Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C J U E V E S 25 J E J U N I O 1 E 1942. EDICIÓN DE LA MAÑANA: PAG. II. LOS AUTOS SACRAMENTALES N U E S T R O PUESTO Í S T A AL A I R E L 1 B R- A, B C EN GUATEMALA EL ESTADO DE SEN- Francisco El auto sacramental peculía del teatro de DeportesCadenas, jefe del Departamento CILLEZ de español, no tiene, ciertamente, su origen en Movimiento, dice la Secretaría General del sobre los Campamentos de Guatemala 24. (Crónica radiotekgráfica del Jos misterios y moralidades de la Edad Me- Verano del Frente de Juventudes: dia, que se representaban por clérigos actoenviado especial de la Agencia Efe. Me di res, bajo las bóvedas de los templos, para si Nunca puede lograrse la mejor cosecha cn que lo que más se opone al progreso rála siembra sobre el terreno edificación y reg- alo artístico de las. gentes. más adecuado no se hizo más conveniente. pido de estas repúblicas centroamericanas es y el clima Esta pieza representable, maravrllos a, porque Los Campamentos de Verano del Frente de e n ella intervienen las Potestades del cielo Juventudes son el clima y el terreno más el elemento indio, por conformarse con poco y las criaturas d la tierra, y jos seres más propicios para que la labor de formación p casi nada, por carecer de ambiciones y por abstractos, hijos de la Alegoría, como el a castrense, v Aire, el Fuegro y el Agua, y el coro de las moral, juventudes religiosa, física y política que ¡en definitiva, se niegaen ser consumidor, las de España dé el fruto que que, como GuaSiete Virtudes, s s relaciona en nuestro país de firmemente espero y que ha de consti- de modo que en los países yo con la introducción de la fiesta, cíclica de tuir la garantía de oue el pensamiento de temala, domina el elemento indio no se puede luz, del Corpus Christi, que instituida por Ur- José Antonio, viable por la victoria del soñar con el establecimiento de industrias bano IV en el sigilo XIII, no advino a Espfeña Caudillo y sellado por la sangre de nues- importantes. Si es verdad que el indio no sino después de 1314 de la mano pía de Be- tros mártires, no ha de malograrse. tArriba meciesita para nada el progreso industrial, renguer de Pacióle La representación del España! ¡puesto que él mismo se fábrica- -y muy artísauto coincidía coa el día floral e aquella J excelsa fiesta religiosa; la luminosidad cruticamente por cierto- -su simple vestuario y da de Castilla, o el dispendio de rubíes d calzado Levante acogían en su transparente seno el LOS CAMPAMENTOS que no precisa toda la de ninguna clase para ir y venir por república con los frutablado a la puerta del templo, en el que había de tener efecto toda aquella magia cla- FEMENINOS SON EL tos del rancho sobre la cabeza y sin más ra y sobrenatural, y la muchedumbre fervomotor que las piernas, -también es cierto que rosa y sutil- -aun tratándose de rudos pelai- CANCIONERO VIVO ni escucha la radio, ni lee los periódicos, ni res, curtidores, maestros de obra prima- -en DPDonESPAÑA entusiasta va al cine; pero yo entiendo que si las fastodo distingo dogmático y en toda elucubraJoaquín ¿Purina, ción Apologética. Obra ingenua del pueblo, y constante colaborador del Frente tuosidades de nuestro, progreso industrial han ilois primeros autos sacramentales fueron dede Juventudes, aporta una vez más dado en hueso al toparse con el indio centrobidos a poetas anónimos, o alg- uno de tan su prestigio de maestro y compo- americano, del que el gi atematteco es la exhumilde condición social como Juan de Pesitor a la tarea de resaltar una. de, ipresión más pura y numerosa, dio débese a draza, tundidor de Segovia, que escribió una las facetas formativas de los Campamentos su pluma autorizada que no le han impresionado nunca las cosas especie de Tranza, de la Muerte, todavía de recoge y expone la actividad mu- meramente superfluas y sin concatenación con gusto medieval, en la que todos los nacidos, sical de los mismos. Je ¡i Emperador al pordiosero, son rnplaza dos delante del solio, circundado de beleños, He dicho en alguna, ocasión que nuestras lo espiritual. de la Calva. Estas composiciones puras, primitivas, solían ser autos de Nacimiento, dedica- canciones forman una maravillosa alfombra doY lo deduzco de que lo único que ha quedasuelo español, desde la, arraigado d e una manera profunda en dos a la. Natividad del Señor, y jos autos pro- que cubre ellas playas andaluzas. El punta hasta hacer piamente euc arísticos, o sacramentales. Pron- gallega los millares Ie fiorecillas sonoras que el indio, lo único que guardó como credo e 1 revivir ta prevalecieron éstos. Recogió el extraordi- esmaltan los campos y constituyen- la alincorporó a su propia existencia, fue la apornario género teatral aíegórico. -místico la pcemencionada en tación de los misioneros sía docta con Gil Vicente, autor del San Mar- fombra e ingenuas sean que estas melodías, lo aceptó porque le brindaespañoles. Y esto breves verdaderamente un un amable camitín- -la historia encantadora de partir el santo Cancionero vivo, ha sido la idea genial del su capa con el mendigo- Y era ya muy en- Frente de Juventudes. Creo también que lano para 1 llegar al, corazón de Dios. Hay que trado el siglo XVI. Tóidavía en 1512 un Conci- vida en el Campamento, en contacto directo ver al indio del interior del país rodeado de lio reunido para cercenar abusos de Jas repre- con la Naturaleza, se presta mas que nin- mujer sus sentaciones por clérigos, no alude en nada al guna otra, por el estudio de la canción, pajea sufrente a y sus chiquillos ante cuitas velitas su altar, rezando sus y ha auto eucarístico de la tarde del Corpus. Yahondar en su espíritu y e n. su esencia, para y blando a Dios, al que tratan de tú, pidiénaquí del tremendo, del augusto sentido de- captar el perfil y la personalidad de sus esta composición teatral. Coincide con la for- líneas ya que la música refleja siempre el dole la desaparición de unos dolores, una mación del anhelo imperial español; com- estado de las almas y hasta enmarca el acencosecha, para sus debilida cie rta con un mediodía histórico de plenitud. to expresivo con el cuadro panorámico que buena ayuda en el perdóncotidiana. Es asomsu labor La raza estaba en una fe; la comprendía; le roáéa, La canción ¡de la meseta castella- des y hasta la hacía. silogismo; y esta fe concorda- na, ernplia y dilatada, no tiene el eco de labrosa la sencillez de espíritu de estas criatuba con un pueblo en hechura de imperio. Las canción montañesa, entre desfiladeros y pe- ras, que haría las delicias del mismo santo tampoco confundible el perfume gentes se arremolinaban en la plaza pública, ñag. No eslitoral con el azahar de loe cam- de la dulzura, de San Francisco de Asís, y frente al rpórtico del templa, para oír las dis- salino del, pos andaluces. asombrosa también por eso mismo su impérquisiciones, incrustadas de metáforas, de los poetas. Estos poetas eran Lope- -que intro- Ahora bien, puesto que los Campamentos mteabilidad a los estímulos de la ambición, han de dujo en ios autos la vivacidad dramática- femeninosespañolas, distinguirse en todas las sin que por ello se parezcan en nada a otras se hace preciso iina orel maestro Valdivielso, llamado el poeta del regiernes o, si se quiere, una especializaron ¡muchedumbres del globo. Son hijos de una denación cíele? porque sólo escribió de las cosas de en cada Campamento, osa facilísima, ya civilización esplendorosa y 1 grande. Dios; también Tirso, y, en fin, Calderón, el que ha de ir al hilo de la, región en donde superador del género, que ha engarzado de esté enclavado, y en relación con la masa Los investigadores dicen que el indio amesus gemas preciosas ropaje rastreante de 1 que sería sus estrofas a lo divino. Este pueblo eran popular de la, tierra y esto sí canciones, ha- ricano jamás hubiera llegado al progreso in- i vivos. Algunas las el artesano y el labriego, que venía a, la ciu- cer cancioneros acompañamiento propio de dustrial, porque cuando salió de Asia, cuna dad el día de la fiesta eucarística; los hom- menos, llevan gaitas, de guitarrico aragonés, de todos los pueblos, desconocía la rueda, esa chistularis, de bres de montera y de jubón de cuero. Pero, de guitarra andaluza... Las demás canciones estos hombres eran loa mismos que se derra- marchan solas, sin acompañamiento. ¿Po cosa tan simple cuyo girar ha hecho posible maban por e mundo y acababan de ganar qué, ento- nces, añadirles ese piano, postizo? nuestra civilización y el progreso de las cienAmérica. Perfección contemporánea de. la En las regiones sorteñas cantan, a veces, a cias y las industrias hasta terminar en la fuerza dinámica de un pueblo y de su for- dos voces, raramente a tres; esto no tiene multiplicación de las fuerzas de la fábrica, ma interior. Así, pues, restaurar en el díanada que ver con la polifonía orféónicíl, com- en la resolución de los problemas de transde hoy la representación de los autos es toa pletamente fuera del ambiente de las niñas porte y en la obtención final de cosa tan nar al ser nacional; volver a sentir en nos- que ha; n de ir a los Campamentos. otros la palpitación de las venas de los pa- Tengo la seguridad de que, al término de complicada como un avión o un torpedo aéreo. dres. Nada menos que esto realizará el quela temporada campestre o marítima, la can- Nuestra civilización es rueda y lo que falta hoy asista, con ojos ilusionados y con oídos ción española vibrará en toda, su amplitud, abiertos al clima poético de otra época, a lamerced al estudio que las pequeñas cama- por saber es si no fue el mismo diablo el representación de un auto sacramental, tam- radas han de hacer trayéndonos, como rayos que nos la dio para volvernos locos. bién bajo las frías estrellas, o el sal feliz; al de sol, puñaditos de notas, tiernas y expreCuando al indio con. su sivas, cantándonos alegrías y pe- nas, la nana estado de contemploa tanta distancia inefable aire libre, como entonces. sencillez de mi. del niño, el pregón callejero, el alalá de la cajnpesina el lamento de la petenera, cuanto no puedo por menos de entregarme a profun ¡X qué ternura de. corazón en estos autos! la lírica popular sembró en nuestros campos das meditaciones sobre el misterio que nos En uno anónimo, Mamada de Las Donas, Lá- y en nuestras ciudades. hizo poseedores de esta rueda, de la que dezaro, el fantasmal, va mostrando uno a uno pende el artefacto bélico que usan cada uno a la Santísima Virgen los instrumentois de de los beligerantes en esta contienda mundial la Pasión de su Hijo, en versos candorosos del siglo XX. -PENELLA DE SILVA. como una deshilada de golondrinas. ¡Divina poesía inacabable! -FEAMIS. (Prohibida la reproducción. Papeletas del Monte, brillantes, perlas, esmeraldas y objetos de oro. plata y platino. (La casa que más paga en España. LA HEROICA DIVISIÓN LIBROS Y REVISTAS ¿Cómo se liberó usted? por José Gutié- JOYERÍA SANTA CRUZ AZUL rrez- Ravé. Prólogo de A. Goicoechea. Juicio PLAZA DE SANTA CROZ, 6 Crítico de Mundo ...un libro que apasioEnfermeras a Rusia na tanto que puede decirse de quien lo coAyer noche, a las ocho, -en el sudexpreso mience que lo acabará si n interrupción de Irún, salieron de la estación del Norte 21 enfermeras de F. E. T. y de las J. O. N. S. Arte de proyectar en Arquitectura por que marchan a los frentes de Rusia para Naufert. Para suscripciones al contado y plarelevar a sus camaradas de la primera exzos, cuantos libros desee: J. Martínez. Larra, pedición voluntaria. S. Madrid. Teléfono 17678. Leed Cerebro y corazón y La, risa de Formar soldados de la Revolución nacionallos tristes bellísimas- novelas sevillanas por sindicalista es el propósito de los Albergues José Jiménez, Ferrero. Librería Ferrocarriles y. Sociedad Librería. Sucursal; GENERAL M hA, M: Teim Universitarios del S. E. U. COMPRA DE ALHAJAS