Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID DÍA 7 DE OCTUBRE DE 1945 NUMERO SUELTO 50 (EENTS. femw 1 DIARIO ILUSTRA DO AÑO T Ri G ES I M O a A v. O m W Í 2.359, SUStJKJLPüIÜN; MADJUD: UN JttES, PESETAS. I- KOVlNOtaS: T I U m ¿ES, I 8 X fÓItTUOAX. i iUÍS ftli Sl S, 20, TI 1 ES MESES. 37,50 PESETAS. REDACCIÓN X ADMINISTRACIÓN: SERRANO, 61. MAUftÜ) AJ? AKTAJ O N. e 43, BYRNES EXPLICA EL FRACASO DE J L C O N F B R E N C Í A DE LONDRES POR LA INTRANSIGENCIA DÉ RUSIA Kramer acusa á Himmler. como principal responsable de las atrocidades. Laval se niega. -a asistir á su SÍ juicio Shidehara, jefe del Gobierjiio japonés. v Lo lógico sería que Rusia se erigiese en. Oaks. Allí los repr ejséfatantes de la Gran Bre- ipaz. Si; se trata de despojarla Se más cosas heraldo del derecho de los pequeños pueblos, tañaK Unión Soviética, -China y, Estados Uni- su economía no podría ser restablecida. He 1 dos: trabajaron para de los débiles, del pueblo menudo digamos i posiciones ai la juntos de las prepáratelas pífry ínos ¡contribuido con varios centenares de miCarta Naciones Unidas, llones de dólares de los humildes. Pero Moscú hace üna poU- cbmp basé para ulteriores discusiones cón las liano. Su situaciónalessocorro del pueblo itadeplorable: yjdebemos tica radicalmente opuesta. La Conferencia- de otras potencias. Francia no esttiyo presente continuar ayudándola. Pero; no- podemos aporLondfes ha fracasado, ante iodo, según indica en Dumbárton Oaks, tan sólo porque I ancia tar s más millones si esos millones Van- a ser B y r n e ¿y porque Rusia intentaba excluir a no había; sido aun liberada, destinados a permitir que i Italia pague, su 3 Francia y China. Si. De Gaulle no preconizase El Consejo no había de hacer arreglos de reparaciones a otros Gobiernos Éso es lo ique la formación de un bloque, occidental, y si etí paz, sino simplemente realizar una labor pre- hicimos con Alemania en la última guerra. China, mandasen los comunistas, en ves del paratoria, necesaria- para dichos arreglos de No lo. haremos nuevamente. También sé adelantó mucho en las direcantibolchevique mariscal Chiang, ¿por qué p a z trices para la. labor preparatoria del TrataEs- un. poco ingenuo suponer que, cuando provocarían, los soviets el fracaso de. mía re Finlandia, de unión interaliada, intentando elinñnar a dos surgen diferencias, realmente vitales; una. U do con y Bulgaria. y Los los Tratados con fíumania principios sugerido? grandes potencias aliadas? Repetimos que Ru- Otra nación va a abandonar s f oposición en por la Delegación norteamericana, y acepta eii primer sia ¿país antidemocrático, ha perdido colitis etapa, tan intercambio, de opiniones. Eii esta dos para el Tratado italiano de salvaguardar importante, es íundamentalmeñte métodos las simpatías de las Naciones Ujíidips, necesario saber y comprender en qué cosas los derechos del hombre y ías libertades fiínque luchaban precisamente para implantar la nósotrps, y nuestros aliados diferimos y en Báméntales, serán tanibién incorporados en democracia en todas partes, incluso en los paí- é ué nos hallamos de: acuerdo. Debemos cpm- esos Tratados. Es de esperar que las direcses vencidos. Pero, conforme indicó ClmrchíÜ, préhder nuestros ivuntos de diferencia antes trices sobre la limitación dé armamento para seguirán las mismas límás, allá del telón de hierro no se sabe lo de poder considerar, inteligentemente los me- Rumania y Bulgariaías aceptadas para- Italia neas generales que que- pasa, y los métodos, implantados- por los) dios: para reconciliarnos. moscovitas imposibilitan el establecimiento de) ADELANTAMOS MUCHO EN LO QUE RES- RUSIA DISIENTE SOBRE EL PROCEDÍMIENTO ADOPTADO. ÉL NO RECONOCÍ una sana democracia. Rusia no desea demoPECTA AL TRATADO CON ITALIA cracia, porgue sabe que la mayaría es. contra- En lo qúe reápectá al Tratado con Italia, preft MIENTO DE LOS GOBIERNOS RUMANO Y. BÚLGARO ria a su ideología y su sistema, y únicamente que adelantamos mucho en el sentido d e p o Antes de ponerse: a iniciar la labor sobre 4 uede implantar su influencia preponderante nernos de acuerdov sobre las directriefes que redirectrices para el, Hungría, mediante la dictadura soviética de una minoría quieran la tarea dé nuestrps suplentes. Se las Delegación soviética. Tratado ¡con se eofl- la anunció que midas. En estas escasas palabras se podría re- aceptó prontamente. nuestra propuesta de que sider aba obligada a retirar su- asentimiento sumir la explicación del fracaso expuesto, pjir Italia debería comprometerse a mantener la al procedimiento, previamente aceptado pot CáTta. de Derechos que libertad de el secretario de Estado norteamericano en Un palabra, culto, creencias asegure la reunión, en el Consejo en la cuestión dé los, Tratados políticas discurso largo e interesante, que, teniendo en la forma examinada para Italia y la decla- de pa en cuenta su posición oficial, habla con suficiente ración de Moscú, de noviembre de 1943, y que Antes de tratar de estas dificultades de procedimiento, debo decir cuantas- palabras claridad. se confirmasen- los derechos dei hombre y las sobre la desilusión- dé unas Delegación, sovié la f libertades fundamentales expuestas en la Carta tica porque la Gran Bretaüa. y Tos. Estados Discurso de Byrnes sobre la Con- de -las Naciones Unidas. ¡Hubo algunas Sifejen- Unido? no hubieran reconocido a los Gobiercjas entre l s conferenci antes, ai comienzo, so- nos, búlgaro, y rumano. Parece existir en- su bre la forma de, disponer la limitación de- los pensamiento la creencia dé que Nuestros Ckn ferencia de Londres armamentos; Pero, según nuestro criterio. Italiar A PESÁR DEL ESTANCAMIENTO CONTI- debería confiar en las Naciones. Unidas, en biérnos ponen reparos Ja, la existencia, d e j o s Gobiernos NUAREMOS ACTUANDO CON ESPÍRITU DE cuanto a la protección contra la agresión, y no dos a mostrarse de referencia, por. su. tendéricía amistosos con debería entrar en competencia de armamentos y que nüésjga falta, de. deseolaÜv. R. S. S. TRANSACCIONES INTELIGENTES de, reconocer Washington. 6, á tarde. Eri un discurso rá- cuando todos sus recursos son necesarios para tales Gobiernos es, una falt a, de amistad, hadiadó a todo el país por el secretario de Estado el réstableciniiento de su economía, civil. Este cia la Unión Soviética. No pítede caber una norteamericano, James F. Byrnes, a su regreso criterio logró la aceptación gener. al. Iíiscutida, interpretación ratá. s errónea de nuestra actide fa primera reunión de ministros de Negocios aunque no fué resuelta, la cuestión fronteriza tud. La declaración de Yalta sobre los. paísesExtranjeros en Londres, y con objeto de infor- entr. 6 Yugoslavia e Italia, resultó alentádo r liberados y antiguos satélites del. Eje estaba mar sobre los resultados de la misma, dijo: comprobar que era posible convenir qué. línea basada en la propuesta sometida por Roose La primera reunión del Consejo de ministros debería, en rasgos generales, estar, gobernada velt, según Ja cuál, las potencias aliadas, inde Negocios Extranjeros en: Londres termina, por las razones étnicas, y que, independiente- CIUSQ la Unión Soviética, asumían, la responcon un estancamiento. Pero esto no debe rx mente de su soberanía, debería eer Trieste sabilidad de concertar sus normas para ayupuede privarnos, de una ¡segunda y mejor opor- puerto libre bajo él control internacional. dar al establecimiento- de Gobiernos interitunidad para continuar lal orarido por ia pa El Consejo se mostró, en general, de acuer- nosj ampliamente representativos, y dé los En el pasado, se me, ha criticado, y, censurado: do. en que las islas del Dodecaneso deberían elementos democráticos más importantes da por s, er un hombre propicio a las transacciones. pasar a Grecia, aunque el asentimiento- dé entre la población, prometiendo para la fe Confieso mi creencia de Que la paz y los pro- u n o d e los miembros quedó reservas cha más próxima posible, mediante la con- gresos políticos en: cuestiones ihterna. cionáíes, mientras, su. Gobierno considerabacon estudiaba vocatoria dé elecciones libres, el establecí- v tanto como: en. cuestiones interiores, dependía ciertas cuestiones relativas a- este yasunto. mientoj de Gobierno que resppndiera. a; la, lide transacciones inteligentes. La Delegación Hubo acuerdo, general en que Jas colonias bertad popular. Esa promesa no, puede ser norteamericana actuó en Berlín dentro de ese cuijaplida: en- países eiv los, cuales la libertad a mismo espíritu, Y también, dentro de ese mis- italianas deberíán- quedar sometidas; la las dis- de expresión y de reunión es negada. Esa po- posiciones de la administración, de organir. mo espíritu, hemos, actuado en Londres. sacióri dé las Naciones, Unidas. Se expusieron lítica, -seguida p or el. presiúente Rqosévelt, era de ES ESENCIA! EL- ENTENDIMIENTO ENTRE varios criterios sobré la forma preferida dé la políticaÑos los Estados Unidos, y coritinjin siéndolo. damos, perfecta cuanta! de: qué. LAS GRANDES POTENCIAS PARA LOGRAR fideicomiso paíá íás colonias. ningún Gobierno es. perfecto, y de que l carácUN ACUERDO GENERAL ÑO HUBO ENTENDIMIENTO SOBRE LA ter representativo, dé rcuajquier Gobierno pro La experiencia, revela- -dijo a cqntinua- CUESTIÓN D 33 REPARAÍCIONES visional está siempre sujeto y, sometido a. íe- ción- -qne es esencial cierto grado de entendi- Ño. hubo entendimiento definido sobre- la ba te y a crítica. No exigimqs, la imposibüidadi- miento entre las grandes potencias para lo- cuestión de reparaciones. Los Estados Unidos de: la perfección. donde no se puede obtenerla. grar un acuerdo general entre muchaSvnacipneB adoptaron la posición de: que Italia no poCuando no se logra, el entendimiento entre dría pagar la cifra aproximada, de seiscien- ÑO QUEREMOS DICTAR LA SITUACIÓN INTERNA DE NINGÚN, PUEBÍ. O las grandes potencias- antes de la Conferencia tos cmillónes de dólares. Aparte de ciertos en. que han de participar muchas i naciones, activos én f él exterior, se le requería- el págp ¡Con: el propósito; de concertar ¡iiuestra p fpor lo general debe obtenerse al menos- tran- ení concepto de reparaciones, de equipos- dje tifia; con la dg los. áliadosA henjQs trata- do: JJe 1 sitoriamente durante- e -curso de la misma. fábricas y maquinarias destinadas a la fabri- mostrar un eápíritu de conciliación. Ciertamen- i Cuando sé acordó, en- Berlín el estáblecimíen- cación de artículos de guerra que- no se re- te, no hicimps demasiado: rigurosos loaregúi- te del Consejo de ministros de Negocios Ex- quefirán 1 para los establecimientos militares, sitos- que -pudimos antes. de récpnocér al Go (tranjeros, creí que todos teníamos en la men- limitados, que se permitan y que. no pudíe- bierno provisional polaco, por. Tas condiciones te la pre edeEtte Q i i 4 í ra reEonyertir. se inmeditaamente en usos de- que; hemos proguesta sQ 0i fese, fiara, eí teé