Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. DOMINGO 2 S DE NOVIEMBRE DE 1943. EDICIÓN DE Xt MAÑANA. TAG. 31. en los momentos más ar. r. 7 i. Portugal no ha dtjado de tx; r- s, -r í. Íiervas, su fidelidad a la alianza c; r. Irq: el problema presentaba i: n ÍSL? Ampliación. La actitud internacional portuguesa. Satisfacción de la erra; peroya que Portugal, en su caichi, f 0 difícil, nación peninsular y atlántica, tiene que m: ir. Asamblea Nacional tener su lealtad a otras amistades La petición británica había, -pues, que situarla en el deros términos y separadamente los problemas lonjnnto integral de nuestra política exteA B C EN LISBOA planteados. Y ante esos interminables e in- ior. fructuosos esfuerzos para conocer la verdad, La colaboración peninsular. Fieles a los Situación improrrogable el entiende que la situación ha llegaLisboa 27, 10 noche. (Crónica de nuestro do Gobierno improrrogable: Es absolutamente ratados y estrecha amistad con España ya a ser En, cuanto a España, además de. su posiredactor- corresponsal. Mientras el m u n d o preciso resolverla afirmó Salazar, ción especial en el cotnflicto y de las exigen- piensa con horror, ante el ejemplo de Berlín, cias de eua propios intereses, existeim con ellaY sentido, la Asamblea en en los caracteres que la guerra aérea va ad- plenopara obrar en talla política del Gobierno tratados y compromisos mutuos a los cuales acordó apoyar nosotros nos mantenemos fieles, no sólo porquiriendo, Portugal, sin inhibirse de esa huque unos y otros están inspirados n el deseo manitaria preocupación universal, medita hoy y, en especial, su acuerdo de resolver la ac- común de evitar los horrores de la guejra, m sobre el curso de su política exterior, tornando tual situación en aquella isla. -MARINO RICO can beneficio general, i una zona vital de (Prohibida la reproducción. Europa, a través de la neutralidad de los dos por base la oración que ayer pronunció su Estados, eino tambiSni porque la. estrecha primer gobernante. La sesión de la Asamblea amistad de España consagra, el espíritu de Ampliación colaboración peninsular, susceptible! de tener Nacional llena páginas enteras de todos los a Lealtad a los principios de alianza con grandes repercusiones n la, organización fuperiódicos de hoy. Procuraré dar, ya inmediatura del mundo. La política, hispan. lusitana, Inglaterra tamente después de tal sesión, unas impresiotal como ee testa llevando a cabo, es considenes de lo ocurrido en ella, así como de los Lisboa. 27, 10 noche. El primer ministro rada por Portugal como un elemento esenbásico de muestra política exterior. compromisos, circunstancias y propósitos que portugués y ministro de Asuntos Exteriores, cial, yesto era necesario que Inglaterra, con Antonio de Oliveira Salazar, en su dis- Para Salazar expuso como antecedentes de las fa- doctor ante la Asamblea Nacional se refirió a la misma orientación seguida desde el fin de curso cilidades otorgadas a Inglaterra en el archi- las facilidades concedidas en las islas Azo- la guerra civil española, aprobase nuestros esfuerzos y de piélago azoreano. Intentaré resumir ahora las res al Gobierno británico y a la situación ac- dos nacionesm juzgase ai neutralidad cota las penisulares incompatible eu consecuencias que, a manera de compensacio- tual de la colonia portuguesa de Timor. Des- política da gueirra. pués de repetir la formulada, por nes, ofrece el Acuerdo con Portugal. Son de el primer ministrodeclaración Churchill ante británico Debo afirmar que el tres órdenes: políticas, económicas y militares. el Parlamento inglés el 12 de octubre y la declaración Solemne por logro de semiejaíite parte de la Gran En el ámbito político hay que registrar la re- declaración del Gobierno ¡portugués del mis- Bretaña era un: elemeinto fundamental para aclarar el ambiente de preocupación y, a ser novación de las garantías sobre respeto de la mo día, dijo: España venciese sus propias disoberanía portuguesa en todo el vasto imperio El Gobienno portugués, después de haber posible, queCrep, pues, que no sólo hemos ficultades. cuestión en lusitano, por parte de Inglaterra, sus Dominios examinado la no vacilade las Azoresque todos cumplido con nuestro deber, sino también que sus aspectos, en afirmar man- hemos cumplido con todos nuestros deberes. y América del Norte. El pueblo portugués tiene su lealtad a los principios de alia ¡nza del Gobierno tan- -observaba Salazar- -comprende por instinto con Inglaterra. Por otro lado, debe admitir- La reacción tas espontánea español fuey tan comprensiva, tan clara Gobierno británico, a cuánto importa al mantenimiento de su sobe- se que elnecesidad de defender pesar de la irfiícta, que pareca con si quisiese exoed eree urgente eu Mi ri y superar la tradicional caballeroranía en varias! partes del mundo, incluso en mercante en 1 Atlántica se ha absteinldo cu- e- n lealtad la nación española. rante años de plantear una cuestión que en sidad de los tiempos revueltos que vivimos, esa garanhubiera tía efectiva inequívoca, recibida de las dos circunstancias diferentes Y cuandotenido con- Relaciones con la Gran Bretaña. Garantías la mayores potencias marítimas asociadas en la secuencias incalculables. pretensiones ha pre- a la soberanía portuguesa en todo d i n sentado ha limitadQ sus al míguerra y comprometidas en la paz. En el nimo indispensable. perio colonial orden económico, las facilidades recibidas diEn la Cámara de los Comunes se puso de Sobr los acuerdos negociados al efecto, cen tanto respecto a favorables variaciones del relieve la tradicional lealtad del pueblo por- 81 doctor Salazar dijo: régimen correspondiente a este país en el blo- tugués a la amistad asecular y a los antiguos Sj ¿í Se. procuró resolver o atenjiar las dificulbri- pfies derivadas para nuegtra vida económiqueo de Europa, como a suministros de com- TratadosYque unen éste con la nación qi tánica. en justicia debe reconocerse unas, del régimen de bloqueo, y otras, bustibles y transportes marítimos, éstos en es- desda ei comienzo del actual conflicto y aun ¡rÁ, a insuficiencia de nuestros transportes made pecial, para resolver las graves deficiencias rítimos, lío debo ocultar que las controversias señaladas con el Gobierno británico y del actual año cerealífero. Por último, en el con sus autoridades hain, tenido lugar únicasentido militar, la compensación británica a mente en el terreno económico. Ello se debe las facilidades recibidas plasman en el sumien parte a la imposibilidad naturai de connistro de material de guerra en cantidades ciliar enteramente el derecho que como neuAtocha, 51- -Carrera San Jerónimo, 24 macizas según la expresión literal de Sala- ABRIGOS VESTIDOS- ABRIGOS DE PIEL trales reivindicamos para el comercio con otros neutrales y con los beligerantes, coa el zar; ese material, además, no se pagará en Un de abastecernos, como juzgamos que condinero, sino que se estima compensado con los viene, con el concepto a la política del bloqueo británico. Justo. s hac er resaltar que gastos de los servicios que será necesario reaen aquello que no pudo ser traducido en falizar para hacer posibles las facilidades concilidades para los otros beligerantes o no tuvenidas con Inglaterra sobre las islas portu (PLAZA DEL CARMEN) viese relación, con las reglas del bloqueo, el guesas. Nótese bien que estas gastes, en defiGobierno inglés se esforzó con buena volunHOY, ULTIMO DÍA DE tad, reforzada todavía en el último Convenitiva, revierten, una vez pasada la guerra, al nio, en ayudar a nuestro abastecimiento, supatrimonio y pjeno disfrute del propio Estaministramdonos combustible y algunos transdo portugués. A pesar de eso -observó Salaportes, a. pesar de que- para Inglaterra son tan preciados. zar- el Gobierno tiene la conciencia de haber prestado un servicio, no de haber hecho un Mañana, lunes, en función extraordinaria, Al ponerse en. funcionamiento la alianza, diez mil representaciones de aunque sea- de una manera parcial y restrinnegocio. Obró por patriotismo y de ninguna gida, pero con la amplitud que permite la manera por cálculo. La del manojo de rosas resultó un fortalecimiento de los antiguos laposición de neutralidad asumida por el país, Refiriéndose luego al otro gran problema zos, comí la renovación de garantías militainternacional que planteó la guerra a este país res y políticas, qufe aconsejan las eventuales circunstancias da, nuestra situación. No por- -la ocupación de Timor- el jefe del Goser confirmación de seguridades conseguidas bierno registró las distintas vicisitudes por en los Tratados hay que juzgarlas de meque aquella colonia fue pasando desde la invanor valor sobre todo sabiendo que por prisión japonesa. Hubo tin primer período, en el mera vez en la historia de nuestras rel aciones algunos de los dominios de Comunidad que aun sufriendo todos los trastornos de la británica se asociaron expresamente al Reino guerra, la Administración era ejercida allí por Unido para otorgar las mismas garantías dé Jas autoridades legítimas, en contacto por rarespeto por la soberanía portuguesa en todo el Impei- io colon, ial. Y de la misma manera dio con el Gobierno de Lisboa. Luego, invohan procedido los Estados Unidos de Amécando razones militares, la estación emisora rica. fue cerrada por las fuerzas ocupantes; desEn el fondo se trata de una aplicación conpués sucedió un largo silencio de varios mecreta del respeto pop la soberanía de las nases; más tarde, nuevas noticias, venidas de ciones, principio que fue básico en la actiAustralia, permitieron adquirir la seguridad tud norteamericana y en la de otras nació nes unidas en la guerra actual; pero no por de que en Timor se habían dado varias subleello apreciamos en, menor grado la significavaciones indígenas y habían ocurrido después ción de esta actitud. El pueblo portugués, asesinatos, robos y devastaciones; actualmen en los tiempos tormentosos en que vivimos, MALEFICIO ha comprendido instintivamente la importe, falta allí lo más esencial. En las negocia 1 soberanía ciones mantenidas durante toda esta época Sícorle ejle anupcioj consérvelo Pronto s a M por ué tancia del mantenimiento de su aprecia en en las distintas partes del mundo y su con el Gobierno de Tokio, nunca se aceptó justo valor las efectivas e inequívocas gauna sola de cuantas fórmulas fueron pro rantías de las dos mayores potencias del muiVea pasado mañana, martes, la página do, asocia ¡da. s en una gnarra por intereses copuestas por Lisboa para lograr informacione: de huecograbado de este diario, con munes y compenetradas par a cooperar n que permitiesen abordar luego en sus yerda nuestro anuncio SARATOGA las tareas Je la paz. í EL DISCURSO DE OLIVE 1 RA SALAZAR LA VILLA DE PAR 8 S TEATRO MADRID Black, el Payaso SARATGGA