Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B O. MIÉRCOLES 22 D E A B R I I i B E 1942. EDICIÓN D E I A MASrANA. PAG. 9. LA COR BATA IUL 1 AN PEMARTIN DEL TEATRO A CASITA Porque el teatro se acaba a las doce y meLa corbata es una creación del siglo XIX Presidente del Instituto Nacional día y el café se cierra a la una y no hay tiem 5 W, tanto por su carácter individualista como po ni espacio para la tertulia trasnochadora. ¡por su absoluta inutilidad práctica, está lladel Libro Español Ya no es la noche de la calle aquella exageramtada a desaparecer completamente del mundo fál término de estas guerra. La Vicesecretaría de Educación Popular da, noche madrileña que empalmaba con el ha hecho nombramiento de presidente Pregunta. ¿Qué objeto tiene la corbata en Instituto Nacional del Libro Español, en del día, cuando a la puerta del colmado, en los la preludios del alba, algún arrepentido vergon la indumentaria moderna, persona del consejero nacional camarada Juzoso cantaba con el fandanguillo de Felipe I Respuesta. -La corbata tiene por objeto el lián Pemartín, que hasPeres de Gusmán: poner una nota de color sobre la camisa, evi- ta ahora desempeñaba la Asesoría de Formatando así que la abertura del chaleco resulte ción Nacional SindicaVamonos de aquí, galanes. Oiue las estrellas van altas demasiado desairada. lista y la dirección de y ya el nuevo sol que sale j Pregunta. -Y ¿qué objeto tiene esa aibertu- la Academia Nacional va diciendo nuestras faltas. de Mandos, en el Fren ¡ra del chaleco? r te de Juventudes. Ahora es la noche justa, con el regalo ae uva i Respuesta. -Esa abertura del chaleco no La hora, que no es la de las gallinas, y aun pode (tiene más objeto que el de hacerle un sitio lián exaltación de JuPemartín a un mos afirmar, pensando en otras ciudades del a la corbata. Sin ella la corbata carecería to- puesto dé tanta transorbe, donde la noche muere a las nueve, y no cendencia en la polítitalmente de rasan de ser ca cultural de España hay más luces que las de la luna o las estre; Es decir, que el chaleco es cómplice de la es un indiscutible acierllas y sin haber servicio diario, que todavía corbata mientras la corbata lo es del. chaleco, to de la Vicesecretaría es nuestro Madrid un paraíso iluminado. Por y que nosotros, sin darnos cuenta, favorece- de Educación Popular. donde a mí me viene en gana alabar la meDesde los días de mos esa doble complicidad, con evidente perFelipe dida que sirve a la moral y las buenas cos juicio de nuestros intereses. En el reino ani- Consejo II. e enl que el Ra ejercía tumbres y hace más eficaz, activo y despeja mal existen muchos casos parecidos de ayuda p- erta dirección de la inutua. Los cocodrilos, por ejemplo, siempre política del libro español, en un sentido emi- do el trabajo del día. Pero además me place de tan cuidadosos de su higiene dentaria, suelen, nentemente patriótico, ésta, ha sido una hay porque fui autor dramático, y pudiera volver imperdonables como litó vez en cuando, valerse de ciertos pájaros tantas dejaciones Estado demo- liberal. Hoy a serlo en cuanto quisiese un empresario, y se que imputarle al para que les hagan una limpieza de boca, y si, renac- la política del libro español, centrada ha suprimido la tertulia del café, en que des gracias a los pájaros, logran los cocodrilos en el Instituto Nacional, que reintegrará en pués del estreno, críticos y murmuradores anaun doblemente político y evitarse caries y periodontüis, gracias a los las organismo meramente mercantiles técnico lizaban la legitimidad artística del buen éxifunciones de las cocodrilos, en cambio, logran los pajares dar- Cámaras Oficiales del Libro y otras cuales- to; nos descubrían defectos y añagazas, y de ¡se unos banquetazos de padre y muy señor quiera actividades al libro concernientes, que claraban en junta de rabadanes muerta la ove míp. La única diferencia está en que este asumen desperdigadamente diversas entida- ja de nuestra invención. Era la salsa del esdes. treno; pero con ella nos devoraban tan ricaf gentlemans s agreement de los cocodrilos El nombre de nuestro camarada Julián Pe- mente. Ahora, suprimida la nocturnidad del ¡con los pájaros, realizado, directamente entre esta nue- aquéllos y éstos, no perjudica a nadie, mien- martín es la rmejor garantía de que Sindicalis- tribunal, vamos sumando otras ventajas: el va iniciativa del Estado Nacional tras el de los chalecos y las corbatas, que tan- ta, será inmediatamente una realización fe- plazo breve de la representación escénica nos to nos perjudica a nosotros, no hubiera podi- cunda en los dominios de la cultura espa- limpiará a la fuerza de hojarascas retóricas y hasta pudiera modernizar nuestro teatro, si ¡do efectuarse nunca sin nuestra mediación. ñola. quiera en la manera de agradecer los aplausos. Somos nosotros, en efecto, los que mandamos Ya no serán tan pródigos en la repetición sis que se nos haga el chaleco con una abertu temática de todos los números de música de ra para luego vernos obligados a taparla con una zarzuela, que si oída de una vez y seguida ía corbata, y somos nosotros los que, obstinos deleita, reiterada en cada situación musinados en usar corbata, no tenemos más recal puede aburrirnos, y ya no saldrá el cóim medio que encargarnos los chalecos muy abierco a saludar cuando le festejen un mutis, cosa tos, a fin de lucirla. que no ocurre en ningún teatro del mundo, En Inglaterra, y, según datos del Board El Juzgado especial nombrado por la sala porque el público tiene derecho a exteriorizar k f Trade, el número de corbatas ha disminuído ya en más de un 75 por IOO. Esta dismi- de Gobierno, de la Audiencia Territorial para su entusiasmo, pero no lo tiene el cómico para con vanidosa nución, naturalmente, se debe en grandísima instruir los sumarios por hurto de electrici- salir inmediatamente, interrumpiendo, cortesía, a el aplauso con genu ¡parte al abandono de la indumentaria civil por dad, compuesto por el juez D. Francisco Ro- agradecer y sonrisas que no son de la obra, la todos los hombres que se encuentran hoy al dríguez Valcárce y por el secretario D. José flexiones la comedia. servicio de las armas, pero se debe también, Torres Santos, ha dictado auto de procesa- acción de Cuando no basten- -que sobran- -las razones y en parte nada pequeña, a la necesidad de miento contra Ángel Alvarado Vilches, doahorrar cupones para adquh ir con ellos otras miciliado en la calle de Cáceres, número 36; norales en apoyo de la buena medida del uo prendas más útiles. ¡Qué quieren ustedes! La Eustasia Astigarraga, Maiquez, 23. Eugenio trasnochar, que evita además la trasnochada ¡corbata no abriga y, en tiempos de guerra, Cardiel López, Andrés Mellado, 1 1 Teodo- -en lenguaje militar, embestida o sorpresa- donde lo real se impone siempre a lo ficticio, ra Ramos, Goiri, 8 1 Tomás Sánchez Her- válganme para fundar el elogio las ventajas ¡no puede luchar contra el jersey ni la bu- nández, Gerardo Rueda, 5; María Carrillo teatrales, aunque siempre fui madrugador al Palomeque, Avila, 10; Carlos Riga Anguia- revés por acostarme cuando el día se levanfanda. 9 sigo en ello, del café, en. el Yo considero la corbata corno la creación no, Hortaleza, 5 6 María Molina Rodaje, ta. Aún de- un vigilia pero lejos estudiosa, y en Narciso Serra, Es- silencio casera ivas individualista de todo el siglo pasado. cuadra, 3 AngelesPedro Cañete Callado, Cris- las treguas del pensamiento, y Arias, Cabeza, 19; me Es, desde luego, la única prenda vestknenta- tóbal Valencia, García de Paredes, 52; Ana- mi balcón al aire tibio y sereno, asomo desde agri ria de que dispone hoy el hombre para afir- cleta Caballero, Peñón, 5 Domingo Fernán- dulce de la primavera, y entonces climaacuden me mar su personalidad en medio de la multitud. dez Ferreiro, avenida Reina Victoria, 3 Lui- a las mientes los versos del Don Juan sorri Es una bandera que eada cuál enarbola en el sa Riva Antequera, Montesa, 13; Juan Fran- llesco: mástil de su pescuezo. Es un grito. Es un ma- cisco Gerrido, Aranjuei: 19; Emilia García Hermosa noche, ¡ay de mi! nifiesto de estética. Lo malo está en que lasPérez, Tenerife, 9 Antonio Escoda, Cánocuántas conA ésta tan puras corbatas más atrevidas y más valientes son vas del Castillo, 3 Carmen Alemán Méndez, desatinado perdí. ¡llevadas casi siempre por unos hombres muy Nueva del Este, 12; Melchor Merino, Cáce Hmidos v muy apocados. Bien es verdad que, Y olvido el tercer verso, porque no las gas 15; María David Gómez, Hilario Dago, por regla general, esas corbatas son las másres, Jerónimo Martín, San Raimundo, 51; Ire- té en infames aventuras que nunca fui rojo, 5; baratas de todas y el hombre íím- tío no suele ne Terán González, Segovia, 3 1 Fausto ni un minuto, ni un instante; pero al pensar en tanto tiempo perdido en las sombras de la nunca poseer grandes medios de fortuna. González, Joixe Juan, Pero, como digo, la corbata tiene sus días Pons, Conde Peñalver, 94; Consuelo Martínez noche, quisiera recobrarlo, en la medida que 28; José María Ma- Dios me dé, antes de quedarme definitivamencontados. Con todo su valor decorativo no res- chuca, Jerónima Llórente, 6 5 Angeles Arias te sin tiempo y sin sombra. -FELIPE S A S ponde a ninguna necesidad práctica, y ya se Cabeza, 19; Antonio Martín Moro, acabaron aquellos tiempos en que uno podía Benito, Tejeira, 8; Andrea Jiménez Carracho, SONE. Pedro i prescindir de lo práctico para atenerse a lo Cervantes, 6 Segundo Alemán, Nueva dei Que solíamos llamar lo estrictamente superfino. Este, 12; Rosalía Sánchez, Santa Juliana, 46; EÍOLIO CAMBA. Amador Calle de Pablos, Concepción Baha Lisboa. monde, 7 Sara Baeza, Granada, 10; Rogelio Bastida Sánchez, Concepción BahamonLos actos de esta semana de, 7 Carmen Pereira Barrera, Maestro LaEl viernes, a ¡as de la tarde, salle, 4 2 Jesús Flores Félix, Santa Tere- Lectura dantesca se s treinta Mariutti. Los Doctora A. Plazo de matrícula sa, 14; Dolores Contreras Alcántara, Grana- cantos XXVII y XXVIII del Purgatorio La Secretaría General de ia Universidad Central ha abierto el plazo de matrícula para da, 3 2 José Rodríguez Quíntela, paseo del E- l sábado, a las seis treinta de la tarde, los alumnos que cursan sus estudios por en- Canal, 2 8 Tomás Bueno Calvo, pasadizo de doctor G. B. Ricci, Las obras políticas de iseñanza no oficial desde el día, 20 del corrien- San Ginés, 1 y 2 Saturnino Cortés, Aba- Nicolo Machiayelli y a las siete treinta, doctor C. Consiglio, La poesía de Giovanm jte al 15- de mayo próximo, de dieciséis a diePascoli día, 4, y Fernando Damtés, Méjico, 32. ciocho horas. EL FRAUDE DE FLUIDO ELÉCTRICO INSTITUTO DE CULTURA ITALIANA Í DE E N S E Ñ A N Z A