Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ÍMADRIDÜ 1 A 30 DE SEPTIEMBRE 1942 NUMERO SUELTO 25 CENTS. í S DIARIO ILUSTRA DO. AÑO TR 1 GESI M O QU N T Oí N. 11.418 SUSCRIPCIÓN: MADRID: UN BIES, 8 PESETAS. PROVINCIAS: TRES MESES, 18. AMERICA V POUTUGAIJ: TRES MESES. 20. EXTRANJERO: TRES MESES, 37,50 PESETAS. REDACCIÓN X ADMINISTRACIÓN: SERRANO, 01, MADRID. APARTADO Jí. 43, LOS ALEMANES REALIZAN PROGRESOS EN EL CAUCASO Y ENj EL INTERIOR DE STAL 1 NGRADO Bombardeo del puerto de Arkángel. Miles de soldados norteamericanos han muerto ahogados. 11 Churchill dice que se acerca la ofensiva de los aliados palabras del New York Herald Tribune a pregonar que quien dud de las de Willkie debe leer las de Ribbentrop sobre el mismo tema... Si en esta ocasión los centros políticos no han tenido precisión de abrir ¡ninguna polémica respecto a una mal- a interpretación del discurso a que nos referimos, no se ha dejado, sin embargo, de salir al paso a la idea lanzada a través del éter, de que Ribbentrdp ha hecho de. Stalingrado la piedra angular de su- oración, algo así cómo que ésta quedaría sin efecto alguno, c aso de que la famosa ciudad no cayese en manos alemanas. Esta, dislocación del pensamiento de Ribbentrop ha conducido, en la pequeña réplica que ha provocado, a la interesante afirmación que la realidad muy pronto vendrá a privar de contenido, a dicha argumentación, que, por lo demás, se presenta no solio como artificiosa, sino como inexacta, Stalingrado parece, en s glosajones impusieron su voluntad a los niefecto, que entra en la última fase de su agopones, pero éstos hicieron lo posible para linía después de que la parte Sur de la ciudad ha quedado completamente libre de bolcheberarse de las trabas. Frente a la doctrina de viques y una vez que los alemanes, han inicia Monroe americana levantaron su propia condo el ataque a la parte Norte de la misma, en la cual se encuentran las famosas y enor tra- doctrina de Monroe: Asia para los asiámes fábricas de material de guerra, que tanticos Añadieron, desde luego, que siendo el to han contribuido a alargar la resistencia rusa en esta gran, batalla. Hablamos de la Japón el Estado más adelantado en Asia orienfas final de ésta, no sólo por no encontrar Í J: tal, le incumbía el derecho de guiar a los deya los alemanes la misma resistencia que hace diez días y por haberse reducido mucho más pueblos de aquella parte del- mundo. Como el ímpetu con que los rusos atacan- -últimasabemos, el Pacto Tripartito reconoce al Jamente, sólo desde el Norte- sino también por el tono pesimista de las informaciones pón el papel de crear un nuevo orden en el i i f de los corresponsales británicos en esta par- Este de Asia, lo que equivale a eliminar la t del frente ruso, qu aquí se registran con el mayor cuidado. No se oculta, en efecto, que x influencia, anglosajona. Contra esta doctrina la situación ha dejado de ser estacionaria se alean los norteamericanos y esperan defenpara entrar en una fase muy crítica, que no O lo 2O J a 4O SO deja paso a ninguna clase de optimismo. der sus intereses mediante la lucha antija Con relación a la consumación de esta ¡esponesa del Gobierno de Chunking, perada inminente, gran victoria alemana, no Quince días de combates entre calles van estará de más recordar que el llamado sector transcurridos desde que las vanguardias ale- del Sur quedará dividido en dos grandes par. A B C EN manas pusieron pie en las primeras casas de tes, lo que muy probablemente podrá permilos barrios extremos del Sur de Síalingrado. tir llevar a cabo una reagrupación de fuerzas A partir de ese momento la lucha no se ha para las operaciones del invierno, de acuerdo con el punto de vista a qu en estas impreinterrumpido un solo instante ni de día ni siones se ha aludido en otra ocasión. Y. tamde noche. Cuando falta la luz solar no se com- bién conviene no olvid ar, frente al gran sü- Quien dude de Willkie, que lea bate tampoco entre sombras, ¿as llamas de los a Von Ribbentrop -dice el New incendios permanentes alumbran el cuadro trá- ceso que se avecina, que la actualidad políti- ca sigue concentrada en Berlín y que todavía York Herald Trilmne. gico de la batalla. La mayor parte de la ciudad no ha alcanzado el punto culminante a que Berlín 29, S noche. (Crónica de nuestro re- ha quedado reducida a inmensos montones de igualmente ss hiciera referencia en estas cródactor- corresponsal. A juzgar por las apa- escombros humeantes, entre los cuales las tro- nicas, hace hoy una semana. -Ernesto DEL! riencias, el mundo berlinés sigue entregad a pas soviéticas se obstinan en la resistencia has- CAMPO. comprobar el magnífico eco y la acogida, po- ta el último extremo. Timóctienko encuentra ya (Prohibida la reproducción. cas veces igualada, que en todas partes ha te- dificultades para que sus reservas acudan punnido el último discurso de Von Ribbentrop. Los tualmente a la batalla. No pueden permaneA E C Ü N ROMA argumentos de Von Ribbentrop son tan incon. trovertibles y a base de datos tan precisos, cer en Stalingrado, que es bombardeado sin que, por fuerza, no han podido ser pasados cesar desde el aire, y han de esperar al otro por alto ni siquiera por los países que se lado del Volga para de noche ganar la línea encuentran en guerra con Alemania. A esta de combate al través de los puentes y utiliRoma 29, 10 noche. (Crónica radiotelegráV consecuencia se llega conociendo la meticulo- zando embarcaciones de todas clases. Las re- íica del enviado especial de la Agencia Efe. sidad oo- n que el ministro de Asuntos Exte- acciones rojas, en el interior de la capital son Con la política que se resume en la frase riores del Reich prepara sus dicursos, a base cada vez más débiles, pues las cuñas alema- Egipto para los egipcios adquiere nuevas de los datos más auténticos y con tal pruden. nas que se han clavado en la margen derecha facetas de actualidad el problema. No puede cia que, según afirmación de uno de sus más del río, ocupando buena parte de sus muelles, precisarse aún la corrección que experimeníntimos colaboradores, la oratoria de Von Ribtará el Estatuto internacional que, desde el bentrop, si de algo peca es en los cálculos, producen fuegos de flanco, muy peligrosos, que 29 de octubre de 1888, estableció el régimen siempre cortos, reflejándose en ello la ponde- impiden o cohiben al menos la concentración jurídico definitivo que garantiza a todas las de las fuerzas y medios Que son necesarios potencias el libre tránsito por el canal maración de su criterio. para montar los contraataques. Sobre el cosComo una coincidencia extraordinariamen- tado Norte del dispositivo alemán la presión rítimo de Suez. El Acuerdo firmado en Conste favorable se ha juzgado en Berlín, como soviética es, en cambio, muy fuerte, pero ca- tantinopla no amenazaba la soberanía egipcia, pero la intervención exclusiva de Inglaya insinuábamos ayer, que Wendell Willkie haya venido a corroborar con sus negros va- rece de la potencia indispensable para frenar terra en. las zonas estratégicas, con el preticinios respecto a la situación rusa, la tesis la progresión de la hacia el inte- texto de reprimir la revuelta de Arabi Padel ministro alemán, de tal manera, que aquí rior de la ciudad, progresión realizada por cha, acusaba ya el monopolio británico de no se puede dejar fie registrar, con la natu- ocho columnas de ataque, que cambian cons- una acción colectiva de control y la consiral satisfacción, el desconcierto que las pa- tantemente de método de combate, usando de guiente subordinación de aquellos territorios, labras de este enfant. terrible de la políti- medios muy variados para sorprender a los por cuya seguridad velaba el Tratado, a las orientaciones de la Gran Bretaña. ca norteamericana ha venido a producir en los defensores y aniquilarlos. centros responsables de Londres y de WashEl khedive Ismail En el gráfico puede apreciar el lector un gros que representabahabía previsto los peliington. Y como de l a máxima paradoja que para la independencia podría presentar, la actualidad periodística en esquema de la situación en torno a la metró- egipcia la empresa del canal. El predominio este m omento de indecisión que plantea la poli del Volga, que en su parte central y me- ilimitado de los anglosajones en el camino victoria alemana en ei Este, preséntase en ridional se halla en poder de las trepas ule- máa corto hacia Oriente es el resultado final Jos. sentros autorizados berlineses las extrañas manas. -V. de una sene de. Yacilaoione eg ¿aj Eolítica La visita de Willkie a China es un acontecimiento tan natural que- no necesitaría explicación ni siquiera en el caso de que no hubiera dos Chinas- -una amiga, otra enemiga del Japón- y el immdo no estuviera en guerra. El vecino del vecino es siempre un aliado en potencia. Los Estados Unidos son rivales del Japón, y por consiguiente, aliados naturales de China. Los norteamericanos contaban siempre con el mercado c ino. y exigían el cumplimiento estricto de la llamada puerta abierta En la Conferencia de Washington, que terminó en febrero de 1922, los J k. La actualidad política sigue concentrada aquí Italia y el canal de Suez