Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID DÍA 30 DE M A R Z O D E 1943 NUMERO SUELTO 25 CENTS. B) g- g DIARIO ILUSTRA DO ANO TR 1 GE S I M O S EX T O N. 11.572 i SUSCRIPCIÓN: MADRID: UN MES, 6 PESETAS. PKOV 1 NCIA 8: TRES MESES, 18. AMERICA Y P O B T U G A I Í TBES MESES, 20. ¡EXTRANJERO: TRES MESES, 37,50 PESETAS. REDACCIÓN X ADMINISTRACIÓN: SERRANO, 61. MADRID. APARTADO N. 43, CONMEMORACIÓN SOLEMNE DEL IV ANIVERSARIO DS LÁ LIBERACIÓN DE MADRID EL AYUNTAMIENTO D E MADRID HIZO AYER E N T R E G A D E LA MEDALLA DE ORO DE LA CIUDAD A SU EXCELENCIA EL JEFE DEL E S T A D O Q U I E N EN SU D I S C U R S O AL AGRADECER EL HOMENAJE DIJO: LA CAPITAL DE UÑA NACIÓN ES SÍMBOLO DE LO QUE LA NACIÓN ES HAY QUE ROMPER LA TIMIDEZ PARA LEVANTAR A ESPAÑA, PARA LEVANTAR A MADRID Inauguración de dos parques de mendigos y del mercado de Chamberí. Brillante recepción en el Ayuntamiento luntad, y el Ayuntamiento que presido, al los sacrificios y al final son las grandes obras En el Palacio de El Pardo reiteraros su agradecimiento por todo ¡o que las que quedan en pie, señalando el resurgir El acto A mediodía de ayer recibió el Jefe del Estado, en gu despacho del palacio de El Pardo, al a. lca, lde y demás miembros de la, Oorp- oiración municipal de MadriS, que, con ociaeióin del cuanto aniversario de la liberación de Jia. capital de España fueron a hacerle entrega de la. Medalla de O: ro de l a ciudad, en cumplimiento de acuerdo de l a Coaiporiapión. El alcalde pronunció las siguientes palatoras de ofrecimiento: Discurso del alcalde Una vez más acudimos a vuestra présemela para saludare e n nombre de la Villa en el día en que celebramos el recuerdo glorioso ds nruesbra, liberación. Vuestra benevolencia, nos, oomcedió el honor de colocarnos en este puesto, desde- el qu hemos ¡procurado seguir fielmente las consignas que nos tenéis dadas, poniendo toda la mejor voíuntad al ser. vicio que nos hiabéis encomendaldto. i No son jos momentos propicios al éxito fácil y al triunfo inmediato. La tarea es ia r: dua, y las consecuencias de los dolorosos tranc e s que atraviesa el munido a todas partes ¡llegan y a todos afectlan, poiniendo obstáculos al. desarrollo de cas actividades que la- noitujral impaciencia, quiere hacer veloces; pero- la conciencia no nos, h a neprochado raranoa no. i haber trabajaido con- fe y BIO híaiber puesto j cuanto somos y cuanto podemos para el loImposición de la Medalla gro de los afanes de cada díai. El alcalid impuso, a continuación, la Me- i I a reconstruocian de la Patria! su avance Señor alcalde, señores regidores: dalla Be Oro de la Villa de Mai rid a Su Ex ¡hacia los: desfcinios que el poirvenir ¡te- Mein Es para mí mis gran satisfacción en fecha celencia el Generalísimo y Jefe dlel Estado, y; reserva. dos dependen de cada uno de sus Hi jos; dediquemos el máximo esfuerzo la como la de hoy recibiros y escuchar de labios terminó el (acto. Seguidamente, el Caudillo conversó afable- ¡tarea, grande o pequeña, brillante u oscura de vuestro alcalde esas palabras de adhesión que nos haya sido desigmiada en- la obra co- y de cariño, reflejo de vuestra constancia y mente con loe regidores del Ayuntamiento madrileño sobre los diversos problemas que mún, convencidos de que no será mejor quien de vuestra buena voluntad. pretenda cumplir. las misiones más altas, sino Yo os he de estos momentos tiene planteado la capital de España, nte- quien más fielmente, más escrupulosamente esos cuatro años agradecer en trabajo, de sa- resánldiose por lá marcha de los distintos prode constante yecto en curiso i l a ciudad. 3 e cumpla, la que se le hiaiya asignado en- esta hora solemne del munldio en la que a todos crificios para levantar a la capital de España El Concejo se mairehó sumamente satisfecho nos correspoinldie un ¡d e b e r ineludible, de de la situación en que la encontramos. Real- id el interés ¡con que Su Excelencia ha acogido acuerdos con nuestras máximjas posibilidades mente es mucho lo hecho, aunque ambicione- te labor y los planes del Municipio madrileño. vos sois, excelentísimo señor, guía y ejem- mos mucho más, y éste es él fruto de las viplo. Nos devolvisteis, rprdmero, la Patria en- gilias, de los trabajos, de la constancia de Otros actos conmemorativos sangrentada y nota por el extravío y. la. lo- estos servicios patrióticos que desinteresadaAyer fueron inaugurados dos parques de curla de muchos explotados por ia, -maldad mente desarrolláis en el Concejo. de algunos, y sabiamente, tenazmente, con m endigos y el mercado de Chamberí La capital de una nación es el símbolo de una amorosa inflexible tenacidad vais resPara conmemorar de la tañando isus heridlas, reconstruyéndola y le- lo que la nación es, y la capital de España, liberación de Madrid el IV aniversariola tarse VantáinidoJa para, que de nuevo tome, con -ía como desgraciadamente fue en otros tiempos, de de ayer un. albergue inauguró en en el de mendigos serenidlald que da la fortaleza ía ¡q ue fúé su no respondía al espíritu de nuestras juventu- paseo del Rey. ruta tradicional, pero no para inmovilizarse des, a los sacrificios de tantos españoles. Asistieron al acto ios directores generales 1 en ella, atraída por la, nostalgia del pasado, Hay que romper la timidez para levantar sino paira vangar hacia porvenir, oom la España, para levantar Madrid, y hay que di- ide Beneficencia, Sr. Martínez de Tena, y Sa nidad, doctor Palanca; secretaria nacional- Se seguridad, de quien saber de dónde viene y vidir Madrid, cortarlo en trozos, por las grana dfimide quiere dlirigir sus pasos. Todo lo des reformas para darle una fisonomía distin- Auxilio Social, Carmen de Icaza; gobennador que en las naciones rompe la continuida, d de ta a la pasada. Me asusta pensar lo que su- civil y jefe provincial del Movimiento, camaráda Carlos Ruiz; presidente de la DipuDa vida las mata nos ha dejado dicho Blasmes en sus pensamiento, y vos, se iíor, que- cederá cuando venga la paz, cuando el tráfico tación, Sr. Muñoz Calero; alcalde de Madrid, réis que España, abandonando la sendas ñor se intensifique, cuando no tengamos cerrado el Sr. Alcocer; fiscal provincial ds la. Viviendonde la, extraviaron m alos conductores, re- grifo de la gasolina y vuelvan a circular los da general López Soler; delegados provincobre, plalra no morir, la continuidad de su- automóviles a millares. Entonces él proWema ciales ¿te Abastecimiento, Sr. Gabasa, y de vndia y avance hacia sus destinos- históricos que se nos presentará en esta villa, en toda Sanidad, Sr Quintana; delegado municipal de los Servicios d Sanid i, Sv. Alorase, de Celis; por los derroteros que siempre debieron eéd clase de servicios, será muy complejo. tenientes de alcaide Sres. Iradier, onde de los suyos. j Por ello yo os estimulo a que prosigáis vues- Montarco y Olmedo; regidores Sres. De la tra obra y logréis el fin propuesto por difí- Torre, Fernández (I Ramón) y Fernández Los buenos gobernantes son los artífices cil que no el cade la Historia. Vos, Caudillo de las- horas mino a parezca. Y por os detengáis en econó Molina, y altos funcionaripa del Ayuntamiento madrileño. emprender las dificultades trágicas de la guerra y deilas horas difíciles Je la paz, estáis haciendo la de este pueblo micas; no os achiquéis por ello, que cuando El- obispo auxiliar ds Ja diócesis de Ma: ayudado por todos los hombres debuena vo- los millones se gastan bien, el tiempo borra drid, doctor Morcillo, procedió a ia bendi- España y Madrid os deben, quiere también reiteraros la inquebrantable RdlLesión de todos cuantos lo constituyen y iaf sin desmayos con que están decididos á cumplir Vuestras órdenes, seguiros do que sois el símbolo vivo de la Patria. Al mismo tiempo, os traemos una modesta ofrenda, sin otro valor que el sentimiento que representa; el Concejo ha acordado crear una medalla que sirva para materializar de manera 1 perenne, hasta donde lo humano puede serlo, su agradecimiento hacia aquéllos que P r sus obras merecen el bien de la Villa, y ha querido que vuestro nombre glorioso encabezase, para prestigio de la Medalla, 1 de todos los demás que luego merezcan disfrutarla. -Sabemos que lo que ofrecemos es inferior, a vuestros merecimientos. No venimos a honraros, sino a recibir honra con vuestra aceptación. Que esta ofrenda simbolice el respeto y el cariño de un pueblo oue no ha deejaclo d ¡e volver. los ojos hacia vos desde los tiempos en aue yacía en la esclavitud de que o librasteis, y que se mantiene sereno en medio, de. la terrible tempestad de ¡a guerra, d- e 1 sus. tremendas amenazas porque sabe que lo guia la mano, firme de un piloto experto y, abnegado, para el que pide en sus oraciones la ayuda, que visiblemente le han otorgado. hasta. ahora. los designios- e? la Providencia que vela por España. A las cuales contestó Su Excelencia en la forma eiguienite: v de una época. Yo recibo con gratitud esta Medalla de Madrid, que para mí tiene una alta significación: me hace recordar los días en que llegamos a sus puertas. Entonces nosotros pudimos tomar Madrid, pero pudimos lomarlo destrozándolo; era factible clavar nuestra bandera en el corazón de Madrid, pero pasando por encima de las ruinas de la capital, y eso no lo quisimos hacer. Aparte de que destruiríamos los catorce batallones con que llegamos a sus puertas, en una lucha cruel y costosa. Nosotros lo que perseguíamos y conseguimos era destruir al enemigo, ganar la guerra sin destruir la ciudad. El tiempo valoriza aquella decisión al ver a los ejércitos más poderosos de Europa detenidos, cuando no destruidos, en la lucha ante los muros o en el interior de las capitales, con la destrucción total de sus edificios y monumentos. Nosotros tuvimos en nuestras manos el tomar en aquella época Madrid, pero lo quisimos tomar sin destruirlo. Por eso recibo la Medalla con todo entusiasmo, porque es un recuerdo de aquellas etapas de aquel Madrid que vosotros recibisteis de nuestras manos y que habéis levanta: do con vuestra labor. Y nada más. ¡Arriba España! Discurso dd Caudillo