Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
fíA. rS Ci -J OMIKTGO 24 DE MAYO E 1942. EDICIÓN BE JDA MASANA. PAG. 13, EN LA GIGANTESCA BATALLA DE 1 ARKOV LOS ALEMANES TOMAN LA INICIATIVA, AISLAN VARIOS CONTINGENTES ENEMIGOS Y LOS ANIQUILAN Grandes formaciones de elementos blindados. Los japoneses a 800 kilómetros de la capital de Chiang La contraofensiva alemana en el sector de Jarkov tiene grandísima importancia, no sólo por el quebranto que significará para los rusos, sino tannbién como principio de ulteriores avances. Se trata de uno de los territorios por los cuales se llega a las regiones vitales de la, U. R. S. S. el codo que forma el Don, el bajo Volga y el Cáucaso. Ciertamente, eñ su avance durante la campaña del año pasado los alemanes y sus aliados ocuparon vastísimos territorios, con distritos agrícolas, industriales y mineros, cuya pérdida ha desorganizado la economía bélica de los bolcheviques; sin embargo, la lucha continúa y la nueva ofensiva tendrá que alcanzar las regiones que indicamos. Más importante que la conquista de San Petersburgo, e incluso de Moscú, es la línea que de Jarkov va hacia el Este, hasta lugar a la orilla septentrional del Caspio. Con dicho avance se podría decir que la campaña rusa había virtualmente terminado. Aunque puedan hacerlo, no es probable que los alemanes y sus aliados intenten llegar más allá del Volga inferior. Con ello bastaría, pues la industria bélica de los rusos quedaría privada del petróleo del Cáucaso y los anglosajones no podrían suministrar- material de guerra a sus aliados, sino por la vía muy expuesta del Océano Glacial. mente a la tier a en unos segundos de tiroteo. Entramos en uno de los korsus mayores. Aquí se celebran los campeonatos de grecorómanas. Un tapiz negro en el suelo, y en lo alto la luz cegadora y blanca de los rings. Con sus. pantalones y alpargatas negras con cintas blancas, combaten dos muchachos el torso desnudo, sudorosos, jadeantes por el esfuerzo. Se retuercen sobre el tapiz. Hay una luz de circo. Aplausos y- apuestas; estamos asistiendo a las semifinales del campeonato del frente del Ladoga. Subimos. En los bosques nevados nos sorprende el ruido de las ametralladoras y el rumor del cañón, como tormenta lejana. Porque viendo el campamento del Ladoga nos habíamos olvidado de que a unos doscientos metros de nosotros están los rusos. Salimos humeantes de la sauna y nos tiramos en la nieve. Es una sensación fortísima, pero no desagradable. Rebozados de nieve, volvemos al cálido vapor. Admirable cuerpo el. del hombre, que en invierno, a cuarenta bajo cero, y saliendo de la sauna, resiste una oscilación, de más de cien grados de diferencia, í La sauna es milenaria en Finlandia. Es, sin duda, un resto pagano de la purificación, incluso con la flagelación con las perfumadas ramas de abedul. Es como una especie de confesión para el cuerpo, al que (por la eliminación de tóxicos por el sudor) parece que se le absuelve de todos sus pecados de alcohol, de tabaco y de glotonería. La sauna tiene también una explicación menos trascendente. En su invierno, larguísimo, el finlandés no transpira y necesita ese sudor La sauna artificial que no le otorga su pálido y débil El pueblo finlandés es uno de los más lim- sol. La sauna es así como un poco de verano pios del mundo; también lo es su Ejército. almacenado en la casa. Los campesinos toman la sauna todos junPorque Finlandia posee la sauna. La sauna consiste en uría habitación más tos. Confundidos hombres, mujeres y niños. bien pequeña, con tres gradas de madera y una Tres generaciones desnudas, los abuelos, los estufa con grandes piedras recalentadas. So- hijos y los nietos. Es otro concepto del pudor bre ellas se vierte un poco de agua y el vapor distinto del, nuestro. Finlandia ama el desnuos ciega con su niebla. La temperatura llega do. Se. ve esto en sus estatuas, en sus costumbres, en sus dibujos. Pero es un desnudo sin rápidamente a. los 70 grados. En ese vapor, desnudo, se suda a raudales. pecado. Estos soldados, la mayoría campesinos, Hay unas jofainas de aluminio con agua fría para refrescarnos la cabeza, y unos grandes guardan a la sauna el respeto sagrado de sus ramos de abedul, con los cuales, impregna- padres y hermanos. Porque la sauna no es una dos de agua, los soldados se golpean entre sí habitación más de la casa: es un santuario, un santuario donde se ejerce un viejísimo rito. para activar la circulación de la sangre. El campesino finlandés nace en la sauna y Llevo sudando unos veinte minutos, y figuraos mi asombro cuando el viejo comandante en ella muere. La húmeda y suave atmósfera (que al lado mío me golpea) nos propone sa- de vapor facilita el parto y limpia el cuerpo lir para revolearnos, desnudos, sobre la nie- de la joven madre. Así, el Kalevala dice que ve. Me parece una locura, pero es preciso ce- Marjata (símbolo ce la Virgen María) a falder. Curzio Malaparte ha dispuesto fuera un ta de la sauna, recibió en su vientre el vaho soldado con s máquina de fotografías, porque del caballo. Y. cuando el finlandés se siente morir pide quiere exhibir, en su soleada casa de Caprí, esta foto curiosa de un hombre desnudo sobre ser trasladado a su amada sauna, donde ha pasado las horas más felices de su vida, paral las heladas nieves de la Carelia. extinguirse en aquella tibia niebla, que ha sido el símbolo, el corazón y la alegría de su familia y de su casa. La smna- -ha dicho un escritor finlandés- es la única alegría de los pobres. Y el campesino asegura que sus dulzuras son comparables a las del amor. una de las nuevas secciones de Por eso estos rudos y puros hombres de los bosques se escandalizan como ante un sacrilegio cuando ven a los burgueses de Helsinki, de Tampeer, de Turku, llevar a la. sauna aU gunas veces a sus perros. Al organizaría y ponerla en marcha Todo el frente del Ladoga está salpicado queremos ofrecer a las señoras amas de de saunas. Cada compañía posee una. casa la comodidad de encontrar en nuesY frente a este Ejército lavado combate tro establecimiento la mayor suma po- uno de los Ejércitos más sucios de Europa. sible de las cosas necesarias en el hogar. Existe un olor a ruso. -Un olor agrio, proDesde los calcetines hasta el trajecito ducto acaso del género de alimentación, de tenemos la línea completa de los artícu- la tela de los uniformes, de la grasa de las los que forman la indumentaria infantil. botas. Un oficial nos dice: La sauna es una fronSección de niños. Entresuelo. tera. Donde termina la sauna comienzan los eslavos. Mientras en la primera línea teclean las Alta costura y lencería fina. ametralladoras a pocos pasos de ellas, conModelos y creaciones exclu- templo la satina abierta. Estampa de los prisivap. Actualmente, 1. a colección primavera y vefañó. meros días de la Tierra, en la que en una Atocha, 39. Teléfono 10884. atmósfera de Génesis hay un hombre desnudo golpeándose con una rama mojada de abedul junto a unas piedras recalentadas. El fuego, la piedra, el agua, el hombre y la planta (todoslos elementos) como fue en el principio... Está cayendo el sol, pálido como una luna en fundición, y la temperatura ha bajado enormemente. ANJQNIQ 38- TEUI 520! A esta hora produce escalofrío ver a los A B C en el frente finlandés Los korsus El coronel sale de su casa de madera; viste uniforme gris; una gorra de fina piel espolvoreada de nieve; el esmalte blanco, con bordes de oro, de la Orden vapauden risti. Nos esperan tres trineos tirados por caballos rusos, mucho más altos que los finlandeses, pero menos fuertes; caballos prisioneros, con las letras misteriosas del alfabeto cirílico (las de los nimbos de los iconos) dibujadas a tijera sobre la rubia grupa. A: estos caballos les dan como pienso celulosa; es decir, comen papel. Entre la nieve emergen unas chimeneas humeantes. Es que abajo, subterráneo, hay un pueblo de soldados; son los korsus, las chavolas finlandesas, fabricadas con troncos, excavadas entre la tierra y 3 a nieve. No creo que haya ningún Ejército mejor alojado que el finlandés: carpinteros y leñadores desde hace siglos, los finlandeses hacen maravillas con el bosque. Pero estos troncos que vemos aserrar, entre una rubia nevisca de aserrín, son rusos. Arboles hechos también prisioneros. Los soldados son al mismo tiempo mueblistas. Los korsus tienen camas, sillas, mesas, ármanos. Limpios, cómodos, con cristales en las ventanas, chimeneas y saunas para los baños de vapor. Suenan en la radio los salmos luteranos de la Semana Santa. En las paredes, fotografías de Mannerheim, de Hitler y mapas de la Carelia. Y alguna foto femenina, un poco ligera de ropa, que hay que ocultar cuando llega el pastor con su Biblia. Es todo un mundo bajo la nieve; las cocinas donde trajinan las bellas lottas (las muchachas voluntarias, que dan una nota de ternura a Jos campamentos) las cuadras subterráneas, de donde salen, por rampas, los caballos como enormes topos; los dormitorios y las salas de deporte. Sí, las salas de deporte, porque el soldado finlandés, que se baña en el vapor de la sauna tres veces por semana, cultiva en primera línea todos los deportes. No quiere que la suciedad o la holganza le invadan. Pero se necesita mucha energía moral para cultivar así un cuerpo que se puede entregar definitiva- Artículos de niños: Sederías Carretas i