Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABO. MARTES 30 D E MARZO D E 1943, EDICIÓN D E UL MAÍfAJíA. PAG. I I EN! EL PALACIO DE COMUNICACIONES ESCUELA DIPLOMÁTICA REAL; ACADEMIA DE JURISRE F BNGÍA ÍELMINISTRO DE ASUN- RECEPCIÓN DEL SE- ÉL MINISTRO DE LA TOS EXTERIORES PRE- ÑOR GONZÁLEZ ROÍAS GOBERNACIÓN ENTRESIDE LA INTERESANTE Ayer, a- las siete de lá tarde, se celebró en GA LOS TÍTULOS A LOS la Real Academia de CONFERENCIA DEL SE- cepción en el Consejo- Jurisprudencia la re- NUEVOS INGENI EROS académico del ble Roí ÑORDOUSS 1 NAGUE jas. Jurisconsulto D. Francisco Gonzáleznota- DE TELECOMUNICACIÓN Fernando el Católico y doña Germana Después de dedicar un emocionado recuerdo al que fue presideote de aquella docta de Foix: un matrimonio por razón de Estado Ayer tarde, a las cinco, prenunció eu anunciada conferencia sobre el tema que antecede el director general de Política Exterior, D. Jpsé María Doussinag ue, a los elumnos de 1 a Ese- uiela Diplomática, en el ealón dé actos de la Real Aoademia de. Jurisprudencia, í Presidieron I acto el ministro de Asu ntos Exteriores, cond e de Jordana; el director de J Escuela Diplomática y él vieepresideinte a ida la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. El salón se hallaba totalmente ocupado por los alumnos de dicho Centro docente y distmguido público. El conferenciante, con un magnífico bos; quejo histórico- del mayor interés- expuso las diferencias surgidas entr 6 Fernando el Católi! -co y Felipe I el Hermoso a la muerte de la Reina doña Isabel, por (negarse el marido de doña Jua ¡na la Loca a ¡aceptar las cláusulas del ¡testamento de la Reina Católica, según las cua, ieg debía D. Fernando ¡quedar como goberna ¡dor de Castilla hasta. que llegara a los veint e años d e edad el futuro Emperador Carlos. El archiduque D. Felipe, en oposición abiert a contra su suegro, se alió c o i el Rey Nde n Francia y consiguió que Ja mayor parte de Jos nobles de Castilla- se pusieran de su parte, sabiendo de la obediencia de D. Fernando, con lo José María Douc u a l podían preverse stoague M graves eomplicacio nes internas, capaces de llevar a. Castilla a una Situación análoga a la que tuvo ya en tiemÍPos de Enrique IV, y al mfcm. o tiempo complicaciones exteriores que ponían, desde luego, en ¡peligro el rei no de Nápo- les, recientemente conquistado. Si Rey Católico ce día- -afirmó el Sr. Doussinague- -y. se retiraba a Aragón, como quería eu yerno, quedaba rota la unidad española, separadas las dos coronas durante todo el tiempo que sobreviviera- D. Fernando. Esta situación fue Ja- qu e le obligó a romper! la alianza que tenía D. Felipe can. el Rey de Francia, buscando la amistad de éste, y contrayendo matrimonio con su sobrina carnal, doña Germaaia de Foix, mujer frivola, fea, coja de poca inteligencia. Co. rpoir a- ció ¡n, D. J o s é CaJvo Sotelo, víctima, como tantos otros compañeros y amigos, de criminal barbarie, justificó ja, elección del temía. La justicia social en los documentos pontificios -entre otras oiircuntajicias, por 1 hecho de Waiber r- epnesanita- dío varios- años a la Academia corno vocal del Instituto de R- eíormaa. Soc i a l es, y después de haceír un inteir- esa- nte estudio del concepto clásico de la justicia y de sus 3 astfic aciones; hizo motia. r que la vacación de los tiempos h a b í a j) On nranci co Gon- Ayer, a la unía, se celebró én el salón de actos del pailaclo de Comuniidaciontes, Ja entrega, piar I an- lmiis- tirio S la Gobernación del título d; e ingenieros de Telecomunicación, a los failuminios que han terminado BUS estadios, pertenecientes a la- puomo- ción d- e 1942. Pre- sidiero n- el a, cto, con el ministro de la G- obeav n a i m D. Blas Pérez González, ej tenáeinite cK coronel Gazapo, director g njeirall de Co- rineois y Telecomunicación; el gemenai C- remad- es, jefe de Transmisiones del Ejército; el- secaretario general Qe L Dinección de Colóreos y a Telecomuin- icación, teniente ooinon- el Rodríguez Zanag- oza, y el director de la Escóieil- a die Iinigendieno- s d TeleoomundoaiC- i n, Sr. Ríos PuTón. Elisalón de actos s- e hallaba totalmente Heno de los alumnos de dicha Escuela técni- ca y de altas personalidades relacionaidas oon las comunicaciones, gsí com- o el Claustro de. pro fesores de aquel oentro docente i Continúa el Sr. Dím- ssi- nague explicando j t í m o los reproches que se han hecho a don (Fernando por este matrimonio son injusti ¡ficados, norque el peligro de se paracióini de jüía- s dos Coronas- -Aragón y Castilla- -era emi! mente y cierto, debiendo- tene- rse en cuenta con preferencia al otro peligro de que se se. parararn- más adelante si de su matrimonio con doña Germana sobrevivía un hijo varón, que ¡be- redaría la corona a- ragonesa. Lo prueba el (hecho de que, en eíecto, de aquel matrim. onio. no quedaron hijos a la. muerte de. Fer na- n- do el. Católico, lo que demuestra que este peligro no era tan cierto como aquel que e trataba de. evitar. Se vio, pues, obligado el Rey Católico- -terminó afirmando el co nferenciante- -por un co- njunto de circunstancias e decidirse a aquel paso contra su volun tad y sacrificando sus proyectos políticos lo El Sr. -González Rojas fue muy felicitado mismo que sus conveniencias familiares y al terminar su discurso dé ingreso. particulares. El Sr. Douaslnague. fuS extraordinariamente- aplaudido por su interesantísima disertación histórica, en la oue manejó multitud de hechos y documentos históricos, éstos algu nos ¿TODAVÍA NO CONOCE USTED LA REPOSinéditos, descubiertos por él. TERÍA, LA COCINA T EL TE DE aquellos antiguos m. o! díes, y de ahí había n oido la justicia sociail- término que paria muchos fue siíaónimo d- e la éxpalnsión de contenidos odios. Como antecedente necesario para formarse idea de. lo que esa justicia significa, hizo una viva, pintura del origen de los conflictos sociales, agravados por el individualismo y el liberalismo imperante. Después de un detenido a- ná- lisi- s d e lo que los autores 1 han entendido por justicia social y de los que niegaTM su existencia, hizo observar la confusión que e ntre ellos reina, hasta el pmrto- -dijo- -de ser tan difícil el saber, después d e leídos, lo que es la justicia social como el querer descifrar una pesadilla tenida- en moche de febril insomnio Analizó después detenidamente el alcance que la justicia- social tiene en los documentos pontificios (tema de palpitante actualidad) haciendo motar que donde. esta, frase tomó carta de naturaleza fue en la encíclica Quadragesimo anno y sosteniendo que, a pesar de que León XIII no la- empleó, no por so dejó de xpo; ner su concepto. Pasó después a estudiar si ila justicia social encuadra o no en algu na de la clásicas clasificaciones, de la justicia, sosteniendo con copia de eTguim nto y textos de los mismos documentos pontificios que- la justicia social invade y comprende todos los términos de las antiguas clasificaciones- sin desvirtuar ninguno. Examinó brevemente los caracteres peculiares efe. la legislación social, -y resumió así el concepto de esa justicia: Existe, pues, una justicia social, cuyo objeto primordial es el ordenar el justo- disfrute de los hombres en el ond: n económico y el regular en justicia las relaciones, sociales de él, derivadas co- n respecto de te diginid- ad humana, así como 1 sostener el justo equilibrio en la organización y mutuas- relaciones entre las clases y organismos sociales, teniendo nrinci- palmente en cuento- la protección de la clases más necesitadas ella, 3 como debido todo, mediata o! Inmediatamente, al bien comUn. T esa- justicia ha sido pro- clamada y ungida en solemnes documentos desde la Cátedra augusta, de donde emanan las sublimes raseñ- a. nzas y elevados postulados, liarto desatendidos, por desgracia- y cuya práctica implicaría la paz y la tranquilidad en el orden, no sólo para ios individuos, sino nara las naciones tan necesitadas de ellas- en las presentéis circunstancias. sídid tr íi tr n 0 En primer lu, giar, el director de la Escuela de Ingenieros de- Telecomunicación, Sr. Ríos Puró- n, pronunció unas palabras de desp- eidid a emocionada a los alumno y felicitó a los nuevos ingenieros triunfadores en la dura prueba del estudio. En nombre de los co. mpañeros ing- einieres, dio ca bi- enyenid a la los que en este momento iban a recibir d- e tan affit s ma, nos las cre dencialeis que les acreditan- como nuevos profesionales. Hüzo una historia d la Escuela de Telecomunicación, y en esíieciai de, la pío- moción que ah 0- r. a terminói sus estudios, la cual hizo su ingreso en 1935. Dedicó unos üá- rr fos, sinceramente einoci Ona, jio, a las alumnios que failtan, muertos gloriosamente en la g- üerra, cuyo ejemplo es acicate de perfección para todcs. Seguidamente hizo uso de la palabra el delegado del g. E. U. en la Escuela de Teíeoa- m- uni ca- ción, Sr. Pa -dio, el cüia l, entre otras palabras, despidió a los hasta ayer alumn- os. y qu- s hoy entraban de lleno en l a proíesión para hacer desde ella más g- ria. ntíe a- la España Una y Libre- Por ú litíino, el alnmno Sr. Coronado Valcárcel d ¿ó Las jjracias a las autoridades por su prasencia, y, tras hacer una historia d- e I- a pro- moción a la cual pertenece, expuso las ilusiones con que vari a la vida- profesional y dedicó un cálido- recuerdo- a- los Caídos, a loa que. no olvidarán jamás. Discurso del ministro déla Gobernación Por último, el miinástr- o de ía Goberinación. p: non unció un breve discurso, e- n el que comenzó diícienldio qu ena realmente pequeño su cometido, pues había, esicu- cliadio fl as- calurosas consignas del maestr. o paria sus discípulos y las fnaíses de agradecimianto de éstos, ai: mismo tiempo que uinja, exp- osá- ción de la sit- uacíón deil cuerpo d- s Telecomunica. ción en ireiación con los demás países. Yo he leído n un aiibrio viejo qu- e las leyes deB- an ser pocas, bien esfcudaaldas. oleras y precisas. Ello co ns. tituye la n, o: nm ¡de mi trabajo desjaie que tomé posesión de mi oarso! po; r id esign- io de lia Pro vid eli cía y por orden de Franco. Dice qu- e conoce Jos p- nobfemlas de Teieoomunicación; pero hombine de la qa. Ue y ino técnico, he preíerido obrar Ki in rapi: ¡dez h sta poseer los- medios d- e haceifrente a esta ¡g neceíaidai dies. Ein breve plazo- -anunció- y en cumplimiento d- e las cíonsiginas del Caudillo, se dotará (ail Cuerpo m Téíecomunicacióin- de los elementos qu- e le concedan el prestigio y la dignidad nec- esariios para ej cuníplümiento de su miisito. Se dirige a todos piaina d- ecir que íes n. ecesario manutener 5 a, ooinsigina de unidad, que- empieza Por un sentimiento fl e co. rdá a ¡lida d n alais familias y en las corporaciones. Es imeoes ario qu; e re- dobléis vuestro sacrifleíq, vuestro espíritu de servicio y vuestro estudio piara situar a España en la cima que 1 corresponde. Y dicho esto voy a entregaros los títulos y a, Jaros la mialno paria transmitirlos mi energía de hombro que tiene fe én i- Ge ierialísimio y es- pee 1 ranpa en España para ateanzar la mayor- eficacia en el servicio a la P atria. Y ahora gritad conmigio: ¡Viva Seraneo! y ¡Amiba Espafia! que fueron unáoiimemente contestados, brazo n alto, por todos líos asistentes al acto. Seguida mente, el ministro je la Gobernación fue entregando los títulos a los nuevoa ingtínierog por este orden: Sr. Jarque García, Sr. Coronado Valcárcel, Sr. Perall- ta, señor Pando, Sr. Tejerina, Sr. Fe: rmdndezi Mairero, y n- o pudo hacerto oon el Sr. Boro n. no López, por ejioom- to- afse en Málaga ha. ciendo estudi- og ep, AriaoJ a, INSTITUTO ALEMÁN DE CULTURA Conferencia del profesor Kurt Hielscher Mañairaa, a las siete y media áe la tarde, fiará una conferencia con proyecciames en este Instituto, el profesor de Berlín Kurt Hielischer, sobre II tema EepíaSa, v: i a por un ail ¡emájn, SALÓN DE TE- -BAR AMERICANO RESTAURANTE PRINCIPE, 8. TELEFONO 14567. DUCAL? RESTAIIRAÉT JOSEMARI PRINCIPE, 16, entresuelo (antes MARICHU) Cocina típica vasca. -Teléfono 24939 La conferein- cda se dará en alemán,