Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ILUSTRADO DE INFORMAC 1O N GENERAL, 25 CÉNTIMOS i COSAS DEL LENGUAJE siquiera en Italia, una denominación especial que, aplicada, a los Creadores de tales instrumentos, prodigiosos artífices de universal ve Luthier ACE unos días, él maestro Rodríguez nombre, l Qs distinga de los artesanos anóniUANDO a la muerte de mi ilustre, escritor Marín, con su celebrado; gracejo, po- mos que construyen los, laúdes. se cuyo nombre no hace ahora al caso, los llamaba en Italia al fabricante del instrumennía de bulto eh estas mismas colummédicos averiguaron el peso de su cenas cómo una locución forastera más tar- to punteado, hoy en desuso, y liutaio se llama tí y, por añadidura impropia, estaba a pun- a Stradivario, Tanto valdría llamarlo man- rebro, hubo en todo él mundo un movimiento de sorpresa. ¿Cómo era posible, se preguntato de arrinconar toda una gama, de expresio- doiinero o bandurriero No nos toca a nosotros, sin embargo, en- ba la gente, que aquel hombre hubiera hecho nes castizas. Hoy vamos a tratar, no de un riesgo de desalojamiento más o menos proba- mendar la piaña a los franceses e italianos; cosas tan grandes con un cerebro tan pequeño? -ble, sino de la suplantación ya consumada. de tanto menos; cuanto que ellos, ai decir luthier. Pero un cerebro, al fin y al cabo, viene a un vocablo español que, por obra de otro ex- O liutáio, usan voces castizas de su lengua. Lo ser algo así como un limón y, cuando la necetranjero, ha quedado tan absolutamente elimi- ridículo es que- nosotros echemos mano de nado que ni siquiera tienen, noticia de él los un vocablo extranjero mientras en el Diccio- sidad, obliga, todo es cuestión de. exprimirlo profesionales a quienes atañe. Si preguntamos, nario de la Academia duerme el sueño de un bien, exprimirlo hasta sacarle la- última gota en- efecto, a cualquier violinista español con- olvido injustificado la palabra violero, deno- de jugo. Hay mjer. es de su casa que hacen temporáneo cuál es el nombre del artífice que minación específica para los constructores de en esto verdaderos milagros y hay escritores construye y repara los violines y demás ins- instrumentos de arco. Es cierto que violero que, con una eantidad insignificante de masa ¡trunientos de arco, nos contestará que es significó en 3 a Edad Media tocador de vio- encefálica, llegan, en fuerza de paciencia, a ¡luthier, y pronunciará esta palabra más. o la según puede verse en Berceo y en el producir obras realmente geniales. ¡Qué re; menos a la francesa, según la cultura lin- Libro de Alexaudre; pero a partir del simedio les queda a los pobres! O producen ifüística. que posea. glo xvi la palabra violero dejó de denotar al í L. a voz. luthier se deriva, como es sabido, tañedor y pasó a designar de modo inequívo- obras geniales o se mueren de hambre y, a falta de unos cerebros poderosos que facilitarían de luth (laúd) y significa propiamente, por co aj constructor de i o s instrumentos de I tanto, constructor de laúdes, de igual modo cuerda entre los que figuraban las vihuelas considerablemente su labor, tienen- que arrejque. guitarrero es el que, hace guitarras. La de arco que es como entonces se llamaban glárselas como pueden con aquéllos, mucho ¡extensión del significado- de luthier paía de- las violas. más modestos, de que les ha dotado la natu signar al constructor de instrumentos de arco, raleza. sobre ser cosa llana, está históricamente jus- ¡U 4 cxt. o. 4 e. -Gracián! de- Áldercte, -í. S 4 S) 1 nos habla de que un buen violero de mejor Lógicamente, parece que la profesión de estincada, puesto que. los primeros instrumenI tos de ésta clase salieron de los mismos ta. -gaña y más alegremente haría la vihuela si critor genial sólo debiera seij ejercida por hom ¡11 er. es- en que se fabricaban Jos laúdes. Ahora supiese que su dueño della había de edificar bres de una capacidad intelectual extraordina bien, la boga del laúd, que, conocido ya de los con ella los muros de la Ciudad de Teba, como ria, pero, ¡qué quieren ustedes! A lo mejor, los egipcios- fue importado por los árabes, en Es- hizo Amfióu pero más, concluyentes son jas- hombres dotados de esta capacidad no tienen paña y de aquí al. resto de Europa, estaba disposiciones legales recopiladas a. principios precisión alguna de ganarse la vida escribien condenada a eclipsarse al aparecer en el mun- del siglo xvi en las Ordenanzas de Sevilla. do cosas geniales y prefieren que las escriban do de la música el que había, de llamarse rey En la segunda parte de este Código, que trade la orquesta el violín moderno, acom- ta de los oficios mecánicos, aparecen repeti- los otros. ¿No han visto ustedes nunca, en al- pañado de. sus afines, la viola y el violon- damente asociados, en cuanto a privilegios y guna estación de ferrocarril a un m. ozo! dé obligaciones comunes, los: carpinteros, enta- cuerda raquítico y desmedrado transportando chelo. ¡Tuvo origen esta familia en las montabas lladores é violeros y eá las disposiciones a costillas el equipaje de un viajero hercúleo? del Tíroí, y. de allí procede la tradición de los que regulan el examen a; que estos últimos Pues es, exactamente, el mismo caso. También artífices de la escuela alemana, que culmina se han de someter para poder abrir tienda parece evidente que debieran ser los hércules en Jacofeo Steiner; pero la; supremacía en el se determina que la mínima habilidad exigi- quienes se dedicasen al. transporte de equipa: nuevo arte tardó poco en pasar a Italia, don- da será la de fazer una vihuela grande de jes y los hombres raquíticos y desmedrados de floreció primero la escuela de- Brescia y piezas pero que el oficial- violero, para saber quienes se jos- hiciesen transportar, pero éstas después, la famosísima de Ci emona, que ilus- bien su oficio y ser singular del, ha de sftber son las injusticias del mundo en que vivimos. t r a n ios nombres gloriosos de Aiuati (toda fazer instrumentos de muchas artes: que sepa una dinastía) y del artífice máximo, Antonio fazer un claviórgano... una vihuela de arco ¡Terrible descubrimiento ese del poco cere: Stradivario, cuyas obras maestras, fechadas e una harpa bro con que escribía sus obras uno de los esen I7oo y entre las que- figuran ios instrumenCreo que basta ló dicho para saxar en con- critores más grandes del mundo. Al conocerlo, tos construidos para la Corte, de España, han secuencia que, llamando nosotros guitarrero alcanzado la categoría- artística y el valor al que construye, y repara, guitarras, bandu- uno tiene la mislna sensación que tendría si después de haber comido opíparamente cu casade las más renombradas piezas de museo. rrias, laúdes y demás instrumentos punteados, De los talleres de C remona, sin que se pue- y dando el nombre de violero al artífice que de un amigo, se enterase de que este amigo, ¡ida precisar de cuál, procede la que podría lla- dedica su actividad a los instrumentos de arco, para darnos aquella comida, había tenido que imarse escuela de Madrid, modesta por la es- estaríamos mejor servidos que en ninguna empeñar el colchón y todas las ropas de Ja casez de- su producción, pero salvada del ol- otra lengua romance y podríamos dar pasa- cama. Es decir, tiene uno la sensación de hajvjdo por la excelente calidad de los pocos porte a la voz forastera luthier, que bastante berse dejado obsequiar y darse un verdadero ejemplares que se conservan. Pertenecen a esta tiempo ha gozado ya de nuestra hospitalidad, banquete por un hombre que estaba en la ma. escuela, entre otros, José Contreras el Gra- sin haberse tomado la molestia de adaptarse, nadino (1740- 75) Silverio Ortega (hacia por cortesía, a la fonética española. ¿No es- yor miseria, y esto le quita toda la gana de VlSso) y sus respectivos parientes y discípu- taría b ien, pues, que nos concertáramos, en aceptar en lo sucesivo otros banquetes análos, en cuyas, manos fue decayendo hasta ex- momentos de autarquía, para arreglarnos con logos. itinguirse la noble tradición artesana, tan- í ¡e- lo que tenemos en casa, cuando, a mayor. abunLo mejor, indudablemente, sería no esperar lízmentc comenzada. El último constructor damiento, es de mejor calidad que lo que a la muerte. de los escritores geniales para, pe español de violines de quiea. tengo, noticia y mendigamos. fuera? Envío esta exhortación á sar sus cerebros, shio pesárselos en vida, a que se llama, asimismo, luthier, fue José del cuantos veníamos usando la palabra íiitMeiy fin de saber quiénes tienen la fisiología del o Hiérrc (hacia 1895) padre del inolvidable desde el ilustre Bordas, decano dé lo s víyjjy a; y: quiénes; no, y, de este modo, nos evita violinista de igual nombre. nistasüspañoles, hasta- el último de los aficiór (Pues bien, un hecho tan decisivo y trascen- nados, sí. es que hay, quien disputé tan inoi ríamos muchas sorpresas y nos libraríamos de tiluches remordimientos. diente para la evolución y progreso de la mú- desta categoría al autor de estas líneas. sica instrumental como la invención de la JULIO C A M B A JULIO; CAS ARES. 1 viola (da bfaccio, da pamba, d amore, etc. Lisboa. ÍDe la Redi Academia Española. y poco después, del violín, no ha merecido, BC DIARIO ILUSTRA DO DE INFORMACIÓN GENERAL. 25 CÉNTIMOS LOS P E Q U E Ñ O S CEREBROS H G