Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUVENTUD DE ESPAÑA Kl frente dé Jtívehtude es obra eiitrañable del régimen. Nosotros queremos rendirle, en este nllmero, el homenaje que xv labor merécfc. UfiOR HONDA Y TRASCENDENTE DE U SECCIÓN FEMENINA Había llegado Jé hora de la paz. Aun so mbttm en Medina déí Campó los ecos de las concentraciones que la Sección Fenienina de Falange había realizado, contó homenaje, al. Caudillo y al Ejército, cuando ya las falanges femeninas buscaban rumbos nuevos a sus tareas futuras sobre t (k España, sangrante aun, dolorida todavía, que esperaba, amoróf sa íl paciente- -amor de siglos; paciencia de años- momos cuidadosas qíie restañaran sus heridas... Niño? famélicos, madres desconocedoras de, su misión, tkújeres inútiles, de cáttiacadás. Y tírntaciSn rle fa, mujer, en ttós f mentales- R í g c al Si dicaTísnia y ¡PrepáraGrÓtí gara el hogar, atéíidiendo así a la iiá á importante de la r mu er v la maternidad: De la- Escuela Mayor tte- Mandos cte Medina del Campo, que el Caudillo cedió a Ja Sección FemeHina, arranca- jóvenes frivolas. lastre torpe de unos años rá- -y ya el primer ar o ha dá ¡do sus früde criminal abandono decretado para veja tósí la raíz del Plan tíe Formación aprobado dones inconfesables. ¡Contra tod, o eso ka? a- su debido tiempo. y cuyos re- l bía qn e litchaneti batallé silenciosa, cvn riti sultatlos empiezan a ser tangibles. do de soliónos y gesto alegre, por España! F la Sección Femenina veía abrirse ante éllanfíí canipo inmenso- sobre que operar con Ocho años ¡tace que Jo. sé Antonio fundó labor constante de sacrifitios, luchas e in- la Sección Femenina. Y al cabo de ese tiepi comprensiones. Pero era España quien lo po, la labor ha sido tal, que parece milagrodemandaba con vos suplicante, y: ctialqttier sa, En el puesto de mando a las órdenes del demora, hubiera ¿o criminal. ¡El campo Cáudittp y de las jetar quías superiores, Piesperaba, y era hora de cmpesar fa seineti lcar Primo de Rivera trabaja éow ese dentte- do y esa fe que ella atesoré. Porque la fe iera! mueve montañas. Y la abnegación- -que en ningún otro organismo está contó en la S: ec- Situadas ya a un segundo termino las ta- don Femenina- que es iodo lo contrario reas, de la guerra, la labor de la SefcCión que el egoísmo, que es el riesgo voluntario emeniaa a raíz del i. dé abril de i %o se de lé pequeña- larea- -como dijo Pilar- -para Concretó en dost puntos: obra social y fof- alcanzar el premio supremo de, la gran eptítíactón de la mujer Aquélla, alizada a trá firesa arriesgada de la Falange, prvsfáei la vés de gran parte de servicios y con la ayu labor constante de esta Sección j da voluntaria, y generosa de cientos de miles coge- llo de la mejor España, I