Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A E O. M A R A E S 3 BE J U N I O DE 1942. EDICIÓN DE IJA MAÑANA. PAG. 7. L A SOLEMNIDAD RELIGIOSA DEL DOMINGO, EN SEGOVJA EL MINISTRO DEL E 1 ERC 1 TO, EN REPRESENTACIÓN DEL CAUDILLO, IMPONE A LA VIRGEN DE LA FUENC 1 SLA LAS INSIGNIAS DE CAPITÁN GENERAL A Jas brillantísimas ceremonias celebradas asistieron los ministros de Marina, Aire, Obras Públicas, Justicia y Educación Nacional, el nuncio de Su Santidad, el capitán general de Madrid y otros generales. Traslados procesionales de la irriagen y gran retreta militar Extraordinaria animación. Llegada del trenes especiales. Banderas, colgaduras y arcos de triunfo en honor de la Virgen Segovia 1, 10 mañana. Vivió ayer Segoyia una jornada históric a y religiosa con motivo de la imposición de las insignias de capitán, genera! a su excelsa Patrona, Nuestra. Señora de la Fuencisla. Como es sabido, dichas insignias le fueron concedidas por el Caudillo, por decreto de 22 de septiembre de 1941, respondiendo a la. unánime petición de las autoridades eclesiásticas, civiles y militares y del pueblo en general. Precisamente se cumplió ayer el quinto aniversario de la ofensiva roja en el Guadarrama, con la cual perseguían la conquista de Segovia los marxistas. quedaban por des contada la ocupación, y asi fue anunciado públicamente por varios de sus dirigentes, días antes de comenzar el ataque. Quince mil rojos iniciaron la ofensiva; y contra ellos el general Várela, defensor de. la plaza, sólo podía oponer 3.000 hombres. -Én ta. l día como cyer la situación para los defensores fue tan angustiosa, que el general Várela, considerando que todo el heroísmo de sus hombres no sería suficiente para contener la avalancha roja, haBía decidido, en último extremo, hacerse fuerte- en el palacio de Felipe V de La Grartja, donde renovaría la gesta del Alcázar de Toledo. Afortunadamente, las débiles posiciones de las tropas nacionales resistieron por el heroísmo inigualado fle sus defensores hasta que llegaron los refuerzos enviados por el Caudillo, con lo que se contuvo y derrotó a las fuerzas enemigas. Terminada ¡a batalla; el general Várela ofrendó su fajín a la Virgen de la Fuencisla, en testimonio de gratitud por la protección prestada a los combatientes de la, fe. Para asistir a. los actos llegaron a Segovia millares de segovianos d e, diversos puntos de España. Desde muy temprano la ciudad presentaba un aspecto de animación jamás igualado. A las ocho llegó el tren- espacial, organizado por la colonia segoviana de- Madrid, que venía, ocupado por cerca de 1.500 personas, y a continuación lo hizo el de Valladolid. Ambos trenes fueron recibidos por representaciones de las autoridades. A las diez, las calles céntricas que conducen a la plaza de Franco estaban totalmente ocupadas por el público, y en la plaza citada se apiñaba del mismo modo la multitud, quedando libre únicamente eil espacio necesario reservado á las formaciones militares, y, paso de autoridades. Había banderas y colgaduras por doquier y grandiosos arcos de triunfo levantados en honor de la Virgen por la Jefatura Provincial del Movimiento, Academia de Artillería, regimiento de Artillería 41, Ayuntamiento. Catedral y Diputación Provincial. ministros, se quedaron en espera del ministro del Ejército, que arribó instantes después, y le acompañaron hasta 3 a ciudad. El público, que- había recibido con demostraciones de cariño a los ministros, hizo objeto de grandiosas ovaciones al general Várela, que. entre- una ovación constante, llegó a la plaza de Franco. Al aparecer el ministro- del Ejército, la banda de la Academia de Artillería, interpretó el Himno Nacional. desde los balcones. La banda interpretó el Himno Nacional, y los caballeros alumnos 1 presentaban armas. Las campanas de todas las iglesias fueron echadas a vuelo. Después de pasar revista a la batería que quísima sillería catedralicia, en la que los rindió honores, los ministros, generales y obispos y ministros ocuparon puestos. En autoridades pasaron al: interior de la Cate- este momento llegó el ministro de Educadral, donde fueron recibidos por el obispo de ción Nacional, a quien acompañaba el direcSegovia, doctor Pérez Platero. Acto seguido tor general de Bellas Artes, marqués de Lohizo su entrada, bajo palio, en la- Catedral el zoya. Impuesto el silencio, el ministro del nunc ¡o de Su Santidad, acompañado flor los Ejército leyó el decreto, firmado por el Cauobispos ya citados. Todos pasaron a la ca- dillo, concediendo los honores de capitán sepilla, mayor, donde ocuparon los puestQs re- neral a la Virgen de la Fuencisla. Seguidaservados. Monseñor Cicognani ocupó ej tro- mente el gobernador militar, presidente de no (Je la Epístola, y los obispos se. situaron la Diputación y alcalde fueron acercándose al lado del Evangelio. Los. ministros daban al ministro del Ejército y entregándole los frente al altar mayor, y detrás de éstos los distintivos e insignias de- capitán general, generales y demás autoridades y represen- que el general Várela, entre la expectación y la emociórt- de la muchedumbre, fue imtacionies. Ofició la misa el nuncio de Su Santidad, poniendo a la imagen, mientras la Artilleasistido por el deán y dignidades del Cabilr ría hacía las salvas de honor. En este misdo catedralicio. La imagen de Nuestra Se- mo instante un aviónvbimotor vuela eotire ñora de la FuencisJa figuraba en e centro la plaza de Franco y arroja gran cantidad de la capilla, rodeada de flores y luces. Ter- de flores como ofrenda a la Virgen de la minada la misa, se organizó la procesión para Fueneisla. A continuación evoluciona una estrasladar la imagen a Ja tribuna de la, plaza cuadrilla de caza compuesta por cinco apade, Franco. Al frente del cortejo figuraban ratos. Impuestas las insignias, el prelado de macerps de la Diputación v el Ayuntamien- Segovia, que tiene a su derecha lal ministro to. Seguía el coronel gobernador militar, se- del Ejército, dirige uri emocionante canto a ñor Vera, que era portador del guión d e la Virgen, a la que pide protección para las capitán general déla Virgen. El presidente de armas de la fe, para el Caudillo y sus mila Diputación llevaba en bandeja de plata nistros. A continuación la Academia de Arel bastón de mando de la image. n, y el alcal- tillería desfila ante las autoridades. Termide era portador del fajín. Seguían las Cor- nado este acto, se rezó una oración de ofreporaciones municipal y provincial, Comu- cimiento del homenaje a la Virgen y se cantó nidades religiosas, colegios de la ciudad, coro la salve por millares y millares de voces. de seminaristas, etc. La imagen lucía la co- Seguidamente se organizó nuevamente el rona de oro y pedrería y era llevada en, an- cortejo procesional en la misma forma quedas por concejales y diputados provincia- a la salida de la Catedral, siendo devuelta les. Detrás de la carroza iban- las camareras la Virgen de la Fuencisla a la capilla mayor mayores de la Cofradía de la Virgen, señora de la Catedral. marquesa de- Lozoya y doña Carmen de Cáceres. Más atrás figuraban dignidades cate- deUn grupo de danzantes típicos del pueblo Fuentepelayo formó artístico arco hudralicias, el nuncio, ministros y personali- mano, bajo 1 cual pasó un imagen entre ovala dades. Al aparecer en la puerta de la Ca- ciones de la muchedumbre. El ministro, getedral la imagen de la Patrona, la multitud nerales, dignidades y representaciones ee diprorrumpió en vítores y aplaudió entusiásticamente, ¿ti tiempo que se. arrojaban flores rigieron al Ayuntamiento. t i general Várela impone las insignias a la Virgen, colocada la imagen en el trono de los Reyes Católicos- Flores desde un avión y desfile de la Academia Oficiala misa monseñor Cicognani. Sode Artillería lemne procesión para el traslado de la ima- El cortejo siguió hasta el Ayuntamiento, gen a la plaza de Franco. Concejales y en cuya fachada principalla se halla instalada la tribuna oficial, en que figuraba el diputados provinciales llevan las andas de trono de los Reyes Católicos, traído del Alcázar, y en el que fue colocada la imagen aquélla de la Virgen. A los lados se instaló- un a ri- Los ministros, el nuncio de Su Santidad, 1 arzobispo de Valladolid, el general Sáliquet y las demás autoridades -Nuevos modelos de Poco después de las diez comenzaron a llegar los ministros y otras altas personalienriquecen la espléndida variedad que dades, que iban a asistir a la ceremonia de exhibe nuestra flamante sección de la imposición de las insignias. En el palacio episcopal se hallaban desde) a noche anterior el planta baja, y tendríamos un gran placer ministro de Obras Públicas, Sr. Peña, y su seen mostrárselos. ñora; nuncio de Su Santidad, arzobispo de Valladolid y obispos de Burgo de Osma, Avi 3 a y Calahorra. En las primeras horas arribaron el capitán ge. neral de Madrid Saliquet, y su ayudante, y los generales Sánchez Gutiérrez, Martínez Campos, Martín Alonso. Esquivias, Aspe. Cerón y otras personalidaUN CENTRO DE LA MODA des. A las diez y media sallió del palacio el ministro de Obras Públicas, que se dirigió a la Catedral, ante la cual se encontraban algunas autoridades civiles, militares y jerarquías. En el mismo lugar: estaba formada una batería de caballeros oficiales- alumnos Brillantes, objetos de oro y plata. Paga todo de la Academia de Artillería, que había de su valor. CASA POPULAR DE COMPRAS. randir honores. Sucesivamente, fueron lle- Esparteros, 6. Teléfono 26901. gando los ministros deJl Aire Justicia y Marina, que habían sido recibidos en el alto del puerto por los gobernadores civil y mi- litar, presidente de l a Diputación, jefe de la Brillantes, objetos oro, plata, platino, relojes, compra, pagando altos precios, Comandancia de la Guardia Civil, etc. Las LA CUBANA -PRECIADOS, 53 catadas autoridades, después d e recibir a los BOLSOS La imagen dfe la Virgen es llevada a su santuario. Forman parte de la comitiva las feligresías de la capital y representaciones de ochenta y tantos pueblos A las cinco se organizó la procesión para trasladar la imagen de la Virgen datde la Catedral a su santuario. En la- tribuna de la plaza de Franco, se encontraban el nuncio de Su Santidad, los generales y autori- ¡dades, ante los cuales fue desfilando el gran cortejo procesional. A la cabeza de éste figuraba la escuadra de gastadores del Frente de Juventudes. Seguían a continuación las representaciones de los ochenta pueblos de la comunidad de la Villa y Tierra. Luego marchaban las feligresías de la capital, organizaciones parroquiales de la misma, centros juveniles de Madrid y de Valladolid, Seminario Conciliar, Clero, etc. etc. El guión de capitán general de la Virgen era llevado por un caballero alumno de la Academia de. Artillería. Detrás iba la carroza de la Virgen, a la. que seguían el nuncio, ministros del Ejército, del Aire, ¡Marina y- -Educación Nacional. Cuando lia. carroza de la Virgen salió de la Catedral la cabeza del cortejo se encontraba a dos kilómetros de dicho templo. Una vez que la imagen llegó a la puerta del santuario, fue colocada ante ella, y la multitud cantó una solemne salve copular de despedida. Con este acto se dieron por terminados los festejos n honor de la Patrona de Segoyia. -CIFRA. Sederías Carretas ALHAJAS ALHAJAS