Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B O. MARTES 27 BE O C T U B R E B E 1942. EDICIÓN B E IJA MAÑANA. PAG. 16. T A U R 1 N A S sri- TrpEN MADRID a última del año Ha terminado en nuestra p l a z a la temborada taurina de. 1942. Ya están ia s castaaeras en las esquinas, ya anuncian los carceles teatrales a Don Juan Tenorio Al desplegar su capa g ana el burlador de Sevilla, pliegan sus capotes de brega los toreros y, snfundan los trajes de luces, -en espera de los soles propicios de primavera. Concluyó l a temporada. Manolo Escudero y Angelete cerraron la serie de- espectáculos taurinos con un No hay billetes fijado sobre las taauillas. El de Madrid y el extremeño han sosteniao en máxima tensión la pasión de- los aficionados. Ambos extraordinarios artistas, virtuosos del capote. han. ejecutado s u e r t e s de maravilla en anteriores actuaciones y tienen sus partidarios y sus contrarios acérrimos. Para Manolo Escudero pare ce hecho el refrán de que n a d i e es profeta en su tierra. Se le dis... m. cute, y el público está más atento a cualquier TJn muletazo de Pafallo de su estilo que a co liara al quinto cualquier perfección. El toro. domingo paró enormemente en los lances de saludo al primer novillo, e hizo un quite lento, con las manos bajas, adelantando la piern a. Luego comenzó la faena con unos pases por alto, estatuarios; unos derechazos, dos naturales, y luego, en los medios, una continuación de la faena. A cada pase, el lomo de la res dejaba su huella sangrienta en la chaqueta y en la taleguilla del torero. Así. una y otra vez, cerca, muy cerca, valiente, con enormes deseos. Pues bien, la gente no estimaba lo bueno en espera de cualquier fallo para silbar. Mató de un pinchazo y una hasta 1 puño, un poco delantera. La pasión de los unos provoco, la reacción de los otros y hubo contradictorias manifestaciones. Bueno, muy bueno, con fondo y con sentido de torero, fue lo que hizo en el toro tercero- que mató por el percance sufrido por Angelete -y ello fue una, serie de ayudados y en. redondo, suaves y con dominio. Continuó la faena muy cerca. El novillo estaba agotado. Dos pinchazos y media estocada concluyeron con el animal. En el toro cuarto, el de Embajadores hizo un quite superior, y a la hora de matar salió con. la muleta plegada y la soltó en la misma cara, engendrando un natural. Dio siete pases con la izquierda, y luego unos de adornos. El toro no tenía peligro, pero embestía sin prontitud, y con ello se cortaba la ligazón de la faena. Unos ayudados por bajo fueron soberbios de estilo, tanto, que al fin. rompieron las palmas enconadas. Mató de media estocada, tan buena, que puede calificarse de lagartijera y cuando el novillo rodó sin puntilla, sobreponiéndose- los aplausos a las injustificadas protestas, Escudero salió a saludar... al cuarto toro. Ya disminuidas su s facultades, toreó, al sexto. Sus lances fueron, ovacionados. El mismo cariñoso reparo que hemos hecho a Escudero, tenemos que hacérselo a. Angelete En la lidia no importa tanto ganarle esto no hay que echarlo en saco roto, se vio las distancias al toro como conservarlas. Que en la faena de muleta que Angelete hizo. LJ que sí me gustó fue la decidida manera de entrar a matar. T en punto las cinco y media de la tarde, rodaba el toro, y Angelete echaba el cerrojo a la plaza Monumental, terminándose la temporada de 1942, por quien queda magníficamente clasificado para la próxima. Paco Lara merece párrafo aparte. El gaditano vino- con ganas de torear. Ovaciones largas, rotundas, afirmaron su éxito en una tarde en la que iba emparedado entre los dos novilleros de máxima expectación. Si los nervios no- le hubieran podido. Paco Lara hubiera podido con todo, porque toreó con valor, con arte, con alegría. Después de lucidas intervenciones en los quites y de haber matado bien al segundo- -que era un toro- salió con la muleta plegada a torear al q- uinto, para ligar cuatro naturales soberbios. La gente se puso en pie, ovacionando al muchacho. Cada pase tuvo la grada el eco de n un clamor admirativo. Toreaba el gaditano muy bien. La faena de muleta había, cuajado espléndida, buena de verdad, con arte y con gracia. Se presentía el triunfo que eleva y sitúa. Ya pedían algunos la oreja. Lara iba a. matar. Entró bien todas las veces, pero sin suerte al herir. Así, cinco veces. El segundo pinchazo, aguantando, fue de estoqueador decidido. Como el: muchacho íiabía estado superior, le hicieron una. ovación. grande y dio al ruedo una ¡vuelta triunfal. Don Rogelio M. del Corral envió una preciosa novillada. -G. NOTAS TEATRALES La compañía de comedia trancesa de Jean Vernier se ha presentado en el María Guerrero con Electre de Giraudoux Justificaba la expectación despertada, en los medios intelectuales madrileños la pre- sencia, en uno de nuestros más acreditados escenarios, de la compañía de comedia francesa que- dirige Jean Vernier, con una obra de Jean Giraudoux, firma evocadora, e: n. la Francia, literaria de los más audaces y modernos empeños que llegaron a alcanzar resonancias universales por la factura novísima de sus concepciones dramáticas, compa rables a las de un Lenormand, camino de ideas y de letras que ambos recorren bajo la égida férrea de la tragedia, griega y de su mentor gigante, Sófocles. j Sin embargo, Giraudoux, por su tempera- mentó lleno de inquietud, por la visión que tiene de la, vida modér na, se acerca más al coloso de la tragedia g r i e g a que cualquier. otro autor contemp oráneo. -Toda su obra cómo novelista y dramaturgo ofrece y entrega la va, riedad y la fantasía que el espíritu del hombre puede extraer de la Na- turaleza. El autor fran- 1 cés se recrea en las me- tamorfosis que- el afta sufre con e. i, tiempo, y su ideal, -d e s p ü érs- de concienzudos trabajos es volver al origen primitivo de las cosas, a su pureza inicial mer- ced a hábiles y admira bles decrecimientos. Gi raudoux r e s t i t u y e en, esencia una mitología que pa; rece pérdida, y se complace en que- la antigüedad dé cumplida réplica al presente. Ese es el volumen de toda H e n e e Devillers y i. su obra literaria, admiJean Vernier. rabie en la médula que le da consistencia perdurable. X a comedia Electre vista y oída ea l María Guerrero, es una reproducción de la fábula de Es- quilo, casi idéntica la. acción y los persona. jes, pero con un verbo poético en su prosa, con t an gayo colorido en el discurso, que hace a esta pieza incomparablemente sugestiva. Es la cadencia de las palabras que van bordeando las ideas como- el fino encaje de Malinas a un pañuelo de hilo de Holanda. Sin embargo, para que se comprenda, hasta dónde llega la admiración devota de Girau- doux por Sófocles, el maravilloso poeta ateniense, el autor francés, con, su nervio personalísimo de prosista poeta- -su prosa, tiene casi siempre cadencias de verso- -se extasía en algunos parlamentos, sobre todo en aquellos que el Mendigo suple al Coro. Llegan a lo más. escondido de la sensibili- dad expectante las fuertes pasiones que vi- bran en cada personaje a lo largo de esta magnífica composición trágica, de Gir audoux, mundillos de almas que frisan, por el lenguaje y los conceptos, en la aguda ironía, ¿cuando- no el sarcasmo más crudo. -Hay una expresión filosófica y literaria en Electre que lleva al ánimo emoción y ternura grandes en escenas como las que se sus- citan entre el Amor y la, Venganza, l a Duda y- el Rencor, pasiones que cristalizan en Tas almas con un hondo sentido de fatalidad. Todo el espíritu de un escritor moderno con visiones retrospectivas stá. condensado en esta tragedia de Giraudoux, impenitente viajero, filósofo, poeta y. diplomático, cuya, obra literaria, si. no ofrece novedad en di fondo, sabe poner en, la forma la gracia sutil, la agilidad alada, la belleza, eneuma, de. un lirismo que si a veces es excesivo, está com- pensado siempre por el primor de un léxico rutilante. Veamos ahora cómo muchos de nuestros actores y artistas podrían tomar- ejemplo de modestia, en lo que a categoría de papeles en el reparto se refiere. Jean Vernier, cada. menos que director de esta admirable- com- pañí a, interpreta un personaje de escasa al- tu- ra, de- mostrando en él sus excelentes cua- lidades artísticas. Rindamos justo tributo de encendida admiración- a Renée Devillers, pri- mera actriz de- este conjunto, que logra con sus admirables inflexiones de voz, con su gesto preciso, con su ademán- ponderado, con la belleza física que la ¡acompaña, y su adnii- rabie naturalidad, un- triunfo grande y personalísimo desempeñando el papel principal de la obr a. Supo dar brío, emoción y múltiples matices a, Electra. FranQois Vibert, obtuvo en. algún mutis ¡éxito- merecido. Paula OTEAS NOTICIAS Marcial Lalanda ofrenda su capote a la Virgen de la Paloma El que hasta ahora ha sido famoso matador de toros Marcial Lalanda ha ofrecido su último capote de luces a la Virgen de la Paloma. Primeramente se dijo una misa can tada en acción de gracias por la protección divina que ha tenido el torero durante su larga vida taurina. A continuación se le impuso a Lalanda la medalla le congregante de la Virgen de la Paloma, así como a su esposa, hermana y cuñada. Novillos en Tenerife Santa Cruz de Tenerife 26, 9 noche. Se lidiaron cuatro novillos de Pérez de la Concha. Curro Carrasco Frijone, bien en uno y mejor en el otro, de l jue cortó las orejas. Torerito de San Bernardo, muy mal en sus dos novillos. Recibió tres avisos. -CIFRA. Se agrava Juan Mari Pérez Tabernero Salamanca 26, 10 noche. El diestro JuanMari Pérez Tabernero, hijo del famoso ganadero, que sufrió una cogida en el primer toro d la tarde de confirmación de su alternativa en Madrid, ha sido operado en Robliza. Parece ser. que la herida que sufría en la ingle izquierda se había cerrado- en falso y era necesaria tal operación. El estado del herido se ha agravado algo en estas últimas horas. -DesLe ocurre a Escudero que, obsesionado por pués, de la operación, el diestro fue traslafel ambiente y bajo- su coacción, extrema eso dado ¿la- finca de. San. Fernando, en. Villar q u e s e l l a m a arrimarse Se- estrecha, ayan- de los. Alados (Salamanca) -CIFRA. ca, va ganando terreno y pierde la noción de la distancia. Así se ve ahogado y cuando ouiere reponerse se descubre quebrando la línea de su. toreo. Entonces falla y se descompone, ¡naturalmente! la figura, obligado el torero a mejorar súbitamente su terreno. (UNÍ MENTÓ; ESP ÑqL CSrisiita Sanitaria ffi El toreo es una sabia administración- de las distancias, y cuando se gana un palmo de terreno con las piernas, hay que completar con los brazos la. conquista. Naturalmente, esto no se puede hacer con la figura de manos bajas ni de ritmo lento, y aquí falla Esicudéro por culpa de Escudero. ¿Esta claro, Brillantes, objetos, de oro, plata, platino, reloseñores apasionados? Pues bien, si se censura jes, papeletas del Monte. LA QUE MAS PAGA. tA CUBANA Preciados. 52. lo uno hay que aplaudir lo otro, compensando lo uno con lo otro. Puestos quedan los reparos técnicos y entiéndalos el de Embajadores. En cuanto a su valor dentro del cuadro taurino, yo lo estimo en lo que es. Para probar su estimación están los apasionamientos de unos y otros. Poco le vimos al gran Angelete En torno a su figura está la viva expectación de los aficionados madrileños. Tiene un. arte extraordinario, acompaContra ¡as enfermeñado por el valor suficiente. Es sereno, todo 3o hace con reposo. Apenas le salió su toro y dades de la pie! y fue corrido, se paró enormemente, pisar- do Sla línea en que iba- el viaje del astado, y e n cuero cabelludo, ecella se mantuvo firme, tendiendo el capote muy bajo, llevado por unos brazos muy lenzemas, erupciones y itos. Era magnífica la figura del capeador ex ¡tremeño. Rompían las ovaciones... En uno granos. Suprime el de los lances sufrió un esguince. Hizo un picor. gesto de dolor; quiso mantenerse en pie. Flanqueaba dolorido, y cuando después de un esCensura Sanitaria n. 1122 fuerzo hizo el primer quite, pasó a la enfer- -ALHAJAS imería en- brazos de las asistencias, para salir Regier, c. qn presta- neja plímp a ig carácter