Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B O. MIEHCOI ES 25 D E F E B R E R O D E 1942. EDICIOJT D E LA MAÑANA. PAG. magnífica Sucha por. el Poder en el Réich alemán. Igual que entonces, en aguellos largos años, la Providencia bendijo nuestro eomitiate, nos lo hará, ganar ahora definitivamente Lo que entonces fue un programa de partido es desde hoy la tesis de un Mundo nuevo y mejor -EFE, El desastre de Pearl Harbour y nuestras Los aviones llegaron tarde a Singapur A ntes de que saliera para los Estados Unipérdidas navales... dos, a primeros de diciembre, habían sido Londres 24. 9 noche. En su revista ie la situación de la guerra, hecha esta tarde en 1 a Cámara de los Comunes, el primer mrnisItro. Chürchill. dijo: Los dos países de lengua, inglesa han dado pruebas de grandísima indulgencia frente a Oa constante agresión japonesa. Sus. esfuerzos fueron vanos y en el momento fijado por i- los dirigentes japoneses se desencadenaron ataques violentos- contra Ha, wai, las Filipinas, las Indias neerlandesas y Malaca. Después de estos hechos se produjo una situación completamente nueva. La adaptación de la potencia gigante de los Estados Unidos a los fines de guerra se encuentra solamente en- sus comienzos y el desastre dé Pearl Hartooür y nuestras pérdidas navales dieron. por el momento al Japón, el dominio o al menos 3 a superioridad en las a guas extremo- orientales. Inglaterra y el Imperio británico, en casi toda la medida de su potencia y material estaban enfrentadas- con Alemania e Jtalia. Discurso de Chürchill pas y material, én una escala limitada solamente por nuestras disponibilidades de navegación. Todas estas fuerzas y aprovisionamientos fueron sacadas o procedían, de los teatros de guerra que tenían también necesidad de ellas, -y con su envío fueron afectados notablemente nuestro margen de seguridad, y el progreso de nuestras operaciones, aunque espero que no de modo deis- ivo. Nuestras pérdidas en mercantes han sido grandes Los barcos destinados a. bastecer a nuestros grandes Ejércitos del Oriente Medio tienen que rodear El Cabo, y sólo pueden hacer tres viajes al año. Nuestras pérdidas en harcos mercantes desde que comenzó la guerra han sido grandes. En los dos últimos meses hubo un aumento de gran seriedad etf las pérdidas de la Marina mercante, mientras nuestras fuerzas de flotillas antisubmairinas y unidades navales ligeras de todas da. ees- han sido y son utilizadas en toda, la medida de lo posible, como consecuencia de la necesidad- de importar los artículos alimenticios co- n los cuales vivimos y los materiales para las municiones con las cuáles com (batimos. -y. -de formar los convoyes que transportan a nuestras tropas, tan continuamente y en tan grandes cantidades a, los diversos escenarios de la guerra, A- d- emás de estas cargas, queda um frente Ijue se extiende, desde él Levante al mar Casfoio, y cubre los accesos de la India en di ¡irección a Occidente, y la, mayor parte de los importantes pozos de petróleo de Bakú y ÍPersia. Hace algunos meses parecía que este teatro de guerra adquiriría, el lugar predominante en nuestras preocupaciones. El enemigo preparó un extenso plan de invasión de Egipto. Los extraordinarios éxitos de los Ejércitos rusos, cuyas hazañas covimemora iños todos ayer, neis dieron un momento de tregua en ambas direcciones, pero no más lejos que en octubre y noviembre último nuestros esfuerzos- no sólo habían llegado a una tensión nlena, sino que verdaderamente hafoíaíi rebabado esta tensión máxima, No puedo, concebir cuál habría sido nuestra posi ción si hubiéramos cedido a. la, presión tan vehemente en cierto momento de crear un muevo frente en Francia o en los Países Bajos. ya hechos la mayor parte de los pedidos principales, y con elio conseguimos enviar a Singapur, con más de 40.000 soldados, gran número de piezas de Artillería, antiaéreos, antitanques, todos los cuales fueron retirados de otros puntos donde sé íes necesitaba, o incluso de pu- ntos donde prestaban servicio activo. Esto ocurrió especialmente en lo que se refiere a aviones modernos. Desgraciadamente, antes de. que estos aviones modernos pudieran jlega. r e n cantidades adecuadas a la península de Malaca, los terrenos de Aviación de Ja isla de Singapur se encontraban ya bajo el fuego de la Artillería japonesa de Johore, de donde había. n sido desalojados nuestros aviones. No hubo retrasos en la. trans- Lá labor parlamentaria ha pesado demamisión de órdenes, y se emplearon diversos siado sobre mí métodos para el envío de estos aviones. He de admitir- -prosiguió Chürchill- -que la labor parlamentaria ha pesado demasiado Pruebas difíciles y días amargos sobre mí. Me he dado cuenta del honor que í Recuerda que 26 divisiones japonesas se suponía ser jefe de esta casa, cargo que ya encuentran operando en ¡os frentes extré- desempeñó mi padre (aplausos) -pero he exmo- orientales en condiciones fáciles de ser perimentado una sensación de alivio, al desabastecidas, mientras que las fuerzas de las cargarme de este peso, aunque debo decir potencias A B C D A- encuentran grandes que no lo hé dejado sin pena. NO obstante, obstáculos para establecerse sólidamente, so- estoy seguro de que así lo aconseja el intebre todo teniendo en cuenta que las- fuerzas rés público, y tengo Ja certeza de que sir aéreas japonesas dominan el espacio. Por Stafford Cripps será un digno sucesor mío ello es preciso esperar aún pruebas difíciles al frente de la Cámara. (Nuevos aplausos. y días amargos, que espero serán superados Inútil es agregar que, como primer minispor el ardor combativo de nuestras fuerzas. tro, estaré en todo mpmentó al servicio de la No puedo- -continuó- dar demasiados inf casa y de cuando en cuando piediré permiso formes a la Cámara sobre los peligros rea- par- a dar a los miembros del Parlamento las que nos amenazan o sobré los eventuales una información general sobre el curso de incidentes que. hayamos, aún de encontrar la guerra. en nuestro camino, especialmente por el carácter público de esta sesión. Cranborne confiesa que la guarnición com- ta, con objeto de Hacer frente mejor a loa peligros y a las dificultades que nos espera. n para el futuro. Hoy, nuestro Gabinete de Guerra se parece bastante al de la pasada contienda, y es oportuno recordar que, en contra de lo que se dice. Lloyd George sufrió también fracasos en la dirección del Gobierno que terminó la lucha. Chürchill fue interrumpido con manifesta- ciories de de- sagrado de los diputados al Calificar de segundo partido de Inglaterra por su- importancia? al partido laborista, uno de cuyos miembros desempeñará el cargo d- e primer ministro adjunto, mientras otro ejerce las funciones de secretario de los Dominios. Refiriéndose luego a Lyttleton, cuyo regreso de Ei Cairo anunció para fecha próxima, dijo el orador que se. hará cargo de toda l a producción, a la vez que el ex ministro; sin cartera Gre nwood- -también laborista- -asumirá la preparación activa de los planes de reconstrucción para después de. la guerra Añadió que los representantes. de los Dominios se reunirán próximamente bajo la presidencia de él mismo o del vicepresidente del Gobierno y anunció que Chang- Kai- Ch efc enviará un delegado a dicha reunión, La victoria final es segura Pero si extendemos nuestra vista hacia el futuro y recordamos nuestra situación anterior podremos darnos cuenta, de- que ha. n sido realizados sensibles- progresos, no sólo en los dos últimos años, sino incluso en los últimos meses. La- situación ha mejorado más allá de lo que los más optimistas hubieran podido predecir. Este período de dificultades por el que atravesamos podrá ser m á s corto o más largo, según el afán que pongamos por acortarlo (palabras de aprobación e- a los escaños) pero podemos asegurar que se encuentran ba, sés suficientes para poder augurar un; triunfo conjunto de la Gran Bretaña. Estádos- Unidos. Unión Soviética y Chi na. La victoria plena sobre los enemigos que nos acosan es segura. x La prueba que sufrimos es dura y será torturante y prolongada, pero si cada uno se, somete sin descanso y con resolución indomable, si no nos dejamos caer agotados al bordé del camino, lograremos sobreponerns a estos meses de apuros sin límites y lanzarnos por él camino de la. victoria- final. La. situación será peor antes de que mejore definitivamente, pero no dudo de que fodo será resuelto. pleta de Singapur fue capturada El nuevo ministro de Colonias, vizconde Cranborne, suministró algunas informaciones suplementarias. Dijo que la guarnición completa de Singapur fue capturada, sin que le fuera posible al Mando comunicar con el Gobierno de S. M. Se ha hecho cuanto es posible para detener la grave amenaza japone- sa contra Birniania. Las tropas británicas y chinas luchan en Birmania meridional, en estne- cha colaboración, y hacen frente a la constante y fuertp presión nipona. Cranborne añadió que no es probable que un millón do hombres, de que so compone actualmente el Ejército indio, este- perfectamente armado y entrenado. No es posible crear un frente occidental! Libertad poítica a la India E l Gobierno británico h a acogido muy bien el mensaje de Chiang- Kai- Chek al Gobierno indio. Somos dichosos porque existe una estrechísima colaboración entre Is pueblos indio y chino. Chiang- Kai- Chek pidió a la India que se u n a a la causa de la libertad y nosotros formulamos el mismo vo- t o Ef. mariscal chino se expresó en favor de Ja libertad política do la India y nosotros también. Si los jefes indios quieren elaborar algún proyecto que satisfaga a todos, el p r o blema indio quedará satisfactoriamente resuelto. Es necesario esperar que esta visita de Chlang- Kai- Chék les a y u d a r á a a d o p t a r tal decisión. Cranborae continuó diciendo la, simpatía que toda la C á m a r a siente- hacia el valeroso pueblo neerlandés. Refiriéndose a la c a m p a ñ a de Libia, dijo que su importancia fundamental estriba en que es l a única r e gión en quie se puede establecer, por ahora, un segundo frente c o n t r a Alemania, obligándola- á distraer hombres y material der g r a n campo de batalla europeo. L a campaña- í e Libia es también importante p a r a nuestros aliados los rusos. Terminó diciendo Cranborn que en 1 frente oriental ios alemanes están empeñados en u n a lucha mortal contra un adversario que cuenta con poderosos recursos en efectivos y en valor intrépido -E F E Anuncia cambios de subsecretarios tremo Oriente fuerzas navales, aviones, tro- Se rene- rió seguidamente el primer ministro a las, modificaciones introducidas en el Sobrevino inesperadamente el ataque Gobierno, y anunció nuevos cambios por lo fiue afecta, a los subsecretarios. Es justo y japonés necesario- -añad- ió- -que después de dos años En esta situación sobrevino Miesperadamc- n- de tensión el Gobierno necesite una. modifite. el choque del Tapón, recién llegado, que cación para cobrar nuevo impulso. Hemos se ar. epa. raba desde hacía largo tiempo a la. organizado una Administración más- compacguerra con una población guerrera de ochen, íta millones, varios millones- 1 de soldados instruidos y una vasta cantidad de material. ¡Este potente asalto, cayó sobre nuestras poDOLORES GOLPES- CONTUS 10 NES- REUMA sesiones, extensas y- prósperas, pero escasa ¡imente defendidas, y sobre nuestros estable- EMBROCACIÓN HERCULES cimiento- de todo el Extremo, Oriente, cuyas ¡fuerzas militares, a causa de 1 las neeesida- UNUViEfíTO ESPAÑOL. Censura Sanitaria 1.094 ds imperiosas de los escenarios europeo y africano de la guerra, habían sido mantejmidas e- n el más bajo nivel. su máquina de Cuando se entra en una guerra mal escribir, sumar o calcular, preparado en Madrid o provincias. X a Cámara y la nación deben eoifr- en- tarse Pago más que nadie. Dirija eon los hechos netos y brutales. Cuando ee jientra en una guerra ma, ¡preparado y se lusu oferta a cha por la vida contra dos países bien arPuerta ael Sol 6 enados, uno de los cuales posee l a m a s po derosa máquina militar, y entonces, en el lonomento i que estamos de lleno metidos ¡en esta lucha, un tercero. y mayor a. ntag o- C H K l l f U C L U F C ¿T. o 10374, Madrid. Imista, con fuerzas militares mucho más gran- -des que las que poseemos, nos salta súbitamente sabré la; espalda, relativamente mal PAR REGALO defendida, es evidente que la labor qú e hay que llevar a cabo es muy grande y que ias pruebas inmediatas serán- desagradables. Des de el momento en que. el Japón realizó sus ataques pusimos. en movimiento hacia el Bx- La guerra en el Pacífico Comunicado norteamericano. Nueve barcos enemigos hundidos y veinticuatro averiados. Cuarenta y ocho aviones, destruidos Washington 24, -2 tarde. El departamen- to de Guerra comunica: En. las operaciones llevadas a cabo por la Aviación norteamericana en las Indias neerlandesas desde el 1. de enero han sido hundidos, por lo menos! nueve buques enemigos y averiados 24. En el mismo período de tiempo han sido- derribados o destruidos 48 aviones japoneses. Las pérdidas navales infligidas al enemigo se distribuyen; -segfih los datos no. completos que. se poseen hasta ahora, como sigue: un F 1 WIAIIF I O D F 7 GALÁN CAILE- DE RECOLETOS Ü É