Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. D O M I N G O 7 B E OCTUBRE DE 1945. EDICIÓN D E IiA MASANA. PAO. 24. nacionales del Ruhr, la aceleración de las cuarta del artículo que establecía el Consejo, reparaciones alemanas, la restitución de las que éste podrá adaptar en- sus procedimientos reparaciones nacionales de los países aliados los problemas particulares de discusión; que y el suministro de productos alimenticios a en algunos casos podrá efectuar sus deliberaAustria. ciones antes de la participación de otros EsCuando se agolaron 1O: J puntos que figuraban tados interesados, y que, en otros, podrá conen el orden del día, nú se había llegado a un vocar a una Conferencia formal de Estados iri- i acuerdo sobre la solución de los obstáculos de teresados en los problemas relativos al casoj procedimiento, lo que, según criterio de la Da- Por lo tanto, propuse, con muy pocas ganas, legación soviética; hacía imposible la nuesra que pidiéramos a nuestros colegas francés y discusión de los asuntos referentes a Tratado- 3 chino que aceptaran la actitud de la Delegahasta que se rescindiese la decisión del 11 de ción soviética, en el sentido de que la labor septiembre. preparatoria y de los estudios preliminares del Como siempre había sido mi opinión que el Consejo para los Convenios de paz se limitará, Acuerdo de Berlín consideraba la ampliación a los firmantes de las condiciones de rendición del número de participantes antes de la con- en cuestión, estableciéndose que, al mismo tiemclusión final del Tratado de paz, traté de le- po, se conviniera en convocar, antes de fin de grar la transacción en este sentido. El Acuerdo año, a una Conferencia de la Paz, realmente de Berlín disponía expresamente, en su parte representativa. Consideramos que Francia v China en interés de la paz, llegarían aún a hacer este sacrificio, al objeto de asegurar la convocatoria de dicha Conferencia. Esta Confe. rencia se convocaría, con el propósito de estudiar los Tratados de paz con Italia, Rumania, Bulgaria, Hungría y Finlandia. A la Conferencia serían invitados: primero, los cinco miembros del Consejo de ministros de Negocios Extranjeros, que son también, a sü vez, los cinca miembros permanentes del Consejo de Seguofrece a su distinguida clientela su nueva ins- ridad de las Naciones Unidas. Segundo, todos talación por traslado forzoso a MADRAZO, nu- les países europeos, miembros de las Naciones Unidas. Tercero, todos log países no europeos, meré 6 (próximo a CEDACEROS) miembros de las Naciones Unidas, que hayaa contribuido con contingentes militares importantes en la guerra contía las naciones europeas EXTRAÑA POSICIÓN DE LA DELEGACIÓN del Eje. -SOVIÉTICA Fue tan sólo el 22 de septiembre cuando la PARA LOS ESTADOS UNIDOS, LA PAZ NO Delegación soviética adoptó la posición de que PUEDE SER DE INCUMBENCIA EXCLUSIVA la decisión del Consejo del 11 de septiembre Í E UNOS ESTADOS PODEROSOS violaba el Acuerdo de Berlín. Se recordará que el Acuerdo de Berlín disponía la creación La Delegación de los Estados Unidos tomó del Consejo por la Unión Soviética, Gran la posición de que en un mundo indepenBretaña, Francia, China y Estados Unidos diente democrático, la paz no puede ser de para emprender la labor preparatoria neceincumbencia exclusiva de unos pocos Estasaria para los arreglos de la paz. Disponía, dos, actualmente poderosos, y de que, a measimismo, que el Consejo se reuniera con el nos que no queramos volver a un mundo de propósito de someter a las Naciones Unidas aislacionismo, de ninguno de los Estados que los Tratados de paz con Italia, Rumania, Buldeseábamos fueran invitados a la ConferenALTA COSTURA garla, Hungría y Finlandia; disponía que, en cia de la Paz, podría decirme que no tenía PELETERÍA cumplimiento de esas tareas, el Consejo estaincumbencia directa en la paz. Señalamos ría integrado por los miembros representanque debían hacer la paz los Estados, tanto LENCERÍA FINA tes de los Estados jue fuesen firmantes de las grandes como pequeños, que habían luchado tundiciones dé rendición impuestas al Estado y sufrido en la guerra. Ha sido una guerra enemigo respectivo, y en cuanto al arreglo de del pueblo, y la paz debe ser del pueblo. La paz con Italia, Francia debería ser consideraDelegación, soviética manifestó, sin embargo, da firmante de las condiciones de rendición. que no podía ceder a la propuesta norteameEl Convenio dé Berlín disponia, además, que ricana sobre la Conferencia de Paz hasta que los otros miembros del Consejo serían invitaregresara a Moscú y tuviera consultas direcdos a participar cuando estuviesen en la distas con su Gobierno. cusión de las cuestiones que les. interesasen Por lo tanto, se hizo evidente que no podirectamente. Esa distinción entre los miemdría haber acuerdo, a menos qua las demás bros del Consejo que eran firmantes de las Delegaciones estuvieran dispuestas a ceder en condiciones de rendición y los que no lo eran sus puntos de vista, y de las convicciones en no formó parte de la propuesta primitiva favor de los de la Unión Soviética, Esto era norteamericana y fue aceptada por- nosotros, algo que ninguna, de las otras Delegaciones aunque no sin resistencia. estaba dispuesta a hacerlo. Los estudios se hallaban dispuestos para dictar las condicioNos dábamos plena cuenjjf- de que un nes de paz a un enemigo; pero no estaban miembro no tendría derecho a votar si no era preparados para dictar las condiciones de paz parte en las condiciones de rendición, pero a sus aliados. Nuestra misión se convirtió teníamos entendido que se permitiría a toLunes, miércoles y viernes, entonces en la labor de convenir un aplazados los miembros participar én las discusiomiento hasta tanto que la Delegación soviéde 12 a 2 y de 4 a 5. nes del Consejo. Nunca se le ocurrió al pretica pudiera regresar de Moscú. Es norma, sidente Truman y a mí mismo que algunos antes de una suspensión, anotar y hacer fir (Entrada por Caballero de. Gracia. de los cinco miembros del Consejo, que son mar por lodos los participantes un protocotambién los cinco miembros permanentes del lo que contiene las decisiones adoptadas en Consejo de Seguridad de las Naciones Unila reunión suspendida. El delegado soviético das, encargado de la responsabilidad de manno quiso acceder a que se incluyese en el tener la paz, que el Consejo de ministros de protocolo la decisión del 11 de septiembre, Negocios Extranjeros: entendía que no habría de ser invitado a estar presente durante la verticales y cola. Venta y alquiler desde 30 de que los cinco miembros debían participar pesetas mensuales. También se compra, cam- en las reuniones, aun cuando comprendía la discusión de los Tratados, Tal exclusión de dos miembros permanen- bian y reparan. SOLO EN AEOMAN. Avenida nota sobre, la resolución adoptada el 22 de septiembre, por la Delegación soviética, de reJosé Antonio, 1. Madrid. tes del Consejo de Seguridad, no promovetirar su acepteión de aquella decisión. ría las esenciales relaciones armoniosas para el éxito de la organización de las Naciones ROLAN- ROLAN- ROLAN R O L A N- ROLAN EL ACUERDO ERA IMPOSIBLE Unidas. La posición de la Delegación soviéEl último día de sesiones la Delegación sotica, no era simplemente que deseaba retiO viética anunció que presentaría la propuesta rar la invitación a China y Francia a particonciliadora. Dicha propuesta consistía en que cipar sin derecho a voto. La posición era de debía haber cuatro protocolos distintos que eme estaba más allá de la autoridad de los no contuviesen la decisión del 11 de septiemEstados firmantes de las condiciones de renbre, con la cual ella estuvo de acuerdo; pero, dición el hacer invitación. La Delegación soque más tarde, expresó el deseo, dé abolir. viética insistió que no podría continuar traTratábase del mismo punto de vista que tando las cuestiones de los Tratados en presendurante varios días habían insistido en hacia de los miembros que no eran parte de las cer adoptar. Lo único nuevo en la propuesta Condiciones de rendición. era la indicación, de que en el curso del día siguiente se discutirían asuntos fuera de proLOS OBSTÁCULOS DE PROCEpiMIENTO. grama, inclusive la propuesta norteamericaRUSIA INTENTA EXCLUIR A FRANCIA X na pro Conferencia de la Paz y la debatida en CHINA la decisión del 11 de septiembre. Posteriormente, las reuniones del Consejo En la respuesta a la pregunta que se le hizo estuvieron confinadas durante varios días a al comisario de. Negocios Extranjeros soviétila discusión de otros, en el orden del. día, ROLAN- co, declaró. que ¡aunque podría discutir la prJcomo las vías navegables, interiores, internocimiento del Gobierno provisional húngaro. Tí espero que, como resultado de los esfuerzos que ahora realiza el Gobierno provisional austríaco para implantar su representación, podamos reconocer quizá pronto a ése Gobierno. En Berlín declaramos que examinaríamos en un futuro cercano, a la luz de la situación, la planteada cuestión del reconocimiento de Bulgaria y Rumania. Hemos realizado investigaciones y continuaremos haciéndolas. Pero no podemcs saber si la situación justifica este reconocimiento, a menos que nuestros representantes políticos estén plenamente informados, y a menos que nuestros corresponsales periodísticos reciban permiso para entrar libremente en esos países y enviar con toda libertad sus despachos sin ser sometidos a previa censura. No tratamos dé. dictar la situación interna de ningún pueblo. Sólo nos reservamos el derecho a negarnos a reconocer dichos Gobiernos. si, después d, e la investigación practicada, llegamos a la conclusión de que no han dado al pueblo los derechos prometidos en. el Convenio de Yalta y en. la Carta del Atlántico. La, paz de Europa depende de las amistosas relaciones que existan entre la Unión Soviética y sus vecinos europeos, y dos guerras en el transcurso de una generación han convencido ya al pueblo norteamericano de que tiene un interés vital en la paz de Europa. El Gobierno norteamericano comparte el deseo de la V. R. S. S de que haya Gobiernos amistosos para- la comunidad soviética en Europa oriental y central. CAFE ÁQUÁR 1 UM Se venden muebles y enseres g fáMQS NUEVOS Y EJE OSASSON