Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. M I É R C O L E S 5 DB JULIO DE 1944. EDICTÓN DB ÍÁ MASASA. PAG. 18. EL M U N D O A T R A VE S D E NU E S T R OS C ORRES. -PON S A L E S ABC EN LISBOA A B C EÑ PAjRIS Tragedia sin coro Dos fuerzas y un alma Liáboa 4, io noche. (Crónica de nuestro reParís 4, i tarde. (Crónica de nuestro. redactorrcorresponsal. Al crearse la Legión dactor- corresponsal. La i n d i f e r e n c i a del Argel 4, 5 tarde. (Crónica de- nuestro redacportuguesa en momentos en l s que el peligro francés medio ante la campaña de Normandía tor- corresponsal. Dada la tensión de estas rojo acechaba a Portugal mientras combatía a es uno. de los fenómenos más curiosos de la in- horas, mientras siguen las operaciones aliadas, las fuerzas nacionales de España, los. malicio- vasión, consumado hace apenas tres semanas. los hechos pueden ya adelantarse a estas crósos rumoreaban confidencias, los escéptico El segundo frente es ya, psicológicamente ha- nicas, que, a pesar de ser telegráficas, debido sonreían olímpicamente y. los indiferentes en blando, un suceso. remoto desgastado por, la a los caminos indirectos a que están obligacogían los hombros con una mueca de des Inte- acción posterior de fenómenos más das a seguir no son tan rápidas como el impre res. Empero, los hombres serios, los que veían y operantes, que impone a la multitudincisivos visto saltar en. mapa de un desembarco acá ó una acclaro éri el horizonte del futuro, acogieron la titud de silencio y no la induce a un movi- acullá. determinación del Gobierno como base de la miento de atención. Sin embargo, la guerra Un periódico argelino de la noche ha puaparición de una fuerza del orden interno. Miles de voluntarios de todas las clases socia- ña empezado, ha vuelto, está ahí, a doscientas blicado un mapa con unas flechas, qué, salienles se enrolaron en las filas de la naciente Le- kilómetros, en línea recta, de París, más san- do de Córcega, se dirigen; una, al golfo de gión. Y ésta fue creciendo, tomando impul- grienta para los propios franceses quefegue- Genova, y otra, a Niza. ¿Indicaría esto una so y pasando por encima del encoger de hom- rra de antes, e infinitamente más asoladora mayor probabilidad de que el desembarco se bros, las sonrisas y. las murmuraciones. Portu- que el conflicto de 1914. Entre el mapa de. las realice hacia el golfo de Genova más bien que gal, tenía ya una fuerza interna, disciplinada, operaciones, familiar a la población galorroma- en el sur de. Francia? También podríamos inclinarnos a creerlo consciente de su misión y preparada para en- na y la dialéctica, popular, media la distancia frentarse a las veleidades de los añorantes de que podría existir entre la constitución de. la así si pensamos que los aliados, más que deslos tiempos dé. revueltas, revoluciones y agi- República irlandesa, y las preocupaciones de embarcos propiamente dichos, lo que exactataciones callejeras. Pero ¡os enemigos solapa- nuestros; compatriotas de las Islas Cariarías. mente hacen es establecer ¿abezas de. puente. tíos del Estado nuevo, los que desde el prin- La caída de Cherburgo suscita menos. con- Cabeza de puente fue lo de Sicilia, lo de Cacipio de la Revolución nacional husmeaban y versaciones y no influye más. en la- mímica co- labria, lo de Anzio, y si se piensa que el tr. echo oteaban el momento de volver al Poder- -mo- lectiva que el estreno de una película, o- el de mar que. separa a Inglaterra del Continenmento que no llegó ni llegará- movieron los anuncio de un específico nuevo. Normandía, te es un canal se verá, claramente que toda fondos bajos y empezaron a rumorear que elel nombre, ya constituyó en todo tiempo tema clase de variados desembarcos en Norma ndía. Ejército no veía con buenos ojos a la Legión propicio del repertorio- nacional. Normandia son incluso más cabezas de puente que niny que ésta se incompatibilizaba con la fuerza era antes, dé la guerra una cornisa guarnecida guna otra de. las operaciones aijadas citadas. armada. Estos bulos, dichos en confidencia, en de blancos balandros y jalonada por una. su- Si los aliados van a desembarcar en el norte, voz baja, que denotaba realmente no una ver- cesión de casinos. La clientela prefería a la de Italia se acabará de probar que prefieren dad, sino, como en todos los bulos, un deseo música, de la Naturaleza el rtimor. de las pos- mil veces más adelantar trechos en la cabeza insatisfecho, no hicieron mella en los corazo- turas que hombres y mujeres arriesgaban, con de puente que progresar, atravesando líneas nes portugueses, y el Ejército empezó a adies- más codicia que fiebre, erí el aquelarre del azar. terrestres pie a, tierra. Y no vaya. a creerse, trar a la Legión, a darle todas ¡sus enseñan- Después del armisticio, Normandía fue tierra que. esto se debe exclusivamente al hecho dé zas y todos sus ejemplos. El Gobierno la armó, de todos, cuerno de la abundancia, vaca nu- la supremacía aliada en efectivos, navales o le dio prestigio y, así llegó a ser lo que. hoy es: tricia, que, de sábado a lunes, llenaba el cesto. aéreos, sino que el arte de las cabezas de. puenun centinela. armado al servicio de la pación. o la maleta de millares de excursionistas en te tiene un gran puesto dentro de la alta estrategia militar mucho antes, de que se hablase Carácter oficial, consagración pública y ex- viaje de ida y vuelta. Nunca había reunido de las armas modernas. Los aliados, con ía tantos devotos la. monjitadel Carmelo, so pre- práctica sistemática de las cabezas de puente, jplícita dio a la Legión portuguesa el Ejérciío con el reconocimiento de su admiración, de texto de visitar el santuario de: Lisieux, re- no hacen más que repetir los postulados ñapo- su camaradería. En acto solemne y militar, la gión en donde pacen, suculentos rebaños bovi- leónkos, que, como en todos los aspectos del Legión, portuguesa rindió homenaje al Ejér- nos, revuelan enjambres de perdices, de carne arte de la guerra, dejó también aquí sentados cito, imponiendo las insignias de su preciada delicada; bucean truchas, cacarean incontables unos principios, que de tan preciaos, y claros condecoración- -Mérito Qrch- al batallón de gallinas ponedoras, que todo el mundo subía parecen matemáticos: Quien se apodera de al tren. Normandía se había- convertido, des- una orilla de río y tiende un puente sobre la Cazadores número. 5. pués de- haber bautizado al mejor trasatlántiLa- significación del acto de la ceremonia se co de Francia, en la despensa de París. Hizo otra, manda ya en las dos. Paralelamente a desprende de las palabras pronunciadas ea ese falta que degenerara de siloencemeriterio para una correspondencia con Napoleón, tratando a fondo esta cuestión, y sin que de ello pudiemomento por el ministro de Hacienda, como presidente de la Junta Central de la Legión que, por primera vez en el transcurso de mu- se tener noticia, Cláusewitz llega curiosamenportuguesa, doctor Costa Leite (Lumbrales) chos lustros, la antigua. provincia grasa y he- te a las mismas consecuencias. Este acto- -dijo- -tiene el carácter funda- ráldica se empequeñeciera y desdibujará a conmental de. una celebración efectiva y calurosa trapelo de la actualidad, ¡como cuerpo del edi- Hoy esta vieja teoría parece haberse re del cariño del Ejército por l Legión y del ficio nacional. Aunque la Prensa; la radio y el, juvenecido, y, después del logro de la principal a reconocimiento de la admiración de ésta al cinematógrafo insisten. sobre los caracteres ca- en Normandía y en. curso las secundarias, no Ejército. La función militar es un. eslabón más tastróficos de uña pelea más onerosa que la de es, difícil presumir que los aliados, se encari 1914, no; cabe registrar en el público síntoma ñen con la fórmula, que uñé a la Legión con- la: fuerza armada. ninguno de esa desesperación ruidosa taciLa solidaridad de la Legión con el Ejer- turna que suelen oponer a la impotencia los Con lo cual lo más. fácil sería que el próximo desembarco en el. Mediterráneo fue- a por cito- es consecuencia dé la íntima comunión de instintos vitales. Francia sufre pasiprincipios y de ideales. La fuerza armada es vamente el duelo Pero si magnos beligerantes alguna parte del golfo de Genova, pues hacia de dos. para la Legión portuguesa maestra, modelo y es porque su Gobierno mantiene, -según Ber- otros puntos del extremo sur de Francia un. guía, Y- lo ha sido desde que k Legión na- lín, ha reconocido cQn- más; satí; sfacci 6 íi: que- re- desembarco ya no, sería propiamente una cació. Este acto, además de ser un particular serva, una actitud, de neutralidad, desmintien- beza de puente, porque Rara ser tal es impresreconocimiento al batallón de Caradores nú- do ciertos afirmaciones, de la (Zazette de Laus- cindible que la cadena casi; ininterrumpida de mero 5, -es un homenaje a todo el Ejército por- san en orden a preguntas; discrepantes de. los navios sea una base con el punto del pie en tierra para íormarel puente más o menos ideal tugués, al que debe las enseñanzas, los ejem- ministros, de Vichy; plos y el espíritu; al Ejército, autor. del Mo- En a práctica, si la neutralidad del Estado o imaginario, que da el nombre a esta curiosa vimiento del 28. de mayo, sin el cual la Revo- no impide, por una parte, que los bombardeos operación. lución nacional no hubiera sido posible. Si el próximo desembarco tuviese, pues, lucontinúen, se: traduce, por otra, en que la opiLos hombros de íos indiferentes se endere- nión pública- asiste no sólo pasivamente, sino- gar en territorio italiano y no francés, la dezaron, las sonrisas de los escépticos sé convir- insensiblemente, a la hemorragia y el exter- cisión no dejaría de causar cierto desencanto tieron en- un gesto de asombro y los murmu- -minio de su propio país. Por un curioso fe- entre los franceses de Argel, a pesar ds que líos de los maliciosos se perdieron entre los nómeno de desdoblamiento, el cuerpo, no sien- si, por el. contrario, -tiene lugar en Francia, aplausos de la muchedumbre en el desfile de te que, uno tras- otro, va perdiendo sus miem- también tendrán que lamentar que se haga en los legionarios, y entre, las ruidosas manifes- bros. Diríase una; tragedia f coro, una tra- Condiciones molestas para ellos, pues, no obstaciones del pueblo portugués al ver la mar- gedia representada! ante un patio de. butacas, tante tantos, esfuerzos, el. arreglo con los alia, cialidad de los defensores del orden interno. en la que actores y espectadores fueran la mis- dos continúa verde Ejército y Legión, dos fuerzas con una sola na. familia. -MARIANO DARÁN AS. Las últimas noticias llegadas de Nueva York alma: alma. de Portugal. -INTERINO. insisten en decir que, aun cuando el general (Prohibida la reproducción. ABC EÑ ARGEL ¿En el golfo de Genova o en el Sur, de Francia?