar cuanto se Santa Teresa: Porque tenía gran temer no signos correlativos, importados de allá. La refiere a la gramática; contamos, fuera de nos viniese algún estorbo. Alonso del Cas- tabla de valores europeos apenas responde a les diccionarios, con términos análogos, tillo Solórzano, fn La Garduña de Sevilla, la escala del Continente, en tanto que el como marginalia, inusicaÜa, floralia. Lope capitula IV, al final, página 52 en la edimundo todo empieza a medir las jerarquías de Vega, queriendo motejar a la juventud ción de Madrid, de 1846, nos dice: Pare- trasatlánticas con escala universal. En arde su tiempo, la nueva juventud dice cióme no entrar en Sevilla luego que llegué quitectura, no menos que en música; en quíque es gramaticanda con este neologis- a ella, temeroso de que a sus puertas no me mo pretende envolver a tal juventud en me- hallase quien me venía buscando. Berceo, en mica, no menos que en táctica militar, cuenta cada vez más la cultura ultramarina y nosprecio añade el poeta que esa nueva julos Milagros de Nuestra Señora, milagro cuenta cada vez menos la antigua civilizaventud, gramaticanda. está llena de soleIX, en la edición de La Lectura, cuidada ción llamada occidental. Se trata de un procismos y de quillotros ¿Y por qué esa jupor Solalii: de, hace decir a un obispo, cotí ceso consiguiente a la intervención, hace ventud, y no otra, la de otras épocas, está relación a un c érigo: Viedote que non veintiocho años, de los Estados Unidos en incttrsa en ese achaque? ¿Se equivoca Lope cantes, metote en sentencia. la primera de las dos grandes guerras contemde Vega? Y si no? e equivoca, ¿acaso esos La gramática es una tentativa: tentativa poráneas, y que merced al desenlace de la solecismos no habrán servido en la evolupara apresar la realidad. Se logra unas vesegunda, entra en un ciclo zenital. Para el ción del idioma? Todo se aprovecha en la ces y no se logra otras. Los gramáticos v. o marcha de una lengua; todo es provisional futuro inmediato, cabe pronosticar que Norhan podido apresar el tiempo; en algún en el idioma; todo es provisional en la grateamérica producirá, en todos los órdenes, tiempo del verbo, unas veces es pasado y mática. Cuando se habla de que el idioma, otras futuro. Con la denominación de fu- más y mejor que Europa. Sí, en todos los el español en este caso, se ha fijado en tal órdenes, desde la Jurisprudencia a la Mecáo cual época, a fines del siglo xvi. por ejem- turo imperfecto lro en una gramática: nica, sin excluir, acaso, las Bellas Artes. Yo habré temido. Y nos preguntamos plo, se dice algo que es incierto. El idioma ¿Cómo puede ser futuro si es pretérito? Ello no bastará, sin embargo, para que el cs. tá siempre evolucionando; no podemos N 03 ponemos un ejemplo: Hace diez años progreso del pueblo trasatlántico reemplace creer que en un momento determinado cese y continúe eficazmente la tradición grecolahabré yo temido, si es que temí, el caer enen su evolución. Todos somos gramáticos; fermo de tal enfermedad, no al presente. tina. Por mucho que la República federal todos hacemos avanzar el idioma; unos sa ¿Y de qué modo podrá ser pretérito si es irradie y prospere y mucho que el Occidenbiéndolo y otros sin saberlo. En la evolufuturo, como nes dice esa gramática, con- te clásico abdique, la Humanidad resbalará ción del idioma nada se pierde; en esa evohacia el caos si los arquitectos de los nueforme suponernos, con las demás gramátilución entran elementos naturales y elemencas? Dentro de un año, cuando yo vaya a vos tiempos prescinden de aquella categotos sociales; la importancia de unos y otros ría del espíritu, sin la cual la ley moral no tal pueblo, muy caluroso en el verano, habré depende del momento histórico. ¿Sabía Lope hubiera triunfado contra la barbarie. Quien temido calor, si es que lo temo; pero no me acaso si los jóvenes de su tiempo, la nueva quiera asumir la dirección o la orientación importará nada. juventud, dañaban o favorecían e! idioma? La gramática es lo inestable; se halla 1 del mundo necesitará nutrir el almanaque reSiglos hace de la iniciación del castellano; ligioso más que enriquecer el calendario cíperpetua evolución; no nos cansemos de retodavía, con tanto tiempo cano ha transvico. El santo es más urgente que el héroe. petirlo; repitamos también que tedos, unes currido, no contamos con un vocablo que más, otros menos, somes gramáticos. AmeEl heroísmo es una santidad temporal, susexprese una de las operaciones más frecuentes y vitales: el acto de comer. Si existe en mos e idioma; el idioma es la expresión de ceptible de redimir al pasado v liberar el el castellano, confieso que no lo conozco. El nuestro ser. Y con nuestro ser, la expresión porvenir, gracias a una sola acción. La sanacto de comer comprende otros varios actos: de la Patria. tidad constituve, en cambio, un heroísm. o el llevar el alimento a la boca, manualmennermanente, de todos los días y todas las AZORIN te, o mordiendo, como hacemos con la fruta horas, que si desfallece un segundo puede cuando niños, o a sorbos, si se trata de alianiqui ar el esfuerzo de toda una vida. mentos líquidos, la leche, el caldo, el cafe. Europa dio todo al Nuevo Mundo, incluso Luego, ya en la beca, la masticación v A santos. El. Nuevo Mundo ha multiplicado gusto; al fin, la deglución. Para expresar todos aquellos dones, menos el último. Bueno todos estos actos, condensamos en uno solo, y aun óptimo, pues, es que los Estados Uni ¿qué vocablo usaríamos? Tendríamos que UANTO más- avanza la estación y más se dos produzcan santos- -José Vitólo u otro- apelar a un latinismo: manducación; un laahila el paisaje en la rueca sorda y y que, si cree tenerlos o efectivamente los tinismo harto pedantesco, ridículo n la cristalina del invierno, tanto más gana tiene, se apresure a rendirles homenaje más charla. Y si nos detenemos en otros vocasabor de conseja y moralidad de leyenda ferviente y multitudinoso que a sus campeoblos del castellano, ¿no comprobaremos la aquella fotografía que bajo el título Un niño nes militares, industriales, financiero? deindecisión tn que todavía se encuentra el portivos. La estampa de ese niño bueno, idioma? ¿Cómo el término investigabk sig- santo ornaba el 15 de diciembre la portada inédita en los anale s de la publicidad nortenifica lo que se puede investigar y l o que de A B C. José Vitólo, de nueve años, es americana, constituye el mensaje más conno se puede investigar? ¿Y cómo el tér- 3 a famoso por su devoción. La aparición de la Santísima Virgen da a este niño, añadía solador y estimulante que los acreedores de mino, tan usado, luego, expresa en seguida y después? ¿Y qué diremos del vocablo nol la referencia, tal aureola de santidad, que Inglaterra podían enviar a V s vieios pue ¿Del no que vale como negación y como de todos los Estados Unidos acuden los fie- blos desheredados por ellos. Equivale a deafirmación? Se podrían citar muchos ejem- les hasta una capilla, batida por el viento cir que el nuevo Imperio y la nueva civiliplos de esta doblez del no) nos limitaremos y la lluvia, en donde José Vitólo reza, con zación creen, por encima de todo, con idéna algunos muy expresivos. Hablando Ce- el deseo de besarle a éste la mano o cortar- tico estilo y con la misma disciplina, en lo sáreo Fernández Duro del deterioro de los le un mechón de pelo. He aquí un documen- que durante veinte siglos fue reserva y tramnavios que hacían la ruta de América, en to que no deja de interesarme, e incluso polín del mundo grecolatino: la humildad, tiempos del descubrimiento, escribe: Otra preocuparme, menos por la imagen que por la caridad, el renunciamiento, parteados por causa funesta era un insecto, la broma, que el certificado de origen, y más por la expli- el éxtasis. cación adVacente aue por el sustantivo gráMARIANO DARANAS GRAMATICALIA ABC D I A R I O I L U s: T R A D O D E 1 NF O t tvi A G I O N G EN E R A L C SANTIDAD EN NORTEAMÉRICA C