Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID PÍA 10 DE 1 U N Í O D E 19 4 2 NUMERO SUELTO S P F M K J J V L. JX J O. H r k X rvr rt SUSCRIPCIÓN: MADRID: UN MES, PESETAS. PROVINCIAS: TRES MESES, 18. AMKRIOA PORTUGAL: TRES MESES, EXTRANJERO: TRES MESES, 87,50 PESETAS. REDACCIÓN X ADMINISTRACIÓN: SERRANO, 61, MADRID. APARTADO N. 43. ABC PRESENTACIÓN DE CREDENCIALES DIARIO ILUSTRANDO. AÑO TR 1 GES 1 MO. OU 1 N TO 11.322 EL EMBAJADOR DE LOS ESTADOS UNIDOS PRESENTO AYER SUS CARTAS CREDENCIALES A S. E. EL 1 EFE DEL ESTADO ESPAÑOL. DESPUÉS LO HICIERON LOS NUEVOS MINISTROS DE CHINA Y BOL 1 VIA Asistieron a la ceremonia el ministro de Asuntos Exteriores y los demás miembros del Gobierno la Junta Política, el Consejo Nacional, autoridades y jerarquías. Discursos del embajador y el Caudillo En el palacio de Oriente Con el ceremonial acostumbrado, ha teilido lugar, a mediodía de ayer, en el Palacio de Oriente, la presentación ele las cartas credenciales a S. E. el Jefe del Estado S or el nuevo embajador de los Estados Unidos de América. Excmo. Sr. Carlton Joseph Huntley Hayes. En la ceremonia, estuvieron presentes el Ha llegado a Madrid el alcaWe de El el Jefe del Estado la Medalla de Oro de (aqueministro ie Asuntos Exteriores y demás miembros del Gobierno, la Junta Política, el Ferrol del Caudillo, Sr. Ballester, acompaña- lla ciudad. La Medalla, preciosa obra da Consejo Nacional, el capitán general de la do de varios gestores de aquel Ayuntamien- arte, es la única que, hasta ¡ahora, ha sldá primera región, el presidente del Consejo to, con objeto de entregar a Su Excelencia otorgada. (de Estado, el obispo de Madrid- Alcalá, el igobernador civil, el alcalde de Madrid y los jefes de las Casas Militar y Civil de Su Bxcc: eiícia. EL ALCALDE DE EL FERROL DEL CAUDILLO HARÁ ENTREGA A S. E. EL 1 EFE DEL ESTADO DE LA MEDALLA DE ORO DE AQUELLA CIUDAD Discurso del embajador Una vez entregadas sus cartas credenciales al Caudillo, ui nuevo embajador leyó el siguiente discurso: Excelencia: Es un gran honor y vn gran privilegio l ara- mí el entregar y poner en manos ríe Vuecencia ¡as cartas credenciales que Su Excelencia el presidente de los Estados Unidos de, América me ha entregado acreditándome como su embajador extraordinario y plenipotenciario. Tengo el encargo, al mismo tiempo, de entregar a vuecencia las cartas credenciales de mi distinguido antecesor, gr. Alexander W. Weddell. quien, a causa de una grave enfermedad, ee ha. visto obligado a retirarse de los servicios públicos. é qué ha renunciado a su puesto de embajador en España con profundo sentimiento. El presidente de los Estados Unidos me ha encargado muy especialmente le expreise a vuecencia la estima personal en que tiene a vuecencia, así como también los votos que formula por su ventura personal y la del pueblo español. Es s, u preferente deseo que Jas relaciones de amistad entre España y los Estados Unidos se robustezcan en el porvenir, no só- io en interés de los dos países, SI. TO también en el de nuestra civilización común. Yo, por mi profesión, Señor, soy historiador y uno de los especialmente familiarizados con gran simpatía hacia la gran Historia de España. Como tal estoy particularmente reconocido a la gran deuda cultural que tanto mi país como las demfts naciones hermanas del Nuevo Mundo tienen con España. Fue España, cuyo almirante haco ahora exactamente cuatro siglos y medio descubrió nuestro continente. la que les abrió a las creencias y a la civilización cristiana; fue también España durante muchas generaciones la que implantó a través de la grande y, ancha America determinadas instituciones básicas, Ja alegría de vivir y el sentido de una dignidad- personal, que es su más ilustre herencia. Fue también España, noeotros los americanos lia recordamos siempre con gratitud, la qu e dio ayuda incalculable a los Estados Unidos para constituirse como nación libre e independiente. Es muy halagüeño poder señalar en los momentos actuales que en todos los colegios y universidades de los Estados Unidos se sostienen cátedras y bibliotecas do la Lengua y Literatura españolas, y que la, lengua española ha sido enseñada en nuestras escuelas de segundo íírado, en mucha mayor amplitud que cualquier otro idioma extranjero. Mi país. Excelencia, es un país idealista y ama a los valores espirituales e intelectuales. HOMENAJE DE ZARAGOZA AL SEÑOR SERRANO SUÑER Se le entrega la medalla de Oro de la ciudad y se le nombra alcalde honorario Ayer, a mediodía, s e celebró el acto de hacer- entrega- al ministro de Asuntos Exteriores y presidente de la Junta Política. -camarada Ramón Serrano Súñer, de la medallarde Om de la ciuda. d de Zaragoza, y el pergamino por el que se le nombra alcalde honorario de aquella ciudad, en cumplimiento de acuerdos adoptados cua ndo cesó en el ministerio de la Gobernación. Al acto asistieron el alcalde y una representación de dicho Ayuntamiento, el gobernador civil, barón de Benas que, jefe provi- ncial del Movimiento, cámarada Ruiz Castillejos, el consejero nacio nal y ex subsecretario de Gobernación Lorente anz, consejero nacional, camarada Muro; presidente de la. Diputación, el canónigo Guallart, en representación del arzobispo y representaciones de las. Cámaras OflciaJes de la, Propiedad Urbana, Comercio, Sociedad Económica Aragonesa y otras muchas entidades. El alcalde pronunció breves palabras, ofreciendo el homenaje que la- ciudad- de Zara- goza tributa al ministro dé Apuntos Exteriores en reconocimiento de los servicios prestados por el Sr. Serrano Súñer en beneficio da la ciudad aragonesa. El ministro contestó, y dijo que no creía en falsos honores circunstanciales y aduiatorios que organismos subalternos dedican a quienes ocupan posiciones de mámelo. Todo esto pa, rece viejo y desacreditado. iíos ha rechazado siempre- -dijo- no sé si pb r humildad o por orgullo. Y acepto en este caso por estas dos razones: Primera, porque conozco la sinceridad del afecto, con que se concedieron. Segunda, porque, junto a la gran benevolencia de los zaragozanos a, l. discernírmelos, creo existe también una, parte de jusíiciáí De la capital aragonesa han llegado a EMadrid cientos de telegramas enviando su adhesión al ministro de- Asuntos Exteriores. REGRESA D E R U S I A EL C A M A R A D A AGUSTÍN AZNAR, CONSEIERO NACIONAL Y DELEGADO NACIONAL DE SANIDAD El ministro secretario general lo recibió en nombre del Partido Ayer tarde, a las siete, llegó, procedente de Alemania, el delegado nacional, je Sanidad I 4 Agustín Asmar, 1 que ha permanecido en Rusia como miembro de l a heroica División Azul. Al aeródromo acudieron para ¡recibirle 1 ministro secretario general del Partido, camarada José Luis Arrése; el de Trabajo, camarada Girón; el vicesecretario de Servicios, camarada Valdés; la delegada nacional de la Sección Femenina, cam arada Pilar Primo de Rivera, así como el consejero nacional camarada Ridruejo; el jefe de la: Obra Sindical Í 8 de Julio doctor Lafuente; el secretario provincial del Movimiento, camarada Puebla Potenciano, en representación- del jefe provincial; los delegados provinciales do la Vieja Gu irdia y de Educación Popular, camaradas Oanalda y Urrutia. respectivamente, así como el jefe del Hogar de la División Azul, camarada Cols. a. También se encontraban en el aeródromo la delegada de la Sección Femenina en Berlín, camarada Celia Jiménez, y el p adre del camarada Aznaír, el ilustre académico D. Severino Aznar, y la esposa de aquél, doña Dolores Primo de Rivera. También acudieron numerosos camaradas combatientes de la. División Azul y miembros; de la Vieja Guardia y de la Delegación Nacional- de Sanidad. El recibimiento dispensado al camarada Aznar fue cariñosísimo y. con as escenas dé emoción consiguientes. Conversó unos momentos con el ministro secretario general del Partido, camarada Arrese; Después se trasladó a la Jefatura provincial del Movimiento, donde descansó unos instantes y abrazó a los numerosos camaradas de la División Azul que acudieron a saludarte y con los cuales conversó recordando las horas de lucha. Por ¡último se cantó el himno de la Falange, dando el propio Aznar los. gritos de ritual, que fueron contestados, brazo en íilto, con gran, emoción por todos los asistentes. Los Estados Unidos desean la amistad de a la soberanía de las demás naciones es un Al mismo tiempo se está plenamente con- todos los países. Están convencidos de la principio básico de nuestra política exterior. vencido de la gran estima que dichos valp- tesis. -gu 1 a seguridad y bienestar, de todo No tratamos ffeMnlponefi n. Jiéstrb sistema dé res han tenido siempre fpara Q 1 oúéljlb- es- j ¿aíS xl. epgndc dírectamenteüYde las. E 6 g 4 tuid d gobjppftuí 4 ar ni fl gúS: 1 tretpüís. Igualmente e! s pañol- áránt (í W- léré gloriosa; historial f bfeiíéstat de t- odoss 4o, s demás. El respeto t a m o s E i e m p r a d i s p u e s t o s p a r a r e i t