Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
El romero y sus usos medicinales Por su delicioso aroma y su gran utilidad, no suele faltar en ninguna casa una ramita de romero, pues se usa mueno para perfumar la ropa blanca guardada en los srmarics, y seria conveniente que toda persona que pudiese cultivar esta planta medicinal lo hiciese, aunque fuera en cantidad pequeña, para tenerlo á mano cuando hiciera falta. La planta, del romero es leñosa y muy Vivaz, de un metro de altura aproximadamente, aunque en cierta? circunstancias puede alcsnzar dos metros. Sus pequeñas hojas son de un tono verde muy claro cuando son tiernas: pero luego oscurecen, despidiendo un fuerte olor alcanforado francamente agradable. Su flor es pequeñísima, de un violeta claro, y es preferida per las abejas. Su sabor, ligeramente astringente, no es desagradable. Empléanse las partes terminales de cada rama prevista de hojas y flores. Las hojas SP consideran como estimulantes este macales, y muchas personas atacadas de debilidad general hallan alivio con una taza de infusión de romero tomada después de cada comida. Igualmente beneficiosa resulta esta infusión psra las personas que t Unen internas de gastralgia y dispepsia flatulentas. En algunos lugares los campesinos, cuando están ataca ios de afecciones bronquiales, toman infusión de romero, y aseguran que es alivia la tos y les facilita la expectoración. Como remedio externo, el romero se utiliza para varias dolencias. Los baños calientes de agua de romero o Jas fricciores de alcohol de romero se emplean. contra los dolores reumáticos, produciendo beneficiosos resultados, y si el dolor es causado pai golpe, se calma pplicando sobre la parte dañada paño. empapados- con vino caliente mezclado con romero. El vino de romero también puede obtenerse en frío, pero debe macerarse durante ocho días, agitándolo cada veinticuatro heras. Es un remedio muy antiguo y casero, pero de seguros efectos. Las hojas de remoro forman parte de la receta dictada, según reza la Historia, per ID Reina Isabel para la preparación de ls llamada Agua de la Reina do Hungría, que- fe usa en friccicnes centra el reuma y para evitar la caída rtel pelo. Antiguamente, fue una receta, que alcanzó gran renombre. (Continuará. Confección de unas a dalias S ¡tenéis un poco de gusto y maña, podéis vosotras mismas confeccionaros unas visto- as sandalias para el verano con muy poco dinero. Para ello no te- f ¡r. éis más que comprar dos pares de suela de alpargata y unas cuñas de madera o corcho (mejor de esto último, por ser más cómodas al andar) y pintarlas en uno de los tonos de las cintas que emr eéis para la parte delantera. la cinta de algodón, ancha, en tres tonos diferentes, y tornad una banda que frunciréis al centio y forraréis con una tela fuerte. Un vez hecho este, la meteréis entre las dos alpargatas, que coseréis fuericmente cen caerda. La cuña la pegaréis primero con- cftla fuerte y la c avaréis después para mayor seguridad. Psra qué remiten más curiosas, podéis empezar por pegar por dentro de la alpargata una plantilla de corcho. Estas pandaJias pedéis hacerlas con Iss telas de los vestidos, con rafia, con cuerda, etc. quedando de todos mcdos muy cómodos para este tiempo. PAHITO OCTOGONAL TEJIDO CON CINCO AGUJAS (Conclusión. TiigésJmoprimera vuelta: Una disminución simple, dos puntos al derecho, una lazada, tres puntos al derecho, una lazada, deslizar un punto, dos puntos juntos al derecho, atar el punto deslizado sobre este último punto, una lazada, tres puntos al derecho, una lazada, dos puntos al derecho, dos puntos juntos sil derecho y un- punto al revés (x) Trlgésimoterecra vuelta: Una disminución simple, un punto al derecho, una Hazada, once puntos al derecho, una lazada, uri- punto a derecho, dos puntas juntos al derecho, un punto al revés (x) Trigésirnoquinta vuelta: Una disminución simple, una lazada, un punte al derecho, una lazada, una disminución simple, H E I punte al derecho, dos puntos juntos al derecho, una lazada, un j punte al derecho, una azada, una- disminución, un punto al de- (rf hc, una xlazads. dos puntos al derecho, un punto al revés Trigésimosépliñia vuelta: Deslizar un punto (x) una lazada, 1 res puntos al derecho, uns lazada, deslizar un punto, dos pun- l l e v juntos al derecho, pasar el punto deslizado sobre esta úüima, una lazeda, tres puntos al derecho, una lazada, deslizar un punto, tejer dos puntos juntos el derecho, atar el punto deslii zado sebre este último, una lazada, tres puntos al derecho, una lazada, des puntes juntos- al derecho pasar el punto siguiente, fobre les dos puntos juntes (xx) Repetir siete veces desde x harta (x) Después de la séptima vez, pasar sobre los dos ultimes puntos teiides al derecho el punto que se deslizó al prirn piar s vuelta. Trigésimooctava, cuadragésima, euadragésimosegunda vueltas: Al derecho. Trigésimonovena vuelta: Una lazada, una disminución simple, un punto al derecho, dos puntos juntes al derecho, una lazada, un r- Anto el derecho una- lazada, una disminución simple, un punto al derechoj ctos puntos juntos al derecho, una- lazada, ün punte al derecho, una azada, una disminución simple, -un punto í l. derecho, des puntes juntos al derecho, una lazada, un punto al derecho (x) Cuadragéslmoprimera vuelta: Un punto al derecho, una laz. ada, deslizar un punto, dos puntos juntos al derecho, pasar el punto deslizado sobre este último, una lazada, tres puntos al derecho, una lezada, deslizar un punto, des puntos juntos al derecho, pasar el punto deslizado sobre este último, una- lazada, tres puntos ai derecho, una lazada, deslizar un punto, dos puntos juntos al derechc, pasar el punto deslizado sobre este último, una lazada, do puntos a! derecho (x) Fpra terminsr, hágans. e tres vueltas al revés y después cié- rrense! os puntes. RECETARIO DOMESTICO Cuando un- cielo, raso empieza a descascarillarfe. se freta- o- i u m solución de alumbre al 30 por 100 de agua, con la cuai se quita el aliche desprendido quedando el techo otra vez blanco. Si está manchado, se hace una pasta fluida de cal blanca cen a! caho y se pintan con ello las manchas. El alcohol se evapora en seguida y ícrma una capa aisladora la cal, sofcre la que se pueae pintar COA ogua de cola, a través de la cila! ya no se ven las manchas. Si tiene grietas y ton se llenan y tapan con una pasta de escayola y agua. Cebos para pescar Vames a indicar diversas clases. de cebos para pescar que pueden sustituir a la clásica carnada de lombrices de tierra, Primero. Se hace una pasta con queso y trementina. Segundo. Carne de conejo picada, una parte; harina de nabas, yna parle; miel en cantidad suficiente. Se mezcla todo muy- bien en un mortero hasta formar una pasta. Tercero Cc. n miel y miga de pan negro se hace- una pasta excrlenie. Cuei- tr. So hace una pasta en un mortero caliente con, sebo de c? rncre y queso blando, miga de pan blanco y se hace una paste ton os dedos Psra evitar que estas pastas se desprendan del anzuelo, se incorperan hebras de lana o de algodón a la masa, Conservación de las alfombras, Las alfombras duran mucho tiempo poniendo varios papeles gruesos de envolver debajo de ellas para disminuir su rozamiento con el suelo, a! m i s. m o tiempo que hacen que la habitpción resulte más templada, per ser el pape) un bu, en aislante térmico y muy eficaz. DECORACIÓN Mesita- carrito- bar en nogal y lunas con c a ñ o s cromados y ruedas de goma macizas. i i