Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
narquía hispánica, -según hubiera sido una ti otra, ia sucesión de. Fernando e Isabel. 9 ¿HaLa Princesa heredera de Su El príncipe que murió de amor por bría el advertimiento de Juan I I I (presupuescia navegó a, bordo de un sute ta, claro. es, Ja perduración de. su estirpe) fa el duque de Maura. ¡marino. vorecido a España Más o perjudicándola me Un vago perfume deja. el príncipe D. Juan ntís que el de Juana y Felipe de Austria... Ya lo dijo Rubén Darío: las princesas sotf Én la conciencia española al pasar rápidamen- pregunta el autor, y añade: la respuesta a tal así Y lo mismo corlan lirios, cortan rote por nuestra Historia. Es tanto más vago, pregunta es secreto de Dios, que no consegui- sas que navegan en sumergible. Clara que, con vaguedad de poesía y de leyenda, ese aro- rán nunca esclarecer hasta la certidumbre las según amplían las informaciones periodísticas ma que trasciende de la memoria del malo- disputas de los hombres es la primera ves que en la historia de la M (i grado heredero de los Reyes Católicos, cuanAparte las cuestiones que dan fondo a la riña sueca una mujer viaja a bordo de un subto fue no 3 e permitió su destino subir al tromarino, y, dada la principesca calidad de la no, y ya es sabido que, por clásica limitación figura del malogrado príncipe, hay en el ma- dama, el hecho aumenta en raresa y en inte gistral libro del duque de Maura, sobre. todo, hi stonográfica, los príncipes que no llegan res. Una princesa es siempre, hasta por la máa ceñir, corona quedan al margen del relato, una pintura al detalle, muy coloreada, de la gica evocación eufónica de su nombre, persovida española en aquel tiempo. Los capítulos n otra? intervención apenas jue la puramente naje de poesía y de cuento, iinaigen rubia y, episódica, y eso en aquellos contados casos a que integran la segunda parte del libro per- blanca, asociada a las primeras nociones bemiten reconstruir la cotidiana realidad, no ya cue alguna rara circunstancia dé lugar. La llas y suntuarias que entraron por los ojos y. Historia de un pueblo suele ser la de sus Mo- de la Corte de Almazán, sino de la nación mis- los oídos de la infancia. Cuando buceamos en ma, en los mil y un pormenores de la casa y narcas. la política, de la mesa y la moral... No se nuestras más lejanas sensaciones del inundo Con todo, y por Jo que hace a la Historia de arranca su secreto a los rincones de la His- y en los más apartados parajes de los puros España, hay. una línea de príncipes herederos toria, como tantas veces ha hecho el duque de sueños, encontramos junto a la escenografía que, por éstas o aquéllas razones, se enlaza Maura, sin dominar las más amplias perspec- y el coro de bosques, hadas y encantamientos, íntimamente con la de los Reyes, siendo indis- tivas: toda España bulle, en la plenitud de esa figura alada, ingrávida, sonriente, de la pensable v. olver los ojos hacia San Hermene- sus afanes, sobre el paisaje acotado al natu- princesa, aquella que también Rubén identigildo, ios infantes de la Cerda o el príncipe de ra: efecto de esta biografía o retrato perso- ficaba al canto de la primera juventud, cuando la vida no pesa, ni es triste, ni amarga. iVían- a, por ejemplo, para adquirir un comple- nal. -M. FERNANDEZ ALMAGRO. to- conocimiento de un determinado período. Al leer que una princesa navegaba en subEn este orden de consideraciones, D. Juan, marino hemos sentido una impresión extraña el hijo de los Reyes Católicos, se nos ap arece algo así como si temiéramos que su candido como una figura de gran interés poemático o vestido de Corte, la ideal albura nupcial que novelesco; por lo que había en él de humano, la aureola en nuestras imaginaciones se en más que de trascendencia puramente histór- edara en las máquinas, se chafara en la an 1 SANTOS DE HOY rica como razón de sucesos generales. De togostura, se hollara con la grasa, de la estrecha 1 das suertes, se trata de un personaje que per- Juan Eud s, Julio, Donato Tecla, Andrés nave sumergida. Sólo concebimos la figura misa es de color blantenece a 3 a Historia, y sólo a través de los mo- y Agapio. Daora cióon de Sao Juarh, y la Impe- principesca en el marco dorado de una antiguq co; segunda la octava rios de investigación que a ¡a Historia corres- rada. Ctfedo y prefacio de la Asunción, Rito carrosa arrastrada por corceles briosos, escoli ponden puede llegarse hasta él, resistiendo a d o b l e tada de jinetes de brillantes uniformes, asistí la tentación, tantas veces victoriosa en los bió- CULTOS BE HOY da de cuidadosos palafreneros, entre vítores y, grafos al uso, de la fantasía o. del capricho inIglesia, de Religiosas Bernardas del Sacra- adioses de multitudes que abren calle y paso terpretativo. Tratándose de un historiador de mento: Cultos al glorioso doctor de la Igle- respetuoso y agitan pañuelos y banderas. Per íundadiCr Sa ro Bernardo, abad, a las tan- autorizado rigor técnico como el duque de sia y de Ja tarde. El día 20, a las diez, fun- nos cuesta un gran trabajo asociar esos do ¿oc ho Maura, no cabía temer, en modo alguno, que ción principal, -predicando el panegírico don términos tan antitéticos como son princesa ¿p r í n c i p e D. Juan se nos ofreciese rehecho, Mariano Benedicto Estaú por la tarde, a y submarino imágenes heterogéneas, pala y al dictado de una arbitraria in piración ro- las ¡ocho, Kosaíío. ejercicio -procesión d bras sin rima posible. Y, sin embargo... Reserva. mancesca. Ni rehecho ni contrahecho... Hecho Iglesia de las Carboneras: A te siete de la tarde, novena al Corazón de María, predican ¿Por qué no se van a unir, modernizadoss de primera mano, por supuesto, pero con mano el padre Jerónimo. avezada al manejo y contraste científico de do- doParroquia de SJM Ginés. A las ocho de la conleynporaneisados, la figura y el nombre más antiguo con el más moderno de los movible cumentos. tard- e, nóvenla a su titular. Iglesia de Atocha: A las ocho de Ja. tarde, escenarios? ¿Por qué los ojos asules de wM No hay en la presente obra una sola pági- Salve. Ig- lesia de la Almudena: A las siete y ni e- princesa no pueden poetisar, asomados, la len na novelada comienza por decir el duque de te del periscopio de un sumergiblef ¿Por qué; Maura, como, si quisiera curarse en: salud. dia de la tarde. Salve. tío petusar que, después de haber hecho comPero no por eso, y quizá precisamente por SANTOS DE MAÑANA Domingo XII de Pentecostés. Berníurdio, patible el ideal personaje con las náyades y eso v deja de ganarnos ¿el libro con la emoción Máximo. La las ninfas de los bosques, pueda emparentar reservada a las creaciones artísticas. Cuando Piliberto, d Porfirio, Samuel y verde; siegnn- también con las sirenas y las nereidas? Alemisa. íes Ja dominica, color se. posee un poderoso sentido de la Historia da oración de Sa n Bernardo, teroe. ra de la grémonos pensando que la Princesa ha des- por el cual se reconstruyen, con fluidez vital, Asunción y la Imperada. Credo -y p- tfe ¿ací O cendido al reino de Nephmo, y que en ves dé. idbi hombres, sucesos, situaciones y ambientes, no de Trinidad. Rito trovadores y pajes habrá encontrado, escolta y hace falta inventar nada para interesar o concortejo de delfines y peces- espada, y que la mover al lector. La verdad histórica aventaja, flora submarina habrá ofrendado para pila las a cualesquiera invenciones, por hábiles que más raras- especies que nunca vieron ojos husts. tr. Y ese incomparable; atractivo p acre manos. Soñemos que la Princesa, al volver a cienta sí ja. narración se a. iiste de un gran esla superficie, traerá ceñida a su blanca gar- tilo, el clásico estilo del duque de M. aura. El ganta el más encendido collar de corales, y historiador de calidad y esencia sabe bien que que las caracolas habrán hecho sonar en su a 3 a literatura debe dársele sólo una cosa: la honor el zaslo rumor musical y oceánico. expresión. Las princesas son así Y pueden hacer líSabido es que los Reyes Católicos siguieron rica hasta una sofocante y engrasada, travesía na política matrimonial por cuya virtud haen sumergible. -M. bría de forta tece. rse la unidad de la península y acrecentarse la importancia de España, o si se quiere, de las coronas de Castillas y Aragón, en el orden internacional. Con mayor ACIDECES- MALAS DIGESTIONES atención se aplicarían a negociar el matrimoPieria- Concurso de Ganados en Toledo nio de Ü. Juan, llamado a un destino que Toledo 18, 3 tarde. Hoy ha s. ido inauguraciertamente pudo ser decisivo. Casó D. Juan da la Feria- Concurso de ¡Ganados organizada por la Junta Provincial de Fomento Pecuario y con doña Margajita, hija del Emperador Mapatrocinada por las autoridades provinciales; ximiliano de Austria, hermana, por consi- Sunrime estas molestias, ya que neutraliza el De todos los pueblos de lá provincia se han guiente, de D. Felipe el Hernioso. Pero la exceso de acidez. presentado lotes de distintas especies, especialmente del ganado equino y mular. Al acto PÍDALO EN FARMACIAS presunta razón de Estado hubo de coincidir asistieron ¿as autoridades y jecon la iwlinación mutua de los cónyuges, (C. S. nújn. 24. de apertura Movimiento. Los premios imporrarquías dei hasta el punto que no se tardó en ver cómo el tan. 25.000 pesetas, cuya entrega se verificará el próximo doming- o. En la Feria se realizan príncipe, pobre ¿e naturaleza y vehemente en numerosas transacciones y la animaciones exsu amor, comenzaba a languidecer. Nuestro traordinaria. -CIFRA. joven príncipe -escribe un día Pedro Mártir de Angleria al cardenal de Santa C r u z ¡TRABAJADOR! ¡MUJER! -SI te benefieíasía empalideces consumido de pasión... Muere, dé un Préstamo Nupcial, no olvides dar cuenta al fin, frustrándose la posibilidad de una dia la Caja Nacional de Subsidios Familiares nastía nacional. Y véase cómo en la anécdota BALNEARIO LAMUELA del nacimiento de tus hijos para due percibas del. Principe que- murió da autor se implica) Linares. Pensión; desde 15 pesetas. Informes; las bonificaciones del 25 por 100 e! el saldo ppQ glgo tan categórico somo el rumbo de la Mo- Preciados, 36, Teléfí ao. 35988, (C. S. 6.2 S 8. diente a gíie tienes derecho, j CRITICA DE LIBROS CCS AS QUE PASAN S E C C I Ó N RELIGIOSA. INFORMACIONES LA MEJOR PERMANENTE HiPBK LORHIDRIA TEMAS AGRÁ RI ÓS MAGNESIA ROLY