Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Propios y extraños celebraron con exaltados elogios la singular grandeza de una obra hecha con las mejores disposiciones de una técnica nueva. La buena estrella de La Coruña Coruña, con su monumental estadio municipal de Kiazor, se yergue arrogante y orguUosa de su buena estrella. Ha sido ante el acontecimiento deportivo deL España- Portugal cuando su consagración oficial recibió. Y Entonces pudo hacerse el elogio amplio de su capacidad y de su grandeza. Propios y extraños celebraron y alabaron el proyecto. Y exaltaron el rigor de su esplendor aventajado. En los anales del deporte español, encerradas sus manifestaciones en espacios insuficientes, no se había registrado un hecho de tal maravillosa naturaleza. Rlazor, como un precoz adelantado de tiempos venideros, ya está en juego. Habla de los torneos futuros, como base, su loc al. Fomentará el deporte en La grada elevada, de 80 metros de longitud, es cubierta de las inferiores. estas generaciones anhelosas de fortaleza. Formémoslas dentro de estos órdenes. Mas pensemos también al dar dirección a este movimiento completarlo con generosidad adecuada. Y construir hermosos Palacios del- Deporte, con sus pistas para juegos múltiples. Velódromos, canchas, gimnasios, estáhques, piscinas. Entretenimiento, solaz y vigor para quienes busquen ayuda a su formación material. Y si pues ellas se acercan- instruyámoslas. Si no en lo profesional, por lo menos para la belleza de su linea, el despejo de su mente y su salud. Sólo asi los pueblos llegan a ser fuertes para afrontar con entereza la duré- za de la lucha. niero de Caminos don José Martín Alonso, expresarle nuestra satisfacción por esta maravillosa realidad, llevada a cabo con su exaltado sentido de lo profesional y perfecto. Palabras del Sx. Martín Alonso- -Aun en los años de mayores dificultades para la construcción de obras de esta grandiosidad, puse mi mayor esfuerzo y mi mejor cariño en esta realización del estadio coruñés. No lo considero como una obra más, sirio como una afirmación de carácter nacional, por cuanto expone y sirve este interés. La inteligencia del arquitecto, Sr. Rey Pedreira, y el esfuerzo del Ayuntamiento de La Coruña, promotor del venturoso pensamiento, hicieron posible esta calidad de hoy. Entrada principal, con sus 15 accesos y, al fondo, el azul del mar. sus diversísimos complejos. Y llevará a las juventudes la seguridad de bien recibirlas para convertirse en escuela y por ella alcanzar, en lo físico, la mejor educación. Riázor será guía de estas jornadas Riazor se constituye en guía. El clarín de su magna concepción ha rasgado el aire con su son para dar, valor a estas jornadas memorables. Meditemos en esta enseñanza. Y después obremos en consecuencia para alcanzar el mayor fuste en los deportes. Al autor del proyecto, el arquitecto don Santiago Rey Pedreira, nuestra enhorabuena. Y en cuanto a su feliz constructor, el inge- Palacios del Deporté con juegos múltiples El signo despierta un vehemento deseo de seguimiento. Ha de ser indudable ejemplo para imitarlo. Lo exige el deporte, Lo piden