Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
WMái lí Wz familiarizar a sus pueblos con la idea de fuerzas en el Oeste, mariscal Von Rundstedt, la gravedad ele la situación en JRusia. ya LA FQRTALEZÁ: NA- presenció el desfile, aconijjáijadq de- su Estado Mayor y de Sepp Dietrieh. general de las ¿ue hasta ahora- ingleses nortóaniísricaS. S. ls s tropas llevaban todas las armas, líos había vivido caí un mundo, irreal basá. dó desde tanques ligeros. muy manejables, liaste en las informaciones victoriosasdadas por Ita- dio Moscú Curante el pasado invierno Queremos subrayar, comentándolo, el dis- los más pesamos; Artillería motorizada! Comx prendiendo, el cañón de asalto y los calibres E! invierno- -prosigues él I r. Goebelá- -ha mosido él causante. del optimismo anglosajón curso qtce él Caudillo, y J efe nacional del Mo- niás pesados de antitanques y antiaéreos perrespecto al frente oriental, pero ha llegado viniienfo dirigió: a: los productores, españole, torizados; imterial de, Ingenierós de gran forr fección y dé Infantería motorizada, que ya él veranó y con él- las duras realidades en la gloriosa fecha del 18 de julio. Lo q maban columnas interminables. Entre las arde la guerra. ¿Dónde están ya los días enqne más modernas, con inclusión en Mo ptov visitaba, Inglaterra y se le pasaba hay de- admirable sus esta alocución es la sis- mas se veían las desconocidos. Impresionó esconceptos, extensos y de modelos aun población de París la precida salón en salón, ¿le club en club, como a. tematización de pecialmente a la uhliijo pródigo bolchevique? IiOs anglosajo- profundos, dentro dé esa sobriedad- de esta- sión matemática con que desfiló la columna, nes so emborrachaban con optimistas infor- dista actual y europeo, que caracteriza al Cau- que cubría una longitud de mu v küó- metros. Bsaeionss sobre el segundo frente, frente que so eoiistitüiía en el ñiomentp en ijiue las ft rma- ditto. l Ei né) -vicx de este discurso está en de- La Prensa de París dedica gran atención cioiies alemanas se. debatieran en los ester- cirnos itiál ka de ser el- sentido. -de pondera- al desfile de estas unidades esoof- idas del: tores fie la agonía en. su lucha eii el sector ción y equilibrio necesarios en una nación. Ejército aterían, que él Reich puede enviar oriental, viéndose además obligados a enviar Es indudable, qué los esfuerzos para proteger a países ocupados del Oes tropas a Francia, Países. Bajos, Bélgica y 3 STo- pais para adelantar en. el cansino de su de u) i no obstante losformidable despliegue de el pros- té, ruega. Pero las cosas han sucedido fle otro fuerzas realizado en Rusia. A pesar de emmodo. JJds soviets han recibido más y- los ale. peridad; y su. grandeza, tienen que estar liga- plearse en el frente del Este enormes- fuermanes han dado también más dé lo que so es- dos entre. sí: y. sér. idénticos: en su. vitalidad, zas- -dice París- Soir -cí Alto Mando aleparaba. Ya no ha lugar a hablar de la ve- de tal manera que la flojedad: de cualquiera de. ipátr dispone aún de gigantescas reservas, de tal calidad, que la menor tentativa inglesa de tirada dé las tropas alonianas del Oeste, sino qué; por el contrario, excelentes formaciones ellos; ha de reflejarse inmediatamente en. los desembarco se convertiría én una catastro- fe. -EFE. militares endurecidas en ej combate, han sido denuts, relajándolos. El engrandecimiento de enviadas a los campos de Francia. la. Patria es el fin más, alió. S- QUe pueden aspi -El segundo (rente, empresa sin dificultades rar todos los sectores sociales y para conse- La victoriosa ofensiva alemana en según la manera, de pensar dé ingleses y nor -R u s i a teamericanos hace unos meses, se ha trans- guirlo, la tibieza- y- la desgana están demás. formado en un angustioso punto de initírróEl, Catidillo conxnsaba su; discurso con unPaite alemán. Al Sur del bajo Don, los gacióii. Hoy comprenden rae el éstablééimien. juicio fundamental. Y es éste: La. prospeto de unsv zona de operaciones n el Oésto alemanes han forzado el paso de. Ips ríos de Europa lleva, consigo una serie de riesgos ridad de. todas Ms, clases soe. iahs españolas Manich y Sal. Carros destruidos enverdaderamente inconmensurables. está íntimamente. ligada a Id: fortaleza de la ¡Staliii- -prosigue el ministro alemánr- -recla- nación en iodos sus. órdenes Es decir, que si Vorónex ma, cual nuevo Sliyloek, el pago? de su eré- el esfuerzo én cualquiera dé los tres grandes 29, -2 tarde. Gran Cuartel señera I. dito! lis. pasible que Inglaterra y los Estados unidos se vean- en nefecsUlad de so- órdenes. de. la. vidá. nacional, él: -tnüitflr, el. po- de! Fülirer. Comunicado del Alto Mando, da armadas alemanas: iheter sus particulares criterios acerca de la lítico y el económico, se quiebra Ü se desvía, las fuerzasdel bajo Don, iás tropas aiemanas Al Sur cuestión a la presión de la opinión de sus el desequilibrio influirá en la fortaleza de la han! rechazado al enemigo; que en algunos pueblos. Podemos representarnos a los repuntos ofreció, encarnizada resietencia, -ha iferldos países sin ver más salida a su posi- nación y se reflejará, por decontado, en to- ciá: él Sur, y han forzado él paso, de ló i- fo s ción que la de ir delante de peligro, el más das las clases sociales. Que estos tres grandes Manich y Sal, poyadas por fuertes con- grayé flüe en el transcurso de toda Ja gué- órdenes nacionales- necesitan una estrecha li- tingentes de la ¡Aviación. Al Noroeste de J ra les había ame- ña zaxlo. gazón, es. iñdiidable: ¿No. hemps contemplado, Kalach, ha sido rota la resistencia soviética, en varios lugraree, y el enemigo se ha visto 351 público de Alemania y de todo el mun- por nuestro mal, cómo la incoherencia. y la oblig- ádo a retirarse. El- tráfico de abasteido debe ponerse en guardia ante un deseSica- inestabilidad política han influido decidida- cimiento soviético y, las líneas ferroviarias situadas a! Este del, Volga sufrieron sraves ¡denaiaieñto de la, propaganda, inglesa, y norjteaínericana par el momento que llegue la men en la vida económica, desorganizándola destrozos a consecuencia; de nuestros ataques, navegación constitución del segundo frente. El universo ycasi hundiéndola? Ño, hemos vistotambién, aéreos. En la lucha contra laha hundido. j enerniga La Aviación alemana (teinblajrá entonces al ruido de las armas y de en un verdadero círculo vicioso, que tina: eco- en; ef delta de ¡Don. tres cañoneros y alean- la- propaganda. Pero lenta y seguramente nomía débil. y anárquica há- trascendido a la zó de lleno con sus bombas. a dos barops más. 1 i nuestramáquina de guerra se pondrá en mo- i Volga, vimiento y un día veremos marchar a los esfera política, desarticulándola y empequeñe- L os bombardeos nocturnos obre el 3 B, -vá. la destrucción ingleses camino d BerlíñV no como venee- ciéndola? Pues tampoco se puede hablar de dieron por resultado transporte. Otros rerios buques rusos de 1 jdojrés. sino come prisioneros, mientras qué fortaleza militar si no está respaldada por sultaron áyeriadps. diezmados y aniquilados los: Testos anglosa- jones buscan un nuevo Dunkerque para atra- una economía y una; política fuertes. ¿He aquí la Al rechazar los ataques enemigos contra cabeza de puente de Voronex, fueron desvesar él canal, el largo caminó de Tlpperary. cómo hemos fie trabajar decididamente, ahin- truidos por la. Aviación 29 tanques soviéEn 1940 nuestros soldados han arrojado cadamente, en los; tres campps señalados: si ticos y. muchos otíos quedaron fuera- dé a. los ingleses al mar cuando se cincontraban queremos el engrandecimiento de España. Los combate. En el frente de, Voljov. los boltras- gigantescas fortificaciones y teniendo cheviques, atácaroa sin. resultado, a. pesar de además, en los, momentos críticos, a su- lado, tres ordénes a que üludinws están hermanados, haber empleado importantes fuerzas, una ca. a; ios franceses, que cubrían su retirada. IJoy, f- han, de tenerMin. perfecto ¡equilibrio; y los, beza dé puente. -EFE. ¡cois ocasión, de un nuevo encuentro- cara a tres fian de dar fortaleza a. Ice na. ción. y: con l as tropas al. emánas penetran en la región ía, choéaiia. n con nuestros soldados. El. Gpbieriiip inglés- -apadé el ministro dé ello la- prosperidad de- todas Siis esferas, Sínde Kuban íopags- nda del Réich- -se eniíuentra ante un tesis: que. -juzgamos perfecta Ppr. su claridad Berlín 28, 12 noche, t a s fuerjEas alenianas terrible dilema. Si no establece, el segundo y su; penetración y que el Caudillo expuso han páiieti ádo en la región da Kubah, según irénte, la derrota total de los soviets llevará anuncian los centros oficiales berlineses. Desjeonslgó una crisis de la política interior bu- coino primera idea de su discurso. s pués, de i voheer a fijierté corriente del r o l- tónica imposible dé dominar. SiJge llega al Manich- Xiedderung, lá Infantería y las brir Jestabletaimieato dei; segundo frente. ia, catás- Ya xoriíinuacjón hupj dé retardar que, gádas motorizadas aleiiiahas alcanzaron dielia ¡trqfe inevitable podría ser la. terminación dézona. El río Kubaii desemboca en el m a yflnitiva de; la guerra. Consideramos en Ale- cuándo él M. ovimíénto. se, enfrentó con lo eco- dé. Azof, a 200 kilómetros al- Sur de llos- r nómico, y conlo. político- encontró- esas actinxsLtíia, que un intento de invasión del contri of- -FE. ñénte tío; sería niás que una funesta locura vidades i e ¿panotas invadidas por viejos tópi- tPara E llegar Kuban- han tenido, que atraa de las. peores consecuencias para. Inglaterra cos que dejaron en ellas honda huella. Es ver- vesar Ja zona inundada del río Manich ¡y los Estados Unidos, pero por la especial dad. -Y- -por; serlo, A el Jefe del Estado hizp, Berlín 29. 12 noche. Sé sal que Jas. tro- ¡idiosincrasia, de Ingleses y norteamericanos les atravesar la zoiiíj creemos muy capaces do llegar a intentar el con firmes trazos, la pintura de aquellos con- pas aléirialnas tuvieron que para llegar a la inundada del río. Manich desembarco én Europa. Por eso el AltoMandtí ceptos- políticos- que- desembocaron e %l a tra- resióji de Kuban- Jja. inundación fue provoa lemán no ha descuidado ningún detalle y se gedia roja y de, aquellos postilados de la cada por los soviets, aüe volaron un dique. ha preparado de la manera más concienzuda, la Aviación, jas tropas rápidas para ésta labor de arrojar a los eriemisros economía lib éraÜ montada sobre toda clase: Apoyada poral asalto úna, base enemiga pocoíiquistarcla ide Alemnia del. continente. No hay necesidad de intereses én lucha. derosamente fortificada y después ocuparon ¡de sacar tropas del Oeste dé Europa, por la río J on misma razón que no hay necesidad de: pn- I) e: tañtá trascendencia como él que- dirigió unas, alturas doiiiñantés. Entre elcarros de ¡ttiárlás allíj pues- las- ya establecidas en la al Consejo Kaciojíal es este que el. Caudillo y él rí 6 sal fueron déstrnídbs 10 un contraasalto soviéticos, al rechazsarse ¡zona occidental de Europa se bastan para re- prpmtíició ante los productores españoles, Api- ataque enemigo. -EFE. cibir dignamente a los presuntos invarores. lío irips interesa tampoco, porque es lo mismo, sa- bps merecen- ser fijados en la conciencia de La pérdida, de la región de Kuban es la Hber si los anglosajones van a intentar una los españoles porqué no hay enyésos discttrsos ¡auténtica, invasión dé Europa o iina simple una sola idea, un- solo juicio y ni aun una más grande que hasta ahora han sufrido ¡maniobra de diversión. Incluso la tentativa nn caminó ¡seíá. castigadá y replicaremos con todos nues- sola expresión, que no tracen; España. para los soviets, Los ferfbcarriles entre el Don rtros medios para quitar las últimas esperan- el presente y para elfuturo de y el Volga zas a! pueiblo inglés. BerSín 29, 12 noche. (S. É. T. Kc las ir. Esperamos confiados la llegad. d ¿los ingleses, termina ej- artículo, y esperamos que oriental para ponérsela las órdenes del eó- formaciones llegadas, a Berlín esta, iaoclie se molo; jtinto a ellos vengan algunos norteamericanos uíandaBto militar del Oeste, efectuaron hoy, desprende qué nriidád s blindadas yrío I) fW Kad s alemanas que p ártteron del miércoles. por para, que podamos demostrarles que la entra- Equipadas un desfilearmaslas oviles dé París. han penetrado profuñdaanémte en. la reg ón- con ila, s más modernas, y ida én (Europa está prohibida. -EFE. completamente jnotorizailas. recorrieron du- fíí Kuljan, cuya pérdida es la inás grande iTrojjas alemanas, victoriosas en Ri sj. a, rante (íuatrp horas láS calles de la capital ante que hasta ahora, háñ sufrido los govi. efs cif que. ya, de guerra. 1 territorio de JíuluiII de millares de franceses. ¡pasan por París con dirección aíV Oeste entenéraso partió; del barrio Este dé la ciu- lo la última; reglón 1 triguera con que obirtaürn és El desfile illndcsfi! íitipresipnahtepór la novedad dad y se desarrolló por los- grandes buleva- Jos bolcheviques. Ija cosecha, dé este año la res, plnaa. dé- la 3o ñeordia. Campos Elíseos y por el rápido aesarrollo fie las r -del armamento Arco 1 dé! Triunfo hasta el Oeste de- París. En han perdidobélicas. Además, es? la última reactividades 1 los. Campos. Elíseos; donde se aeolpa ban in- gión en este sééíór del frente que por sus- París 29, 11 noche. (S. E. T. trnidades dé ül curiosos, -el eo jiaBdaate de las TÍ S férreas, caminos y: otras; o tós- g, 3. alemanas, traslasáádas- clel Irente