Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
P UMA ELEGANTE DE 1913. 0 qué I0 Í 3 Í AlfJUOl UflliTíD ipllcw a loí QUiniofl c i u r t n u afioi la fra c íamosa dp Ta llcrai d: Qiiifn no h i ViTtilo cu d Amrjtud íCiclnicn Itrnuia. Ii dulzací del TVir. Pjua t l la dt vivir Irmiina CCPQ ¡i cutrí íel TJ. H Í aqiil La. fin 6 n del litulo, Y a íc qiv la elcKanif Jinia, t u y j bílli pfi ic podcnins admirar reíame t n su persona, por wjucllas tichit. la vidí íicit i flKfadablt qup hciriOB ¡uitado Ii KcncracEtn de X I U EJ JLiavia- -con un eotnbrero que B U W Í Í U jóvíTies por abínrátH- récüírdi un peco aquellas coniitkracloiwa sohtí d ilia d ú n A itmenino que Lr za Barbey d urevilly Í H ju amínaj y profundai páglrai del JoTffé Brummitl. La ele acLe de igis mvíi n UEidr Los vcraUQi Joi p u a t n San Scttiítíúu o BIjrriii, Loi QioEo! haita bkn eiilraclo noviíTnbrc, en Parlu. En h entonce Villi y Cone de l u E Eiañai Irrcnenla lo pa: o (le nuda. E TÍ abcna a al Keal V a U campañia GuírreroAlendoca cdi el Español en la PiiDcesi Oye crm fniicidü 4 la Barricnloi, a la Ruclée, a la Damclro. n Kcnina S l o r o cJilft Admira 1 Titi Rufo y AmeltnL Se ímd en e was; nerísmo con Macuiíjac de L i ra jt dc- vit el tn rmol RTICKO de J cuerpo escuIl- icOj yi p í r i t n frubé a loa hoiiíontes de la Idealidad pbiEúnica c m IJÜ fnelodíoá l u p r m a s dd En 1 Tnw de a f f t u t o oye Junto al Cantilirko los chnpjn i t o i de Pepe Arana que diluehTn la nubes y artRucan el buen lempo para h ¿corridas; loma d lé en U letraia del Gran C u i n o dononlarra y e rtTTida ñT uno? ctnpile la Hcino Vícloria de Inglaterra; M pa ea y Í- Conrfn y por el Bulei r j m je a loa concuT 5 pa y caTreras d i Liuttc. Cuando ya empíeía a r v f i c u cu ba t u ra ve perliíiia, nuestra bella cleRante de 19 1 dn el Mito a Plrls- Al U r flfloi llcEa. a y a Londres, ii ñi- ur 4 j e helénica ileidud adomi al un- u noches la Eran eicalera de l Opera. En la Coruedra Francesa aptaiide a Juica TmíEer cix Lt inottdr ¿rii l on i cnpuíe, de PaLIlcrori: le t n cauta Monflia De Ei y u b e apreciar en todos 9 UI el arte de Iaiu SrabJ ¿3 co ¿o Ma tre. de Lemaitrc. A la Otíen Cómka la Utt- an Jo i C u r i i df H fim nnt de Oífenbach, y la TcUfo, iníírprclidi por Mary y Jran Perier. Por cnrio idad, aunque no la ipiita t i amb? tnLe, prcíoncía una rrpríTenlaeíAn de la LDÜd de Charpenlíer. Por el dia VÍ LU a n od itt 04 de volEílra y de sorArertM, alnioeríi m PayarJ, inma ehoo ale cAu Préiint. afina la en -ibíFldid dct ciek de la boca con la truchu ajlT wn; idas, al a wtde, de la me Royale, M ¿uTii) noches te arricísii lü ta Moxím f levanta haita ui labios un i- licnioen con Ronand Írutelde Epcrney. tíUnt ci visiió a de Cas en Ugritlc. n i) rio Palacio iLlh, y aUul la ric i D académica de Henri de RÍRnicr. a quien ha coiufttado el conde Albert de Mun. Uno y otro han tratado, en íUs lespeclivoi dí cufío del rríCüi ¿i! Eugenio Melchor de Vogüé, El turf lo cultiva a elepme de 9 3 tn nWítto hlp romo de la Cá rtlLuia, eix Lasarle, en Li ni- cha iip Pero no todo han de Tiveiv deki leí ífívoliH y rcfiníimiensoí poeo adcoudoi t a íunefidad de la vida eapfllloltL U elrtanK i t itji. l- -Ctliimna, -ÍÍI J J dii, iV i r Madrid n i u r o e inconciente- -lotnia l ic p ío iiutfimifliifl, un hi irar dipiw k T F Í J n ntf criitiíJi a, i c Lü i- Vívct: de L- i fífffcta caicda, iic Fray Lut de Lt ¿n. aií Luu ARAUJCM: OSTA f.