Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID PÍA 16 DB AB. RI L DE 1943 NUMERO SUELTO 25 CENTS. DIARIO 1 LUSTRADO AÑO TR 1 GES 1 M O S EX T O 1 1.587 SUSCRIPCIÓN: MADRID: UN MES, 6 PESETAS. PROVINCIAS: TRES MESES, 18. AMERICA Y. PORTUGAL: TRES MESES, 20. EXTRANJERO: TRES MESES, 37.50 PESETAS. REDACCIÓN X ADMINISTRACIÓN: SERRANO, 61, MADRID. APARTADO N. 43. LA ESTANCIA EN CORUÑA DE SU EXCELENCIA EL JEFE DEL ESTADO AYER INAUGURO EL CAUDILLO, ENTRE INCESANTES Y CLAMOROSAS OVACIONES, UNA FORMIDABLE OBRA DE INGENIERÍA: EL PUENTE DE PEDR 1 DO, CONSIDERADO COMO EL MAS IMPORTANTE DE ESPAÑA Lo mismo en Betanzos que en los pueblos del trayecto desde e 1 Pazo de Meirás el Generalísimo recogió fervorosas manifestaciones de cariño y agradecimiento ra e l capitán general de todos los lugares, con los medios que te- de Nacional de Puentes, gobernador civil de la octava región. el nían a su, alcance. Gentes del valle, de la ri- la provincia, el jefe provincial del MovimienHechos, no palabras bera, pescadores y labriegos, tuvieron para to, el gobernador, militar del Ferrol del Cau La Coruña 15, 10 noche. (De nuestro en- con el Caudillo muestras inequívocas de una dillo, el presidenta d e lia Diputación, el recUniversidad compostelan el coviado especial? En dos días, dos hechos tan- adhesión ciega, vehemente. El paisaje- -un tor, de la de Marina, alcaldes- -coa; sus resmandante gibles. En cuarenta y ocho horas, dos reali- paisaje de suaves coloraciones verdes, jugan- pectivos. Ayuntamientos en corporación- -de La dades lanzadas al mundo de lo efectivo. Obras do con los primores que se meten en el alma- -Coruña, El F rrol del Caudillo, Sada, Puenestaba esta tarde exornado por una ingente tedeume, Paderrno, Bergoaido y Miño, funcioson amores... narios y técnicos de Obras frenEl puente del Pedrido era algo así como multitud que salpicaba del rojo de las boinas te de éstos el segundo jefe Publicas (al autor de Puentes, y del azul de las camisas, los trigales verdes, del proyecto del que se inaugura, D. César una quimera abrazando dos nubes. De tanto hablar de él, en el juego político, los gallegos los tojos amarillos. Campo, ría y fervor eran Villalba Gra, nda) numerosas representaciones estaban. ahitos y tenían la convicción de que una conjunción de emociones inigualables. Y militares, civiles y eclesiásticas, jefes comar jamás dicho abrazo de cemento entre las dos estas gentes sencillas unidas en torno a su cales y locales del Movimiento y otras jerarquías y representaciones. márgenes de la ría de Betansos llegaría a ser Caudülo, no cesaban de vitorear con gritos un ente real. Eran ya cincuenta y uno los entusiastas que iban de valle en valle, como El Caudillo aplaudidísimo en el trayecto años que habían pasado desde que las obras un canto triunfal que inundase España. desde el Pazo de Meirás. Al aparecer en comenzaron, sin que el puente sirviese su mi ¡Qué grata esta tarde! Brillaba el sol be- la cabeza del puente la multitud prorrumsión. Y a medio hacer se miraba en las aguas. sando el cemento del nuevo puente, y las genpió en frenéticos vítores y aplausos Parecía como un símbolo de viejas desave- tes sinnúmero agrupadas en torno del CaudiEl Pedrido, nencias políticas. Galicia, sufriendo quizá más llo, le hacían objeto de sus devociones, porque desde Caudillo, a, su paso hacia el por todo el Pazo de Meirás, recibió que ninguna otra región española los tira y les dio, además de la paz, los medios materia- el trayecto continuas muestras de adhesión afloja de los partidos turnantes, podía ense- les para engrandecer la terrina amada. y gratitud. por parte del vecindario. Al pasar por Betanzos, que estaba totalmente engalanar como testimonio de su esceptismo hacia nado, y donde había el No quiero sacar consecuencias de estos dos se habían suspendido cerrado las comercio y. los dirigentes máximos de entonces, sus dos todas actividades desengaños: el ferrocarril Santiago- La toru- hechos bien claros. Que cada cual vea con los laborables, el Caudillo fue aclamado fervorona y el puente del Pedrido. Hasta que Fran- ojos físicos cuál es la realidad efectiva de la samente por todo el vecindario que, al paso del coche de S. E: no cesaba de gritar co alzó la vos y dio realidad a ambas cosas. España de Franco. La línea, férrea ya está en servicio ordinario. Galicia por Franco, de manera indudable ¡Franco, Franco, Franco! y dar vivas a Espa. ña. Y el puente del Pedrido, inaugurado. Dos an- se. siente satisfecha, porque. ha visto, gracias A las seis menos cuarto de ¡la tarde llegó sias qatteqas logradas por él impulso del Cau- al Caudillo, colmados sus afanes más caros. -el Jefe del Estado al puente del Ped ri; do. Su dillo ENRIQUE DEL CORRAL. presencia fue anunciada por un clamor una- nime y los disparos de nume- rosas bombas He aquí concretamente el estilo del nuevo (Prohibida la reproducción. de palenque. La Banda Municipal de música Estado. No promesas que se pierden, vapode Betanzos entonó el himno Nacional. La solemne ceremonia en Pedrido aparecer el coche de S. E. los camaradas Al de rosas, entre lirismos blandos, sino hechos contodas ías Falanges locales y la multitud concretos, obras terminadas. Consta el nuevo En las inmediaciones del puente. Enorme gregada ante la cabeza del puente y en sus puente de trece arcos; de ellos, el central es inmediaciones, hicieron objeto al Ca. udülo de de v- na longitud de 75 metros, que le hace, afluencia de vecinos de todos los pueblos una entusiasta acogida, con atronadora aplaude la comarca de Betanzos so Con el Jefe del Estado, que vestía el por esto, ser el tercero del mundo en impor- con insignias de 15, 8 asistencia tancia. Y la longitud total del puente es de deLa CoruñaJefe del noche. Con sido inau- uniforme de lay Falange, ¡la. laureaida de San capitán general llevaba, S. E. el Estado, ha $20 metros. La obra, de extraordinaria belle- gurado esta tarde el puente, del Pedrido, so- Fernando y el fajín, venía, su esposa, la za plástica, y fuerte vigor técnico, es una ma- bre la ría, de Betanzos, situado a unos 30 excedentísima señora doñ a Carmen Polo de ravilla que viene a resolver un problema de kilómetros de La Ora- uña. Entre las ventajas Franco, y en otros coches, los jefes de las Civil, teniente genetaiai! Muincailcuía. bles que reportará a la provincia la tráfico al acortar considerablemente las dis- construcción, de eiste puente, figura él acor- Casas Militar yy Sr. Muñoz Agüita, reepectiñoz Grandes tancias entre La Coruña y El Ferrol del Cau- tamiento de la distancia entre La. Coruña y ya. mente; el segundo jefe de la Casa Militar, dillo, vía de gran movimiento rodado. El Ferrol del Caudillo en ocho kilómetros; general Franco Salgado, y otras autoridades componein el séquito de Su Sin embargo, nadie se había preocupado de y, cuandoa se construya una carretera direc- quedescender del coche el Caudillo Excelencia. arreciaron ta unida este puente, la distancia quedlairá Al dar cima a esta obra ingenieril de gran inte- acortada, en dos kilómetros más. ías maimfesüaciones de entusiasmo. A la esrés. Durante años y más años cayeron sobre El acto inaugural sitaba anunciado para posa de S. E. así como a Jas del ministro ella las furias de las luchas localistas, de- los las cinco y media de la farde, y mucho n- de Obra; s Públicas y del gobern ador civil, y tes de esta hora los alrededores del puente a la delegada, provincial de la, Sección. Feegoísmos, de la bajeza de intenciones, hasta del Pedrido, y a. nte las dos cabezas del mis- menina, que también esperaban l ¡a llegada que el Caudillo, mirando siempre al supremo mo se apiñaba una gran, masa de vecinos del Generalísimo, les fueron ofrecidos ramos lien de España, ordenó su inmediata termi- de los pueblos inmediatos y campesinos de de flores. las aldeas y lugares de la comarca y aun nación. de Y hoy, el puente ha sido inaugurado. Eran de algunos muy distantes. Incluso por la, ría Después de cortar la cinta que simbólicaBetanzos habían llegado numerosas emexactamente las cinco cuarenta y cinco cuan- barcaciones conduciendo pescadores y veci- mente cerraba el paso, S. E. el Jefe del do el Generalísimo cortó la cinta simbólica, nos que querían aclamar al Caudillo y pre- Estado cruzó el puente con su séquito en mientras una ovación de frenético entusias- senciad la apertura oficial del i tráfico en el medio de entusiásticas aclamaciones mo invadía los valles. Porque Galicia, en es- ¡puente dedel Pedrizo iLas Falanges comDespués de ser cumplimentaido el Caudillo pletas Betanzos, Sada, Pue. ntedieume, Bertos días, el día de ayer y el día de hoy, con gpndo, Miño, Paderne y otros pueblos, se por toda las persónpíidades se adelantó, ambas inauguraciones, se ha manifestado en frailaban también concentradas para, recibir siempre en medio; -de los grites patrióticos arcaida, pro del Caudillo como jamás lo hizo hacia al Jefe Nacional. En la cabeza del puente y aclamaciones, y atravesó unabaile porformad- a con sus instrumentos de los corresponde al Ayuntamiento persona alguna. A las 80.000 personas que que por la que había de llega, r el de Pader- coros de danzas regionales, h ¡acia la cabeza ne, Genecra líovacionaron ayer a Franco cuando el tren smio, fueron reuniéndose las altas persona- del puente y con una tijera, que le ofreció llegó por ves primera, rodando sobre la nue- lidades, autoridades y representaciones que: el ministro de Obras Públicas, procedió a cortar simbólicamente va línea tan anhelada, hay que añadir hoy habían de recibirle. A ra hora prevista paira el paso la cinta que Seguidamente el cerraba del puente. Caudidel Estado muchos miles congregados en torno a la obra la inauguración esperaban al Jefe el director llo, acompañado por el ministro de Obras el ministro de Obras Públicas, maestra inaugurada. Gentes de toda condición, general de Caminos, el director general de Públicas, el director general de Caminos, el gue. llegaron. hasta allí, pese a- la distancia, Ferrocarriles, el ingeniero jefe de la Jefatu- ingeniero jefe de Puentes y el autor del proA B C. EN LA CORUÑA