Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B Q ¡MUIRICOIJES 25 DE FEBRERO DE 1943. EDICIÓN DE I Í A MAS- ANA. PAG, 13. SEPORÍTAJES DE A B O A B C EC 1 LISJ 3O A! REPORTAJES DE A B C DAMAS MEMORIAS DE U N MELONES F 1 LARMO BATALLA DEYORK EN NUEVA NI COS Un DESTERRADO RUSO Upo de los hombres que y ó he admirado municadespacho de la Agenca. Efe nos cola noticia. Intrigas y crímenes de! comunismo en España III Desde Marsella, en avión, Krlvitsky llegó a Barcelona- -in. oviembre de 1936- -y se alojó en uji hotel de fe parte baja, de la ciudad, que servía de cuartel general soviético, donde no se admitían otros huéspedes. Allí encontró a Stasheusky, el agregado comercial y embajador efectivo, con toda su comitiva, y al general Akulov, con su personal del servicio de Información militar en Cataluña. Akulov había organizado el espionaje en si campo enemigo con operadores de radio que utilizaban estaciones portátiles. El viaje de Krivitsky fue p ra poner el servicio de sus agentes en la zona franquista, a las órdenes del Estado Mayor soviético encargado de tes operaciones que 1 general Berzindirigía secretamente. Sólo unos cuantos dirigentes conocieron la misteriosa presencia Berzin en España, y eso que trabajó infatigablemente para moldear y disciplinar el Ejército rojo bajo el mando nominal d Miaja y tomó parte muy activa en la organización de la defensa de Madrid. Stashevsky. dedicado entonces a coger, las riendas de la política interior y el dominio de las finanzas españolas, había encontrado un colaborador dócil en el ministro de Hacienda, Juan Negrín quien, ya ss Je prafia; raba sigilosamente para unos meses después la sucesión de Largo Caballero. Parecía éste, y se le dejó, parecer algún tiempo 1 favorito del Kremlin, pero ya estaba decretada su expulsión en loa planes de Stalin. Por los días en que Krivits- ky regreso a ¡Francia, llegó a España su amigo Slontsky, ¡jefe de la D i v i s i ó n extranjera de l a O. G. P. U, con órdenes de organizar aquí un sistema de política secreta como el de Rusia. Lo creó, ayudado p o r expertos de Moscú y por comunistas españoles de compañía, y le sirvió de base la primera organización establecida por Nicolsky, Clamacho, también Orlov, Lyoya y SchaWe- d. Gran parte de la O. G. P. U, se concentró en Cataluña, donde tenían su mayor fuerza los trotzskysta- s, anarquistas y sindicalistas, y donde los agentes provocadores ibar propagando los disturbios que debían modificar Ja situación a gusto de Stalin. Ya en, diciembre, el terror- alcanzaba proporciones de espanto en Madrid, Barcelona y Valencia. Se había multiplicado número de checas prisiones clandestinas y tribunales secretos, y ¡las escuadras de verdu- gos que abarrotaban. Jos calabozos y durante la noche realizaban secuestros y asesinato? La Pravda v de Moscú, decía el 17 de diciembre: Ha comenzarlo la, depuración en Cataluña y será conducida con, el mismo rigor que Jo ha sido en Rusia. Millares- y millares de homlbres fueron arrestados, incluso de los que venían a ¿servir al Frente Popular. Cualquier crítica, cualquier opinión desagradable, la compañía de un disidente eran m. o- JUvo de sospecha y persecución. -SÍ Yo no podría concretar el número de asesinatos cometidos en España- -aiee Krivitsky- pero sí recuerdo centenares de caeos. Y cita algunos de especial significación. El inglés Frieud, inge- niera de radio fue llatnado a un buque soviético, a pret xto de reparar la ¡estación trasrnllsora; se le eecnestró, se le condujo a Moscú, y ni su familia ni nadie ha vuelto a saber da él. Otro, el jo- ven Smillie, hijo, del dirigente británico muerto en una prisión españoJs. de la O. G. P. U. Pero el caso más espectacular fue el de Andrés Nin, dirigente del Partido Obrero de Unificación Marxiata, -P. O. U. M. Había, sido trotzkysta y nriemforo activo del Komíntern. Andrés Nln y un grupo de sus compañeros salieron de una cárcel madrileña, donde los había recluido la O. G P. U. Sus cadáveres aparecieron en una carretera próxima y allí los encontró la Comisión del Parlamento británico que vino a inve- stigsr sobre las depuraciones. -C, ESTANCIA EN ESPAÑA DE LA DOCTORA MOLL Visita al Hogar germánico Ayer por la mañana la doctora Molí visitó él Hogar Germánico, instalado en el paseo del Cisne, 17, y por la. noche asistió al teatro Español, a la función organizada por ¡a Institución alemana La Fuerza por la Alegría. ¡Hoy, la doctora Molí marchará a El Escorial, más en el imndo es el profesor Burbanks, E- -un fatídico viernes y trece, la escrifue en de California, inventor de la naranja sin pe- tora Dorothy Thompson York. abofeteada que el café Roya! de Algo, más pitas, de la rosa sin espinas y de la cebolla abofeteada, a decirNueva verdad, puesto que, según sin olor, pero parece que en Belleville, (Illi- parece, al entrar miss Thompson, en. el lonois) hay alguien que. a primera vista, tío le cal, miuy a la moda entre la gente elegante, va en zaga. Este alguien se llama Steve N. una. joven rabia le salió al paso al grito de Hitler! Harrison y su a- portación a la magia agríco- ¡Heil derribarla y seguidamente la golpeó hasta al suelo. la consiste en lo siguiente: unos melones que No sabemos, por supuesto, quién sera la maduran como todos los otros pero que, al incógnita y agresiva rub Ma, y si pronunció ponerse maduros, tocan un pito y avisan al realmente el grito que se ¡le atribuye. Pero dueño para que venga a recogerlos. ¿Se con- sí conocemosse a la vapuleada contrincante. Es decir, ino la conoce mucho aquí en Esciben melones más atentos, in ¿s solícitos tú paña, a pesar de que visitó la zona roja y más deseosos de complacer al público y a la despotricó bastante contra nuestro Movimiento; desde su tribuna periodística, pero critica? es una figura conocidísima en el mundo poClaro que, una ves explicadas, estas cosas lítico y periodístico anglosajón. Registremos, ante todo, que no es legaipierden siempre gran parte de su mérito. Yo mente tal míe Esta casada, me, había imaginado que Mr. Harrison ha- desde hace años, y ó señorita. es un novelissu marido bkv convencido a sus melones de orne cons- ta de primera fija: Le v ¡s Sinclair, el autor tituiría un serio descrédito para ellos el ser de Main Street Babitt Elmer Gantry comidos fuerA de sazón y que por eso, al sen- y otras obras de gran éxito. Pero la esposa- -como es frecuentísimo tirse en el debido punto da madurez, le avi- entre las mujeres que lograron, acreditar allí U saban tocando el pito de un modo tan cons- nombre c- n la escena, ¡a literatura o los neciente y deliberado como pudiera tocarlo un gocios -tno quisío perder su personalidad portero de restaurant para llamar a Un propia: no deseaba ser una Mrs. Sinclair re. putaxi, pero no hay nada de eso. Lo, único que cualquiera- aunque fuese esposa de un poseía t do literato. Estimaba que su nombre hayt es un gas que, desarrollándose en, el in- suficiente brillo propio para tener que vaterior de los melones a, medida que éstos ma- lerse del ajeno, por conyugal, y legítimo que duran, hace sonar dé un modo puramente éste fuere. Miiss Thompson, que comenzando mecánico mips pitos que Mr; Harrison les simple reportera logró ir (escalando como todos inserta previamente en la cortesa. los numerosos- y no siempre fáciles peldaQuizá no sea, por lo tatito, igualmente dig- ños de la profesión, fue corresponsal en Vieocho E; -to no de admiración este Mr. Harrison que su na y Berlín durante Poder años. Adolfo fue antes de la subida al de Hitler. ilustre compatriota el profesor Burbanks, No sabemos qué conexiones formaría allí la pero no, cabe du 4 a de que, tanto el uno com- o escritora, yanqui, pero es lo ciento que toda, el otro, le están enmendando un poco la pla- su labor periodística ha venido siendo abierna y bajando bastarite los humos a esta ma- tamente hostil ÍÍ los ideales totalitarios y a la política, del nuevo Reich. Con tales andre Naturaleza, tan pagada de sí misma. tecedentes, no es do extrañar, que conio heLa Naturaleza es muy sabia, evidentemen- mo 8 mencionado, durante el período de nuesTompson te, pero trabaja siempre un poco al tuntún tra gestación- nacionalista. Dorothy gubernaapoyase emipe ¡ñada, mentei a, ilois y lo mismo nos llena de pepitas las naran- mentales y condenase y denigrase, día tras jas, que nos sirve unos pescados llenos de días nuestro retrógrado y oscurantista Al. esphias, sin consideración alguna para nues- zamient o. Por supuesto, Italia y Alemania, jamás tras tragaderas. Una de sus creaciones yiás, nuestras auxiliares, no salían Sinclair. bien paradas de- Ja pluma de Mrs. elogiadas es la del caucho; pero cuando el Sé propuso Dorotty TOiompson en 1939 escocés Me Kintosh lanzó al comercio aque- crear en su país una atmósfera qu ¡3 lo fuellos impermeables de caucho que le dieron se arrastrando paulatinamente hacia la, guerra activa. En aquellas tanta famia, sus clientes no podían sentarse famoso Instituto Gallupmismas fechas, el ya de Opinión Pública en ninguna parte so pena- de quedarse adhe- informaba que un 8- 9 por 100 del electorado ridos a las sillas o a las butacas donde toma- americano ¡era contrario a la reelección de ran disiento. Veinte años le llevó a Mr. Gooll- Franklin Roosevelt cómo presidente. En cuanto a la intervención en el conflicto year el encontrar un procedimiento para vulcanizar el caucho y es indudable que, si, la europeo, si bien la encuesta formulaba diferentes y graduadas hipótesis que encontraNaturaleza lo hubiera vulcanizado ya en sus ban mayor o menor oposición general, sepropíos laboratorios, Ivuhiera simplificado gún los casos, es incontrovertible que la mucho las cosas. Por lo demás, el caucho masa nacional era opuesta a toda intervenbélica, más trosintético que se produce hoy en varios países ción yanquis y fuera todavía al nvío de amepas de los territorios es bastante mejor que el de los árboles, lo ricanos. que se explica perfectísiinamente ya que los Había que variar a toda costa tal estado fabricantes de caucho sintético conocen al universal de ánimos. Y mistress Dorothy con tai dedillo la aplicación que se. va a dar a su pro- Thompson a predicó incesantemente lectores, propósito sus siete millones de ducto y los árboles lo ignoran por completo. secundada por otros periodistas y propagandistas de toda índole. Pero quisa todas estas consideraciones ado- Algún día conoceremos el nombre de la lezcan de un error inicial: el de considerar joven rubia que, arriesgando el escándalo y ¡la prisión, se públicamente naturales los productos de los árboles y ar- a los agentes lanzó a- castigar- la- guerra en tificiales los de los hombres. Es decir, quizá la persona de provocadior- Ps de Dorothy Thompson. Creemos el caucho sintético, producto del árbol hom- que representa un sector de la opinión públibre, sea, en resumidas cuentas, tan natural ca norteamericana mucho más numeroso de aparecer como el otro, y, quien habla del caucho siA- lo que pü ¡eda ha tenido hoy a ladesuperficie. En todo el valor sus confético, habla de la naranja sin pepitas, de fe vicciones. caso rosa sin espinas de la cebolla sin olor y hasMentalmente, ofrecemos un ramo 1 de clata 1- del melón filarmónico que toca un pito veles rojos y amarillos a la desconocida rupara anunciarle su madures al mundo... -JU- bia del café Roya! -Federico DE MADRID. LIO CAMBA. Lisboa. E n 3 a, iglesia d- e, Covadónga han contraído matrimonio la señorita Pilar García Rodríguez y D. Juan Moreno Martínez. Apadrinaron a los contrayentes doña Ramoriá Martínez, madre del novio, y D. Carlos García Rodríguez, hermano de la novia. El nuevo matrimonio ha salido de viaje para varias capitales Je Levante. Doña. Enriqueta Martínez de la Riva, esposa del doctor D. Alfonso Requena, ha dado a luz felizmente una niña, a la que se le impondrá el nombre de María Enriqueta. -Ha. salido para Asturias el teniente don Amadeo Alvarez- B. uilla Alv- era, primogénito Exposición: Bolo, 7, y Guillermo Roüanci, 2. de loa condes del Real Agrado, ECOS DE SOCJEDAD TINTA 3 elikan MUEBLES PIQUERO WARIHG