Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DIARIO ILUSTRADO DE INFORMACIÓN G E N E R A L 25 CÉNTIMOS W LO P R Ó X I M O Y LO REMOTO DIARIO ILUSTR DO DE INFORMA CION GENERAL. 25 CÉNTIMOS) g M os dos inventos modernos que han deformado de un modo más evidente la senr sibilidad de los hombres son la radio y UE la Flores una (famosa comedianta del do y estrellado, de Málaga. Los que palmo el cinematógrafo. Nos hallamos ante, un esqueCorral de la Pacheca, por su buen gar- tean acompasadamente son gitanos; Y la moza ma de sonido y ante un esquema, de imagen. bo y hermosura los mosque; Ni los ruidos ni las músicas son así, ni los teros del patio y de. los. diosa de lunetas y de morena, de ojos rasgados, que baila, al ritmo usías de de la somanta, lo es también. Y el señó Miguel ¡paisajes y los objetos son así. Un hombre de otra edad que resucitase y le pusiéramos ante aposentos. Sn pleno triunfo de su arte gra- Maldonado, que invita a la fiesta, porque ha un aparató de radio o Jé lleváramos a una sala cioso y de su juvenil hermosura, vino a salido en lá. procesión de la noche anterior dp cinematógrafo, ¿qué pensaría? ¿Qué pensa- quedar paralítica, de la noche a la mañana. el Cristo que ha modelado, Juan Vargas. VarI ría un músico como Mozart, oyendo una sinfó- Se retiró a la oscuridad de su casa, en la gas tiene fama de imaginero. Ha corrido nía suya por la radio? ¿Qué pensaría un pintor calle de Santa María, esquina a la del León, mundo. Tiene ya dinero y fama. Los gitanos como Goya, al contemplar las imágenes en blan- costanera al Mentidero de representantes, en de Málaga le llamaron: co y negro en la pantalla? Esto, un hombre de el cogollo del barrio tradicional de los poe- rjuan, es necesario que nos hagas tú ei nuestros días, educado enla confusión, la velo- tas. Enfrente de su casa se alzaba uno de Cristo de la Columna. No podemos dejar de cidad y el ruido, no lo puede comprender. Ver- los innumerables retablos del devoto Madrid salir esta Semana Santa. s dad que aun existen hombres que van a los de Felipe III. Desde su vitral veía un lien- Juan se excusa. Esta n una población dei conciertos y pasean por las salas de los) Museos; zo de la Virgen. Era Catalina Flores un Norte de África, del Marruecas francés. Tieque cuando viajan tienen una actitud humana alma encendida de piedad, y, así, puede de- ne allí montado su estudio. Hay muchos eapara contemplar los paisajes y que gustan de cirse que aquellos largos años de su pos- cargos. Además, Juan Vargas, a los gitanos penetrar en el mundo de la fantasía con lostración fueron una radiante plegaria. En su del Perchel y de la calle de; los Negros, no andadores de Cervantes, y de Shakespeare, mas soledad no tenía otro consuelo que columbrar les puede cobrar. Se lo pide el señó Miguel hemos de confesar que, en esto, el anacronis- la lámpara de aceite del retablo, como una Maldonado, que es para ellos- ¿I vkrey de la mo es flagrante. No son hombres de su tiem- estrella en la callejuela tenebrosa, que se le raza en la ciudad mediterránea, ¿Cómo va a Sus po, son hombres antiguos. aparecía como una estampa alegórica de su exigir nadaí? Pero encargos, sus compromisos le reclaman. los gitanos tío se. avienen. En realidad, los prodigios de: la Fisicay. de propia alma. la Química na han hechoí sino crear grandes Una noche. en que el sufrimiento era. más Y se llevan a Juan Vargas poco menos que aparatos de. ortopedia. En cierto modo, el cruel, la Flores hizo la promesa de rezar una a la fuerza. Hay que hacer la imagen. La que Jiomibre tiene un ideal de astronomía, y nec. e- novena: a la Virgen cada año de cuantos le tenía esta Cofradía del Cristo de la Columna eita constantemente un telescopio para acercar quedasen. de vida, en una capilla costeada por- -no recuerdo exactamente la. advocación- -la p. sí todo lo distante. Y, sin embargo, todo lo su peculio de comedianta y con las limosnas destrozarort los rojos en los días primeros de noblemente humano está en lo próximo, es que su fe recabase entre la gente de la, farán- la revolución. Málaga, fue una de las ciudades decir, en lo1 que alcanzan sin esfuerzo los dula. Apenas hubo hecho su promesa, se sin- en las que, el sacrilegio y la devastación sentidos. tió transfigurada; un nuevo hálito de prima- se consumaron en m á s tremendas proEn este paseo vespertino por el monte, lle- vera misteriosa se difundió en su ser, y, des- porciones. Entre las imágenes destruidas estaba la del gan a nosotros todos los sonidos del campo asiéndose- de las muletas, recobro la alegría Cristo atado a la columna, que veneraban, en su más estricta pureza. Es un mundo eri de su alma y la gracia y desenvoltura de sus con privativo fervor, los gitanos. Y que figutorno nuestro que gime, que llama, que an- movimientos. Un mes más tarde, la comedianhela, que ama, que grita, que canta; es la ta Catalina Flores volvió a la escena, como raba, desde muchos años- atrás, en las proceSanta. brisa, y el agua, y las hojas y hasta diríamos emperatriz del verso y diosa de hermosura, siones- de Semana ésta laEl señó Miguel Maldonado- -i no es- historia, Sebastián que los mismos astros. Los gusanos de luz del Corral de la Pacheca. El resto de sus días los consagró al cum- Souvirón -ha sido hermano mayor de la empiezan a encender sus luces, y son aún más felices que las estrellas porque sienten, y plimiento de su promesa. Compró el retablo Cofradía durante mucho tiempo. Oreo que lo porque ven a Jas estrellas, y las estrellas no con la imagen ídel milagro, reunió en un haz es aún. Los gitanos malagueños son cofrades. Les hicieron les pueden ver a ellos. Las imágenes van per- de fe a sus hermanos de la cofradía del co- Se enfrentaron con los rojos. de su Cristo, para diendo su perfil, y nuestra fantasía empieza turno y la carátula, y asífloreció, la Congre- cara Cristo evitar la destrucción pudieron. La de los gitanos. No a fingir formas y colores y a adivinar- aque- gación de Nuestra Señora de la Novena, del chusma anarquista impuso. El llo que- nuestros ojos no pueden alcanzar. Es que ha subsistido en la iglesia de San Se- Cristo cayó roto en y, exaltada se, tantas otras pedazos, como como si nos halláramos en los albores del bastián hasta la revolución luciferina que tallas de la Catedral y de las iglesias dé, la pisoteó las cruces, incendió los tempJos y inundo. Al llegar al pueblo, advertimos en la plaza quiso apagar las místicas candelas de los es- ciudad. Vargas. ha hecho la nueva imagen. Juan píritus. Ya muy vieja, Catalina Flores vio cierta animación. Es que esta ñocha hay cine. misma que desapareció. Tiene: otros Aquellas gentes rurales van a caminar du- lograda su obra de fundadora. Desde enton- No es laTiene personalidad propia. Aquérante dos horas por ciudades del mundo muy ces, a Íb. largo de tres siglos, todas las co- matices. de Valdivieso, Muy notable. Esta, de lla era distantes; van a vivir en hoteles suntuosos, mediantas se han, arrancado la mascarilla, Vargas, ha conservado la actitud. givan a viajar en trenes magníficos y en auto- han llorado humanamente y sin artificio y tanos, están contentos, ufanos PorqueLos tieya móviles de vértigo... Van a ser recibidos en han abierto el corazón a la esperanza y al nen Cristo para su- Cofradía. Y parque es los. salones de los palacios y aun van a pe- consuelo, a los. pies de la imagen de la No- de ün gitano, que también ellos saben de arte. netraren 1 los mismos secretos de Estado. ¿No vena, la Madre de la Farándula. Y arte es la fiesta en el patio. te vecindad: de es todo; esto un poco monstruoso? En la reEl templo de San Sebastián está en ruinas. botica están oyendo la radio. ¿Cuanto tarda- Un paredón abrasado conserva aún el 1 nom- la casa gitana de la calle, de los Negros. Los rían en llegar a este pueblecito las noticias bre de. Nuestra Señora de la Novena que ha cofrades reciben a sus invitados. Con cortede la guerra franco- prusiana? ¿Qué concepto llegado hasta nosotros en una aura pura de sía caballeresca, les ofrecen vino y buñuelos y tendrían las abuelas de estas muchachas que milagro. En esta iglesia, relicario de leyen- pestiños. Y las mozas cantan y bailan. Aire hoy visten a la moda de las calles de Nueva das y devociones ancestrales; estuvo el. Cris- de bulerías. Un fandanguillo. Las malague ¡York? Esto alguien dirá que es mejor, que to de los, Guardias, que evocaba la conversión ñas, bien taconeadas, sobre las losas. La no el mundo progresa, que los medios de conoci- de don Antonio de Echenique, el guardia de che avanza. Parece de. verano, bajó él cielo, ¡niiento son más numerosos v perfectos, que Ccírps de la galante leyenda, que cuando tro- muy claro, estrellado, de Málaga, El señó W vive más intensamente... Todo va de pri- có el brillante uniforme por el franciscano Miguel Maldonado, persianas, de pelo blanco, e esa, en. efecto, hasta la muerte, ¿pero cuánto sayal, hizo exvoto de su espada- -con una la caña del. pantalón estrecha y una onza de jdariamOs en ese instante que anhelamos la rosa de poesía en la cruz: -en ekeámarin del oro, sobre el chaleco, sonríe satisfecho. A su ¡paz por el absoluto equilibrio de nuestros Cristo que se veneraba en esta- iglesia; ¡Estai i deíecha j- i. -Jfjitájtí Vargas, aceitúnoso, inconfunsentidos? ¿Por no percibir sino las. sensacio- ítalla pereció en la revolución. íá? imagenXÁ diblement gitano, palmotea, con los calés: nes de lo circundante? Y no se diga que los; Íá Novena la conserva Pilar fpfán AsíftÉy E. stá baila. tído; una- Í S ¿it. arrogante, morena. 1 ojos no sirven para ver cosas lejanas. En, esta qj- ie perpetúa la obra de Catalwiá. r kir. eS, r; jCO- Sjttó- -tífíátecís se- reMffircen en ej. rito de la danza andaluza, La fiesta es de rumbo y de ¡noche tan diáfana vemos las estrellas y aun medianta y. fundadora de una devoción. tronío... lias escuchamos girar por el espacio. 1 FRANCISCO CASARES EMILIO, CARRERE FRANCISCO DE COSSIO L F RETABLO PLATERESCO NOCHE DE FIESTA ENTRE GITANOS DE CATALINA FLORES N el patio rebulle la. gente. Gente de rompe y, rasga. Es moche de abril, pero, LA COMEDÍ ANTA diríase de verano, bajo el cielo, límpi E