Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B. G. KEPORTAJES DE A B C 3 Dfi 1 E 1942. EDICIÓN OTE IIÉL- MAÑANA. PAG. l í LOS COPTSTAS D E L PRADO Y EL SECRETO P I C T Ó R I C O D E LOS GRANDES MAESTROS Los cuadros de asuntos religiosos tienen infinidad de copistas Frente a Las hilanderas Los borrachos La fragua y La rendición de Brefla de Velázquez, trabajan los copistas; junto a Jas Concepciones de Murillo- -las llamadas la Virgen rubia y la Morena -hay trípodes; en la s a l a del Greco, en la de Rafael y en la de Tiziano, en cualquier parte de nuestro famoso Museo, se levantan los caballetes y se mueven las paletas y los pinceles de los copistas, que luchan por arrancar su secreto pictórico a Jos grandes maestros. Unos copian a Rubene, de pupila sanguínea, glotón y sensual; otros emplean su trabajo en plagiar las figuras ascéticas y atormentadas del gran Ribera; aquél prefiere las carnosidades de las mozas garridas o la jocundidad estrepitosa de los aldeanos panzudos, de mofletes colorados, que bailan en el figón flamenco con hembras alegres y retozonas; el otro, en cambio, gusta de las facies alargadas del Greco, de la austeridad castellana, o la renunciación mística de las figuras de Zurbarán, donde el sueño de las criaturas se hace cielo... El copista, seducido por la personalidad ajena, renuncia a la suya. Frente a la obra maestra él se convierte en un propagandista anónimo del genio- y sacrifica su afán de originalidad en el trabao humilde y paciente de copiar lo que ama. Porque en todo plagio hay amor, y casi siempre es una colaboración, y a menudo, un deseo de alcanzar una hilacha o resplandor de Ja gloria ajena. Goethe afirma que en el arte hay muchos tramposos es decir, que existen gentes que procuran por medios ilícitos y tortuosos crearse una personalidad estética. El copista declara su admiración por el maestro de una manera franca, sin tratar de hurtarte nada, y tJda su lucha frente a la obra ajena se manifiesta en un deseo irreprimible de conocer los caminos que ha elegido- el genio para llegar a la inmortalidad. Nuestro magnífico Miuseo del Prado es una inagotable cantera de la que han salido y sale para todos los pueblos del mundo miles j miles d 1 copias, cuyos lienzos son los voceros de la enorme riqueza artística que atesora nuestra espléndida pinacoteca. Estás cuadros de Velázquez, de Goya, del Greco, de Murillo, de Zurbarán y de Ribera, han dado ya miles y mil -de- copias, y sig- uen igual, participando del glorioso privilegio de la naturaleza, que da y da las especies, sin que se rompa jamás el divino molde. La gentileza y la cortesía de los funcionarios del Museo del Prado hace grata la. visita del reportero. ¿Cuántos copistas hí y actualmente? -Unos cincuenta- -me responde el encargado de la oficina de copias. ¿Cuántas copias de nuestros famosos cuadros se sacaron el año 1940? -Doscientos cuarenta y seis. ¿Y l año 1941? -Trescientas noventa y siete. -He v ¡sto muchos caballetes junto a los cuadros de asunto religioso. -Sí. señor- -me responde mi acompañante- Siempre se han copiado muchísimo, pero después de nuestra guerra de liberación se ha exacerbado en muchas gentes el deseo de tener copias de las Vírgenes de Murillo, ele La Sagrada Cena de La Dolorosa del Tiziano y de la s Vírgenes de Rafael. ¿Qué pintor se copia más? -Velázquez, Rafael y Murillo so vendían, mucho para el extranjero antes de la guerra En la sala de Velázquez había siempre unos treinta copistas, y otros aguardaban turno Los extranjeros que visitaban nuestro Museo sugestionados por el hechizo d ¡e nuestras obras maestras, encargaban copias. Hoy, pesar de estar paralizado e mercado exterior, hay muchos encargos, y la sala de- Ve lázquez está llena de copistas, como usted ve Mi interlocutor hace una pausa, y continua: -Velázquez tiene la predilección del público ahora y siempre. El niño de Vallecas Las hilanderas La fragua Las lanzas Los borrachos Es algo grande y universal. También se copia mucho Salomé de Tiziano, y el Cardenal de Rafael. Goya se copia bastante para tapices, y en Hispanoamérica, pedían muchísimas copias de La vendimia y La gallina ciega T no sólo copiaban nuestros lienzos los españoles, sino que venían a España bastantes artistas alemanes y americanos a sacar copias de los cuadros del Museo. Un buen pintor alemán, Hans Pappntér, copiaba constantemente La Anunciación Hoy tenemos aquí un copista húngaro. ¿Cuánto vale, generalmente, una copia? -Se vende en más de dos mil pesetas. ¿Qué pintor és el más difícil de copiar? -El más difícil, por su colorido, s el Greco, y Jos pintores de la escuela italiana. Hoy tenemos en Eapaña verdaderos maestros copistas por su fidelidad interpretativa, por la rapidez en la ejecución y por su habilidad técnica. Aquí vienen también a practicar muchos alumnos de la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, que se ejercitan en los bod gonís de Menéndez. -He notado que hay muchas señoritas copiando. -Sí, señor, tienen mucha afición, y algunas de ellas hacen trabajos meritorios. Pasamios de una sala a otra. En todas trabajan afanosamente y en silencio, los copistas. Aquí está Goya, el maestro, fuerte, rudo y verídico. Quizá no sea dulce el gran aragonés, pero es que no pued e ser amable un hombre tan veraz. Allá está Velázquez. el magnífico, que- convirtió a lo s dioses mitológicos en obreros de fragua, y e n borrachos dé taberna; y el Greco, con sus famosos caballeros españoles, aquellos que tienen su biografía en el Romancero y a Ribera y Zurbarán con sus santos que arden como- teas encendidas eñ amor a Cristo... 1 Me acerco a un copista, hombre inteligente, que me dice mirando, como desalumbrado, el cuadro que quiere plagiar: -Por muy bien que se haga, una copia, hay algo en la obra maestra que e nos escapa, que es inapre- hensible, fugitivo, cambiable, tornadizo, y que es motivo de tortura pa, r a nosotros. Es eso- que está en el cuadro y fuera del cuadro que e s el alma- d la obra y cuyo secreto sólo conoce que lo- ha orea 1 do. Es lo que no, se- puede copiar, ni transferir: la personalidad. -Julio RQ. MANO. TEMAS DEL MOMENTO CIUDAülsDE LA. INDIA: CALCUTA Las primeras referencias ele cierta importancia sobre esta ciudad, de la que los japoneses se hallan a una hora de vuelo, llegan a España por medio del viajero morisco español llamado el Peregrino de Puey Monzón. Poco después, e el año 1614, comienza a ser conocida por las relaciones de los mercaderes ingleses que se habían establecido en Hugli. Por aquella fecha Ja inmensa Calcuta, que hoy pasa con su atlátere Hurah del millón y medio de habitantes, era una pequeña aldea que los indios llamaban Kali- kata (en honor de la diosa Kalí, esposa de Siva, Ja divinidad destructora) situada en las bocas por donde el sagrado Ganges se lanza al mar. fatigado de su largo recorrido de 2.700 kilómetros. A fines del siglo XVII apareció allí la primera factoría organizada, para cuya defensa fue erigido el fuerte Williams, y a pesar de que aquellos lugares, donde abundan los pantanos, no tienen nada de salubres; a pesar de la temperatura bastante elevada y de las, lluvias torrenciales que duran desde junio hasta octubre, con el aditamento climatológico de grandes ciclones que barren por millares las chozas Indias, adquirió Calcuta pronto y fácil desarrollo, llegando a contar a fines del siglo XVIII con unos cuatrocientos mil habitantes. Ello tiene su explicación en la posición de Calcuta en el brazo más occidental del delta del río sagrado a, sólo 130 kilómetros del mar, constituyendo una magnífica salida natural por el golfo de Bengala de los productos objetos de comercio que procedían de toda la parte Norte del Indostán. Por el puerto de Calcuta, rival vencedor del de Bombay, salen inmensas cantidades de algodón, yute, pieles, seda y otros muchos productos que, en suma, representan un 40 por 100 del comercio de la India. En cuanto a la población, es tal su aspecto y tan grande su actividad comercial, que hay lagares en ella que muy bien podrían ser tomados como de la propia- City londinense. Es Calcuta la ciudad de los bazares; en ella encuentra el visitante la abigarrada policromía de los típicos bazares indios donde se encuentra de todo, desde el modesto tapiz o el objeto para el adorno casero, hasta los imponentes bazares destinados al tráfico de las piedras preciosas, los diamantes, los rubíes, las perlas... Una de las pagodas más importantes entre las que hay en Calcuta ofrece la curiosa circunstancia de no haber sido construida allí, sino montada allí, pues fue trasplantada piedra tras piedra desde ese Prome de Birinania, cuyo nombre figura en los actuales partes de guerra japoneses. El fuerte WUliams, primer amparo de 149 primeras factorías inglesas, se h a convertido por la acción del poderío de Inglaterra, en una magnífica fortaleza, capaz de alojar varias divisiones. -Enrique GASTARDI. de DOS MILLONES QUINIENTAS MIL PESETAS en acciones serie B, cotizables en Bolsa. Mínimo garantizado del 5 por 100 de VINOS DEL MARQUÉS DE MÚDELA, S. A. Capital acordado: DIEZ MILLONES DE PESETAS Capital desembolsado: TRES MILLONES DE PESETAS SUSCRIPCIÓN PUBLICA TERCERA Y ULTIMA EMISIÓN SUSCRIPCIONES EN LOS BANCOS: La mejor INVERSIÓN ¿íe capital, pues los vinos, si NO SE- VENDEN, se ANEJAN Y AULos economatos y los puestos reguladores freMENTAN DE VALOR. narán la especulación o terminarán con ella, porque el consumidor tendrá en ellos la tasa de hecho de cada día. NOKTE DE; 15 SPAÑA. -Banco Guipuzcoanq, de San Sebastián, y Sucursales. Banco Urquijo Vascongado, de Bilbao, y Sucursales. Hijos de Simeón García y Compañía, Por los señores De la. Cerda (D. Ma- de Orense. Hijos de S. Ulargui, de Lonuel) y para, su hijo, el ingeniero de Mongroño, i V tes, D. José María, ha sido pedida a los seCENTRO DE ESPAÑA. -Banco del Oeste, de ñores de Ibáñez la mano de su hija María de Salamanca, y Sucursales. Bancí Cas- del Carmen. Ua boda se celebrará en e próximo mes de junio. tellano, de Segovia, y Sucursales. CATALUÑA y resto de España, envíese el bo- la- -Han contraído matrimianio en la iglesia de Go- n. cepci 6 n la letín de suscripción por mediación de vierte Ferro, hija, señorita María Luisa. Rede cualquier Banco al Banco Agrícola Co- Redacción, r Manuel nuestr. compañero de Reyerte, y Fernlando mercial, de Madrid. Fernández Pinero. Fueron padrinos la señora doña Remedios Pinero, tía del novio, y el ANDALUCÍA, LA MANCHA Y MARRUECOS. padre de la movía. Los suscriptores de estas zonas podrán Actuaron da por de la noefectuar los reembolsos correspondientes via, el director testigos, C, T parte Losada dé de A B José a las; acciones que suscriban ja través de la Torre; 1 redactor de Arriba D. Daniel las oficinas del Banco Hispano America- Martínez Téssier, en representación de su no en las plazas de su residencia, b más hermano, el también cedaotor de- dicho pepróximas, para abonar a la cuenta corrien- riódico v combatiente de ia División Azul, d 5 n D. Félix te de VINOS DEL MARQUES DÉ MÚ- Jesfts; D. Manuel Reverte Ferro y hermanos Gómez. Y parte c! l DELA, S. A. en la Sucursal de la ave- D. Julián, por Santiago y novio sus Fernández D. D. José nida de José Antonio, número 10, Madrid. Pinero, y D. Víctor Ruiz triarte. -Ha, dado a luz con toda felicidad, una LA SUSCRIPCIÓN queda centralizada en el niña la d nuestro compaBANCO AGRÍCOLA COMERCIAL, Almagro, hermosa la Prensa, esposa Agencia Efe don, en número Madrid. BOLETINES EN TODOS ñero Oltra García. de la José LOS BANCOS. -Por doña LA SUSCRIPCIÓN queda abierta en los Ban- tero, y para Carmen Faure, viuda de Monsu sobrino Amador González cos indicados el día 7 de abril y se cerrará una Faure. ha si- flo pedida a los señores de Vidal, vez cubierta. la mano de su hija Maribel. Pago: del 50 por 100, a la SUSCRIPCIÓN, y La boda se, celebrará el próximo mes de el otro 50 por 100, el 30 de junio J mayo. ECOS DESOC 1 EDAD